El agricultor cubano Osmel Ramirez de nuevo a la cárcel

Sus poderosas palabras lo llevan detrás de las rejas

Osmel Ramírez Alvarez

HAVANA TIMES – Hoy cuando publicamos un comentario del agricultor y periodista Osmel Ramírez Álvarez sobre el tema de reformas a la Constitución de Cuba, no imaginábamos que poco antes había sido arrestado en su casa por escribir en medios como el nuestro, que no son del gobierno cubano. 

En noviembre pasado Osmel fue arrestado y señalado por escribir en la prensa alternativa, algo que el gobierno cubano considera una amenaza a “la Revolución”.  En aquel momento le confiscaron equipos de computación y otros.

Ahora, llegaron a su casa de sorpresa a las 2:30 PM un agente de la Seguridad del Estado y dos policías para esposarlo y llevárselo sin informar a su esposa Idalia Torres a donde lo trasladaban, algo común con los arrestos en Cuba. Ya Idalia vivió esta tortura psicológica la última vez que Osmel fue detenido y estuvo incomunicado por tres días.

El agente le dijo a la esposa que, por ahora, la detención de Osmel será por 72 horas por cada artículo que escribe y “si sigue escribiendo le van a abrir un proceso legal contra él y lo encarcelarán por mucho tiempo,” contó Idalia.

Pareciera que las palabras de Osmel hacen temblar los cimientos del sistema.

Dijo la esposa que el de la Seguridad no quería dejar que Osmel llevara ropa, pero el policía y una muchacha que los acompañaba sí le permitieron que se llevara un poco de ropa y aseo. Debe salir libre el viernes.

Osmel es cultivador de tabaco, miembro de una cooperativa de Crédito y Servicios, y también escribe noticias y comentarios para otros medios como Diario de Cuba y el Boletín SPD.

[Nota del editor: el viernes 22 de junio fue liberado Osmel.]

17 comentarios sobre “El agricultor cubano Osmel Ramirez de nuevo a la cárcel

  • Coño, le está fallando de origen la elección: necesita conformar una cooperativa como las que han abierto cafeterías “computarizadas” como la de Reina y Belascoain… cooperativas que no sabemos de dónde sacaron tanto dinero, que son capaces de crear negocios de punta en una ciudad ruinosa en gran parte. Se puede ser parte de una cooperativa, por supuesto que ese tipo de sociedad da para vivir muy bien, basta saber elegir perfectamente a los socios, que curiosamente dejan ver que dinero si tienen, amistades y apoyos que les permiten el arranque de un negocio lucrativo también, ¿y riesgo de ir a la cárcel? ninguno, ni el más mínimo, no pueden criticar al que les ha dado los permisos, el que les ha puesto las comodísimas condiciones…

    Respuesta
  • Mis respetos a Osmel y su familia.

    Señores, qué miedo a perder la menor partícula de control tiene este “gobierno popular”. Hasta exponer sus ideas en Internet, lejos por lo tanto de la mayoría del pueblo, les causa pánico.

    Respuesta
  • Este es el tipo de cosas de las que no habla Ravsberg y si habla es para poner al gobierno como victima y al periodista como mercenario. Tambien es el tipo de cosas que la ONU prefiere ignorar y hacerse de la vista gorda en lo que elogian las cifras sabidas infladas del MINSAP sobre lo felices que son los viejitos en Cuba a los que no les falta nada y en caso de que les falte es por culpa del bloqueo americano y no del cubano.

    la ONU, OEA y todas esas comisiones pululantes perifericas que andan en jets privados dando conferencias y haciendo reportes se pasan por el forro las atrocidades de los Ortega, Castro, Mugave, Chavez o Maduro o los bombardeos con gas cloro en Siria, por eso van a seguir habiendo dictaduras y arbitrariedades por montones.

    Respuesta
    • ¡Imposible! El compañero Elio, si lo hubieran avisado, con muchísimo gusto le habría puesto las esposas a Osmel.

      Respuesta
  • Todos los defensores de la dictadura que por aquí se asoman de vez en cuando ¿algo que decir? Vergüenza deberían sentir.

    Respuesta
    • Para que tengas una idea de qué es lo que dicen los defensores de la dictadura en este sitio ante situaciones similares:

      https://www.havanatimes.org/sp/?p=91082

      Artículo de Elio difamando a Ana Luisa Rubio cuando le entraron a golpes. Es bueno no olvidar.

