Asaltos y saqueos aterrorizan a civiles en ciudades de Nicaragua

Ante una policía solo preocupado por reprimir a personas que protestan contra el gobierno de Daniel Ortega, cada noche en Masaya mas negocios, instituciones y individuos estan siendo asaltados y saqueados. Anoche tocó turno el banco BDF entre otros.

 

HAVANA TIMES – Asaltos a mano armada, tiroteos contra restaurantes y centros comerciales, y saqueos a edificios bancarios marcaron el jueves una noche de terror en la capital de Nicaragua y la vecina ciudad de Masaya, informaron hoy fuentes del Gobierno y medios de prensa, reportó dpa.

El diario local “La Prensa” informó que en la madrugada (local) de hoy se registraron saqueos en la ciudad de Masaya, 25 kilómetros al este de Managua, donde desconocidos destruyeron el local de una sucursal del Banco de Finanzas y robaron en una tienda de ropa.

Por su parte, el portal oficial “El 19” denunció que hombres armados atacaron a Silvio Navarro, delegado del Ministerio de Salud en Masaya, y quemaron la camioneta de la entidad. El sitio atribuyó la acción a “delincuentes armados por la derecha golpista”.

Otros incidentes violentos ocurrieron en Managua, donde desconocidos atacaron a tiros un restaurante en la zona de Galerías Santo Domingo, sector oriental de la ciudad, mientras que las redes sociales reportaron asaltos a mano armada y robos de vehículos en el transitado sector comercial de Metrocentro.

La policía parece solamente preocupada con atacar a los que protestan pacíficamente contra el gobierno y proteger a los paramilitares de la pareja presidencial y tienen al total descuidado el cuido de la seguridad ciudadana y los negocios y otras funciones.

Los hechos ocurren en medio de una gran incertidumbre tras las acciones violentas de paramilitares y policías contra una manifestación opositora en Managua el pasado miércoles, cuando también ocurrieron enfrentamientos en tres ciudades del interior del país.

En esos sucesos la Policía registró 15 muertos y al menos 218 heridos, mientras el no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) reportó 16 fallecidos y 88 heridos.

En tanto, en un comunicado de prensa, el Ejército volvió a negar este viernes un supuesto involucramiento en los sucesos de violencia, y desmintió que “personal militar con fusiles Dragunov (hayan) disparado contra la población civil” como circuló profusamente en las redes sociales tras lo ocurrido en Managua.

Masaya luce una ciudad triste y parcialmente destruida.  Con la ausencia de una presencia de la Policia, cada noche es una fiesta para los delinquentes.

Sobre un reciente despliegue de efectivos militares en el aeropuerto internacional Sandino, el informe confirmó que se trata de “un relevo ordinario del Destacamento de Protección y Seguridad Aeroportuaria” encargado de proteger las instalaciones.

En tanto, el arzobispado de Managua informó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó medidas cautelares a favor del obispo auxiliar, monseñor Silvio Báez, conocido crítico del Gobierno y que recibió amenazas de muerte.

Las medidas de la CIDH obligan a las autoridades a procurar la protección del prelado, uno de los cinco obispos de la comisión mediadora del diálogo nacional, suspendido desde el 18 de mayo.

La crisis en Nicaragua se inició en abril con una protesta de estudiantes por una reforma del Seguro Social, que afectaba a miles de trabajadores y jubilados, y que se agudizó tras la violenta acción de la Policía y paramilitares contra civiles.

Según Amnistía Internacional, el conflicto dejó 83 muertos y 868 heridos del 18 de abril al 24 de mayo. El Gobierno sólo reconoce 39 fallecidos hasta el miércoles.

La Alianza Cívica, formada al calor de las protestas por estudiantes, empresarios y sociedad civil, exige la renuncia del presidente Daniel Ortega y su esposa, portavoz y vicepresidenta, Rosario Murillo, y el adelanto de las elecciones de 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.