Derechos LGTBIQ en Cuba

Cuba que yo deseo (3)

Por Repatriado

Foto: obejarosa.com

HAVANA TIMES – La recientemente publicada Agenda por los Derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans, Intersexuales y Queers en Cuba es un acto cívico de primer orden, la sociedad cubana trata de respirar bajo el asfixiante totalitarismo de un régimen que ha instrumentalizado y desnaturalizado lo civil buscando neutralizarlo.

La Agenda es ejemplo de concertación entre cubanos, quienes partiendo de la tolerancia y la racionalidad llegan a una propuesta concreta sobre qué hacer para objetivamente mejorar la vida de todos.

Para la Cuba que yo deseo, la normalidad de trato debe estar basada en la pertenencia a la especie humana, lo cual es suficiente y supera cualquier accidentalidad racial, sexual, cultural o política. Los derechos humanos han de estar claramente definidos y ser comunes a todos sin importar identidad u orientación, raza, sexo o procedencia.

Entiendo que la razón LGTBIQ para pedir discriminación positiva es considerar que parten de una situación desventajosa, eso lo acepto como realidad, pero tratar los derechos de los LGTBIQ diferenciadamente es, quizás, un modo de discriminación hacia el resto, creo que ni la identidad ni la orientación sexual han de tratarse como sujetos de derecho.

No se pretenda legislación explícita cuidando derechos de subgrupos, ni por orientación, ni por sexo, ni por raza o procedencia, sería un acto discriminatorio hacia el resto, además de redundante, ya que la legislación en contra de cualquier tipo de discriminación humana, por cualquier referencia, protege eso.

No debería estar más protegido el puesto de trabajo de un transexual que el de cualquier otro obrero en una fábrica, pero en caso de que ese transexual, o negro, o mujer, o guantanamero si la fábrica es en La Habana se sienta discriminado, podrá acogerse a la legislación que de manera general nos protege a todos de ser víctimas de ese tipo de comportamiento aberrante.

Defiéndase que los humanos deban recibir un trato igualitario, ninguna ley debe ser excluyente o ningún servicio público prejuicioso.

Defiéndase la igualdad en la diferencia, tratar diferenciada y plenamente las necesidades de cada cual. Cada persona tiene derecho a tener cubiertas todas sus necesidades educativas y de salud, por ejemplo, en las mismas condiciones que las tenga el resto.

Defiéndase que todos nos podamos casar con quien queramos y asumir así los derechos y obligaciones de tal contrato, lo ilegal sería hacer depender un acto puramente contractual y legal, como es el matrimonio civil, de los sexos de los interesados.

Defiéndase que una familia sea lo que sus involucrados entiendan como tal sin que el Estado tenga que legislar al respecto más que aquellos límites que garanticen los derechos humanos de los miembros.

Defiéndase el derecho a adoptar de toda persona sin importar su orientación o identidad sexual. Como donde están involucrados los derechos de los niños estos deben primar, si la ciencia confirma lo que la intuición parece indicar, que es mejor que un niño se eduque con ambos sexos, se tenga esto en cuenta y que las parejas heterosexuales tengan prioridad a otros modelos de familia en igualdad de otros aspectos tenidos en cuenta.

Defiéndase la educación sexual sin aceptar que esté dentro del ámbito de la moral privada. No se admita que alguien le niegue a un niño, aunque sea su hijo, el derecho a conocer la realidad de lo que somos como humanos sexualmente diversos porque eso violente su moralidad o religiosidad, de la educación en tolerancia de ese niño depende su ajuste a la sociedad que compartimos todos.

Defiéndase una diferenciación explícita entre los comportamientos personales y los institucionales. Las instituciones estatales son de todos y, por lo tanto, no tienen derecho a discriminar de acción, omisión o palabra.

Las personas sí tienen derecho a pensar del modo que lo deseen, inclusive intolerantemente, sin que ello sea punible. Eso no es ser tolerante con la intolerancia, sino con la libertad de pensamiento y expresión, las que deben ser máximas siempre y cuando no violen los derechos ajenos.

