El significado y el sentido de las palabras

Elio Delgado Legón

Periodico de Guatemala en 1962.

HAVANA TIMES – Aunque el título de este post es el mismo de una conferencia que yo impartía cuando era profesor en la universidad, no voy a escribir sobre gramática ni redacción -pues ese no es el perfil del sitio- sino del significado y el sentido de las palabras en la propaganda política y el poder que adquieren en los medios, en los que muchas veces encontramos vocablos que expresan mentiras, verdades a medias y calificativos injustos e inmerecidos. Veamos algunos ejemplos.

En el pasado, después de la Segunda Guerra Mundial, durante los años de la llamada Guerra Fría, la propaganda del imperialismo estadounidense contra la Unión Soviética y los demás países socialistas de Europa del Este acuñó una serie de calificativos a los que previamente les dio un sentido peyorativo.

Por ejemplo, para referirse a cualquiera de esas naciones no la llamaban socialista, sino de régimen comunista, no sin antes haber hecho conciencia de lo malo que era ese régimen, a pesar de que en el mundo no ha existido jamás uno igual.

Otro calificativo al que le dieron un sentido negativo fue rojo, pues en su afán de que todos identificaran a la antigua Unión Soviética como el mayor enemigo de la humanidad, la nombraban la “amenaza roja” y la comparaban con un oso rojo que lo devoraba todo.

También inventaron el cuento de la “cortina de hierro”, con el objetivo de que nadie de occidente se asomara a ver lo que ocurría en los países socialistas y así poder mentirles más fácilmente.

Contra la Revolución cubana se ha utilizado todo un arsenal de calificativos y de mentiras que tiene ya casi 60 años y que van enriqueciendo según pasa el tiempo y van apareciendo nuevos personajes en el país norteño. Lo de régimen comunista ya está gastado de tanto usarlo. Ahora le llaman dictadura socialista. No les importa que en Cuba se celebren elecciones generales cada cinco años y parciales o municipales cada dos años y medio; ellos le siguen llamando dictadura y ahora le agregan el calificativo de corrupta, sin tener ningún fundamento para ello.

Lo mismo hacen con Venezuela, país donde más elecciones se han celebrado en los últimos 20 años, con todas las garantías, sin fraude y con cientos de observadores internacionales; pero basta el hecho de que los recursos naturales del país dejaron de ser explotados por trasnacionales extranjeras para ponerse el servicio del pueblo, que se le dé salud y educación gratuitas a todos los ciudadanos sin exclusión, que se construyan millones de viviendas para mejorar la vida de las personas que vivían en situación precaria, entre otros programas sociales, para que se le ponga también el cartelito de dictadura socialista corrupta.

Contra la Revolución cubana, no solo los políticos del imperio utilizan esa terminología gastada y obsoleta, también la contrarrevolución de afuera y de adentro, que tienen que cumplir las órdenes del mayor enemigo del pueblo cubano, porque para eso les paga, repiten como papagayos los peores calificativos para el Gobierno revolucionario.

Y hablando del significado y sentido de las palabras, toda esa fauna que mencionaba no dejan de repetir que en Cuba hay represión. Esa es una palabra que tiene muchos significados y gradaciones. Si enjuiciar y encarcelar a los que violan las leyes es represión, ese es uno de los significados, pero está justificado por las leyes; sin embargo, todo el mundo identifica represión con policías antimotines cubiertos de pies a cabeza y utilizando escudos como en las guerras medievales, dando golpes a diestra y siniestra, lanzando balas de goma o de plomo, chorros de agua y gases lacrimógenos.

