Sergio y Serguéi: la amistad entre un cubano y un soviético

Por Irina Pino    

Sergio

HAVANA TIMES – Sergio es un profesor de Marxismo-Leninismo, que estudió Filosofía en la antigua URSS, en sus ratos libres es radioaficionado; por azar contacta con el cosmonauta Serguéi, que se encuentra de misión en la estación espacial Mir…, a partir de ahí comienza una amistad entre el cubano y el soviético.

De eso trata la película Sergio y Serguéi, con guion y dirección de Ernesto Daranas, quien antes dirigiera Los dioses rotos. Recién estrenada en los cines de la capital, está inspirada en la historia del ingeniero mecánico Serguéi Krikaliov, que permaneció de misión en la estación espacial Mir desde 1991 hasta 1992. Siendo nombrado el último ciudadano soviético, debido a que a su regreso el país había sufrido un cambio radical: ya no era la URSS, sino la Federación Rusa.

La acción transcurre durante la etapa del Periodo Especial en Cuba en los años 90, después del derrumbamiento del Campo Socialista. Todos los que vivieron esos años recuerdan las carencias de todo orden, cuando mermó el transporte público y se vendieron bicicletas chinas que pululaban por toda la ciudad. Apagones interminables oscurecían las casas, y en lugares como La Habana Vieja se veía a la gente durmiendo en los portales, en la calle, huyendo del inmenso calor. Muchas personas se quedaron sin empleo, faltaban recursos, por lo que se recurrió al invento con fabricaciones caseras de productos que se perdieron del mercado.

Mediante los diálogos entre ambos personajes se refleja el aislamiento de dos personas que tienen que asumir duras situaciones. Serguéi está solo en el espacio, lejos de los suyos. Sergio atraviesa una economía precaria, con su salario de profesor que no le alcanza para mantener a su hija pequeña y a su madre anciana y jubilada.

Daranas muestra inteligencia al alejarse del panfleto, a través del humor y un surrealismo muy criollo, nos va contando cómo se transforma la realidad de un país, y sus ciudadanos deben enfrentar nuevos retos para poder sobrevivir.

Serguéi

Sergio es un soñador que despierta cuando, por el consejo de su vecino y amigo, deja que su casa se convierta en una destilería de ron de la bodega, y que su madre, antigua torcedora de tabaco, vuelva al negocio, pero en este caso, para fabricar tabaco por cuenta propia y venderlo. Ambos negocios ilegales que le permiten tener una solvencia económica y no morir de hambre.

Ahí se manifiesta la censura en muchos aspectos, el control a que estaban sometidos los radioaficionados por la Seguridad del Estado, con un personaje que resulta una graciosa caricatura del extremismo, quien monitorea a Sergio a toda hora.

Pero nuestro hombre hace trampas, se evade, reporta la llegada de los que abandonan al país con rumbo a los Estados Unidos en balsas de fabricación casera.

El cubano también se comunica con un escritor estadounidense al que vinculan a la CIA. Este hombre, que fue amigo de su padre, le envía equipamiento y dinero, lo ayuda lo mejor que puede. A él solo le entregan el equipo de radio nuevo, para sustituir su viejo radio de válvulas. El dinero no, en aquella época el dólar estaba penalizado, su tenencia implicaba caer en la cárcel.

Filme de ritmo regular, decorosos efectos especiales, buena fotografía y banda sonora, se recibe con mucho agrado. Aunque no es perfecta, y para mi gusto le eliminaría el recurso de la voz en off, además de detectarle pequeños anacronismos, no resulta para nada aburrida: constituye en sí misma una oda a la amistad desinteresada, en la cual la esperanza es su principal ingrediente.

 

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

4 comentarios sobre “Sergio y Serguéi: la amistad entre un cubano y un soviético

  • O estaba aburrida Irina o no tenía otra cosa q hacer porque el post o reseña q ha escrito sobre la película contiene algo más q ” spoilers’.
    No es la primera vez q esto ocurre en havanatimes,ya una vez hicieron lo mismo con otro filme,no recuerdo si fue Irina, sencillamente contaron la película y creo q con Sergio y Sergei han hecho lo mismo.

    Respuesta
  • Muy buena critica. Parece un tema interesante y me parece original narrar la picaresca cubana a traves de un profesor de marxismo leninismo que se comunica con el espectro de esa filosofia, que flota en el espacio incapaz de regresar a la tierra. Gracias Irina.

    Respuesta
  • Gracias amigo Roberto, espero que la puedas ver pronto, después de la horrible Por que lloran mis amigas. Que en realidad es un teleplay.

    Respuesta
  • Aún se puede ver la peli en varios cines de la capital. Creo que es bueno rememorar la etapa del Período Especial (Período jodido), para reflexionar cosas actuales. Háganlo y se darán cuenta.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.