Nada de lo aquí dicho es óbice para desarticular el activismo o el asociacionismo LGTBIQ, todos los frentes son necesarios para mejorar la convivencia minimizando la discriminación, entendiendo que esta solo hay una, aunque se manifieste de muy distintas maneras.

Creo que el objetivo debe ser la igualdad total y absoluta. Si cada uno de los colectivos históricamente denigrados, mujeres, razas, LGTBIQ o cualquiera organizado desde sus particularidades, defiende los principios generales de la convivencia civilizada, tendrían más fuerza y efectividad que cada uno defendiendo supuestos derechos o privilegios subgrupales.

No hay verdadera libertad, ni verdadera democracia, ni verdadera armonía si no se parte del principio incondicional de la igualdad humana. Solo partiendo de esa igualdad se puede construir una sociedad tolerante, donde ser diferente no implique ventajas o desventajas de base, haciéndose así legítimas las diferencia en condiciones de vida, según los méritos de cada cual en la Cuba que yo deseo, que puede parecerse a la que deseas tú.

5 comentarios sobre “Derechos LGTBIQ en Cuba

  • Repatriado:
    No sé si leíste la Agenda AcciónLGBTIQba completa. Si lo hiciste, seguramente habrás comprobado que no se trata de una agenda exclusiva de discriminación positiva a favor de las personas LGBTIQ; y sí apunta más a esa igualdad que tú invocas. Lo que pasa es que la invocación a la igualdad sola, así, en abstracto, poco ayuda, de poco sirve. Todos somos iguales, pero algunos son más iguales que otros.
    Invertimos buena parte de nuestro empeño en buscar dónde había expresiones de discriminación hacia nosotras en la legislación cubana o en las prácticas institucionales cubanas o en las familias, y aquí proponemos la eliminación de las mismas.
    Por ejemplo, tú dices “Defiéndase el derecho a adoptar de toda persona sin importar su orientación o identidad sexual.” Si vamos a los documentos que rectorean el asunto, no vemos en ninguna parte que diga que la adopción es solo para personas heterosexuales. Presentado de esa manera, respondería a tu demanda, pues, en principio, las personas no heterosexuales podrían adoptar… pero ya sabemos que no es así. De manera que se necesita discriminación positiva.
    Dices que las personas tienen derecho a ser intolerantes , y al final agregas “cuando no violen los derechos ajenos”. ¿Eso qué significa? ¿Que una madre o un padre pueden humillar a un niño porque es “amanerado”? ¿Cómo se expresa esa intolerancia que dices, sin que viole los derechos de la persona “no tolerada”? Partamos que esa intolerancia debe ser expresada de algún modo (no hablamos de una intolerancia que se queda en el cerebro de las personas, sino aquella que se expresa de alguna manera).
    Dices “Defiéndase que una familia sea lo que sus involucrados entiendan como tal sin que el Estado tenga que legislar al respecto más que aquellos límites que garanticen los derechos humanos de los miembros”. ¿Cuáles son esos límites? ¿Una persona intersex debería ser sometida a cirugía porque los padres así lo deciden? ¿Los padres deben impedir que una niña le guste vestirse “de varón”, castigarla, humillarla?
    Si ese llamado que haces no tiene un respaldo en los conflictos que constantemente tenemos quienes no somos homosexuales, entonces es un llamado a la inacción, al vacío.
    La invocación a la igualdad debería ser suficiente… pero no lo es. Es la triste realidad.
    Quizás justamente por eso tú usas un seudónimo, a pesar de que tu derecho a la libre expresión está plasmado en la Constitución de Cuba.

    Respuesta
  • Isbel, Sí, la leí completa y trate de expresar mi total apoyo a que lo hagan, aunque como ya ves, discrepo en lo que hacen, pero espero no tengas dudas en que el fin que buscamos es el mismo.

    La guía no es “exclusivamente” una demanda de discriminación positiva, pero la contiene y por eso hablé sobre ello. De momento yo soy contrario a las discriminaciones positivas pues crean el precedentes de legislar contra la igualdad que es para mi la base de la democracia.

    Digo de momento porque me mantengo abierto a la crítica constante de mis propios argumentos, pero el argumento que suelen dar negros, mujeres o LGTBIQ es normalmente utilitarista, lo cual es cortoplacista a mi entender, puede ser que piense así porque no soy ni negro ni mujer ni homosexual, aunque sí que estoy dentro de los LGTBIQ, pero no se nota, en fin, puede que piense así porque no he sufrido ese tipo de discriminación, ¿pero acaso eso no me faculta para tener una opinión racional y desprejuiciada en un sentido u otro?

    No existe igualdad, eso lo sabemos, no puede existir como ente concreto pues todas las personas somos diferentes, pero sí se puede legislar en pro de la igualdad y castigar muy fuertemente a los que violen “esa” igualdad socialmente creada.

    Entiendo que no es así lo de la adopción, pero si no es así atáquese el caso específico del funcionario que viola la ley de igualdad y excluye a quien sea de la posibilidad de adoptar, corríjase el mal, no se cree un mal menor con discriminación positiva, que sigue siendo discriminación y es a mi juicio innecesario y en el caso de la mujer y los negros en estados unidos por ejemplo ha dejado experiencias ambivalentes en cuanto a su efectividad.

    Pronto hablaré d elos padres en un artículo de la serie la Cuba que yo deseo, pero responderé tu pregunta de los padres sobre el niño intersex diciéndote que para mi no existe el derecho a la paternidad, es un privilegio que hay que ganarse, pero, te devuelvo la pregunta, ¿tienen derecho unos padres de un niño intersex a decidir NO operarlo si se demuestra que los niños operados tienen mayores ventajas para una vida psicológica y sexualmente plena?

    Creo que a la pregunta de los padres que humillan a sus hijos por la razón que sea no vale la pena que te responda.

    La intolerancia es una idea y en la sociedad que yo aspiro nadie puede temer expresar sus ideas, si yo como ser humano no soporto el regueton debería poder decirlo donde quiera y decir que el regueton y los reguetoneros me parecen un asco, lo mismo vale para los comunistas, los liberales, la policía, los políticos, las prostitutas, los heterosexuales y los travestis, tengo el derecho a criticar lo que quiera públicamente, por ello pagaré el precio de que se me considere un imbécil o no, pero la libertad de expresión debe ser sacrosanta, y repito otra vez, de expresión, las ideas estúpidas se combaten con ideas mejores.

    Otra cosa es llevar tus palabras a actos, otra cosa es la incitación a la violencia, que yo diga que unir en una misma oración la palabra música, Mozart y el taiger me provoque nauseas es cualitativamente diferente a decir que espero que cuelguen al taiger de un árbol y le den candela, ¿Qué es peligroso permitir esas libertades orales? Lo es pues pueden encubrirse muchos excesos verbales, pero me parece mucho más peligroso sentar el precedente de que el estado tiene derecho a mediar la libertad de expresión de ideas, por muy malas que estas sean.

    Yo no creo que un país deba permitir que un grupo nazi o facistoide vaya a elecciones, nadie que preconice la más mínima intolerancia debe ser admitido en unas elecciones pues van contra la democracia basada en la igualdad humana y ese ha de ser un principio absoluto, tampoco admitiría un partido como el actual PCC que no tolera otro pensamiento.

    La invocación a la igualdad no es suficiente, el castigo para quienes no la cumplan en acciones sí debería serlo, la educación sí debería serlo, el ser intolerante socialmente con los intolerantes sí debería serlo.

    Honestamente no veo como el modo en que yo entiendo este asunto puede ser un llamado a la inacción, yo veo en él un llamado a la acción contra todo tipo de discriminación, ahora, reconozco que no he leído ni vivido la lucha de la comunidad gay, si me demuestran con argumentos que la discriminación positiva es lo que resulta efectivo y no así la represión de los intolerantes puede que cambie de opinión, aunque creo seguiría pesándome más el valor general de salvaguardar la legislación de la fabricación artificial de diferencias, los humanos somos humanos todos, sin importar color, sexo o como te excites.

    Un apunte aparte, según la constitución de cuba no tengo derecho a decir todo lo que suelo decir aquí en HT sobre los dictadores que nos gobiernan, pero no es eso lo que me hace usar seudónimo, ¿dudas que les sería muy fácil encontrarme si lo quisieran?

    Un abrazo, encantado de que me hayas dado la oportunidad de explicarme

    Respuesta
  • Creo que es bastante obvio que la sociedad que aspiras no es la sociedad que es, ni lo será en un buen tiempo. Quienes sí sufrimos la discriminación, necesitamos medidas de discriminación positiva, mientras tu sociedad no llegue. Prefiero un efecto a corto plazo que ningún efecto en absoluto (como augura ser una estrategia como la que propones).
    Por otra parte, la crítica a esa igualdad abstracta que propones está bien documentada y trabajada hace décadas. Es por eso que los sociólogos ya hace mucho prefieren hablar de “equidad” más que de “igualdad”.
    IGUALDAD / EQUIDAD
    Igualdad hace referencia al trato o las condiciones iguales para todos. La igualdad se trata de pedir o dar exactamente lo mismo a todas las personas, sean o no iguales. Esto muchas veces genera situaciones injustas para alguna de las partes involucradas. La equidad, por otra parte, busca que exista justicia dentro de la igualdad, por decirlo así. Por ejemplo, si se implementa la igualdad entre todos los componentes de una sociedad se estaría hablando de una sociedad injusta. Esto debido a que no se estarían tomando en cuenta las diferentes capacidades de cada uno de sus miembros. La equidad, por lo tanto, supone un trato desigual entre desiguales que garantice condiciones más justas para todos.
    En fin, es bueno conocer tus criterios. Me alegro mucho que no hayas sufrido discriminación. Gracias.

    Respuesta
    • He estado pensando sobre lo que me dices tú y me ha dicho Circles sobre el hecho de que este llamado mío, llamémoslo generalista, a la igualdad, sea consecuencia de inacción, supongo que sea porque se diluyen las causas puntuales de mujeres, razas o sexualidades dentro de esta generalidad, pero mi pregunta sería si no es posible un movimiento general contra la discriminación y que todos los que se impliquen desde cualquier grupo discriminado formen un frente común y denuncien toda discriminación que sufran o vean.

      Creo que eso contribuiría mucho a la tolerancia general si todos los grupos de personas que han sido discriminadas se solidarizan entre sí y se unen por lo que verdaderamente tienen todos en común, la lucha por la igualdad con el grupo que sea el más privilegiado dentro de una sociedad, que desaparezcan los privilegios.

      He escuchado frases racistas en boca de mujeres y de homosexuales, he escuchado frases homófobas en boca de mujeres y de negros, he escuchado frases machistas en boca de homosexuales y negros, es decir, pertenecer a un grupo discriminado, según como se está defendiendo ahora de forma atomizada, crea espíritu de grupo y autodefensa dentro del grupo, pero no ayuda en el espíritu de tolerancia general.

      Creo que el atomismo por grupos ayuda, pero no es la mejor solución cuando sigue creando diferencias, yo no entiendo ni apoyo un día del ORGULLO, me parece que eso desnaturaliza la naturalidad de ser gay o lo que sea, además de que legitima que alguien se sienta avergonzado que es el otro extremo del mismo continuo emocional, sí apoyaría con todas mis fuerzas un día LGTBIQ, pero aún más un día contra la intolerancia.

      Respuesta
  • Creo que puedo seguir hablando de igualdad, me gusta mucho más esa palabra, se entiende mejor y dentro de su concepto puede abarcar perfectamente todo lo que propones o dicen los sociólogos.

    Te copio aquí lo que dije sobre la igualdad, creo que se parece bastante a lo que estás argumentando

    “Defiéndase la igualdad en la diferencia, tratar diferenciada y plenamente las necesidades de cada cual”

    Por cierto sí he sufrido discriminación, solo que no sexual.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.