Pero esas escenas, que son cotidianas en muchos países, no existen en Cuba desde que fue derrocada la dictadura de Batista, el primero de enero de 1959, a pesar de que tenía el apoyo del Gobierno de Estados Unidos, como lo tenían todas las demás dictaduras de América. Entonces, utilizar la palabra represión con el objetivo de que se equipare con la que he descrito anteriormente, es sencillamente una infamia. Por eso, cuando leemos algo publicado, donde se utilicen palabras aparentemente inofensivas, tenemos que analizar, más allá del significado, cuál es el sentido en que están utilizadas esas palabras.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

18 comentarios sobre “El significado y el sentido de las palabras

  • Elio:

    Que tu tengas ese nivel de disonancia cognitiva, no significa que nos lo puedas endilgar a nosotros. los primeros que sde autotilulaban “comunistas” eran los propios regímenes totalitarios con base diz que marxista leninista. Lo de “rojo” no es más que una figura literaria muy común en muchos ámbitos del idioma, no necesariamente ligados a la política. Y de que la extinta URSS sí era una amenaza, sobran tantos ejemplos que no cabrían aquí. Como dijera un periodista polaco: La gran ventaja del nazismo sobre el comunismo es que terminó en 1945″. Tu parrafito sobre el desastre castrista es una burla a la inteligencia del más lerdo, y no vale la pena sino responderte que te levantes la nariz del manuelito del buen comunista de los años sesenta, y te asomes a la ventana de cuando en cuando, vaya, para que esa realidad alternativa en la que vives no te haga parar en orate, como lo aparentas cuando no llamas “represión” a arrastrar y caerles a patadas en plena calle a mujeres armadas de gladiolos solo porque no quieren a la dictadura en nombre de la cual tu tiroteabas a civiles desarmados que iban a ejercer su derecho al voto. Por cierto ¿Cuál es tu palabra para nombrar eso? Yo tengo un par: terrrorismo y cobardía.

    Respuesta
  • “El significado y el sentido de las palabras”?, por favor señor Elio, no ande en esa gavete que “tiene comején”; aquí todos sabemos que el máximo inventor de epítetos para denigrar a quienes no comulgaban con él fue el Iluminado en Jefe, aquí le dejo unas cuantos para que refresque la memoria: gusano (hoy convertidos la mayoría en mariposas gracias a sus USD), escoria, grupúsculo, mercenario (muy de moda hoy en el argot oficialista), apátrida; vamos para las frases: que se vayan, no los necesitamos (a ellos no , pero a sus fulas sí), pin pon fuera, abajo la gusanera, el que no salte es yanqui (perdón, esta es del defenestrado Robertico Robaina, vivebien en sus tiempos, hoy devenido pintor), Esta es tu casa Fidel (hasta que me caiga encima por no tener como repararla); en fin Elio, deje la “muela bizca”.

    Respuesta
    • kamikaze:

      Te faltó la joya de la corona de los lamebotas: “pa lo que sea, Fidel, pa lo que sea”, jajajajaj

      Respuesta
      • Es verdad, esa se me fue, ajajajajaj.

        Respuesta
    • faltó a los negros que se van ,se los lleva el KKK, muy demoda por aquellos tiempos.Tambien esta cibermercenario, jejeje.

      Respuesta
  • Pero qué pereza este señor … todo lo que esta diciendo no se lo creen ni los altos mandos del gobierno cubano.
    El párrafo donde define “las elecciones democráticas” sería cómico sino fuera por la situación dramática que representa no poder optar a dar simplemente tu opinión cuando es contraria a la de personas como usted.

    Respuesta
  • ¿Me podría dar detalles, Elio, del famoso y aún más perverso “Muro de Berlín”? ¿Quién dividió la ciudad de Berlín y por qué? ¡Ya le he comentado anteriormente en su artículo sobre el “1ro de Mayo…” que se dedique, al menos una vez, en averiguar con “desenvoltura y sin polarizarse”, de dónde sale el dinero que usa Mariela Castro Espín y su primo Antonio Castro Soto del Valle para vacacionar y pasearse por todo el planeta! Cuando eche una mirada a su alrededor, hágalo en todas las direcciones posibles. ¡Anímese en sus 80 años!

