Los jóvenes y el desempleo

Elio Delgado Legón

Photo: Mengze Wu

HAVANA TIMES – Una noticia tomada del canal de televisión Telesur y publicada en el diario cubano Granma hace solo unos días, me puso a pensar en un tema por el que generalmente no nos preocupamos mucho: el desempleo juvenil.

La noticia, de solo unas breves líneas, refleja una realidad por la que todos debiéramos estar preocupados. Decía lo siguiente:

“El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, resaltó este domingo que la población joven del mundo necesita más oportunidades de trabajo.

“En el marco del Día de las Destrezas Juveniles, el diplomático resaltó que ese sector de la población tiene el triple de posibilidades de estar desempleado con respecto a los adultos.

“Además, recalcó que en este día se presenta una oportunidad de pensar cómo las mujeres y hombres jóvenes pueden adquirir las habilidades que necesitan para impulsar la innovación, las tecnologías emergentes y la sostenibilidad.

“De acuerdo con datos de la organización, continuamente los jóvenes son expuestos a empleos de menor calidad de los que se merecen.

“Asimismo, la transición de la etapa educativa a la laboral suele ser más larga e insegura de lo que en realidad debería ser.

“Guterres destacó que, en este campo, las mujeres son las más afectadas, ya que en muchos casos están subempleadas y mal pagadas, por lo que se enfrentan a trabajos de tiempo parcial o bajo contratos temporales.”

Según los datos que pude encontrar, las causas del desempleo juvenil son múltiples y entre las más importantes está la mala preparación que les dan los sistemas educativos y las dificultades para adquirir las destrezas que necesitan los puestos de trabajo.

En muchos países, el desempleo juvenil alcanza valores muy preocupantes -hasta del 40 y el 50 por ciento- en el caso de las mujeres, ese desempleo triplica, cuadruplica y más el de los hombres.

En las informaciones publicadas hay una larga lista de naciones, tanto desarrolladas como subdesarrolladas, que padecen ese flagelo, que ha llegado a preocupar al mismísimo secretario general de la ONU. Sin embargo, Cuba no está incluida en esa relación, porque en nuestro país tenemos pleno empleo, tanto para los adultos como para los jóvenes de uno y otro sexo. En lugar de empleos, lo que falta en muchas actividades es fuerza de trabajo.

Los jóvenes cubanos no tienen que preocuparse por buscar trabajo, pues el sistema educativo, que como se sabe es gratuito en todos los niveles, tiene entre sus obligaciones ubicar a los graduados, tanto de nivel medio, como de nivel superior, según la especialidad que estudien.

La falta de experiencia en los jóvenes no es una condición inhabilitante para trabajar, por dos razones: primero porque durante la etapa estudiantil se combina la enseñanza teórica con la práctica en centros laborales afines. Y muchas veces, al terminar la carrera, esos mismos centros los piden, pues ya conocen sus condiciones; segundo, porque tanto las empresas como el sector presupuestado tienen dentro de sus obligaciones adiestrar a los recién graduados durante un período de tiempo, para que alcancen la experiencia necesaria en el puesto.

Por otra parte, en cada provincia hay universidades y centros de nivel medio que reciben de las actividades económica y social las necesidades de graduados en cada especialidad, lo que sirve de base para la oferta de plazas en los centros educacionales.

Tal vez no sea un sistema perfecto, pero lo cierto es que Cuba no tiene el problema que tanto preocupa al secretario general de la ONU, ni otros que nos inquietan a todos, como la discriminación por sexo, raza y otras para acceder a una plaza laboral, y en el caso de las mujeres, el pago de salarios mucho más bajos que el de los hombres por el mismo trabajo.

Todo eso y más forman parte del talón de Aquiles de un sistema ya caduco que se niega a desaparecer, pero todos los hombres progresistas del mundo están convencidos de que un mundo mejor es posible y hay que luchar por lograrlo.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

6 comentarios sobre “Los jóvenes y el desempleo

  • Elio sigue en su mundo de fantasia. Ni siquiera ha logrado percatarse del nivel de frustracion de las nuevas generaciones que no pueden hacer un plan de vida ni soñar con un futuro en Cuba. Dichoso el!

    Respuesta
  • Me alegra la Havana Times permita este autor a escribir artículos para ver la perspectiva de un comunista verdadero. Elio es un hombre inteligente, por eso creo que se escriba todo en sentido de sarcasmo…porque seguramente debe estar capaz de abrir los ojos a la perspectiva de la generación actual??? En ese tema hoy mismo Jorge escribí un artículo titulado Los hijos, el extranjero y la Revolución.

    Respuesta
  • ¡Don Elio, usted es escasísimo de vista!
    Generacionalmente, somos los jóvenes de Cuba los que hemos emigrado en todos los tiempos. Se fueron muy al inicio de su re-involución, se fueron por Camariora, se fueron con “Peter Pan”, se hacinaron en la Embajada del Perú, se fueron por Mariel, se tiraron en masa por el malecón de La Habana y todo lo que le sigue casi todos lo saben. ¿Hoy? ¡Haríamos lo mismo… que nos admitan entrar en cualquier lugar del mundo y después hacemos el resumen!
    Si según Don Elio, con todas las posibilidades que tienen dentro de la Isla de empleo, facilidades laborales, y por ende, todo lo que se desprende de empleos bien remunerados… ¿Por qué salimos en bandadas por donde primero nos lo permitieron, nos lo permiten, y por donde nos lo permitirán en el futuro? ¿Somos tan malasangres de no querer que nuestro país (que nos da empleo con facilidades que la ONU no puede describir), no reciba el beneficio de nuestros talentos? ¿O el comunismo “verdeolivo” no tiene su parte en la desbandada que hemos sido testigos?
    A otr@s con esa historia tan linda y maquillada salida de la mente de Don Elio… la realidad de la Isla, desde 1959 hasta ahora, nos demuestra todo lo contrario.
    Don Elio… no permita que nos desternillemos de risas tan irónicamente de usted… Vamos, lo animo… Me gustaría saber si usted considera a Mariela Castro Espín una “jinetera”… después de todo, los maridos que ha tenido, son todos “extranjeros”… ¡Tema para un artículo hombre… cuestiónese o investigue!

    Respuesta
  • Por supuesto que Cuba no tiene el problema del desempleo juvenil. Casi todos los jovenes se van. Cuba se esta convirtiendo en un hogar de ancianos.

    Respuesta
  • Que raro que no habló del desempleo en el imperio. Parece que cuando buscó la informacion se enteró que esta en 3,5% que teniendo en cuenta el tamaño de la economia de USA se considera tecnicamente pleno empleo. El colorao no esta tan loco como lo quieren mostrar en Cuba.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.