Nuevos ataques y mas luto en dos ciudades de Nicaragua

Por Gabriela Selser (dpa)

Barricada en Managua. Foto: U. Molina /laprensa.com.ni

HAVANA TIMES – Nuevos ataques de la Policía y fuerzas paramilitares del gobierno contra manifestantes civiles ocurrieron hoy en las ciudades nicaragüenses de Jinotega (norte) y Masaya, al oriente de la capital, y se cobraron la vida de al menos dos personas, informaron fuentes religiosas y de derechos humanos.

Alvaro Leiva, director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, dijo que un hombre de 60 años murió en el barrio Monimbó de Masaya, a 25 kilómetros de Managua, por un balazo en el pecho disparado por un francotirador. Otras dos personas resultaron heridas, agregó.

“La situación en Masaya es de crisis, es muy grave, de profunda violación a los derechos humanos. Estamos llamando al mundo que ponga su atención sobre Masaya, ¡basta ya de tanta sangre derramada!”, exclamó Leiva al canal 15 de televisión (privado).

Según el activista, en lo que va de junio la ANPDH contabiliza 12 muertos y un herido muy grave sólo en Masaya, ciudad que sigue bajo control de pobladores y estudiantes que exigen la renuncia del presidente Daniel Ortega.

Por su parte, Yubran Suazo, vocero del movimiento estudiantil en Masaya, dijo que la Policía atacó a tiros varios “tranques” (retenes), donde jóvenes manifestantes respondieron con pedradas y bombas caseras.

“Hemos estado bajo ataque permanente desde las 12 del mediodía”, indicó. El canal 15 transmitió videos de una verdadera batalla campal en la ciudad, donde desconocidos disparaban sus fusiles contra manifestantes atrincherados tras barricadas de piedras.

El director de la ANPDH confirmó que otra persona murió en la norteña ciudad de Jinotega, a 160 kilómetros de Managua, donde la violencia dejó “un sinnúmero de heridos” entre la población.

Ya durante la mañana, un adolescente había muerto en Jinotega durante un ataque combinado de antimotines y paramilitares, informó el obispo de la ciudad, monseñor Carlos Herrera.

“Grupos de policías y paramilitares controlados por el gobierno municipal, venidos de fuera de la ciudad, atacaron las barricadas que se mantuvieron pacíficas hasta que los embistieron,” indicó Herrera en un comunicado.

Miembros del Movimiento Estudiantil 19 de Abril anuncian su decisión de abandonar la Upoli. Foto: 100% Noticias

Mientras, en Managua, estudiantes desalojaron la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), tras permanecer casi dos meses atrincherados en sus instalaciones como parte de la protesta.

En un comunicado publicado en Facebook, el Movimiento Estudiantil 19 de Abril (M19A) acusó al Gobierno de haber “infiltrado” a presuntos criminales en la Upoli e invitaron a las autoridades universitarias a ingresar al recinto a partir de hoy.

Horas después que los estudiantes se retiraran, grupos de vándalos ingresaron a la Upoli donde “quemaron aulas, laboratorios y bibliotecas”, informaron medios de prensa.

En días pasados, el Gobierno presentó a una supuesta banda de delincuentes que según la Policía operaba dentro de la Upoli y tendría nexos con el “crimen organizado”. 

La Upoli es una de las cuatro universidades públicas en Managua que fueron ocupadas por estudiantes. Las otras tres permanecen bajo control de los manifestantes.

Ortega busca respaldo con predicador

El pastor puertorriqueño Jorge Raschke junto a Daniel Ortega y Rosario Murillo. Foto: la nueva radio ya

En tanto, el predicador puertorriqueño Jorge Raschke, que ha mostrado públicamente su respaldo a Ortega, convocó el domingo un culto multitudinario en la plaza de la revolución de Managua para ayudar a buscar una “solución pacifica” a la crisis.

La prensa oficial publicó fotos de Raschke posando junto al mandatario Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo. Raschke declaró a la prensa que apoya a Ortega y se pronunció contra los obispos católicos, mediadores en un diálogo nacional que está en suspenso.

Nicaragua vive una grave crisis que se inició a mediados de abril con una protesta de estudiantes contra una reforma al Seguro Social, que afectaba a miles de trabajadores y jubilados.

El conflicto se extendió tras la violenta respuesta de la Policía y fuerzas paramilitares contra manifestantes civiles, que ahora exigen la renuncia de Ortega y lo responsabilizan por la muerte de tantas personas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA registra 127 muertos y más de 1.200 heridos desde el 18 de abril. El Gobierno sólo reconoce 42 fallecidos. 

Un comentario sobre “Nuevos ataques y mas luto en dos ciudades de Nicaragua

  • 127 muertes es terrible y nadie sabe hasta donde llegará esto. Es increíble lo que está pasando en Nicaragua, previsible tras los acontecimientos. Confieso que no pensé que ese pueblo fuera a reaccionar así tan pronto, parecía domesticado, hipnotizado. Ortega-Murillo quieren un futuro grande para su país pero no lo conciben como una obra que pueden realizar otros, pues solo ellos se creen capaces de hacerla. Se sienten iluminados. Y para la izquierda radical el fin justifica los muertos, digo, los medios.
    Democracia no es querer justicia social y aplastar a todo el que se te ponga delante por las buenas o por las malas, dentro de la ética o fuera de ella. Democracia es pensar en que es el pueblo quien te pone y te quita, y si hay tal descontento, tal crisis, tal guerra cívica tornándose violenta, hay que ir a elecciones anticipadas. Si la ley le permite a Ortega presentarse, que lo haga, si no se lo permite, que se presente su esposa u otro del partido.
    Lo que creo absurdo es proponer radicalmente “que se vayan del poder”, porque los obliga a ir hasta el fondo, al final se creen apoyados por la mayoría y ven a los manifestantes como un grupito golpista. Hay que proponer “elecciones anticipadas” y condiciones para que sean justas. Que sea el pueblo quien decida, bajo condiciones de imparcialidad y donde participen todas las fuerzas políticas. Eso es lo que hay que exigir, no otra cosa que parezca capricho. Si el pueblo realmente está cansado de ellos, los sacará. Pero si vuelve a votar mayoritariamente por ellos, existiendo todas las garantías para elegir otro, entonces hay que respetar la voluntad del pueblo.
    Las manipulaciones políticas de los últimos años, especialmente con el tema de candidatos en las elecciones pasadas, le resta legitimidad al gobierno y esta crisis lo obliga a rectificar. Eso es lo que hay que pedirles, exigirles, no algo radical que los obligue a enquistarse y que los muertos lleguen a mil sin lograr nada. Toda vida cuenta y es el voto quien debe ganar, no la violencia, venga de donde venga. Eso creo desde aquí “fuera del agua”, espero que los que ponen el pellejo sepan medir hasta donde pueden llegar.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.