    Respuesta
  • Elio, le pongo el significado de “represión” a continuación.
    Represión: 1- Acción y resultado de reprimir. 2- En política; Acciones o conjunto de medidas, por lo general tomadas desde el poder, destinadas a contener o castigar con violencia actuaciones políticas o sociales. Coacción, prohibición. 3- En sicología; Acción de impedir el paso a la superficie de la conciencia de un acto o tendencia síquica.
    Digamos que es el 1ro y más fácil de las 3 acepciones de corroborar por usted mismo: Llénese de valor y salga con una pancarta criticando severamente a su “gobierno” (fíjese que le escribí “gobierno” aunque en realidad debí escribir: dictadura) y espere los resultados. ¡Infórmenos luego! Gracias por atreverse.
    El segundo es definitivamente parte del sistema comunista. Háblenos Elio, sobre la invasión Soviética a Checoslovaquia, y eso es para ponerle un ejemplo. ¡Atrévase! Háblenos también de las razones por la que discernir en el comunismo es un pecado altamente condenable y con connotaciones marginales para el que se atreva a expresar su descontento.
    El 3ero es complicado, pero es tan “latente” en todos los que vivimos Cuba, que los ejemplos sobran pero citaré algunos. ¿Por qué todos debimos “pretender” luto por la muerte del dictador Castro? ¿Por qué no debemos cuestionar a nuestros gobernantes si ellos están ahí para representarnos? ¿Por qué miramos hacia los alrededores en señal de precaución antes emitir nuestras propias inconformidades contra el “gobierno” (se lo volví a poner como le gusta a usted)? ¿Por qué las “voces discordantes” no tienen espacios radiales o televisivos en el paraíso socialista de Cuba? Dejen que esas voces discordantes se puedan defender y nos hagan llegar sus razones. ¡Demasiado pedirles Don Elio, ¿eh?!

    Respuesta
  • Permítanme decir algo mas serio: Feliz Dia de Las Madres!

    Respuesta
  • Excelente enlace le dejo, Elio, para que nos explique, entre otras cosas, el “significado y el sentido de las palabras” pronunciadas por el dictador Castro… y no deje de remarcar la “aprobación de la multitud enardecida como hordas en jaurías desesperadas para mutilar la presa”.
    https://www.youtube.com/watch?v=TQgNRHy1nq8

    Respuesta
  • Hola Elio,

    ¿que asignatura o especialidad impartía usted en la Universidad y en que años?

    ¿como observa el tema de la educación superior hoy en Cuba? ¿como mejorarlo?

    Ya sabe que yo no comulgo con sus pensamientos, pero que usted escriba aquí me da a entender que admite mi derecho a pensar diferente.

    Sería muy hipócrita de mi parte condenarle por el hecho del tiroteo a civiles que de vez en cuando le sacan pues yo quiero mucho a hombres que por la misma causa hicieron cosas bastante peores, eso no quita que piense que están muy mal hechas.

    En ocasiones he hecho chistes a costa suya, espero nunca los haya tomado de modo ofensivo. Se lo especifíco para que sepa que este comentario es totalmente serio pues me interesa su visión del asunto educativo donde hay tantas quejas de profesores y alumnos.

    Respuesta
  • elio fue el gobierno cubano el que le prohibio a su pueblo viajar, fue el gobierno cubano el que le prohibio a su pueblo hospedarse en un hotel (por muchos años) fue el gobierno cubano el que le quitaba todo al que decidia irse del pais, fue el gobierno cubano el que le restringia a su pueblo el poder obtener informacion por otros medios, el que bloqueaba todo tipo de radio desde afuera, el acceso a las embajadas (como si fueramos apestados, traidores o personas de otro planeta) fue el gobierno cubano el que perseguia a los nacionales para que no se relacionaran con extranjeros, aproximarseles en la calle o hablar con ellos era visto como algo malo por un gobierno cuya mision desde el mismo principio fue AISLAR al pueblo de cuba del mundo para mantenerlo desinformado y asi poder manipularlo mejor. TU NO ERES MAS QUE OTRO AGENTE AL SERVICIO DE ESA MAQUINARIA MAQUIAVELICA QUE NOS HA METIDO EN LA MISERIA EN QUE ESTAMOS. TU ERES CULPABLE TAMBIEN.

