Cuba en Barranquilla: ni resignación, ni trago amargo, sino todo lo contrario

Por Pilar Montes

El equipo feminino de polo acuatico cubano que ganó el oro en Barranquilla, Colombia. Foto: Roberto Morejón /granma.cu

HAVANA TIMES – Los resultados obtenidos por Cuba en los XXIII Juegos Centroamericanos y Caribeños de Barranquilla 2018 deben llenar de justo orgullo a este pueblo, una de cuyas mayores alegrías es ver ganar a sus deportistas.

Sin embargo, comentarios en la prensa local se refieren a un “trago amargo” y llaman a la “resignación” ante un segundo lugar por países en los recién concluidos juegos regionales.

La segunda posición por países no satisfizo a los que apostaron por la supremacía, pero es más que una proeza la realizada por los atletas antillanos, cuando se tiene en cuenta que la población (para no hablar del territorio) de México es de nada menos que 132.5 millones de habitantes, contra apenas 11.2 millones de la Isla.

Esos criterios derrotistas se basan en pronósticos confeccionados por estadísticos y profesionales de las disciplinas deportivas, que no tuvieron en cuenta la cantidad y calidad deportiva no solo de México, sino también de Colombia que, además de la ventaja de ser sede, ha avanzado imponiendo marcas en muchas disciplinas y llegará este año a los 50 millones de habitantes, según El Tiempo de Bogotá.

El béisbol, deporte nacional cubano, cuyos seguidores le desean mejores tiempos, que arrastre multitudes a los estadios como antaño, muestra señales de cansancio o desánimo entre sus jugadores.

El segundo lugar alcanzado por el equipo cubano en Barranquilla fue una batalla campal por el título frente a los colombianos, pero era una muerte anunciada, porque de los cinco juegos amistosos efectuados en La Habana contra un equipo universitario de Estados Unidos, la Isla solo ganó uno, sin mencionar el desastre en los juegos enfrentados en Europa, donde sucumbió nuestro plantel frente a países como Alemania, sin tradición alguna en ese deporte.

Ciertamente, los atletas cubanos se crecieron en muchas disciplinas en las que antes se obtenían menos preseas: ciclismo, clavados, nado sincronizado, gimnasia artística, polo acuático, tiro con arco, balonmano, esgrima, voleibol de playa, tenis de mesa, bádminton y hockey sobre césped.

Los eventos de combate no dejaron duda sobre nuestra supremacía; se obtuvieron medallas no solo en boxeo, sino en lucha libre y greco, taekwondo, kárate y judo, además de superar marcas personales en pesas, atletismo, como el salto largo, triple salto, pentatlón en mujeres, decatlón en hombres, relevo de 4 x 400, entre otros.

Otro detalle es que los cubanos no deben echar en cara a los demás participantes en estos Juegos, pero sí recordar con orgullo y humildad que muchas preseas ganadas por sus contrincantes se deben, en parte, a entrenadores y especialistas cubanos contratados en esas naciones.

La máxima cita deportiva reunió a 5.339 atletas miembros de 37 delegaciones del continente latinoamericano, quienes estuvieron en ardua competencia hasta el 3 de agosto.

El medallero de esa gala deportiva fue liderado por México con 132 de oro, dejando el segundo lugar a Cuba con 102 y la tercera posición la ocupó Colombia con 79.

 

3 comentarios sobre “Cuba en Barranquilla: ni resignación, ni trago amargo, sino todo lo contrario

  • Dónde está el pollo del arroz con pollo de este artículo? A mi entender la articulista se fue por las ramas y no le entró a fondo al asunto. Yo creo que la calidad del deporte en Cuba va en franco declive (en muchas disciplinas, empezando por el beisbol) : causas? condiciones pésimas para entrenar los atletas, sobre todo en la base, que es de donde salen los nuevos prospectos, poca atención de los directivos del Inder al desarrollo deportivo (están más ocuipados en organizar los “fasters” (con familia incluida) ; en el caso de la pelota (y otros deportes como voleibol, basquet) los talentos que surgen tratan de salir echando a la primera oportunidad, por la poca atención que reciben. La prensa se refiere a “un trago amargo” , tal vez no sea para tanto, pero hay que tener en cuenta que son juegos regionales, qué pasará en las próximas olimpiadas de seguir esta situación?

    Respuesta
  • Trago amargo, porque no nos conformamos por segundo lugares donde siempre ocupamos el primero, tampoco nos conformamos que así queden las cosas y no haya una reacción de las máximas autoridades del país que hoy se han vuelto tan pragmáticos, tolerantes y conformistas. El pueblo calla y espera, sabe que esas derrotas especialmente en el béisbol tienen un costo político, y alguien tiene que cargar con la comercialización de la gloria deportiva y superioridad del socialismo en esta actividad.

    Respuesta
  • Los primeros lugares que ocupaba Cuba eran artificiales gracias al gigantesco subsidio que recibia el deporte cubano. Aunque se decía que el deporte era aficionado la realidad era que se atendía como profesional, con alimentación especial, condiciones de entrenamiento excelentes, encuentros en todo el mundo, entrenamientos en segundos países. Todo eso se ha ido a bolina sencillamente porque el escaso presupuesto del país hay que dedicarlo a cosas mas importantes que el deporte, como la salud pública y la educación . Se acabo el chorro de ayuda que venia de la Unión Soviética. Esto , junto a la mala política con los deportistas ha traído estos resultados. No hay nada que no se esperara de estos resultados. El país se va colocando donde tiene que estar acorde a su población y recursos. No se asusten si seguimos bajando en las posiciones

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.