Migración y política: un debate necesario para el futuro de Cuba

Leduan Ramírez Pérez*

HAVANA TIMES – El 2018 será un año decisivo para el futuro de Cuba. La Isla no es solo un espacio geográfico sino uno social que traspasa las fronteras físicas. En esta dirección el futuro gobierno se enfrentará al reto de construir una nación próspera, transnacional e incluyente.

Sin embargo, la característica de los gobiernos cubanos hasta el presente ha sido la incertidumbre sobre sus agendas gubernamentales. Raúl Castro intentó definir claramente sus políticas económicas y sociales a partir de los Lineamientos del Partido Comunista pero en la práctica estas direcciones han presentado los mismos problemas de cambios espontáneos a lo legislado o implementado.

Esos cambios generan incertidumbres y desconfianza respecto la seriedad de los gobernantes cubanos. Esos cambios bruscos son perjudiciales para el fortalecimiento de cualquier relación que se pretenda sostener con Cuba.

En un contexto difícil tanto económico como político, Cuba ha perdido la influencia política y social que antaño poseía. Sus principales aliados han volteado sus direcciones políticas y sus agendas económicas. Así también los cambios en las posturas de los gobiernos latinoamericanos de la década pasada han dejado demasiadas dudas para un renacer de la política izquierdista en el continente. Esto ha perjudicado en extremo las capacidades económicas de Cuba.

Asimismo, el estancamiento de las relaciones con los Estados Unidos, algo que alentaba las esperanzas de mejoras en diversas dimensiones, ha mostrado los temores del gobierno cubano de cometer errores en la designación del nuevo presidente cubano. En este escenario, el futuro gobernante tendrá cada vez con mayor necesidad que restructurar el diálogo con su diáspora. La comunidad de migrantes es sin dudas uno de los pilares no reconocidos que sustentan la depreciada economía de la Isla.

No obstante, la relación del gobierno cubano con sus migrantes no ha sido amistosa. Salvo algunas excepciones, los migrantes cubanos han sufrido exclusiones en distintas dimensiones por parte de su país de origen. Cuba ha utilizado a su migración como temática recurrente según las necesidades políticas y económicas del régimen.

Hasta 1990 los migrantes eran considerados traidores a la Revolución. Posterior a esa fecha y como consecuencia de los efectos de la caída del campo socialista, la migración fue contemplada como un recurso salvador a la devastada y mono-dependiente economía cubana.

No obstante, Cuba no contabiliza las remesas dentro del PIB nacional aun cuando las acapara en su mayoría mediante fórmulas de comercio monopólicas. Con las reformas de Raúl Castro y los cambios en las legislaciones migratorias y aduanales cubanas esa relación gobierno-migración entró en una nueva etapa. Los migrantes siguen siendo un grupo excluido de la política y la economía central cubana pero su importancia para el país es crucial.

En este sentido, ¿cuál es el papel que le corresponde a la migración cubana en la construcción del país después del cambio de gobierno? ¿Cuál será la reacción del gobierno cubano a la influencia de los migrantes en la vida y la sociedad cubana?

La migración cubana es un actor imprescindible para el destino de Cuba. En el actual contexto, el gobierno de la Isla no ha dado pasos significativos para incluir a los migrantes como parte de la nación. Este es un tema que no se puede agotar en un breve artículo, no obstante quisiera proponer posteriores análisis a tres áreas: economía, política y sociedad. Además es necesario centrar el análisis desde los dos grupos en relación: migrantes y gobierno.

La relación de los migrantes con sus países de origen comienza por el propio interés o necesidad de mantener el contacto a pesar de los obstáculos. Para los migrantes el lugar de origen es el espacio conocido. Para los gobiernos la migración puede ser vista tanto como un recurso como un problema.

Cuba ha modificado sus discursos sobre su migración a lo largo de los años y también en función de sus necesidades. En el contexto actual, la migración ha sido uno de los sustentos a la economía cubana. No en balde, los cambios sustanciales a la Ley de Migración de 1979 ocurrido en 2012 y los incentivos a la recepción de remesas por distintos medios han generado una mayor presencia (directa e indirecta) de los migrantes en la vida nacional cubana actual.

Uno de los hechos más ilustrativos de esta presencia es la demanda de mayores derechos a los migrantes cubanos. Estas demandas se han realizado en la esfera económica (posibilidad de inversión directa en las PYMES cubanas), en la social (eliminación de las prohibiciones a deportistas radicados en el exterior de formar el equipo Cuba en distintos deportes y competiciones) y en lo político donde por primera vez un grupo de cubanos en España demandaron la posibilidad de participar en las elecciones cubanas desde el exterior. Sin embargo, el Gobierno no ha aprobado ninguna de estas iniciativas. 

Leduan Ramírez Pérez

La preocupación de estos grupos de migrantes cubanos señala una pertenencia nacional dual. Es la capacidad de ser incluidos por parte del gobierno cubano en un proceso que tome en cuenta sus necesidades, intereses y heterogeneidad. Se apela a la construcción de un discurso dual y no direccionado desde el interés unilateral del gobierno.

Por tal motivo, algunos de los cambios de buena voluntad que el gobierno cubano pudiera generar a favor de sus migrantes serían extender la vigencia del pasaporte cubano de 6 a 10 años, eliminar las prórrogas, fomentar la participación política mediante la extensión del voto en el exterior, permitir la inversión directa de los migrantes en los renglones económicos de la Isla e implementar mecanismos de diálogo con toda la diversidad de posiciones de los grupos de migrantes.

Durante muchos años los migrantes han sido un grupo estigmatizado por el discurso político cubano. Sabemos que ninguna comunidad excluida cambia sus resentimientos hacia aquellos que los ofendieron. En el contexto actual, Cuba debe comprender que la diversidad es también una parte imprescindible de la vida nacional y eso pasa por el reconocimiento, la disculpa y la inclusión plena de los excluidos en el proceso de construcción nacional.

Photos: Leduan Ramírez Pérez

*Estudiante de Doctorado, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede México. 

21 comentarios sobre “Migración y política: un debate necesario para el futuro de Cuba

  • Esto se pudo haber escrito en el 1980 o el 1990, o el 2000. Nada ha cambiado con respecto al papel de la comunidad cubana en el exterior y su relacion con el pais, tampoco ha cambiado las sospechas del regimen con sus expatriados. Cada año que ha pasado “seria otro año decisivo”. Mas de lo mismo.

    Respuesta
    • Muchas gracias por su comentario. No obstante lo que Usted señala sí ha cambiado sustancialmente debido a varias cuestiones que pretendo analizar en posteriores entregas. Este es una visión general del asunto. Lo que señalo propiamente es que la migración cubana sí ha comenzado a movilizar discursos y espacios al interior de la Isla. Y ese es el detalle importante. Ya no depende propiamente del gobierno, sino de los migrantes y sus capacidades para movilizar esfuerzos a favor de demandas sociales de inclusión. Un saludo mi estimado Atanasio.

      Respuesta
  • el gobierno cubano no va a hacer nada por nadie a no ser que se vea contra la pared y de eso dependa su supervivencia a corto, mediano o largo plazo.

    es justamente el inmovilismo obtuso y monolitico lo que define los 60 años que llevan en el poder.

    Respuesta
    • La mayoría de los países expulsores de migrantes, como el caso Cuba desde 1990 han comenzado a transitar hacia mayores derechos extra fronteras, sobre todo en cuestiones de índole política y economica. El voto en el exterior es uno de ellos. Esto no significa que Cuba no cambie de la noche a la mañana, no lo ha hecho nunca, sino que en la medida que los migrantes comienzan a establecer su presencia en la Isla con mayor conocimiento y capital el gobierno debe reformular sus bases. Esto se llama transnacionalismo. Ejemplos de esos países que han transitado hacia esa forma de relación son México, República Dominicana y Colombia. Otros están dando pasos significativos como el caso Brasil. Espero esto pueda servir para un trabajo posterior.

      Respuesta
      • Es un poco absurdo comparar los sistemas politicos y las causas de la emigracion entre Cuba y los paises que mencionas. El sistema cubano es ferreo y ni siquiera garantiza las libertades de los que se quedaron en la isla, mucho menos de los que se fueron y llamaron despectivamente gusanos. Le repatriacion de unos cuantos viene acompañada por las mismas medidas de control que no garantiza la posibilidad de aperturas democraticas. Siguen siendo repatriados y como tal vistos. La influencia economica de los expatriados es enorme pero no reconocida por el gobierno, muchos negocios fundados y mantenidos con dinero del exilio son legales hasta que les de la gana de cerrarlos bajo la justificacion de dinero mal habido por cuanto aun no es legal que un cubano residente en el exterior pueda tener su negocio a menos que este bajo el nombre de un testaferro y eso no da garantia constitucional. Esperemos sis proximos articulos y adelante. Se necesitan muchos como este.

        Respuesta
        • Muchas gracias por su comentario. Como se establece en el escrito, no estoy comparando sistemas políticos, sino sistemas de relación gobierno-diáspora. Esto de acuerdo con mucho de lo que comenta. La verdad me interesa escuchar la opinión de todos. La idea fundamental aquí es cambiar el punto de mirada respecto a cómo generar demandas y derechos. Sabemos los mecanismos de control y las regulaciones que se han implementado y reconocemos el tratamiento hacia los migrantes cubanos, lo hemos vivido. Ahora bien, en el contexto actual el gobierno necesitará sentarse a conversar con la heterogeneidad de intereses y opiniones de la diáspora. Puse el ejemplo de esos países porque en un inicio la extensión de derechos no pasa por el interés del gobierno, sino por la presión de los migrantes. Y es precisamente eso lo que me gusta investigar. Un saludo mi estimado.

          Respuesta
  • Buen articulo. Unas preguntas ¿es viable plantear, específicamente con la agresiva agenda política de EU y de algunos países de AL (como comentaste), la cuestión del voto exterior? ¿y el voto para quién? ¿para emigrantes que tienen 40 años o más fuera del país? Una más, ¿qué incentivos tendría el gobierno cubano para fomentar este voto, cuando tal vez la mayoría del voto sería en contra? . Teniendo en cuenta, que a pesar de que habrá un cambio en el dirigente, no parece que se presentará un giro radical en la postura política del país.

    Respuesta
    • ” ¿qué incentivos tendría el gobierno cubano para fomentar este voto, cuando tal vez la mayoría del voto sería en contra? ”

      Precisamente, esa es la diferencia entre un gobierno democrático y una dictadura. El voto es para quien al pueblo le dé la gana; y que gane la mayoría, para eso la soberanía reside en él. ¿Es tan difícil de entender?

      Respuesta
      • Los incentivos solo estarían en función de la capacidad de gestión, iniciativa y presión de los migrantes. Independientemente de cómo se realice ese voto, lo primero es el reconocimiento de la ciudadanía dual, después iría el voto. Creo que los incentivos no pasan por el gobierno sino por la presión de la migración.
        Muchas gracias por el comentario. Un saludo.
        Intentaré en futuras entregas aclarar y profundizar un poco más sobre estas cuestiones.

        Respuesta
    • Es muy importante esa cuestión del voto en el exterior. Este es el principal derecho de reconocimiento a la ciudadanía en el exterior. Ahora bien, para que exista ese reconocimiento primero deben cambiar determinadas cosas, no obstante es un objetivo plausible. Sobre esta cuestión del voto es importante mencionar que para su correcta y eficiente implementación el gobierno debe estar dispuesto a ofrecer garantías a las decisiones. Ahora bien, si es favorable o no el voto es una cuestión de índole democrática. Sabemos que debemos avanzar mucho, pero también creo que es hora de unión en favor de una idea. Una de las iniciativas aprobadas por República Dominicana es el reconocimiento de dos Senadores migrantes dentro del congreso de aquel país. Es una iniciativa interesante. Colombia también tiene algo similar, sus congresistas migrantes responden por los intereses de sus comunidades representadas. Esta iniciativa sería interesante para influir también en los países de destino mediante votos a legisladores con políticas favorables a los intereses de migrantes. Pero como siempre señalo, debemos empezar por casa.
      Un saludo. Muchas gracias por su comentario

      Respuesta
  • De lo mejorcito que he leído últimamente por acá, pero hay un detalle: No fue hasta 1900 que se nos consideró traidores, es hasta el sol de hoy que estoy escribiendo. El que nos utilice, se nos extorsione y se nos chantajee todavía como lo hacen, es la mejor prueba. Para muestra un botón: el que supedite la nacionalidad de un hijo de cubanos nacido en el exterior a la adhesión o no de sus padres al régimen, es una de las canalladas más viles que ha podido cometer ese gobierno con los emigrantes.