    Respuesta
    • A mí me da la impresión, Gervasio, que Elio no sale de su casa desde el año 1965. Por las cosas que escribe aquí, o bien no toma tiempo para acceder a Internet y leer noticias internacionales (todos los espectros políticos), o sólo mira la TV cubana con su gran dosis de propaganda contra el capitalismo, contra quien se atreva a confrontarlos (¡y todos nuestros planes y programas sobrecumplidos! jejejeje), o su demencia lo ha llevado a recordar cosas tan lejanas como aquellas que nos vendían en los discursos kilométricos (del dictador fallecido), o quedan él y los de la cúpula a quienes se les puede escuchar peroratas como los que nos deja en este sitio porque viven en la burbuja del bienestar que les otorga el “gobierno”.

      Respuesta
  • Elio: ¿Quién no tiene un padre, un abuelo o un tío que piense como tú? Es una realidad que no se puede negar y con la que hay que convivir con tolerancia en la Nueva Cuba que fundemos un día. Existen muchos cubanos, jamás mayoría a estas alturas, que piensan como usted señor Elio. ¿Qué cree compatriota, que la tortura solo puede ser física, o si no, no existe? Cualquier grado de tortura física es condenable, no solo el visible chorro de agua, el porrazo o las uñas arrancadas. Los abusadores de sus mujeres, los peores, son los que no golpean en lugares visibles, porque son abusadores inteligentes. Cierra además usted los ojos a la tortura sicológica que es peor y más efectiva. Aquí la represión es más efectiva y sutil, aunque los que estamos más activos alternativamente tengamos la sensación de que no porque nos enteramos más que el resto del pueblo: tanto que no necesitan llegar a usar el chorro de agua.
    Por ejemplo, Cardet está preso en Holguín, ¿qué delito cometió?, ¿por qué fue golpeado?, ¿crees que los presos que lo golpearon son como usted, (revolucionario-fidelista-radical), pero violentos iracundos y por eso lo golpearon espontáneamente? ¿Cree usted que aquí sucede algo por casualidad o que los presos son tan fanáticos así, en defensa de aquellos que los tienen presos y del sistema que los convirtió en delincuentes?
    Yo fui preso tres días y me despojaron de mis medios de vida y trabajo, y también me amenazaron con inventarme un delito y pasar años preso, donde sería golpeado a cada rato, “por casualidad”, por presos supuestamente defensores del minint y fidelistas radicales ¿se podría creer semejante paradoja?, ¿Dígame usted que se atrevió a escribir semejante falta de respeto a quienes hemos sufrido represión, qué delito cometí?, ¿acaso no se parece usted cuando plantea su diatriba infundada a los que en el otro bando extremista dicen que los deportistas que murieron en Barbados merecían morir porque eran comunistas y ven a Posada como un héroe?
    Usted bien podría decirme cuál es mi delito, ya que afirma que todo el que está preso o es reprimido es porque viola la ley. Muchas veces pregunté a mis captores en qué estaba delinquiendo, cuál ley estaba violando y nunca me pudieron decir. Mi delito es el mismo que usted comete al escribir aquí en Havana times, ¿acaso ha sido usted detenido, amenazado, limitado de viajar al exterior? Claro que usted escribe defendiendo el sistema que yo y muchos consideramos autoritario, antidemocrático y estatista, entonces convengamos en que yo y miles de cubanos más hemos sido reprimidos por nuestras ideas diferentes a las de usted y a las del partido que gobierna en el país. Entonces sí hay represión y es por cuestiones de conciencia.
    Tal vez sea posible ser un hombre honrado y ser un comunista radical al mismo tiempo, no lo sé, pues lleva un análisis abstracto bien profundo. Usted puede que lo sea “o puede llegar a serlo”, como le dijo Martí a un viejo general que se creía, ¡error de hombres!, dueño de la verdad. En ese caso debe retractarse de su aberrado escrito, de lo contrario pecará de carecer de ese valor y esa virtud que nuestro Martí calificó de esencial: la honradez. Será su elección.

