Ex presidente Correa: No hay Estado de derecho en Ecuador

Lenin Moreno y Rafael Correa cuando todavía eran compañeros. Foto: www.elciudadano.gob.ec

HAVANA TIMES – El ex presidente ecuatoriano Rafael Correa advirtió hoy que en su país no hay Estado de derecho y arremetió duramente contra el Gobierno de Lenín Moreno, al que acusó de estar creando un “país completamente inestable”.

Correa, quien dirigió los destinos del Ecuador entre 2007 a 2017, habló este jueves con periodistas en un hotel de la capital panameña, donde se lleva a cabo la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

En respuesta a una pregunta de dpa, Correa afirmó que los sectores recalcitrantes “están retrocediendo a América Latina a 20 años atrás”. En el caso de Ecuador, el actual Gobierno está creando un “país completamente inestable”, puntualizó.

“Lo que sí está claro, es que no hay Estado de Derecho (en Ecuador). Todo está tomado por el Ejecutivo, con la complicidad de la prensa”, puntualizó Correa, que considera que hay presiones políticas en su contra que emanan del Gobierno de Moreno, que en el pasado fue su vicepresidente.

Según Correa, el Ejecutivo ecuatoriano prepara una consulta popular inconstitucional que viola el artículo 104 de la Constitución, que exige un control a las preguntas que debe responder la población ecuatoriana.

Correa denunció también un complot en su contra urdido por sectores derechistas que responden a un plan para retornar al pasado a países latinoamericanos que han emprendido procesos sociales progresistas.

“Esta es una estrategia regional (de fuerzas de derecha)”, indicó Correa, quien estuvo acompañado por el ex canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, cofundador del movimiento Alianza País, que generó la plataforma de acción política en su Gobierno.

“La judicialización de la política la estamos viendo en toda América Latina contra dirigentes progresistas”, remarcó Correa antes partir este jueves con destino a Bruselas, Bélgica.

El ex mandatario subrayó que a ello se deben los diversos procesos judiciales incoados contra los ex presidentes brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, la argentina Cristina Fernández de Kirchner, y el vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas, quien fue condenado el miércoles a seis años de prisión por haber recibido sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

[Lo que no está claro es si porque son de izquierdas Correa considera que es imposible que caen en el crimen de aceptar sobornos millonarios por favores o si tiene argumentos que demuestra que el corte se equivocó en condenar a Glas, su tío y los demás funcionarios sentenciados de lo que fue su gobierno.]

“En Brasil hubo un golpe de Estado y nadie dijo nada. Lo mismo está pasando en Ecuador. Hay alteración del orden democrático”, con el objetico de tomarse todos los poderes del Estado, en contra de los principios democráticos, precisó.

Según Correa, los mecanismos de judicialización instaurados en Ecuador, que incluyen a Glas, responden a los objetivos de tratar de anular su legado, pero advirtió que esas acciones enfrentan una firme la resistencia popular. Por ello ha informado al SICA lo que ocurre en Ecuador, añadió.

Correa insistió en que en Ecuador “en estos momentos hay una coalición de la extrema derecha con la ultraizquierda” para tratar de destruir el legado de un Gobierno progresista.

Correa propuso a Moreno como candidato del oficialismo a las últimas elecciones, pero tras su llegada al poder ambos se distanciaron. Por su parte, Glas se puso de parte de Correa y acusó a Moreno de querer convertir a Ecuador en “un Estado de corrupción” al favorecer a antiguos enemigos políticos, todos de derecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *