Nuevo ataque a Masaya aumenta condenas contra Ortega en el exterior

Por Gabriela Selser (dpa)

La mayoría de los paramilitares estrenaron nuevas camisetas azules para su ataque a la población de Monimbó.  Foto: #SOSNicaragua

HAVANA TIMES – Un nuevo ataque de policías y paramilitares a la ciudad de Masaya, símbolo de la resistencia opositora en Nicaragua, dejó hoy tres muertos, una cantidad de heridos todavia no contabilizado y 40 capturados, al tiempo que generó nuevas críticas de Estados Unidos, la ONU y la Unión Europea, que instaron al presidente Daniel Ortega a poner fin a la violencia.

Alvaro Leiva, director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), dijo a dpa que tres personas murieron este martes en Masaya, entre ellas un policía y dos civiles: un adolescente de 15 años y una mujer que fue “sacada de su casa y ejecutada” de un tiro.

Señaló que el ataque se prolongó por más de ocho horas sobre el barrio indígena de Monimbó y que dos iglesias fueron atacadas con fuego de fusilería. Una cantidad no determinada de personas resultaron heridas, advirtió.

“Usaron armas de alto calibre y una cantidad desproporcionada de fuerzas sobre un pueblo desarmado, que sólo respondía con huleras (hondas), piedras y morteros (bombas caseras)”, dijo Leiva, tras comentar que la mayoría de manifestantes tuvo que replegarse hacia refugios o escapar hacia otras comunidades vecinas a Masaya, ubicada al este de Managua.

Leiva indicó que la ANPDH recibió denuncias de más de 40 capturas ilegales y de una cantidad no precisada de heridos, los que no pueden ser evacuados, porque el único hospital de la ciudad “está totalmente controlado por paramilitares”.

“El Gobierno desató otro baño de sangre en Masaya. Aquí lo que hay son ‘maras’ (pandillas criminales) organizadas por el Gobierno y que colocan al pueblo en total indefensión”, dijo por su parte Marcos Carmona, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH, no gubernamental), al canal 15 de televisión.

En las últimas semanas, el Gobierno realizó varios operativos armados en la zona de Masaya y logró retirar parcialmente las barricadas y tranques (retenes) que resguardaban la ciudad, donde manifestantes permanecieron atrincherados desde el comienzo de las protestas.

Rosario Murillo. Foto: el19digital.com

Sin informar sobre los últimos sucesos en esa ciudad, el Gobierno divulgó declaraciones de la vicepresidenta y esposa de Ortega, Rosario Murillo, quien pidió el apoyo del pueblo para “retomar la patria cristiana, socialista y solidaria que todos queremos y donde todos sin excepción tenemos derechos”.

El portal oficial “El 19” también anunció que los líderes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, arrestados la semana pasada, fueron acusados hoy por “asesinato, terrorismo, crimen organizado, secuestro simple, robo agravado, daños a la propiedad pública, entorpecimiento de servicios públicos y lesiones”.

Decenas de airados capitalinos se aglomeraron en las afueras de los juzgados y realizaron un “plantón” de protesta contra el arresto de los campesinos. Mairena es dirigente y representante de la Alianza Cívica ante el diálogo nacional.

Mientras, el nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Sommertag, formuló un llamado de parte del papa Francisco para “lograr una tregua” y permitir el restablecimiento del diálogo nacional.

“Llorando por todos los muertos y rezando por sus familias, hago un llamado a las conciencias de todos para lograr una tregua y permitir un rápido regreso a las mesas del diálogo nacional”, dijo Sommertag en un mensaje de audio divulgado por la Arquidiócesis de Managua.

La comunidad internacional volvió a reaccionar este martes sobre el conflicto en Nicaragua. El embajador estadounidense ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, calificó de “genodicio” lo que está ocurriendo en el país centroamericano.

“Los repetidos actos de violencia y represión solo conducirán a un mayor aislamiento y sanciones. ¡Tienen que parar inmediatamente este genocido!”, escribió Trujillo sobre un tuit en el que el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, dio cuenta del ataque de fuerzas paramilitares y de policía contra el barrio de Monimbó, en Masaya.

En la misma red social, el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Francisco Palmieri, escribió: “La continua violencia y derramamiento de sangre promovidos por el gobierno en #Nicaragua deben cesar inmediatamente. El mundo está observando”.

At least 40 prisoners, mostly young people were kidnapped by the Police and paramilitary forces. House to house searches continue. Screenshot. #SOS Nicaragua

En tanto, la alta representante de política exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, mostró la disposición del bloque europeo a “acompañar y apoyar” el diálogo nacional para superar el conflicto.

La UE espera “el fin inmediato de la violencia, la represión y las detenciones arbitrarias y que se respeten las libertades fundamentales”, aseguró Mogherini en una carta al canciller nicaragüense, Denis Moncada.

También la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU (OACDH) denunció que la violencia “ha sido fundamentalmente perpetrada por el Estado y por elementos armados progubernamentales”
mediante las denominadas “operaciones de limpieza” en varios sitios del país.

“La espantosa pérdida de vidas debe detenerse inmediatamente”, exigió la nota del Alto Comisionado emitida en Bruselas, al recordarle al Estado nicaragüense “que tiene obligaciones en virtud del derecho internacional de los derechos humanos”.

La crisis estalló hace tres meses y ya se cobró ya la vida de 351 personas, la mayoría jóvenes, según la ANPDH. El proceso de diálogo, mediado por la Iglesia católica, se interrumpió en varias ocasiones y ahora mismo está suspendido.

A continuación un video de policias celebrando la toma de Monimbó.

https://twitter.com/i/status/1019320051902513154

Un comentario sobre “Nuevo ataque a Masaya aumenta condenas contra Ortega en el exterior

  • La masividad del acto celebrado este 19 de julio por el aniversario de la Revolución Sandinista desmiente toda la basura que se escribe acusando al gobierno de violencia, cuando la violencia viene de los grupos pagados por la oposici{on y Estados Unidos para derrocar al gobierno leg{itimo de Daniel Ortega, que fue elegido hace solo ocho meses con m{as del 70 por ciento de los votos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.