Breve historia de la Revolución cubana

Elio Delgado Legón

At the San Carlos de la Cabaña fortress across the Bay of Havana.

HAVANA TIMES – El próximo mes de octubre la Revolución cubana cumplirá 150 años de su inicio, cuando Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, un abogado ilustrado, adinerado y dueño de un ingenio azucarero y de esclavos, puso toda su fortuna y su vida al servicio de la libertad de la Patria, colonizada por España desde principios del siglo XVI.

El 10 de octubre de 1868 comenzó una larga guerra que duró 10 años, y que finalmente no pudo lograr el objetivo de la independencia y la abolición de la esclavitud, en alguna medida debido a la falta de unidad en las fuerzas rebeldes por diferencias de criterios entre algunos jefes.

El deshonroso Pacto del Zanjón puso fin a las hostilidades, aunque la Protesta de Baraguá, protagonizada por Antonio Maceo, salvó la honra de las fuerzas cubanas al rechazar el acuerdo y continuar la lucha, que más tarde tuvo que ser abandonada, ya que los rebeldes quedaron en una enorme desventaja militar.

Los principales jefes salieron del país por vía marítima y se asentaron en distintos países como Jamaica, Santo Domingo y Costa Rica.

Desde mucho antes del comienzo de esa primera guerra, los Estados Unidos le hicieron varias ofertas a España para comprarle la isla de Cuba, pero España no aceptó.

En 1810 se hacían esfuerzos en el camino de la posible anexión de la Isla. El gobernador William C. Claiborne al informar sobre la ocupación de la Florida occidental expresaba:

(…) En el desarrollo de los acontecimientos no hay nada que desee más que ver la bandera de mi país ondear en el Castillo del Morro. Cuba es la boca real del Mississippi, y la nación que la posea, en un día futuro posiblemente pueda dominar la región occidental. Pero permitan a la Isla ser nuestra y la Unión Americana está situada fuera del alcance de cambio.

En 1825, el Secretario de Estado Henry Clay le planteó a España su interés en Cuba y Puerto Rico al expresar:

“Los Estados Unidos están satisfechos de que las expresadas islas sean de la pertenencia de España, y con sus puertos abiertos a nuestro comercio, como lo están ahora, este gobierno no desea ningún cambio político en ellas”.

En 1836, el cónsul Trist le presentó  un plan al presidente Martin Van Buren (1837-1841), en el cual se tomaba en cuenta la situación de crisis que vivía España, a la que se le podía hacer una oferta de cuarenta millones por la isla de Cuba.

Durante las guerras desarrolladas en Cuba para obtener su independencia, los Estados Unidos en ningún momento apoyaron a los independentistas, sino más bien obstaculizaron sus acciones en el país norteño, el único de donde podrían obtenerse armas para la guerra en la Isla. Recordemos el fracaso de José Martí con la expedición de La Fernandina, por la incautación, en aquella nación, de las armas que tanto esfuerzo había costado comprar.

Por fin, después de muchos sacrificios, y un arduo trabajo en busca de la unidad, por parte de José Martí, el 24 de febrero de 1895, se reanudó la guerra, que tras casi cuatro años de combates victoriosos estaba a punto de obtener la independencia.

Los Estados Unidos esperaron hasta última hora, cuando ya España estaba derrotada por los insurrectos cubanos, para intervenir, y simulando ser benefactores que apoyaban la independencia de Cuba, lo que hicieron fue ocupar la Isla e imponer condiciones como la Enmienda Platt, antes de abandonar la ocupación, lo que constituyó un chantaje político, que los cubanos jamás podrán olvidar.

Luego vinieron los gobiernos entreguistas y corruptos, amistosos hacia Estados Unidos, pero ninguno preocupado por la situación de miseria, insalubridad y analfabetismo del pueblo cubano. Incluso las más sanguinarias dictaduras como las de Gerardo Machado y Fulgencio Batista, contaron siempre con su apoyo y sostén.

Por eso fue necesario volver a tomar las armas para lograr lo que antes no fue posible y que con la victoria revolucionaria del Primero de Enero de 1959 comenzó a hacerse realidad.

