Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

De confrontas y noches muertas en Alamar. ¿Hecho aislado en la habana?

Regina Cano

p4--3HAVANA TIMES — En Cuba uno ha escuchado alguna vez a alguien decir que el poblado tal o más cual es “Pueblo Muerto”, llamado así por la categoría que lo iguala a un cementerio, donde supuestamente, no sucede nada.

Algo parecido le ha venido a tocar a las noches alamareñas por la casi ausencia de un Servicio de Confrontas –como por aquí se hace llamar a las Rutas del Transporte Urbano que se sostienen después de medianoche hasta el amanecer.

Y gentes, Alamar ya ha sido tipificado como “Ciudad Dormitorio” -porque la mayoría trabaja fuera de ella-, pero al igual es un lugar que no cuenta ni con una mínima cantidad de espacios para lograr relajar tensiones o divertirse en proporción con sus habitantes que somos unos cuantos miles.

Pues ocurre, que intentar emprender un viaje en un P-11 desde aquí hacia otro lado de la Ciudad pasada las 9 pm, es de esos proyectos imposibles de cumplir, pues las guaguas salen del punto 0 cada una hora a partir de las 9 pm, y después de las 11 pm solo sale uno lo mismo a esa hora que a las 11:30 pm, que se declara como la Confronta, siendo el siguiente a las 1:30 am y el resto de los horarios no me he arriesgado a conocerlos, aunque me han dicho, “tal vez te sobre tiempo para admirar las estrellas y ser comida por los mosquitos”.

Y Gentes! quien habla ha tenido vasta experiencia de esto, pues a causa de la rotura de mi Laptop y tener que hacer trabajo obligado fuera de casa, he sido pasajera en este horario desde la primera parada de la Ruta -por la que pasan a esa hora todos los choferes que terminan de trabajar- con sus ómnibus y el chofer que se incorpora para hacer la ronda de la madrugada. A esto se puede agregar que los que terminan jornada ni siquiera recogen hacia el garaje -unos kilómetros adelante- a aquellos abandonados en la aventura.

Actualmente, los fines de semana del verano, que implican a más pasajeros -muchos embriagados por el alcohol o eufóricos por la asistencia a la playa (Bacuranao), en gran mayoría no alamareños- se ha mantenido saliendo el carro de las 11:30.

En un tiempo anterior–al Período de Crisis de los 90s- se sostenía un servicio parecido al diurno, aunque iba cesando hasta el de las 12:00 am, horario normal para todas las terminales de ómnibus de la Ciudad de la Habana, el cual marcaba el inicio de la Confronta.

El P-11 es una ruta que cubre el espacio de Alamar al Túnel de la Bahía habanera, pasando por la Habana Vieja, Centro Habana y terminando viaje en G y 27, Vedado -un gran recorrido incluido en la red de transporte urbano, por medio de la cual llegas al lugar de destino.

Aunque perfectamente puede suceder que estando en la parada del Vedado pases en la espera hasta las 4 pm -lo que me ha ocurrido- o estar frente al Capitolio y ver a la Confronta regresar desde ese punto sin llegar al Vedado.

Por otro lado, si no fuera por los taxistas particulares -quienes proponen salvarte en la noche y que realmente son prohibitivos para muchos que sobreviven con bajos ingresos- no llegaríamos al destino, quienes sobre todo son la solución cuando se presenta la urgencia de tener que correr al hospital con un enfermo en medio de la noche.

Yo recuerdo que en otro tiempo usted podía afirmar con relativa certeza que no pasaría la madrugada tirada(o) en la calle y que llegaría pronto a su casa, pues nos asistía una supuesta normalidad que no se ha vuelto a restablecer.

Y de verdad es difícil ser poco considerado o respetado, porque quienes sean, no son lo suficientemente responsable con la importancia de su trabajo y sus consecuencia sobre la población.

Un comentario sobre “De confrontas y noches muertas en Alamar. ¿Hecho aislado en la habana?

  • Por curiosidad filóloga ?Qué forma es esa de: “Y Gentes” . Quizás sea un vocablo muy personal de la redactora que sustituye a: !Y señores! !Y amigos! !Y -piensen- ustedes…, pero a mí me suena espantoso.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *