Huelga exitosa y más violencia en Nicaragua previo al reinicio del diálogo

Por Gabriela Selser (dpa)

Una avenida importante de Managua.  Foto: Oscar Sanchez, elnuevodiario.com.ni

HAVANA TIMES – Una huelga nacional de 24 horas convocada por la opositora Alianza Cívica paralizó hoy a Nicaragua, en vísperas del reinicio de un diálogo con el Gobierno y en medio de nuevos ataques de policías y paramilitares contra manifestantes civiles que hizo elevar la cifra de muertos a más de 160 en casi dos meses.

El paro (huelga) comenzó a las 00:00 locales (06:00 GMT) y durante todo el día dejó desiertas las calles, parques, centros turísticos y comerciales en las principales ciudades del país. Las localidades rurales, que también se sumaron a la protesta, se convirtieron en pueblos fantasmas.

La huelga fue convocada para exigirle al presidente Daniel Ortega que cese la represión y vuelva a la mesa del diálogo nacional para discutir, entre otros puntos, su salida del Gobierno, según dijeron los miembros de la Alianza Cívica que agrupa a estudiantes, empresarios y sociedad civil.

Ayer por la tarde, la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), mediadora en el diálogo, reveló que Ortega había aceptado reanudar el proceso y que volverán a reunirse el viernes, siempre con mediación de los obispos. Sin embargo hoy el presidente dijo que él y su esposa no irán al diálogo, y enviarán el canciller por ellos.

Consultada por dpa, la abogada Azahálea Solís, dirigente de la Alianza Cívica, declaró que acudirán al diálogo para demandar un “alto inmediato a la represión gubernamental” e insistir en la renuncia del presidente.

“El tiempo de Ortega se agotó y nuestra posición es inamovible: debe dejar el poder”, dijo Solís. También reveló que la semana pasada los opositores se entrevistaron en Managua con Caleb McCarry, enviado del republicano Bob Corker, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos.

McCarry, que también se reunió por separado con Ortega y con los obispos, les dijo que el mandatario de 72 años estaría anuente a adelantar las elecciones de 2021 sin retirarse del Gobierno, lo que Solís calificó de “inaceptable”.

De igual manera, el dirigente campesino Medardo Mairena declaró: “Nuestra prioridad es detener la matanza a través de la renuncia de Ortega y de su cúpula de matarifes. No podemos continuar con un Gobierno genocida”.

Paro del jueves 14-6 en Managua.  Foto: laprensa.com.ni

Por su parte, los universitarios Víctor Cuadras y Zaya Hernández dijeron que la sesión del viernes será “crucial” y “decisiva”, ya que “no es una mesa de diálogo, es la mesa de rendición y Daniel Ortega debe aceptarlo”.

Tras el anuncio de los obispos, policías y fuerzas de choque atacaron con violencia a manifestantes atrincherados en Nagarote y León (occidente), Masatepe, Diriamba y Jinotepe (sur) la noche del miércoles.

El cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la CEN, expresó su “condena y repudio” a los sucesos e hizo “un llamado a las autoridades y a la Policía Nacional a NO seguir con los ataques en contra del pueblo”.

Alvaro Leiva, presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de Nicaragua (ANPDH, independiente), dijo al canal 15 de televisión que seis personas murieron, siete resultaron heridas y al menos 10 fueron detenidas en esos sitios.

Leiva lanzó un S.O.S. a nivel internacional por la “gravísima situación” y “profunda crisis” que vive el país, y dijo que los nuevos incidentes elevan a 168 el número de muertos desde que iniciaron las protestas el pasado 18 de abril.

Las cifras de la ANPDH se asemejan a las del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que hoy reportó 164 fallecidos y unos 1.400 heridos.

“Estamos actualizando las cifras a cada momento. Es terrible. Todos los días hay personas asesinadas”, declaró a dpa la directora del Cenidh, Marlin Sierra.

Leiva dijo que un equipo de periodistas del canal 10 local fue agredido y despojado de sus cámaras en la ciudad de Nindirí, vecina a Managua. En León, el director de Radio Darío, Aníbal Toruño, denunció acoso y amenazas.

Agregó que la ANPDH investiga denuncias sobre supuestos vuelos de avionetas que ayer habrían rociado pesticidas sobre manifestantes opositores en Jinotepe y Diriamba. Un suceso similar ocurrió a inicios de mes en Masaya, donde se reportaron personas intoxicadas.

Masaya esta llena de barricadas de autodefensa contra los ataques de la policia y paramilitaries del gobierno.  Foto: laprensa.com.ni

Por su parte, Paulo Abrao, director ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) entidad autónomo de la OEA, escribió en su cuenta de Twitter: “Nicaragua debe cesar inmediatamente la represión de manifestantes y garantizar el respeto a la vida, integridad y seguridad de todas las personas que están ejerciendo sus derechos”.

Por su parte, en una declaración desde Ginebra, expertos en derechos humanos de la ONU exhortaron hoy al “cese inmediato de la violencia y la represión en Nicaragua”.

“Estamos profundamente consternados al ver que la represión y el uso de fuerza excesiva e indiscriminada por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, incluida la policía antimotines y los grupos armados progubernamentales, no se ha frenado”, señaló el informe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.