Matrimonios y conveniencias

Irina Pino

Domingo en el Malecon. Foto: Constantin Eremechev

HAVANA TIMES – Es común que en los matrimonios que tienen una larga convivencia se genere un hastío y la pasión se apague. Un suceso normal: son etapas del amor. Queda el cariño, las afinidades, la amistad. Pero si lo que prevalece son solo las conveniencias por intereses de trabajo, casas de por medio, y otras cosas materiales, creo que es preocupante. 

Habría que hacer un análisis del por qué no pueden ser compañeros nada más. Para qué mantener el estatus de un contrato matrimonial si solo los atan ciertos intereses.

En nuestro país es asfixiante que matrimonios no puedan separarse porque comparten una casa, o uno de ellos no quiere permutar. Se hace áspera la cotidianidad en medio de peleas campales, discusiones estériles que no llevan a ningún lugar, o por asuntos que se arreglarían fácilmente si cada cual tuviese su espacio.

¿Por qué no enfrentar los hechos?

Nada es simple, se sabe que en Cuba los problemas de vivienda son los que más afectan a los ciudadanos. Vender, permutar, traen aparejados papeleos, dinero, asuntos engorrosos para cualquiera.

Pero ahora quisiera contarles una historia: tengo un amigo que realiza audiovisuales con su esposa. Ella lo introdujo en este proyecto y de alguna manera él es su deudor. Este hombre me cuenta que no quiere tener sexo con su pareja, pero que la quiere como familia. Llevan más de 10 años juntos.

Mantiene una relación extramatrimonial con otra persona, que según él, es como su media naranja. Cada día necesita compartir más tiempo con ella. Se confiesa enamorado y tiene con ella un sexo increíble. Asimismo se complementan por gustos afines.

Por su parte, la mujer tiene un matrimonio que prácticamente no existe y le ha dicho en varias oportunidades que comenzará los trámites para el divorcio. Desea liberarse totalmente de su antiguo compañero.

A estas alturas él no se pronuncia, le habla de proyectos futuros con su esposa, que por supuesto no la involucran.

Sin embargo, eso no impide que salgan a lugares como si fueran una pareja normal.

¿Qué debe hacer ella? ¿Seguir con la relación hasta que a él le dé la gana? ¿Estar a la espera de que él la llame para verse?

Un amigo mío tiene una teoría muy original sobre el matrimonio ideal, dice que para que perdure es necesario que la pareja viva separada, o sea, cada uno en su respectivo apartamento, y solo deben verse para salir por ahí, tener sexo…

Me dice que con la convivencia todo pierde su magia, que no le gusta ver a su mujer despeinada y vestida con una bata de casa. Eso le quita las ganas de todo.

Su criterio es machista, ella seguramente dirá otro tanto: que no le agrada el mal aliento de él por las mañanas. Ni cuando se pone a ver la televisión en calzoncillos y se tira eructos en su presencia como si no estuviera.

Muchas cosas deterioran a una pareja, pero el abandono y la falta de delicadeza son dos puntos a señalar. La soñada teoría de mi amigo del “no compromiso”, para compartir lo bueno y lo malo de la vida. Tampoco sirve.

El matrimonio que comparte “intereses en común,” ya sea casa o trabajo, cuando un miembro de la pareja ha dejado de sentir el sentimiento amoroso, implica buscar una solución.

Aunque siempre habrá uno que resulte herido, y sienta que ha sido burlado.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

7 comentarios sobre “Matrimonios y conveniencias

  • Típico discurso bugués sobre la pareja copiado del cine norteaericano en su campaña antifamilia. El Pensador español Felix Rodrigo Mora resuelve el problema de género y de paso el de la familia evitando la dicotomía izquierda-derecha. Buena denuncia del capitalismo maltusiano, la comparto https://www.youtube.com/watch?v=yYklKs9ihik

    Respuesta
    • Comentario en Matrimonios y conveniencias a Carlos M. Estefanía

      Hola Estefanía, usted no quiere dicotomía izquierda derecha pero lo primero que hace es llamar burgués al discurso, siendo burgués usado como apelativo despectivo que se arroja desde la izquierda hacia todo lo que no entra dentro de sus inamovibles cánones, Marx fue el iniciador de esta nociva moda lingüística.

      Me encantaría saber cómo el cine norteamericano está atacando a las familias, y aún más, me encantaría saber por qué lo hacen, ¿será que esos burgueses han entendido que las familias son células terroristas o comités de base del PCC? ¿o será que el cine norteamericano está en manos de solteros hijos únicos huérfanos? Extraño todo eso.

      El maltusianosmo ha sido utilizado como justificación por muchos racistas, eso es tremendamente lamentable, pero la población debe ser controlada, es tan sencillo como saber que vivimos en un mundo con recursos finitos y con un espacio acotado, tiene que haber un máximo posible de población.

      Gracias a ese capitalismo burgués la teoría maltusiana quedó atrás, ¿Cómo iba a imaginarse Mhaltus que la producción de alimentos iba a crecer tanto que aun aumentando la población exponencialmente la comida iba a sobrar e íbamos a llegar en 200 años desde su muerte a multiplicar la población terrestre en no sé cuántas veces?

      El comunismo, más depurada expresión de la izquierda, solo ha contribuido a la ecuación personas/comida eliminando millones de habitantes de la URSS y China, ah, y acabando con la agricultura de una islita caribeña, mayor productora per cápita de marabú a nivel interplanetario.

      Respuesta
  • Irina, yo considero que el matrimonio, en sentido general, pasa por diferentes etapas; cuando se es joven el sexo frecuente sirve para paliar cualquier desaveniencia (de ahí el dicho: eso se resuelve en la cama), ya con la madurez comienzan a primar otros valores (que la propia experiencia de vida enseña a identificar), en esto se puede considerar los buenos y malos ratos pasados juntos, los hijos y la aceptación de la pareja tal cual es (con sus defectos y virtudes), todo esto sin que se pierda el interés por el sexo aunque logicamente no sea con la frecuencia de los años juveniles. Es verdad que en Cuba el problema de la vivienda es caótico y muchísimas veces la convivencia bajo un mismo techo de hasta tres generaciones conlleva a no pocos divorcios o a situaciones de “aguantar porque no hay pa´donde virarse”, por eso se dan las situaciones de seguir al lado de una persona por la cual ya no existe la mínima atracción. Un beso para ti ( y otro para tu amiga del pantalón verde ajajajaj).

    Respuesta
  • La rutina lo mata todo y la mayoria de las personas son rutinarias. Extender los matrimonios por conveniencias economicas o por otras coveniencias sucede en todas partes, solo que en Cuba todas las razones son mas pedestres, mas miserables y mas mezquinas. Son ls consecuencias del sistema.

    Respuesta
  • Comenta Irina

    Pero si lo que prevalece son solo las conveniencias por intereses de trabajo, casas de por medio, y otras cosas materiales, creo que es preocupante.

    Y yo creo que la comentarista se preocupa innecesariamente por una cuestión muy personal que sólo le compete a las partes interesadas. Debe ser, supongo, una secuela mental de vivir en un régimen totalitario que aspira a saber lo que más le conviene a cada cual.

    Respuesta
  • En otro país si una de las partes decide separarse recoge sus bártulos y se larga. Se alquila por ahí en otro lugar para vivir. Aqui todos se hace difícil, depende del dinero que tengas y lo que puedas pagar. Un apto te puede costar mas de 50 CUC diarios.

    Respuesta
  • Irina, busca y estudia este tipo de relación en la etnia Miao de China y encontrarás muchas respuestas…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *