Un prisionero de conciencia revoluciona el sistema penitenciario en Cuba

Lynn Cruz

“…el Presidio Modelo resultó lo que tenía que ser, su historia abruma y deprime… los hombres devinieron monstruos, algunos pocos héroes, y centenares fueron redimidos por el martirio”.  -Pablo de la Torreinte Brau,  Presidio Modelo

Ariel Ruiz Urquiola. Foto: feedlatino.net

HAVANA TIMES – En las últimas semanas, la noticia del presidio político del cubano Doctor en Ciencias, Ariel Ruiz Urquiola, le ha dado la vuelta al mundo. Ariel, cumple una condena injusta tras un juicio sumario, efectuado el pasado 8 de mayo en la provincia de Pinar del Río. Fue detenido, en la finca que comparte junto a su hermana y su madre, en la localidad de Viñales.

Le aplicaron la sanción máxima de un año, por un supuesto delito (fabricado): “Desacato”.  Lo acusaron de haber llamado “Guardia rural”, a los agentes que se aparecieron en su casa para inculparlo por tala indiscriminada de árboles, que tampoco es cierto, pues él probó in situ, que estaba limpiando el área perimetral de su finca para poder cercar. La manera en que fue juzgado y condenado solo demuestra la oscuridad de los hechos, pues según narró su hermana Omara para Cibercuba, la realidad es que fue un juicio sumario.

Por otra parte, en conversación vía telefónica con Omara, esta aclaró que Ariel nunca dijo “Guardia rural”, sino “policía rural”.  Así que eso añade una nueva mentira al amañado juicio.  Este Doctor en Ciencias Biológicas actualmente se encuentra en el área preventiva de la prisión provincial del Km 5 Luis Lazo, de Pinar del Río.

Recientemente fue maltratado físicamente por un guardia de apellido Acosta. Ariel, le mostró a los reclusos y al propio Acosta, el Reglamento de las prisiones. Trataba de generar conciencia sobre todas las violaciones que se estaban cometiendo. Como consecuencia, Acosta lo agarró por el cuello de la camisa y lo empujó contra la puerta, luego lo mandó a esposar bruscamente.

Omara narró, además, que allí no tienen electricidad, que los alimentos son trasladados sin ninguna  protección y lo más probable es que lleguen corrompidos a los platos de los reos. El tiempo que les dan para comer es de solo 2 minutos. El agua es de pésima calidad, ni siquiera está filtrada.  Lo bueno, es que se ha encontrado dentro de la prisión a muchos como él, detenidos también por defender sus derechos, a pesar de que todos, en apariencia, han sido juzgados por delitos comunes.

Entre los aspectos contenidos dentro del Reglamento, Ariel demandó el derecho a una hora de sol, a llamar por teléfono y, por último, a trabajar. Los dos primeros fueron atendidos. No obstante, él  está a la espera de ser trasladado a un campamento donde pueda ejercer su tercera demanda.  Por principios, según declaró Omara, el desea trabajar donde quiera que se encuentre.

 

Lynn Cruz

No es el arte el que imita a la vida, es la vida la que imita al arte”, dijo Oscar Wilde. Y es que el arte siempre va un paso más adelante. Soy actriz y escritora. Para mí el arte, en especial la escritura, es un modo de exorcizar los demonios. Es algo íntimo. Sin embargo, decidí escribir periodismo porque me di cuenta de que yo no existía. En Cuba sólo tienen derecho a expresarse públicamente, las personas autorizadas por el gobierno. Havana Times constituye un ejemplo de convivencia dentro de una democracia y puesto que me considero demócrata, mi sueño es integrar la filosofía de este diario a la realidad de mi país.

4 comentarios sobre “Un prisionero de conciencia revoluciona el sistema penitenciario en Cuba

  • mi solidaridad con este compañero, fuerza

    Respuesta
  • Lynn Cruz, que se logre acabar con todas esas injusticias y represiones en Cuba! Que se acaben de respetar de una vez los derechos humanos, los derechos a expresarnos y discernir de cada uno de los ciudadanos cubanos! Pobre Acosta, qué falta de argumento y qué miedo a la verdad irrebatible de Ariel! Creerse con derecho a hacer eso… él y tantos que abusan de su triste poder, basado en la falta de criterio , el oportunismo y la ignorancia, nos demuestran una vez más, lo cobardes que son y el miedo que sienten.

    Respuesta
  • Apoyo a Ariel y a toda su familia. Por demas mis amigos mis hermanos. Gente honesta y verdadera. Condeno la injusticia oportunista y seguire compartiendo y difundiendo todo al respecto para que se acabe este avasallamiento.

    Respuesta
  • La práctica de la dignidad es la verguenza de la mentira y de la ignorancia. Los carceleros pueden ver la diferencia abismal entre un preso común y un preso de conciencia. Ellos también podrían dejarse contagiar por la dignidad y entender lo ominoso de su papel, entender que la causa de Ariel, o de otros presos de conciencia, es la causa para el mejoramiento de Cuba.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.