Llegó el verano, cuidado con los niños

Rosa Martinez

HAVANA TIMES – Cuba es un verano eterno, como se dice siempre, pero son los meses de julio y agosto los más calurosos, y también los escogidos para el receso escolar más largo del año.

Aunque la mayoría de los padres programan vacaciones para la etapa estival, solo podrán descansar 15 días, máximo un mes, y entonces surge la complicación de qué hacer con los pequeños diablillos que estarán en casa todo el tiempo.

Este post es precisamente porque ya supe de los primeros accidentes de verano en mi barrio. En el primero, Luisito, de solo 7 años, se cayó de una mata de mangos y recibió fracturas en una pierna; pudo ser peor, pues fue de una gran altura y sufrió una caída estrepitosa, según cuentan los que estaban con él.

El segundo no tuvo consecuencias mayores, pero sí pudo tenerlas. Fue un adolescente de 11, que se escapó con unos amiguitos para una canal. La madre, después de recorrer la ciudad entera en su búsqueda y dar parte a la policía, ya no sabía a cuál santo implorar, cuando él regresó como si nada y contando que por poco se ahoga.

Cuando los niños y jóvenes están a tiempo completo en los hogares se incrementan las ocurrencias de accidentes domésticos: pueden correr riesgo de quemarse, cortarse, electrocutarse… y hasta de caerse de una segunda planta.

Los padres y tutores encargados de su custodia no deben dejarlos nunca solos, todos sabemos que los pequeños no tienen percepción del riesgo ni del peligro.

En este periodo siempre ocurren eventos que pueden dejar incapacitados a menores y, en el peor de los casos, provocar su muerte. Entre los más comunes están: 

  • Intoxicaciones: es necesario mantener los medicamentos, productos de limpieza, insecticidas, disolventes, bebidas alcohólicas… fuera del alcance de los niños y debidamente etiquetados.
  • Quemaduras: mantener los infantes lejos de la cocina y de los sitios por donde se va a trasladar agua hirviendo, comidas o aceites calientes, así como de planchas, fósforos o fosforeras.
  • Electrocuciones: no tener equipos eléctricos a menos de un metro del borde de la bañera, comprobar que el sistema eléctrico esté en buen estado y que no hayan cables pelados, y los enchufes con protección.   
  • Cortadas por objetos punzantes y cortantes: colocar los objetos cortantes o punzantes fuera del alcance. Siempre ponerlos con las puntas hacia dentro, botar los platos y vasos averiados y guardar en lugares seguros las cuchillas de afeitar.
  • Incendios: revisar el sistema eléctrico de las viviendas para evitar huegos por esa causa,

Debemos aprender cómo brindar los primeros auxilios en caso de una eventualidad y actuar de inmediato para luego llegar hasta el médico. Pero, señores, lo más importante es no perder de vista nunca al menor ni dejarlo bajo la custodia de personas irresponsables, solo así podremos tener un verano feliz y libre de accidentes. 

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.