Liberan a Ariel y la policía cita al biotecnólogo Oscar Casanella

Lynn Cruz

Omara y Ariel Ruiz Urquiola (der). Foto: cubaenmiami.com

HAVANA TIMES – Cuando hablé con Ariel Ruiz Urquiola vía telefónica no pude contener las lágrimas. Ha sido todo muy doloroso. Solo puedo expresarlo a través de la escritura, me había quedado sin habla. 

La razón aducida para liberarlo fue que se encuentra bajo un síndrome maniaco depresivo. Entonces en lo adelante habrá que ocuparse de la salud mental de los reclusos, pues Ariel narró el aislamiento que padeció, el horror.

Ahora siente la necesidad de darle voz a los convictos con quienes compartió todo ese tiempo, muchos como él, víctimas de un poder ciego.

Fue conmovedor para mí haberlo conocido una semana antes de que fuera encarcelado.

Cuando leí la noticia de su encierro no podía creerlo, no alcanzaba a entender. Un hombre con tanta nobleza acusado de desacato y condenado a un año de presidio.

En ese instante comprendí que el Gobierno cubano se encuentra en una encrucijada, que podría conducir a un desenlace trágico.

El poder del Estado vive hoy el período de las consecuencias. Postergar su ocaso, dando luz verde a la ilegalidad, desató el caos social; hoy indetenible, razón por la cual cualquier persona honesta como Ariel o Casanella, constituyen un peligro.

Durante dos meses se gestó esta lucha a través de la prensa independiente y las redes sociales que condujeron a la liberación de Ariel por ser quien es. Su integridad y coraje sensibilizaron a la sociedad civil cubana dentro y fuera de la Isla, a lo diarios extranjeros.

También conversé vía telefónica con el biotecnólogo Oscar Casanella, amigo y colega de Ariel. Casanella, junto a Omara Ruiz Urquiola, fueron figuras determinantes en la causa por la liberación de Ariel. Eran los que se encargaban de divulgar todo lo que acontecía en el presidio.

Debe ser por esa razón que hoy le enviaron una citación inesperada a Casanella para presentarse mañana en  la estación policial de Zapata y C.  Su esposa Elianne Triff Delgado recibió el aviso y se negó a firmarlo.

Casanella no acudirá a dicha estación, pues se requiere de no menos de 72 horas, según lo estipula la ley. Por otra parte, él afirma que esa citación enmascara las maquinaciones del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE), en represalia a su activismo por la causa de Ariel.

Los brazos largos del DSE continúan con la voluntad de asfixiar a los justos. Solo que el pueblo cubano virtual apoya, reconoce el poder de la Internet.

Un día más temprano que tarde volverán los cubanos exiliados. La mayoría huyó en busca de una vida digna. Entenderán que este suelo también les pertenece y pelearán por el derecho desarraigado.

Ahora estaremos atentos de las próximas reacciones con respecto a Casanella, el nuevo blanco para la represión.

 

 

 

 

Lynn Cruz

No es el arte el que imita a la vida, es la vida la que imita al arte”, dijo Oscar Wilde. Y es que el arte siempre va un paso más adelante. Soy actriz y escritora. Para mí el arte, en especial la escritura, es un modo de exorcizar los demonios. Es algo íntimo. Sin embargo, decidí escribir periodismo porque me di cuenta de que yo no existía. En Cuba sólo tienen derecho a expresarse públicamente, las personas autorizadas por el gobierno. Havana Times constituye un ejemplo de convivencia dentro de una democracia y puesto que me considero demócrata, mi sueño es integrar la filosofía de este diario a la realidad de mi país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *