Ejemplo del cooperativismo en Cuba

Por Osmel Ramírez Álvarez

Por un largo periodo la ANAP municipal nos la ha impuesto, usando mecanismos electorales manipulables.

HAVANA TIMES – Desde hace más de un lustro cultivo la tierra y soy miembro de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Desembarco del Granma, que radica en mi comunidad, en el barrio de Guayabo, Mayarí. Esa forma productiva es lo más cercano que hay en Cuba a una cooperativa real.

Las Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA) y las Unidades Básica de Producción Cooperativa (UBPC) son más claramente empresas estatales camufladas. Y las recientes no agropecuarias, si se revisa bien, han sido más bien una forma de legalizar, sin reconocer, a algunas pequeña y medianas empresas, formadas o en necesidad de fomentarse en actividades demasiado “pesadas” para el concepto de cuentapropismo.

Me gustaría saber de algún ejemplo, que tal vez exista en Cuba, no lo descarto, de una verdadera cooperativa, agropecuaria o no. Donde los integrantes sean verdaderamente socios, no lo que realmente son: trabajadores “mejor pagados” que los de una empresa estatal, bajo el manto de “cooperativistas”, o propietarios de tierra compelidos a asociarse en una CCS para poder acceder a créditos, servicios, paquetes tecnológicos, semillas, insumos y mercado, que como campesinos independientes se les impide por ley. Luce obligatorio, ¿verdad?

No conozco el reglamento de una cooperativa no agropecuaria, pero dudo de que sea muy diferente al de una agraria. Al interpretarlo, si se cuenta con un conocimiento mínimo de qué cosa es una cooperativa, solo se observa un engendro mimético, malintencionado y manipulador.

En todos los aspectos hay incongruencias, pero basta un solo ejemplo reciente para reflejar esa triste realidad. En mi CCS hubo “elecciones” el pasado mes. Imaginen que más de dos tercios no queremos que continúe la misma directiva por sobradas razones de peso. Por un largo periodo la ANAP municipal nos la ha impuesto, usando mecanismos electorales manipulables. Han sobrado estrategias e inventos para evitar que se imponga la voluntad de los campesinos.

Ahora la situación es crítica, pues ha llegado a un punto en el que es demasiado el mal funcionamiento, el uso abusivo y turbio de nuestros recursos y la impunidad, sin embargo, no pudimos quitarla. ¡Nos la impusieron nuevamente con un proceso mucho más groseramente amañado!

Pero esta vez los campesinos no bajaron la cabeza ni se fueron solamente murmurando como en las ocasiones anteriores. Alzaron su voz y quieren repetir el proceso con más transparencia. Hubo un gran disturbio en pleno enfrentamiento y desafío al despotismo de la ANAP municipal. Es una batalla difícil por los múltiples mecanismos que existen para acallar cualquier reclamo popular. Y ojalá dé frutos, porque el contubernio político, el tráfico de influencias y la corrupción están demasiado imbricados en nuestro país, a un nivel incluso más fuerte que la propia ideología.

Por alguna razón, (sobre la que se especula corrupción), en la ANAP municipal de Mayarí están muy interesados en esa directiva ineficaz y de “oscuro” proceder. No tiene resultados satisfactorios y viola constantemente las más elementales normas de control y respeto financiero, lo cual ignoran y apañan. Yo conozco muy bien, como todos los demás socios, las múltiples irregularidades, pero sería suicida de mi parte escribirlo aquí, ya que soy, en vez de los corruptos y “sociolistas”, el blanco de la ¿ley? “revolucionaria” en Mayarí.

Es bueno resaltar que no es un problema puntual. Los campesinos no pueden, debido al reglamento oficial general, elegir democráticamente entre ellos mismos a su presidente. El método es copia fiel del sistema electoral cubano. Se elige una Comisión Electoral, preferiblemente propuesta, sugerida y hasta conciliada entre la ANAP y la dirección de la CCS para que guíe el proceso.

Los campesinos tienen prohibido proponer en su Asamblea General a los candidatos. Solo tienen derecho a comentárselo en secreto a la Comisión que lo visita, desconociendo lo que otros propusieron. Al final esta define, inapelablemente cuáles fueron aquellos compañeros, once en total, más propuestos por la mayoría. Hay que confiar, pues no hay de otra. Ellos luego son votados con una sola cruz y si obtienen más del 50% de los votos son aprobados.

Más que “elección” es un proceso aprobatorio, parecido al de los Diputados a la Asamblea Nacional. Solo algunas diferencias: obligatoriamente hay que emitir los once votos (cruces) y si no te gusta uno o varios, debes tacharlos con una raya y anotar otro nombre al final en sustitución. ¡Tremendo mecanismo! Es verdaderamente un diseño maestro para votar sin elegir, para simular democracia cuando todo es amañado y manipulado.

Pero la cosa no para ahí. Con ese paso se define únicamente a los miembros de la Junta Directiva. Cualquiera creería que finalmente los socios tendríamos la posibilidad de entre ellos proponer y elegir al presidente de la cooperativa y a su vice. ¡Pues no!, la nueva Junta se reúne a puertas cerradas con el representante de la ANAP que la supervisa, junto con la Comisión Electoral y bajo esas influencias se escuchan propuestas entre ellos, pero prevalece la propuesta política que trae la ANAP.

Imaginen el resultado “súperdemocrático” que brota de semejante fórmula. La Asamblea de socios espera afuera el veredicto. Salen luego e informan a los socios, sin dar detalles de número de votos ni de porcentajes ni nada. Por eso, como en efecto sucedió en mi cooperativa, puede imponerse perfectamente el candidato más impopular o a quien convenga a los sensores de la ANAP.

Este es solo un ejemplo de un punto de inconcordancia entre una supuesta cooperativa cubana y el propio concepto de cooperativismo, donde la democracia debería ser la base de su funcionamiento. Lo más triste es que sucede lo mismo en el resto de los aspectos dentro del modelo de las “cooperativas” cubanas.

Será interesante continuar abordando este tema desde sus múltiples aristas, porque, en efecto, muchos creemos sinceramente en la necesidad de impulsar el cooperativismo como parte de ese modelo económico más eficaz y justo que necesita el país. Pero debe partir inevitablemente del reconocimiento crítico de lo que actualmente tenemos y del impulso pragmático de aquello que se fomente en lo adelante, principalmente para no celebrar espejismos.

11 comentarios sobre “Ejemplo del cooperativismo en Cuba

  • muy educativo, no tenia ni idea de como funcionan las cooperativas, solo sabia que funcionaban mal.

    Tengo un amigo pinareño que cuya finca colinda con una UBPC, ha sufrido presiones de todo tipo para q se una a ellos y él q nada q no, hace unos años el programa palmas y cañas se filmó en susodicha UBPC pues habia salido destacada en no se q emulación pero no habia un par de puercos para la fiesta y mi amigo q el solito tiene como 300 les regaló 2 a los destacados, jejeje.

    sigue arando q no es en el mar, algún día llegarán los frutos osmel.

    Respuesta
  • Como bien dice Osmel, realmente ninguno de los engendros castristas son verdaderas cooperativas. Los principios cooperativos se violan prácticamente en todas, Les imponen los jefes, les impiden repartir las ganancias como ellos entiendan, no les permiten relacionarse con privados ni extranjeros, y solo ocasionalmente con el estado, se les impide integrarse en cooperativas mas grandes, no pueden trabajar fuera de la provincia y arriba de todo eso las aprueba el consejo de estado y ministros. Para que el cooperativismo florezca en Cuba es necesario que sea sustentado en leyes democráticas, donde haya plena libertad de inversión y mercado, no existan monopolios mercantiles y el crédito fluya sin dificultades.. El gobierno lo sabe, pero es que con todas esas limitaciones estatales, las cooperativas han sido capaces de producir mas y mejor que las empresas estatales similares. El estatalismo castrista sabe que si libera las trabas que tienen a los privados y cooperativistas, se va del aire.

    Respuesta
  • Se puede evitar estar asociado pero como dice Repatriado, pero hay mucha presión. Además las leyes están ahí y si quieren te quitan hasta la tierra. Pero en la práctica es difícil que lo hagan, una porque generalmente se cede ante la presión y otra porque es muy chocante. La verdad es que todo está creado para que todos estemos controlados y un hombre puede producir independiente de una cooperativa de estas que no lo son en verdad, pero el acceso a todo es obligado por esta vía.

    Respuesta
  • y ejemplo de cooperativa no agropecuaria, el restaurante el bicky en infanta y san lazaro, es un complejo gastronomico enorme, dos restaurantes, uno d elujo y otro de super lujo, una dulceria, y un bar, tienen toda una cuada y según el granma le dieron UN MILLON de cuc de crédito, ahhhh, ya me gustaría ver la distribución de beneficios después de las nuevas ocurrencias de Murillo y sobre todo quien coño es el dueño para que un país como este le de 24 MILLONES DE pesos de crédito habiendo millones de microempresas sin acceso a un crédito decente.

    Respuesta
    • El biky es cualquier cosa menos una cooperativa ahí no se reparte utilidad alguna se reparte el 10 por ciento de la venta entre los trabajadores y andando como en todas las paladares, no hay asamblea de asociados los socios solo existen en papeles si lo sabré yo que trabaje ahi, el testaferro es un tal Pavel pero todo parece indicar ( esto no lo puedo confirmar) que el verdadero dueño a donde va el 100 porciento de la utilidad es el italiano marido de mariela castro.

      Respuesta
  • Eso seguro que no es en sí una cooperativa, lo más probable es que sea una empresa disfrasada. yo encuentro bien que existan, pero que las llamen por su nombre, que creen un marco legal y que permitan que las verdaderas cooperativas se desarrollen con sus verdaderos modos. ahí es donde radica el problema.

    Respuesta
  • el dato lo saqué de un artiículo que leí en granma hace unos meses y me impactó q aquello fuese una “cooperativa” y que dijerán así sin más que les dieron un millon de cuc de crédito, además darle la cuadra entera.

    Yo no solo estoy de acuerdo con que existan, pienso q es imprescindible q exista la empresa privada de todas las modalidades posibles y q trabajen con créditos bancarios, pero en este país esa cooperativa o es del hijo de alguien, o es de alguien o es de algún foraneo super izquierdoso de estos q adoran el comunismo bien lejos de su país natal

    Respuesta
  • El Biky se ha denunciado en la fiscalía ,en la contra lo ría, en el consejo de estado, en la ANEC y ahí esta campante y cada día mas grande y prospero mientras inspecciones y restricciones agobian a verdaderas cooperativas esta estafa descarada esta por encima de toda ley, ahí no auditan ni los vasos, eso es una empresa privada de cooperativa solo tiene el nombre lo intrigante es que a ciencia cierta nadie sabe quien es el dueño pero de que es alguien de muy arriba que duda cabe? Seguimos con la ley del embudo lo ancho para el que puede y lo angosto para los 11 millones restantes

    Respuesta
  • Es precisamente este el espíritu de mi artículo, no el enfrentamiento a ninguna forma productiva pues en general abogamos por todas, pero sin discriminación y con apego a la verdad y a la transparencia. necesitamos un marco legal que regule todas las forma y que los propietarios sean públicos.

    Respuesta
  • Ese ha sido también el espíritu de las denuncias, es inaceptable que se disfraces un negocio privado de cooperativa con el único fin de recibir líneas de crédito y beneficios fiscales, la legislación sobre cooperativas no agropecuarias aun y cuando sea “experimental” se supone debe ser cumplida por igual por todos, en los países serios nadie esta por encima de la ley pero en el nuestro a algunos se le exige a raja tabla y a otros, no importa cuanto la violen, nadie les pide cuantas. Este caso en concreto mas haya de lo procedente o no de la legislación es un ejemplo de la impunidad de algunos lamentablemente no es el único, el caso del “Fantasy”, negocio con apellido castro, en pleno Miramar es también aberrante, mientras se combate la prostitución y el proxenetismo en toda la isla este es un pequeño oasis donde se comercia el sexo de la peor manera. (si le interesa puedo pasarle por mail copias de algunas de las denuncias presentadas a la fiscalía contra el Biky por violar tasas y cada una de las disposiciones de la ley de CNA)

    Respuesta
  • Gracias por compartir las interiorodades del funcionamiento de las supuestas cooperativas agropecuarias. Habia leido sobre ellas anteriormente, pero nunca escuche sobre ejemplos concretos de la manipulacion estatal en estas.
    Personalmente estuve 2 años dedicados esclusivamente a contruir una cooperativa de production (Fundicion de cobre) junto a otros compañeros con sobrada experiencia en el sector, y nunca fue aprobada (a pesar de haber presentado todo lo requerido). Todo seria production nacional, suministriadores comprometidos, asi como clientes.
    Dos años y nada. El Estado solo se encargo de bloquear el processo y consolidacion de un sueño q hubiera podido transformar la perspectiva del cooperativismo para los cubanos (que en su inmensa mayoria no saben lo q representa esta forma de asociacion y gestion).
    Aun hoy en dia estoy convencido q el cooperativismo es lo mas cercano a la vision del proyecto socialista. Pero eso es algo q el Estado y su plaga burocratica no quieren permitir, destruiria sus cimientos desde donde se sientan a explotar a Cuba entera.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *