¡De la tradición del pollo a las mollejas!

Jorge Milanés

Mollejas de pollo. Foto: islalocal.com

HAVANA TIMES – Uno de los cárnicos más demandos por los cubanos es el pollo. Al igual que el cerdo y el pescado, este forma parte de la cocina tradicional cubana.

Años atrás, era frecuente la venta y compra del apreciado producto, que era importado, según decía la envoltura, desde Canadá, EE.UU. o Brasil. Comercio Interior lo distribuía de forma normada a la población, a través de la libreta de abastecimiento o en las tiendas en divisas.

En estas últimas, por supuesto, solo compraban los de buena economía, el resto, ocasionalmente, para elaborar alguna receta tradicional. Hoy la realidad se muestra diferente. 

Muchos de los mercados en divisas apenas venden cárnicos, por lo que solo nos queda pensar en la libra de pollo normado por la libreta, una vez al mes.

Hace unos días, al pasar por un mercado en divisa de camino a mi trabajo, vi una cola inmensa, algo común para el cubano, y creí que había pollo. Al preguntar para qué era la espera, quedé impresionado cuando escuché que habían sacado paquetes de mollejas de pollo.

A mí no me gustan las mollejas, pero, en todo caso, marqué para ver si podía, al menos, cambiar el menú del día, pero de pronto se formó una trifulca cuando alguien dijo que iban a vender una cantidad limitada.

Llegó la policía e intervino entre la multitud desesperada, así que preferí desistir y continuar mi camino al trabajo.

En apariencia, la cocina tradicional cubana tendrá que transformarse, y a la lista de los ya ausentes: pescado y carne de cerdo, se sumará el entrañable pollo.

Ayer fue sustituido por un subproducto, mañana no sabemos si haya algo para sustituirlo. Como veo las cosas, tendremos suerte si dentro de algunos años contamos al menos con la molleja como plato tradicional.

Jorge Milanes

Jorge Milanes: Soy animador turístico y relacionista público. Hace 45 años que nací en un pequeño pueblo costero del este de la Habana llamado Cojímar. Me gustan mucho los viajes y las aventuras, ya conozco bastante sobre mi país y me gustaría conocer otras naciones. Disfruto leer, cantar, bailar, la alta cocina y hablar con gente interesante, que brinde sabiduría y alegría.

4 comentarios sobre “¡De la tradición del pollo a las mollejas!

  • Cada vez compran lo más barato, hay que prepararse para las alitas de pollo. Por cierto, un bistec de res, tasajo o ropa vieja también forma parte de la cocina cubana, no todo es pollo y puerco.

    Respuesta
  • ¿Tradición del pollo a la molleja? Hay algo que no va bien en este artículo. ¿De la tradición del bistec d res al hueso pelado? ¿De la tradición del pargo a la tenca? ¿De la tradición de la exportación de azúcar a la importación? ¿De la tradición de la inmigración a la emigración?
    Y cito entrecomillas “En apariencia, la cocina tradicional cubana tendrá que transformarse, y a la lista de los ya ausentes: pescado y carne de cerdo, se sumará el entrañable pollo.” fin de la cita… ¿Le preguntó si la cocina tradicional “tendrá” que transformarse o si aún se cocina en cada casa cubana como mismo lo hicieron en la seudo-república?
    Faltan “los puntos sobre las íes” Sr Milanés… La cocina tradicional cubana se “transformó” con la implantación de la “cartilla de racionamiento” y luego con las carestías interminables debidas a políticas erróneas y malas administraciones GUBERNAMENTALES. Es el desgobierno el responsable de todo. ¡Ningún particular puede tener bodegas ni supermercados!

    Respuesta
    • “Compañero, adaptación es lo que hemos puesto en práctica, hemos desarrollado esa gran capacidad de adaptación, hemos adaptado ya la comida tradicional a la preparación de subproductos a la manera tradicional… qué mas da, si todo es sub, sub sueldos, sub transporte, sub economía, sub educación, sub cultura, sub gobierno, sub gobierno sub sub sub gobierno…”

      Respuesta
      • “¡Aprobado por “sub” unanimidad! Gracias camarada por la aclaración necesaria. ;-) “

        Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.