Una odisea cubana: reparar la cocina

Por Repatriado

HAVANA TIMES – La casa donde mi esposa, mis dos niños y yo vivimos pertenece a mi suegra, mi querida suegra, sin ironías, la quiero.

Es una casa muy larga y de puntal alto, por suerte es de placa y no viga y loza, pero es del año 42, es decir, antigua y necesitada de constantes reparaciones.

La cocina ya no aguantaba más, así que hemos estado ahorrando un tiempo para repararla y modernizarla, calculamos el trabajo en unos 700 CUC, pero nos quedamos cortos, todo el que haya hecho reformas en casa sabe que eso siempre pasa.

La cuestión es que mi esposa es médico, yo soy sicólogo, pero como no estoy loco no lo ejerzo, pues moriríamos de inanición, pero conversando ella y yo hicimos los cálculos de qué hubiese pasado si yo efectivamente trabajara como sicólogo clínico que es mi verdadera vocación, aquí van los resultados expresados en CUC.

No hemos usado los decimales para facilitar el cálculo pero todos los valores son reales.

Azulejos                                                  10 metros 157
Puertas bajo mesetas 5 unidades 116
Cemento cola 12 libras 12
Mata juntas 8 unidades 18
Fregadero                                                          1 unidad 106
Cemento blanco 1 saco 19
Disco de cortar lozas                               1 unidad 25
Alambre 1 rollo 2
Cabilla de acero 2 unidades 20
Cemento gris 9 sacos dobles 108
Arena 16 sacos 23
Polvo de piedra 18 sacos 25
Pintura aceite 1 Galón 20
Alquiler de 2 secciones de andamios 16 días 32
Transporte de materiales    38
Acarreo de escombros   25
Mano de obra   250
     
TOTAL   996

El salario de mi esposa como médico especialista es de 65 CUC mensuales, yo como sicólogo cobraría uno 35 CUC, es decir entre ambos ingresaríamos exactamente 100 CUC mensuales, ergo, hubiésemos necesitado casi 10 meses de salario íntegro para hacer dichas reparaciones, 10 meses sin comer, sin beber, sin transporte, prácticamente en estado de hibernación.

Me asalta la duda de como arreglarán su cocina los muchos dirigentes de la Cuba socialista, no los concibo aceptando dinero de familiares que hayan abandonado el paraíso socialista para instalarse cerca de la mafia anti-cubana de Miami.

Por cierto, es así cómo mi esposa y yo pagamos el arreglo, su familia nos ayudó.

Gracias Western Unión.

15 comentarios sobre “Una odisea cubana: reparar la cocina

  • Repatriado, recuerde el siguiente dicho:-“Haz lo que yo digo y no lo que yo hago”, eso lo tienen escrito en la cabecera de sus camas los muchos dirigentes de Cuba socialista que usted menciona. Una aclaración , cuando usted se refiere a ” sacos dobles de cemento”, son esos que viene envasado a granel?, los sacos que yo recuerdo de allá eran de 40kg si mal no recuerdo.

    Respuesta
    • Kamikaze los sacos dobles son esos a que te refieres, los envasados a granel y que nunca jamás son dobles. Ha habido una crisis tremenda con el cemento desde el ciclón irma, conozco gente que han tenido que parar construcción porque no existia cemento en cuba fuera del destinado al turismo.

      Respuesta
  • Sencillo de.saber como los miles de burócratas arreglan todo ….cargo al erario publico….listo.
    Los militares Generales Coroneles y familiares …..cargo a GAESA porque tienen sus acciones en SUS empresas jajajaj

    Respuesta
    • seguro Gloria? no lo hacen con creditos del banco popular y con sus propios esfuerzos? no querras decir que hay corrupción en cuba no? jejejeje

      Respuesta
  • Repatriado, olvidate de los dirigentes. Lucha tu yuca, Taino.

    Respuesta
    • yuca? ah sí, la tiene un dirigente junto con el carro que le iban a dar a mi padre por estar dos años cumpliendo mision en el extranjero en los 80

      Respuesta
      • Repatriado, ahi esta parte del problema. Cuando leo ” le iban a dar”, me viene a la mente las tipicas frases “van a dar dulce de guayaba por el 26” o “corre, que van a dar el pollo”. Asere, si Ud vivió en el capitalismo, sabe muy bien que las cosas las tienes que luchar tu mismo y se acabó eso del “dar”. Eso forma parte del vocabulario intrinseco de los cubanos, pero si viviste fuera de Cuba tal vez debiste haberlo sacado del tuyo. Por lo menos, ya yo lo hice, igual que el companero.
        De ahi mi comentario de que luches tu yuca. Y lo siento por lo de tu viejo, pero no vale la pena lamentarse por la leche derramada. A lo mejor el va y tambien puede luchar su yuca y comprar su propio carro sin tener que esperar a que se lo “den”.

        Respuesta
  • Pero …..”la gente es más feliz en Cuba que en Austria…”

    Respuesta
    • increible verdad, aun a pesar de todo esto que viven los cubanos mantengo esa opinion, es cuestión de genética supongo.

      Respuesta
  • pero josé Perez creo q equivocas el sentido de mi argumento, sí, creo q la gente en cuba es más felizx q en austria, ¿te imagino cuan feliz serían si tuviésemos un mejor nivel de vida? eso es lo q nos han quitado los castros

    Respuesta
  • Esto es exactamente lo que estamos viviendo en la actualidad los profesionales y empleados de sueldos mínimos en Venezuela. Ni dejando de comer ni ahorrando podemos hacer un empotrado de una cocina o remodelar. A diferencia de hasta 16 años atrás q podíamos incluso cambiar de vehículo cada tres años por otro del año.

    Respuesta
  • …solo por curiosidad…cuanto costaria ese trabajo con esa lista de materiales,mano de obra y los extras alla en miami???…solo por curiosidad…alguien sabe???…

    Respuesta
    • buena pregunta eduardo, ojalá que alguien te responda, luego le preguntas que tipo de cocina podrian reparar en miami con el salario íntegro de 10 méses de un médico especialista y un psicólogo

      Respuesta
    • Eduardo, seguramente mucho mas. Pero lo que repatriado no menciona es que aun teniendo el billete, no es tan sencillo como ir a la ferreteria, comprar las cosas, contratar un transporte y ponerlo en la puerta de tu casa. En las ferreterias cubanas cuando no hay una cosa, no hay la otra. Es sencillamente, desgastante y frustrante. Casi que sale mas facil viajar a Miami e ir de compras a HomeDepot o IKEA y enviarlo en un contenedor para Cuba. Lo digo en serio.

      Sino fuera por las limitaciones que tiene la Aduana cubana, yo hubiese comprado afuera desde la taza hasta las lozas de piso y el cemento para terminar la remodelacion de un baño.

      Respuesta
  • A todo eso súmale que los materiales son malísimos, no te va a durar lo mismo que la original del 42.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.