Después de 150 años de lucha, en los que han muerto muchos miles de cubanos, por alcanzar la verdadera independencia, la que soñó Martí, que nadie piense que el pueblo cubano se va a dejar arrebatar sus conquistas, ni se va a dormir con cantos de sirena capitalistas, pues lo que se ha logrado sigue siendo quimera para muchos pueblos del mundo. Sobre la marcha, se está perfeccionando todo lo que se deba perfeccionar, pero siempre dentro del sistema socialista, el más justo que ha conocido la humanidad en toda su historia.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

12 comentarios sobre “Breve historia de la Revolución cubana

  • Elio, usted escribe que España estaba derrotada al intervenir los Estados Unidos, a mi no me parece sea verdad; qué ciudad importante estaba en poder de los insurrectos cubanos? Francamente creo que ahora mismo el Padre de la Patria, Agramonte, Maceo, Martí (solo por citar algunos de los próceres de las guerras de independencia) deben estar revolviéndose de rabia en sus sepulcros por meterlos usted en el mismo saco del Iluminado y compañía; aquí le dejo lo escrito por el Apóstol sobre el socialismo, por favor documéntese más y no trate de “embutirnos”:
    “Todo el poder que iría adquiriendo la casta de funcionarios, ligados por la necesidad de mantenerse en una ocupación privilegiada y pingüe, lo iría perdiendo el pueblo, que no tiene las mismas razones de complicidad en esperanzas y provechos, para hacer frente a los funcionarios enlazados por intereses comunes.Como todas las necesidades públicas vendrían a ser satisfechas por el Estado, adquirirían los funcionarios entonces la influencia enorme que naturalmente viene a los que distribuyen algún derecho o beneficio. El hombre que quiere ahora que el Estado cuide de él para no tener que cuidar él de sí, tendría que trabajar entonces en la medida, por el tiempo y en la labor que pluguiese al Estado asignarle, puesto que a este, sobre quien caerían todos los deberes, se darían naturalmente todas las facultades necesarias para recabar los medios de cumplir aquellos.De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del Estado”.

    Respuesta
  • Este cuento no empezaba por el primer secretario del partido Hatuey?

    Respuesta
    • te falto el segundo secretario GUAMA.

      Respuesta
  • Qué pena sentirían los iniciadores de la Independencia si vieran en lo que los “últimos revolucionarios” han dejado a Cuba… menos mal que se tiene a EEUU para echarle la culpa de todas las necesidades, incluyendo la suciedad y malos olores de las calles.

    Respuesta
  • Don Elio… ¿lo más justo que ha conocido la historia? ¿Usted cree que nos puede “tomar el pelo”? Donde se ha instalado el socialismo, ha conllevado a la destrucción y el empeoramiento cíclico de esos países. Le respondí con detalles y algunas preguntas para usted que no ha sido publicado aún, pero me gustaría tanto tener una respuesta suya que se la formulo nuevamente: A los ocho estudiantes de medicina los fusilaron por supuesto ultraje a la tumba del periodista español Gonzalo Castañón en 1871… ¿Cómo cree usted deben ser “considerados” los que han profanado las tumbas de Mariana Grajales y Carlos Manuel de Céspedes para acercarlas a conveniencia del “Pedrucón En Jefe”? ¿PROFANACIÓN REVOLUCIONARIA INDISPUTABLE?

    Respuesta
  • Elito,

    si Carlitos Manuel se entera de como tu lo juntas con una partida de fascinerosos que lo unico que han hecho en los ultimos 60 años es desbaratar el pais, te esta dando plan de machete hasta el dia en que te vistan de madera de pino.

    Respuesta
  • La primera lucha comenzo antes de Guama, cuando la guanajatabeya se miro en el espejito que los españoles le cambiaron por oro y se enfurecio al ver lo fea que era.

    Respuesta
  • asi que Maceo era comunista. que manera de torcer la historia estos miserables.

    Respuesta
  • Carlos Manuel de Cespedes y compañía eran esclavistas, no me vale el relativismo histórico de que eran hombres de su tiempo, 150 años fue el otro día y la empatía es una reacción humana que va más allá de las convenciones sociales. Esos hombres cultos y viajados debían haber hecho la guerra por liberar a los esclavos y no para cambiar un gobierno.

    La abolición de la esclavitud nunca fue un objetivo central y lo que cedieron en esto fue debido a que los negros eran el grueso del ejército, del ejercito de a pie sobre todo.

    Lo anterior vale igualmente para algunos padres de la patria norteamericana. Increíbles humanistas mientras violaban alguna que otra esclava.

    El pacto del zanjón reconoció una obvia derrota y puso fin a más muertes innecesarias en una guerra perdida desde el año 72.

    ¡¡¡que enorme pena que el gobierno español no pudo actuar racionalmente y vender la isla de cuba a los americanos, como mismo hizo Rusia con Alaska o Francia con la Luisiana!!! Cuantas madres y cuantos padres se habrían ahorrado lágrimas y dolores que cada uno de ellos vale más que cualquier independencia.

    ¿Por qué iban los americanos a apoyar a los independentistas? Cuba era legalmente española, un país con quien estados unidos se llevaba muy bien y al que le debía una parte muy importante de su independencia. ¿Por qué iba el gobierno americano a apoyar a un grupo armado de unos cuantos miles, en su mejor momento, al que su propio pueblo jamás se sumó en masa?

