El cerdo en La Habana a más de 4 dólares el kilo

Por Vicente Morín Aguado

HAVANA TIMES – El 2018 deparó a los habaneros precios nunca antes alcanzados en el mercado agropecuario de libre oferta y demanda. Resalta el cerdo deshuesado—bistec—, que va generalizándose a 50 pesos nacionales (CUP), igual a 2 pesos convertibles (CUC), al cambio 2 dólares USA por libra tradicional de 460 gramos. Aplicando el Sistema Internacional de Unidades, un kg sobrepasa el extremo alucinante de 4 USD.

“Mejor es comprar ahora el bistec de res en el mercado negro, pues el precio del puerco—cerdo— es similar y, al menos, nos damos el gusto de lo prohibido”, comentó un señor en la cafetería El Braña, de la avenida Carlos III, donde almorzaba una “completa” de arroz blanco, picadillo mezclado con soya y algo de boniato hervido, junto a unos esmirriados tomates marchitos, oferta dirigida al sector de bajos ingresos en diversos establecimientos de la capital.

Aunque mucho más apreciada, la opción vacuna no ha cambiado su precio, tal vez por el riesgo de años en prisión que supone su mera tenencia en casa; de hecho, los vendedores desean salir rápido de tan quemante mercancía.

Después de visitar una decena de mercados agropecuarios, donde los que rentan cada tarima definen cuánto comprar y fijan las cifras a pagar por los consumidores, se apreció un detalle significativo: en la mayoría de los lugares no aparecía la obligatoria información al cliente en las tablillas usuales para esos fines.

Al preguntar el porqué de tal singularidad, violatoria, además, de las normas de comercialización, de entre muchos silencios, el ayudante de un carnicero respondió en voz baja, con la advertencia de no ser identificado:

“Hay miedo, si ponemos en tablilla los 50 pesos por cada libra, ¡vaya usted a saber!, a lo mejor nos pasa como a los boteros, que el Gobierno determinó precios obligatorios a sus servicios, acusándolos de explotadores. Es mejor mantenernos así, si hay dificultades, los listones con los datos 40-45 están listos.

El  precio de la carne de cerdo deshuesada afecta, igualmente, a otros cortes del  producto como las costillas y las chuletas, siempre sumando 5 pesos CUP a las cifras del 2017. No hay explicaciones claras por parte de los vendedores sobre el alza en la cantidad a pagar, en general mencionan lo que llaman “plaga” de controladores (policías, inspectores, así como clientes que se quejan ante las autoridades).

Aunque la “plaga” existe, hay factores económicos que inciden directamente en la espiral ascendente, los resume Omar Everleny, exdirector del Centro de Estudios de la Economía Cubana (Ceec), destituido de su cargo y posteriormente expulsado de la Universidad de La Habana, donde ejercía de profesor:

  • Creciente valor de los insumos agropecuarios.
  • Aumento del salario de los trabajadores del sector.
  • El imperativo de los intermediarios, imprescindibles, pero que bien pueden ser cooperativas, no agentes individuales y tampoco la estatal Acopio, probadamente ineficiente.
  • La influencia negativa de los preciosaltos de origen monopólico, impuestos por el estado a través de las tiendas recaudadoras de divisas. (TRD)
Carnicería Estrella y Belascoaín.

Basta citar a un propietario de tarima que declaró al reportero: “Mis hijos también tienen derecho a un televisor plasma, y de algún lado tiene que entrarme ese dinero.”

Agregamos que el marcado desabastecimiento de las TRD durante los últimos tiempos limita a los consumidores, centrados en menos ofertas donde gastar sus ingresos. La consecuencia es sustentar cualquier subida de precios. (Everleny en portal web Progreso Semanal, 5 de enero 2018)  

La paradoja radica en que mientras la población cubana es la misma desde hace varios años, inclusive decrece ligeramente, la producción porcina viene aumentando en igual tiempo.La Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) indica que el pasado año se creció un 22 % en la producción porcina, alcanzando más de 185 mil toneladas de la citada proteína roja en octubre, dos meses antes de cerrar el 2017.

Hablando de precios es lícito retomar una frase muy reiterada por el presidente Raúl Castro, los números suben “sin prisa pero sin pausa”.

El caso del cerdo, la carne de mayor incidencia en los mercados cubanos, demuestra que el mercado agropecuario de libre oferta y demanda avanza inexorable hacia una paridad de valor con las TRD. Desde su inmensa atalaya a 90 millas de distancia el dólar no deja de retar al socialismo superviviente, mientras la angustia de la población no parece tener fin en Cuba.

Vicente Morín Aguado: ememultiplicada@nauta.cu

 

2 comentarios sobre “El cerdo en La Habana a más de 4 dólares el kilo

  • A eso súmale que lo que te venden como una libra no llega, a lo sumo son 400gr.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.