    Respuesta
    • Muchas gracias por el comentario. Creo que la historia está precisamente ahí, para entender lo que se hizo mal y lo que necesitamos hacer bien. Creo, como señalé en el artículo, que el gobierno cubano necesita realizar una serie de concesiones a favor de su diáspora, no condicionando los intereses a una sola de las partes, sino en conjunto. Creo que esto es muy importante a considerar en los actuales contextos. Creo, sin duda, que la migración cubana será importante para el futuro a corto, mediano y largo plazo. en base a eso trabajamos e investigamos.
      Saludos.

      Respuesta
  • Leduan, es la primera vez que leo algo de Ud. pero debo decir que me siento muy identificado con su punto de vista y analisis. Estare a la espera de sus proximos articulos.

    Respuesta
    • Muchas gracias por su comentario. Es la primera vez y espero poder seguir esta propuesta. Siempre encantado de debatir y complementar ideas entre todos, así creamos muchas más respuestas y posibilidades. Así crecemos. Un abrazo

      Respuesta
  • Circles, seria muy útil que los colaboradoes de HT pusieran algo de su biografia. Al menos la edad para poder valorar en el contexto real, los articulos. Gracias

    Respuesta
  • Muchas gracias por el comentario, la verdad es importante conocer trayectoria de quién escribe y cómo hacerse responsable de sus criterios.
    Soy estudiante de Doctorado en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede México. Hice mi maestría en Ciencias Sociales en dicha institución y mi licenciatura es en filología, aunque desde mi graduación me dediqué a estudios de historia nacional. Inicié una maestría en Formación del Pensamiento Nacional en la Universidad de Las Villas con una idea sobre la influencia del discurso protestante cubano en la configuración del pensamiento nacional cubano en la primera mitad del siglo XX.
    Tengo actualmente 30 años.
    Actualmente me dedico a estudiar la migración cubana y la relación Diáspora-Cuba. Me interesan las dimensiones de exclusión/inclusión de estos grupos sociales y las agencias que desarrollan para determinados contextos y situaciones. Creo firmemente que Cuba no se agota en sus fronteras sino que Cuba somos todos, con nuestras diferencias y con nuestras cualidades. Creo que es la hora de unir, de crear y de construir una nación Con todos y para el bien de Todos.
    Un abrazo.

    Respuesta
    • Felicidades por tu trayectoria exitosa para un joven de solo 30 años. Sigue escribiendo que personas como tu hacen mucha falta para los destinos de Cuba.
      Te sugiero estos temas para futuros artículos:
      Que hacer para lograr que los opositores al sistema dentro del pais tengan acceso a el proceso electoral cubano sin que estos deseos sean bloqueados por el regimen.
      Aceptaria el gobierno a diputados residentes en el extranjero aun corriendo con la posibilidad de que pierdan la votacion unanime de la Asamblea Nacional?.
      Gracias y saludos

      Respuesta
  • Felicidades Leduan, muy buen articulo. Las dudas que me quedaron las respondi leyendo los comentarios anteriores. Estoy totalmente de acuerdo contigo cuando dices que ha llegado la hora de costruir una Cuba nueva, con todos y para todos, la hora de unir todos dentro y fuera de la isla y para eso es bueno que la familia juegue un papel fundamental.
    Pienso en muchas ideas ahora, pero una sola quiero compartir. Los emigrantes cubanos deben darse mayor importancia y no dejarse humillar por parte del gobierno cubano, que vive de ellos y los utilizan a su antojo . Tienen que hacer más presión y dejar de jugar ayudar a la familia, porque de esa manera no se estan ayudando ellos sino que estan fortaleciendo a quién los oprime. Tienen que exigir que les sea recíproco el aporte que realizan y solo así vendrán las otras cuestiones que acáse analizan.
    saludos a todos

    Respuesta
  • Leían gracias por tu inteligente opinión. Tu no crees que para armar esta relación gobierno _diaspora, el primero debía aceptar la doble ciudadanía.

    Respuesta
  • Eso es una línea de deseos que tienen muchos, yo entre ellos.
    Pero choca con una dura realidad. Una cantidad inmensa de cubanos no quieren ver volver a los emigrantes con la plata por delante. Es una mezcla de envidia, dolor por las oportunidades que no tuvieron, etc. Pero es así.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *