Vocero de Ortega pide a OEA “no andar jodiendo” a Nicaragua

Jacinto Suárez. Foto: elfaro.net

 

HAVANA TIMES – El diputado Jacinto Suárez, jefe de relaciones internacionales del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Nicaragua, pidió hoy a la OEA “no andar jodiendo” (molestando) a este país, envuelto en una grave crisis que ha dejado casi 450 muertos desde abril pasado, reportó dpa.

El diputado del FSLN en el Parlamento reiteró así el rechazo oficial a una comisión que ayudaría a buscar salidas pacíficas al conflicto y que podría conformarse mañana en una sesión del consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), a instancias de ocho Estados miembros.

“Esa comisión es interventora. ¿En nombre de la relación con la OEA hay que aceptar la intervención? Que (la OEA) haga lo que debe, no andar jodiendo”, afirmó Suárez en declaraciones que cita el diario “La Prensa” de Managua en su edición impresa.

“Que la vayan a crear en un montón de países donde hay crímenes y a que a OEA le importa poco; que la vayan a crear en Brasil, en Argentina, donde hay 750 muertos en movilización contra (el presidente Mauricio) Macri”, agregó.

Jacinto Suárez es uno de los pocos funcionarios del Gobierno, además del presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, que ha hablado públicamente sobre la crisis en el país.

El consejo permanente de la OEA anunció que discutirá mañana jueves un proyecto de resolución auspiciado por ocho países, entre ellos Estados Unidos, para crear la referida comisión que supervisará la situación del país.

La sesión extraordinaria fue solicitada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, México y Perú, países promotores de una resolución aprobada el 18 de julio pasado y que pidió a Ortega convocar a elecciones anticipadas.

Según el proyecto de resolución, la comisión se dedicará a “contribuir a la búsqueda de soluciones pacíficas y sostenibles a la situación que se registra en Nicaragua”.

Para crearla se necesitan los votos de al menos 18 de los 34 miembros del consejo permanente. La resolución del 18 de julio obtuvo el respaldo de 21.

Ortega envió el lunes una “enérgica protesta” a la OEA, por considerar que pretende “inmiscuirse en los asuntos internos que únicamente competen al Estado de Nicaragua”.

Advirtió que desconocerá a la referida comisión por ser fruto de “un acto de injerencia en los asuntos internos de nuestro Estado y de violación a nuestra soberanía nacional”.

Desde que en abril se iniciaron las protestas contra el Gobierno, fuertemente reprimidas por policías y paramilitares, unas 450 personas han muerto y más de 2.800 resultaron heridas, según la ONG Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos. Ortega aseguró el lunes que el Gobierno contabiliza 195 muertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.