Capturan a líder opositora en Nicaragua y OEA condena violencia

 

HAVANA TIMES – La líder de los comerciantes Irlanda Jerez, uno de los sectores que protestan contra el Gobierno de Nicaragua, fue detenida hoy por la policía en Managua poco después de que la OEA aprobara una resolución de “condena a las violaciones a los derechos humanos y abusos” en el país centroamericano.

Un vocero de la llamada Articulación de Movimientos Sociales, que Jerez lidera, dijo a dpa que la mujer fue capturada por policías de uniforme, encapuchados y armados, en un sector oriental de la capital.

La fuente indicó que se presume que Jerez, comerciante y odontóloga de 41 años, fue llevada a la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía, donde funciona la cárcel conocida como El Chipote.

La agrupación responsabilizó en su página de Facebook al Gobierno del presidente Daniel Ortega “por cualquier acción que atente a la integridad de Irlanda”. “¡Viva se la llevaron, Viva la queremos!”, exhortó la organización.

Esta es la segunda captura de figuras de la oposición en menos de una semana en el país. La anterior fue la de los dirigentes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, arrestados y acusados ayer ante los tribunales de delitos de terrorismo y crimen organizado.

A la vez, centenares de personas, la mayoría jóvenes, han sido detenidos sin derechos, en diferentes ciudades y áreas rurales del país y estan siendo acusados de los mismos delitos sin garantías legales.

Tanto Mairena como Jerez están vinculados a la opositora Alianza Cívica y a otros movimientos sociales que han liderado en los últimos tres meses las protestas contra el Gobierno.

Jerez promovió una huelga de los comerciantes del Mercado Oriental y en los últimos días había llamado a crear el movimiento Unidad Nacional por Nicaragua para aumentar la presión contra el Gobierno mediante “acciones de resistencia y desobediencia ciudadana”.

Hoy se cumplieron tres meses del comienzo de las protestas contra Ortega, las que derivaron en una grave crisis política que ya ha dejado más de 350 muertos y 2.000 heridos, según organismos de derechos humanos independientes.

OAS Permanent Council meeting on Nicaragua, Wednesday July 18, 2018.

En Washington, la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución que expresó “su enérgica condena y su grave preocupación por todos los actos de violencia, represión, violaciones de derechos humanos y abusos, incluyendo aquellos cometidos por la policía, grupos parapoliciales y otros actores contra el pueblo de Nicaragua”.

También condenó “los ataques contra el clero, el hostigamiento a los obispos católicos que participan en el Diálogo Nacional, y los actos de violencia en la UNAN (Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua), la sede de Caritas, y otros manifestantes pacíficos”.

En su resolución, aprobada por 21 votos a favor, tres en contra y siete abstenciones, exigió además “el desmantelamiento de los grupos parapoliciales” e instó al Gobierno de Nicaragua a “que apoye un calendario electoral”, una fórmula para pedir comicios anticipados en el país.

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, censuró la resolución alegando que la oposición pretende “un golpe de Estado” y una “ruptura del orden constitucional”. Además, acusó a Estados Unidos de “injerencia”.

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada presenta la propuesta de su gobierno.

Moncada presentó una propuesta de resolución de última hora que instaba a la comunidad internacional “a respetar la autodeterminación del Estado de Nicaragua para restablecer la paz y la seguridad sin injerencias de ningún tipo”, la cual fue rechazada con 3 votos a favor, 20 en contra y 8 abstenciones.

Por su parte, en una declaración emitida desde su sede regional en México, Amnistía Internacional (AI) exhortó al presidente nicaragüense a detener la “estrategia letal de represión”.

Ortega “ha demostrado una y otra vez que no se detendrá ante nada para aplastar a todas las personas que se atrevan a oponerse a su Gobierno”, declaró la directora para las Américas de AI, Érika Guevara.

Asimismo, consideró que “los ataques generalizados contra la población civil” se han intensificado y condenó el uso de “armas letales” en ciudades como Masaya, al sureste de la capital.

“Las autoridades nicaragüenses deben frenar inmediatamente a las fuerzas de seguridad del Estado y disolver los grupos parapoliciales que actúan claramente con su apoyo”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.