    Respuesta
    • Me temo que Don Elio no se retractará de ninguna de sus palabras. Desde su punto de vista, tiene la objetividad en todo lo que dice. Eso es típico de las personas que se creen con “derechos” y con la “verdad absoluta”. Pero es también engendro de un sistema que ha pretendido hacer y deshacer sin tener que rendir cuentas a nadie.
      Entre los grandes errores cometidos por el sistema están:
      La zafra de los diez millones. (destrucción forestal para sembrar caña)
      La formación del “hombre nuevo”. (vulgaridad y despotismo)
      Las U.M.A.P. (campos de concentración)
      La “nacionalización”. (eliminó pequeños negocios impulsores de bienestar económico)
      El cierre de más de la mitad de los centrales azucareros. (jamás visto en la Cuba republicana)
      Abolición de la libertad de prensa y expresión. (para adoctrinarnos y amordazarnos)
      Juraguá. Cienfuegos. (manías de grandeza)
      El “cordón de La Habana” (desapareció el café. Hoy lo venden mezclado con sucedáneos)
      La destrucción de la ganadería. (no hay leche)
      Los maestros “emergentes”. (no saben ni escribir)
      Las escuelas en el campo. (manipulados y sin pudor)
      Hundimiento del remolcador “13 de marzo”. (sin comentarios)
      La emigración. (25% de la población vive en el exilio)
      La industria pesquera. (no hay pescados frescos)
      La moringa. (sin comentarios)
      …y la lista sería muy larga.
      ¿Se ha parado en alguna tribuna algún Ministro y ha dado alguna explicación sobre los desaciertos y fracasos de lo antes mencionado?
      ¿Por qué Elio debe ser el primero en retractarse? Él tiene el ejemplo que le dieron sus guías. ¡Jamás disculparse cuando se trate de echarle la culpa al capitalismo y sus defensores! Si somos nosotros, los comunistas, los causantes o responsables: ¡SILENCIO TOTAL!

      Respuesta
  • Allá él con su condena. No es un buen cubano el que aprueba el atropello al derecho de sus compatriotas, menos por pensar diferente y tener una visión distinta de lo que Cuba necesita. Elio es un fundamentalista, muy triste porque los viejecitos normalmente inspiran ternura y esto lo que inspira es repulsión. Lo peor es que con los años cuesta mucho más cambiar el paradigma con que vemos las cosas. Lamentable.

    Respuesta
    • Lamentable. Ese el término a usar en este particular caso. Pero hay muchos como Elio.
      Elio, desafortunadamente, ve la violencia cuando le conviene. Habla de los chorros de agua y las balas de goma que se usan contra los manifestantes, pero no mencionó ni por asomo de imparcialidad, que esos métodos se usaron en Venezuela también, por la guardia nacional y la policía nacional BOLIVARIANA, contra los manifestantes “antimaduro”. Quizá ni sepa sobre la masacre de la Plaza Tiananmen, en China. ¿Sabrá? Quizá Elio se escude detrás de “otra cortina de hierro” y no sepa de la invasión a Afganistan por los soviéticos y sí hable de la injerencia norteamericana. Pero quizá Elio no hable de Las Damas de Blanco, porque ellas, son mujeres y qué importa si se le violentan sus derechos a disentir. Tampoco Elio sabe de la prisión de Lula da Silva por corrupción…
      ¿Puro olvido? Me temo que no, sólo que carece, como tantos otros comunistas, de respecto y nos considera necios y sin importancia.
      Como estas personas se han sentido bajo el manto de la IMPUNIDAD que les da su gobierno, cuando se les responde con argumentos, sólo saben vociferar e injuriar. ¡Elio, ni a sus 80 años, me inspira lástima!

      Respuesta
  • ELIO, yo a usted nunca le leo porque no tengo tiempo de duplicar la misma información y enfoque que debo leer en el Granma y Cubadebate.Pero hoy lo leí, por casualidad y me ha gustado mucho los comentarios de los foristas sobre todo de Osmel y Martín.
    Ni siquiera le propongo una lectura de la década de los cincuenta porque ya sé que con su visión no encontrará nada interesante en el libro “1984”, del escritor y periodista inglés George Orwell y ya está publicado en Cuba. Pero para su información, muchos vivimos y percibimos exactamente lo contrario a lo que usted plantea.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.