Con sellos antidiscriminación Colombia busca ser más incluyente

El presidente colombiano Juan Manual Santos y miembres de la campana #AquiEntranTodos. Foto: revistazero.es

 

HAVANA TIMES – El Gobierno colombiano expidió hoy una resolución en donde indica que entregará sellos con la consigna “Aquí entran todos” a los establecimientos comerciales y entidades públicas que se comprometan a no discriminar a ninguna persona por su raza, credo, idioma, ideología política ni por su orientación sexual.

La medida busca fomentar la tolerancia y combatir la discriminación de cualquier índole, por lo que los establecimientos de comercio, los palacios de gobierno locales y las entidades públicas deberán cumplir una serie de requisitos para ostentar el sello que los certifica como incluyentes y respetuosos.

El establecimiento que cumpla con lo exigido podrá ubicar en un lugar visible, e incluso en su página web y redes sociales, una marquilla que indica que “ha cumplido con las condiciones para el otorgamiento del sello o marca simbólica #AquíEntranTodos y, por lo tanto, se considera un espacio libre de discriminación alguna en razón de la raza, color, idioma, opinión política o de otra índole, y en especial por razones de sexo y orientación sexual”.

Según señaló el Ministerio del Interior, el sello será entregado a aquellos establecimientos que firmen un compromiso para mantener entornos libres de discriminación y con ello realicen un entrenamiento a sus empleados, en especial a aquellos que tienen contacto con el público.

La resolución fue expedida un día después de la conmemoración del Orgullo Gay en Colombia, que congregó a cientos de personas en las principales ciudades del país para marchar como forma de apoyo al respeto por los derechos de la comunidad LGBTIQ.

En el país se han presentado en el pasado algunos incidentes en centros comerciales y cafés en donde personas del mismo sexo han sido expulsadas por tener muestras de afecto como un beso o caminar de la mano.

La Corte Constitucional reconoció en 2007 la unión marital de hecho para parejas del mismo sexo -que significa una unión, pero no un matrimonio-. Dos años más tarde se expidió una ley que reconoce los derechos de la pareja para afiliaciones en el sistema de salud o pensiones.

Finalmente, en 2011 se reconoció que la unión de dos personas homosexuales significa una familia. En 2015 una sentencia favoreció la adopción igualitaria y un año más tarde el matrimonio igualitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *