Asamblea exige liberación de diputado opositor acusado por Maduro

Por Néstor Rojas Mavares (dpa)

Julio Borges (l) y el nuevo canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo

HAVANA TIMES – La Asamblea Nacional (Congreso) de Venezuela, controlada por la oposición, pidió hoy la liberación de uno de sus diputados, arrestado por la policía después de que el presidente Nicolás Maduro lo acusara de estar implicado en el supuesto atentado en su contra de la semana pasada.

A la vez, el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, dijo que solicitó a Colombia la extradición del diputado Julio Borges, un ex presidente de la Asamblea Nacional acusado por Maduro de participar en el atentado con drones cargados de explosivos.

Sin embargo, el presidente colombiano Iván Duque manifestó que su Gobierno no se quedará callado ante los atropellos a la democracia en Venezuela.

Además, el canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo se reunió en Bogotá con Borges, a quien expresó el apoyo del nuevo Gobierno colombiano.

“Cuenten con nuestro apoyo incondicional para rescatar la democracia y la legalidad en Venezuela”, dijo al término de una reunión en el centro de Bogotá, en la que también participó el ex alcalde de metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, quien huyó de su país en noviembre de 2017 y se convirtió en un vocero de la crisis que atraviesa Venezuela.

La Asamblea Nacional debatió hoy la situación tanto de Borges como del diputado Juan Requesens, quien fue arrestado por la policía horas después que Maduro lo acusara de estar vinculado al atentado.

En una declaración aprobada por la bancada opositora, el legislativo declaró como “inexistente” la decisión de la Asamblea Constituyente, dominada por el chavismo, de suspenderle la inmunidad a Requesens y Borges.

La Asamblea Nacional ratificó que el Gobierno de Maduro “ejecuta políticas de violación sistemática de los derechos humanos que constituyen crímenes de lesa humanidad, los cuales podrían ser eventualmente juzgados en la Corte Penal Internacional”.

La declaración señala que la detención de Requesens, además de arbitraria, debe ser calificada como desaparición forzada, lo que compromete la participación de todos los funcionarios que participaron en ella, incluyendo a Maduro.

La Asamblea afirmó que el martes 7 Maduro promovió un discurso que insiste en la persecución en contra de la oposición política venezolana, particularmente de Requesens y Borges, quien presidió la Asamblea Nacional en 2017 y vive temporalmente en Colombia.

Poco después del discurso de Maduro en cadena de radio y televisión Requesens fue secuestrado por fuerzas policiales, informó la Asamblea en un comunicado. Todas las actuaciones legales emprendidas contra los dos diputados “responden a un claro caso de persecución política”, indicó el texto.

Además señala que la orden de detención contra Borges y Requesens es de naturaleza política y por lo tanto “no debe ser reconocida por ningún tribunal extranjero u organismo internacional”.

Requesens fue dirigente universitario y era un rostro familiar en las manifestaciones y protestas de 2017 contra el Gobierno, las cuales dejaron más de 100 muertos.

Maduro afirmó que tanto Requesens como Borges estuvieron vinculados con el presunto atentado contra su vida el sábado. Maduro dijo que dos drones cargados con explosivos fueron utilizados en el supuesto complot y que su objetivo era asesinarlo.

Mientras, Arreaza se reunió con el consejero de la embajada de Colombia en Caracas, Augusto Blanco, a quien le solicitó cooperación en el caso.

“Ha sido muy delicado y uno le pide reflexión a todos los gobiernos del mundo, a nuestro pueblo, a quienes simpatizan, a quienes apoyan a la revolución bolivariana y a quienes no, en cuales hubiese sido las consecuencias de haber tenido éxito este plan”, dijo.

Venezuela también solicitó la extradición del venezolano Osmán Delgado Tabosky, quien reside en Miami, y al que Maduro acusó de ser el cabecilla y financista de la operación en su contra.

El presidente colombiano advirtió que su Gobierno no se quedará callado ante los atropellos a la democracia. “No tenemos ningún espíritu belicista, pero no dejaremos en ningún momento de denunciar ningún atropello de ninguna dictadura, porque creemos solamente en la libertad de los pueblos y la democracia”, dijo Duque.

Maduro denunció que los presuntos perpetradores del atentado se entrenaron en Colombia y que el ex presidente Juan Manuel Santos estaba involucrado en el complot.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.