    El ejercito español no estaba derrotado, el ejército cubano no había logrado tomar ninguna gran ciudad aparte de los pueblos grande de las tunas y holguin y aun así no podían retenerla más que unas horas, la inmensa mayoría de los cubanos no quería esa guerra.

    La intervención americana fue oportunista, por supuesto que lo fue, si vas a meterte en una pelea mejor esperar a que estén bien desgastados tus contrarios ¿no? Lo hicieron por intereses económicos americanos, por supuesto, por imperialismo, eso dice Lenin, Marx, su maestro era un gran fan de los imperialismos que aceleraban la historia así que habría estado encantado.

    La intervención americana durante 4 años ha sido el periodo en el que más rápido y para mejor ha cambiado cuba en su historia, y no lo hicieron por bondad, al menos no sus políticos, seguro que no, eran unos hijos de puta, pero es lo que pasa a veces con el capitalismo, mediante fines en principio egoístas muchas veces terminan haciendo grandes cosas por la humanidad, como esas malvadas farmacéuticas que quieren hacerse más ricas aun curando el cáncer.

    Otras veces terminan haciendo cosas directamente malvadas.

    La enmienda platt nos jodió y mucho, pero más no jodió que los americanos no hubiesen sido totalmente consecuentes y al menos hubiesen ofrecido la oportunidad de la anexión a ver que quería el pueblo, yo creo que la mayoría del pueblo a esas alturas hubiese preferido la independencia, pero no lo sé.

    “Luego vinieron los gobiernos entreguistas y corruptos, amistosos hacia Estados Unidos, pero ninguno preocupado por la situación de miseria, insalubridad y analfabetismo del pueblo cubano.” Joder en la habana el 90% de los hospitales y de las viviendas siguen siendo los mismos que se construyeron hace 60 años por esos gobiernos tan malos.

    Compárese cuba 1902 con cuba 1958 y luego comparece cuba 1959 con cuba 20018 y dígame en que periodo hemos sido relativamente más próspero con respecto a la situación mundial de cada momento.

    Basta ya de estafa filosófica, el socialismo es un modo de acción de gobierno y sociedad dentro de un sistema económico descentralizado, todo lo contrario a lo que hay en cuba.

    Martí era más que nada un demócrata liberal humanista que es el único modo de ser demócrata, jamás hubiese estado a favor de la inculcación de unos derechos para lograr otros, de dividir a los cubanos en los conmigo o los contra mi, él quería con todos y para el bien de todos.

    JODER

    Respuesta
  • Repatriado,
    Ud a dicho todo lo necesario. Como in ejercito de par de miles de mambises iban a poder con el Segundo mejor/mayor ejercito del mundo? Que venian de la Guerra de las Filipinas.
    75% de los cubanos tenian cierta escolaridad, de donde salen el 45 % de analfabetismo?
    Cuba tenia las clinicas mutuales, ejemplo para ser establecidas en EEUU en los 60, unos de los mejores sistemas de salud para una poblacion de 6 millones de habitants.
    Saludos al forum
    Frank

    Respuesta
    • Frank Pupo no sabría decir si el ejército español estaba entre los mejores del mundo en el 98, después de como los americanos los maltrataron aquí y como fracasaron estrepitosamente en el norte de África honestamente lo dudo, aun así la diferencia era apabullante, sobre todo porque contaban con un gran apoyo en la población cubana y entre los miles de españoles que aquí vivían con todo el derecho del mundo.

      Esa comparación igual me la planteo para el 59, ¿Cómo es posible que una guerrilla, mal armada, con poquitísimos combatientes derrotara un ejército enorme, profesional, perfectamente armado, financiado y apoyado por los Estados Unidos? Eso es imposible, entonces la pura lógica indica que no derrotaron a tal ejército, sino que la cabeza de ese ejército fue derrotado políticamente y dejó de pelear mucho antes de que se largara en un avión, porque no contaba con el apoyo de nadie, incluyendo a los americanos que claramente apostaron por Fidel.

      No existe ejemplo en la historia donde una guerrilla derrote un ejercito nacional, no hablo de uno invasor, digo uno nacional, esos procesos normalmente se enquistan al infinito.

      Jueguito que Fidel les hizo durante un tiempo como el gran manipulador que era, que ese merito no se lo quita nadie.

      Respuesta
  • Un profesor de matemáticas de la Universidad de la Habana al que visité ayer noche tenia impreso todo lo que has publicado sobre Nicaragua. Me mostré interesado y me dijo que era una página que me recomendaba leyera si quería una visión amplia sobre Cuba, le dije que si eso no era un problema, ponerme a usar mi conexión estatal para eso y me dijo que no, que en la UH muchos lo hacian.

    Me sentí muy orgulloso.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.