Remedio para el estrés

Rosa Martinez

Foto: Paco Murillo

HAVANA TIMES – “El estrés es la peor enfermedad del siglo XXI”, eso he leído más de una vez.  Es tan perjudicial que puede desencadenar muchos otros padecimientos como hipertensión, problemas cardíacos, diabetes, úlceras estomacales, dolores musculares y hasta la muerte.

Dicen que nadie muere de amor, pero la tristeza, el desencanto y la desilusión sí te pueden matar.

Como sé bien todo eso, intento siempre mantener mi mente y mi espíritu lo más saludable posible, no tanto por mí, sino por mis hijas, que necesitan a su alrededor personas alegres, dispuestas, con mente positiva.

Pero por más que uno lo intenta, se esfuerza por resolver los problemas que sí puede y tira en un saco lo que sabe que nunca podrá solucionar, de todas formas te atrapa y cuando abres y cierras los ojos le estás gritando a tu hijo, a tu esposo, a un desconocido…

El jueves pasado fue uno de esos días que no te anima ni el eclipse de sangre más grande y maravilloso del mundo. Desandaba desanimada por las calles de la ciudad, buscando qué llevar a la mesa, cuando me encontré con una amiga muy querida de mis tiempos de preuniversitario, y a quien no veía prácticamente desde que se graduó de Licenciatura en Enfermería.

Se mantenía muy linda mi antigua confidente y compañera de estudios. A diferencia de mí, su cara se veía muy juvenil, su figura muy cuidada y su ropa ni hablar, parecía tener 10 años menos que yo.

Pero que luciera más joven y estuviera más bonita no me avergonzaba en lo más mínimo, todas las personas no somos iguales ni envejecemos de la misma manera, además Giselita siempre fue muy cuidadosa para con ella, decía que no se dejaría caer aunque tuviera cinco hijos, y al parecer lo ha cumplido.

“Se te nota cansada, mal humorada, Rosita, me dijo sin miramientos. ¿Qué te sucede? Eras una de las personas más alegres y optimistas que he conocido”.

“Bueno, en realidad sigo siendo muy jodedora. Pero en estos días no me siento muy bien, le   comenté. Dice una vecina que estoy muy estresada y que necesito ver a un especialista, estoy muy deprimida”.

“Ay, yo no me estreso para nada, cojo la vida como venga, con calma, y también tengo dos hijos, el menor solo tiene 4 añitos”, indicó tratando de animarme.

“Todos no somos iguales”, le respondo. “Yo no quisiera preocuparme tanto ni estresarme por la vida que llevamos los cubanos, pero no lo puedo evitar, mucho menos cuando pasas dos horas en una cola para comprar estas mierdas de galletas”.

“Ay, hija, haz como yo, cómpralas más caras a los revendedores y resuelto el problema”.

Cambiamos de conversación, y comenzamos a hablar sobre ella, cómo le había ido en los últimos años, dónde estaba trabajando.

Para mi sorpresa ya no era más la enfermera graduada del curso 1997-98, ahora era doctora en Medicina y tenía dos misiones, una en Venezuela, y otra en Brasil, además, se había casado con un ortopédico reconocido que también tiene varias misiones, todavía está fuera del país.

Cuando nos despedimos la miré marcharse con sus galletas caras, dos refrescos de coca cola de 1,50 CUC, una barra grande de mantequilla de saber Dios a qué precio, y muchos otros alimentos comprados en una tienda de divisa y me dije: “No jodas, Gisela, cómo coño vas a tener estrés si debes tener miles y miles de cuc en el banco, tienes más de la mitad de tu vida resuelta…”

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.

2 comentarios sobre “Remedio para el estrés

  • Deberías haberlo titulado “Remedio para la penuria”, que es de lo que realmente se trata esto. El estrés es solo la manifestación externa del fenómeno.

    Respuesta
  • Como dice Jorgealejandro lo tuyo no es estress, es frustracion y necesidades acumuladas. Puedes tener mucho dinero y estar estresado. Un funcionario de una empresa puede estar siempre estresado aunque ande en un Mercedes.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.