      Respuesta
      • No hay mucho qué decir al respecto, “camarada”; el sujeto en cuestión, (“refinado articulista”), no da una, las causas pueden ser muchas. Omitir las “ocurrencias” de ese individuo es la mejor vía.

        Respuesta
    • La mayoria de articulos que se escriben aqui, como este, no tenemos ninguno de nosotros forma de verificar si es verdad, si ocurrieron asi las cosas. Estan diabolizando un sistema que como todos tiene fallas, pero es mas honesto y justo que otros que se vanaglorean. Viva Cuba y su sistema socialista.

      Respuesta
  • Repatriado, Cuando la mentalidad es que “el fin justifica los medios” todo tiene su debido justificación y no hay necesidad decir nada en “el país mas democrático del mundo”.

    Respuesta
  • Hoy he escrito varios email y enviado varios SMS a algunos amigos dispersos por varios municipios de la Isla. Para mi pesar y no para mi sorpresa, ninguno de ellos, aun con horas de conexión en sus teléfonos celulares a las Wi-Fi de los parques y otras zonas de las ciudades y pueblos, se conectan para leer periódicos online. Le mandé, muy a propósito, a cada uno de ellos el contenido de este post y ninguno estaba al tanto de lo sucedido. En una isla tan “desconectada”, cuando estas atrocidades ocurren, se necesita solidaridad y mucho interés de la ciudadanía para combatirlas. Pero las garras del poder son fuertes, se han hecho visibles por los cuatro puntos cardinales y nos hemos “acomodado” a bajar la cabeza y silenciar nuestras ideas. ¡Vergüenza para todos los que hemos callado! Mis felicitaciones para esos que se han atrevido a desafiar la dictadura más prolongada y feroz de América toda. ¡Libertad para Osmel Ramírez Álvarez!

    Respuesta
  • La dictadura fascista y despotica no distingue entre opositores de derecha o de izquierda para amordazar

    Respuesta
  • Saludos amigos. Gracias por la solidaridad. Ya estoy libre, si es que a esta condición se le puede llamar así, porque si hago uso de mi libertad de conciencia y opinión, como tengo derecho natural de hacerlo, vuelvo para el calabozo político. Tienen el poder pero no la razón. pueden hacernos mucho daño físico y sicológico, pero cuando tenemos valores, principios y defendemos una causa noble y justa, somos más fuertes. Pero quién no tiene un talón de aquiles> hijos pequeños, madre enferma, el fogón que prender con algo para alimentarse, la propia violencia en las cárceles. Es duro defender un proyecto-país alternativo dentro de Cuba, defender ideas diferentes a las oficiales, hacer periodismo libre. Muy difícil y sacrificado. solo con ideales muy fuertes se pasa semejante prueba, ningún dinero del mundo paga vejaciones similares. y aun así somos acusados de mercenarios. dos cosas son obligatorias para definir a un mercenario, cobrar por su servicio y no tener ideología propia vinculada a lo que hace. recibir ayuda o un pago por un trabajo, ya es considerado un pago mercenario. y aunque tengas más ideología y conciencia política que el que te acusa, dicen que eres mercenario y te sacan por esa aberrante condición. es adsurdo y abominable. Cuba debe cambiar y estos sacrificios son necesarios, aunque no se los deseo a nadie. Ya sumo seis días de prisión política. Un abrazo a todos.

    Respuesta
  • Es una guerra contra el pensamiento, pues a pensamiento ganemos esta guerra. Alcemos la voz con nuestro verbo y usemos las plataformas que nos dejan, las de la denuncia. Arriba Havana Times, y Circles Robinson. Osmel, así pasa cuando uno se adelanta, anticipa como definió el poeta Rafael Alcides, el trabajo de la prensa, de la verdadera. Es curioso como Robinson, quien no recibe fondos de ninguna organización en EU, por no estar de acuerdo con la política exterior de su país, también sea condenado y perseguido por el gobierno cubano, quien se dice antimperialista.

    Respuesta
    • Ya que lo mencionas discutí sobre HT con ellos, aseguran que recibe fondos y que es al servicio del imperio. pero quién los convence, ya ni lo recordaba.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *