Capitalismo, socialismo y democracia en nuestro entorno político

Osmel Ramírez Álvarez

Foto: Alan Friedlob

HAVANA TIMES – Con mucha decepción observamos en nuestro hemisferio muchos ejemplos de ausencia, ruptura o fallas democráticas. Es muy común que viviendo en una sociedad capitalista, absortos por la libertad económica y el derecho al voto, se crea que se goza de la mayor dosis de democracia posible. También lo es creer, erróneamente, que los socialistas son los enemigos irreconciliables de este grandísimo logro humano.

Pero la realidad es que en este tema estamos constantemente aprendiendo y descubriendo cosas nuevas, despertando de sueños utópicos o modificando viejas creencias.

En primer lugar el capitalismo es tan solo un sistema económico, no político. Hay países capitalistas (casi todos lo son) que tienen como sistema político una democracia y los más exitosos con esta fórmula idílica son una especie de paradigma social contemporáneo (EUA, Costa Rica, los miembros de la UE y otros pocos).

Pero los hay también con dictaduras monárquicas, como en el mundo árabe; o dictaduras militares asociadas al poder del capital como lo fueron las del Cono Sur y la de Fulgencio Batista en nuestra sufrida Cuba. Queda claro que capitalismo no es sinónimo de democracia.

El socialismo (a mi modesto juicio) es solo un ideal social de justicia y equidad que pretende influir tanto en la política (la democracia), como en la economía (el modo de producción capitalista y otras variantes asociadas) para lograr sus objetivos. El entusiasmo desbordado de muchos socialistas del pasado y del presente llevó a querer convertirlo en un sistema político-económico y fue sin dudas un grave y costoso error.

Más acierto tuvo la socialdemocracia, pues más cercano ha sido su proyecto al verdadero ideal socialista. Por eso sus resultados han perdurado más y son reconocidos universalmente como “logros”. Pero lamentablemente en sus formas no llegó a brindar una vía a seguir y quedó reducido su éxito solo a una región exclusiva y a un momento histórico determinado. A pesar de que en casi todos los países inspiraron partidos homólogos, no han podido seguir los pasos de los privilegiados países nórdicos.

Pero es algo intrínseco del ser humano soñar y anhelar un mundo mejor, más justo y equitativo. Es algo muy humano, que nos eleva por encima del mundo animal en que evolucionamos. La violencia, el despotismo y el individualismo mezquino nos deshumaniza y revela los más bajos instintos de “la ley de la selva”, que hace tiempo abandonamos pero que hasta hoy intentamos superar.

Lo que pasa en Cuba, donde se impone este socialismo despótico en aras de conquistar una justicia social y un bienestar que jamás se logrará por caminos tan aberrados, y si se llegase no podría ser sostenible por sus formas incongruentes, es un gravísimo error.

Lo que pasa en Venezuela va por similar camino y es lamentable que el chavismo, que parecía una esperanza, termine convirtiéndose de lleno en un proyecto despótico y totalitario. Es la falta de definición ideológica ajustada a estos tiempos de cambios profundos y de tránsito de una civilización a otra lo que les venda los ojos y conduce al desfiladero político.

En Honduras no es la izquierda quien pisa la democracia, es la derecha. La democracia les cuadra mientras no amenace su dictadura solapada del capital. El Gobierno actual es continuista de la fórmula Micheletti. Lo de menos es intentar la reelección, sino la evidente manipulación del proceso electoral para poner dique antidemocrático al deseo popular. Los pretextos solo son creíbles, o son justificaciones, para aquellos que no creen sinceramente en la democracia.

En Brasil y Argentina tras el retorno de la derecha se intenta gobernar desconociendo la otra mitad del electorado que aún desea preservar lo obtenido durante los mandatos de la izquierda. Y en el caso brasileño ni eso. Temer llegó al poder de manos del PT, hoy sus adversarios políticos. Da asco la política brasileña. Ojalá logren con lo que les queda de honradez en sus instituciones y su clase dirigente, poner coto a la corrupción en todas las tendencias y a la impunidad de las élites.

Y para concluir queda el tristemente célebre ejemplo de los EUA. Trump es un showman, mucho antes de ser un presidente. Su pasión es la escena y mezcla su responsabilidad oficial con su sed de escándalo. Si fuese el mandatario de otro país menos importante para el resto del mundo, no se notaba. Pero lo es de la mayor y más influyente potencia.

Su duelo de terquedad y ofensas con King Yong Un es realmente muy peligroso; se sale de tratados internacionales importantes; toma medidas contra Cuba que ni nos regresan a la posición pre-Obama, ni dan continuidad a la apertura; y ahora enciende el Medio Oriente ordenando trasladar su embajada israelí hasta una ciudad tan disputada como Jerusalén.

Con todo esto solo se obtiene una sola ganancia: Trump está en boca de la gente y a diario en la televisión. No importa si hablan mal o bien, lo que importa es que hablen. Satisface su pasión de showman y de paso es bueno para sus negocios.

Pero ¿Dónde queda el interés de la nación?; ¿está respondiendo Trump a los intereses de la mayoría del pueblo norteamericano o a sus élites capitalistas?; ¿tiene ese pueblo mecanismos reales y funcionales para removerlo de su cargo si le niegan el apoyo inicial? –evidentemente no.

Está claro, aunque muchos no lo noten o no lo acepten, que la democracia tiene problemas, aunque todavía es joven y debe madurar. Se puede enfocar el asunto desde cualquier posición ideológica, pero la democracia es una sola: el poder de la mayoría sin negar espacio vital a las minorías. Gobernar para todos, seguidores y adversarios. El voto y la pluralidad son vitales. No hay una visión distinta de la democracia porque negar estas bases es simplemente ausencia de democracia.

Los capitalistas, por su naturaleza egoísta o individualista, siempre intentarán prostituir la democracia y convertirla en una dictadura solapada del capital, como lo es hoy en efecto. Las dictaduras, de derecha o de izquierda, siempre van a manipular conceptos e ideales para justificar su permanencia antidemocrática en el poder.

Lo sabemos: son tendencias naturales que debemos neutralizar con nuevas fórmulas e ingredientes institucionales que garanticen finalmente el imprescindible “equilibrio social”. La democracia real es “posible” y es el camino hacia la conquista de “toda la justicia” social “posible”, como quería Martí.

Y el socialismo verdadero, ese ideal mal usado, manchado y estigmatizado por adversarios, equivocados altruistas y oportunistas de todo tipo, puede en efecto jugar un importante papel en su consecución. Al menos en Cuba puede muy bien contribuir, donde otros actores no lo han logrado un resultado en décadas, a un mejor desenlace nacional, garante de paz, prosperidad y reconciliación. Así lo vemos algunos socialistas demócratas cubanos.

15 comentarios sobre “Capitalismo, socialismo y democracia en nuestro entorno político

  • ¿tiene ese pueblo mecanismos reales y funcionales para removerlo de su cargo si le niegan el apoyo inicial?

    Sí: La Vigésimoquinta Enmienda y el juicio político.

    Respuesta
  • no coincido contigo en q los capitalistas trataran de prostituir la democracia o que son mas egoistas q los comunistas o socialistas o cualquier otra ideología humana, de hecho solo en los países con un capitalismo desarrollado y un individualismo respetable hay verdadera solidaridad humana y una sociedad civil viva q se asocia sin interferencias gubernamentales en proyectos humanitarios.

    no comparto la vision de desarrollo plano y ascendente de la democracia o la historia, claramente el imbecil trump es una anomalia, si se quiere un paso atras dentro de la evolución hist´rica estadounidense, pero no cambia la escencia democratica de esa nacion que va muchísimo más allá de quien tenga el poder central, los ayuntamientos tienen una vida independiente y mucha soberania dentro de sus leyes

    un abrazo hermano

    Respuesta
    • Repatriado: sí hermano, diferimos en alguno que otro punto y es muy normal. Como no por falta de coincidencia con la mayoría debemos callar nuestras creencias, por eso me atrevo a expresarlas. Es en ese encuentro divergente donde surgen argumentos a favor y en contra, que enrriquecen o niegan. Tal vez llegue a abandonar algunas de las cosas que hoy considero “verdades”. Por eso aprecio el debate, porque estoy abierto a nuevos saberes, tanto como a compartir lo que creo. Seguiré abordando más adelante con mayor profundidad, en la medida en que pueda, sobre mi visión acerca de estos temas y siempre apreciaré tu opinión.
      Creo que no comprendiste bien mi escrito: no digo que los capitalistas sean más egoístas que esta o aquella ideología, por que el capitalismo no es exactamente una ideología, es un modo de producción, cuyo insentivo es precisamente basado en eso, en el “egoísmo”, en ganar para uno, aunque se intente equilibrar a veces con conductas altruistas. Pero está bien, apruebo eso, es incluso natural y útil a la sociedad. Por eso es de esperar que los capitalistas como clase, con un mayor poder económico que la mayoría social trabajadora, intente prostituir la democracia a su favor. Es normal, solo que si queremos justicia social hay que minimizarlo con istituciones fuertes que garanticen el equilibrio social. Es lo que sucede en buena medida en esos países y que se lo atribuyes erradamente a que sean “capitalistas desarrollados”. No, es a la “democracia desarrollada”, diría yo.

      Respuesta
      • si lo piensas bien sí hay una ideología capitalista, tanto como la hay socialista o anarquista, eso no va en contra de tu punto de que el capitalismo es egoista, pero mi punto es q los humanos somos egoistas. La presión evolutiva durante 200 000 años de homo sapiens ha sido hacia la supervivencia de genes, no social, solo hace unos 100 000 años pasamos de clanes familiares o grupos cazadores recolectores algo más grande y solo hace 10 000 llegamos a sociedades más amplias basadas en la agricultura y la ganaderia, y con 10 000 me refiero a algunas partes del mundo no a todas.

        El capitalismo es el mas humano de los sistemas pues es el q mejor expresa nuestra naturaleza y logra un bien comun a partir de sumas de bienes individuales, y ha sido un exito rotundo, solo hay q ver lo q era el mundo hace 200 años y lo q es hoy.

        El mayor defecto q tiene es capitalismo es la depredación de la naturaleza, cosa de las que nos dimos cuenta como especie hace apenas 50 años y esperemos seamos capaces de adaptar el capitalismo, mediante tecnologias, a ser más ecológico, poruqe a mi no me queda esperanza en la conciencia de las grandes masas, q dejen de comer tantan carne, q dejen de comprar tanta mierda, q dejen de gastar tanto de todo sin necesidad, pero como el consumo es el motor del capitalismo solo una mejora tecnologica q equilibre a la vez ecologia y consumo sostenible nos salvará, sino pues nos moriremos todos, q es algo muy natural, preguntale a los brontosaurios.

        la democracia es un gran invento, pero desde clístenes a trump no hemos avanzado mucho en hacerla real, pues tiene grandes defectos y vuelvo a lo mismo, no podemos tener todos los mismos derechos de desicion si no todos somos igualmente responsables, yo si creo en las élites, solo q no en las élites económicas, sí creo q hay capacidad científica ahora mismo, desde la genéticaa, la sicología, la pedagogia, la economia y la informática para hacer una verdadera democracia donde el demos no seamos todos, pues el todos, la masa, es pasto de las demagogias.

        Pero para mi el punto neuralgico del futuro de la sociedad es la inversión del supuesto derecho a ser padre por el real privilegio de serlo, y todo privilegio tiene q venir con ciertas responsabilidades, si no demuestras previamente capacidad para estas responsabilidades pues no te reproduzcas.

        Me gusta mucho debatir contigo.

        Respuesta
  • Este es el post mas superficial e infantil de Osmel. Me pregunto como puede calificar las democracias de diferentes paises de nuestra region sin haber puesto un pie fuera de Mayari. Todo los calificativos son caricaturescos y reflejan lo que escucha en el noticiero.

    En Latinoamerica gracias a la democracia y sistema capitalista se ha reducido grandemente la pobreza y la conflictividad social de epocas anteriores cuando gobernaban caudillos y generales. Los avances son enormes en educacion, ingresos promedio, acceso a servicios de educacion y salud universal o “gratuita” como le dicen en Cuba. El auge de las PYMES es impresionante que generan el 80% del empleo. En cambio en Cuba y Venezuela que son los pilares del socialismo en la region ya podemos ver como se caen en pedazos la economia y crece la pobreza a pasos galopantes.

    Trump a pesar de su controversial proyeccion publica ha logrado reducir el desempleo a cifras de hace 18 años. Los indices de vitalidad economica que se reflejan en la bolsa de valores estan en cifras record. Ha logrado reducir la emigracion ilegal en la frontera al 50% sin haber puesto una piedra del muro. Esta aplicando una politica proteccionista cuando quiere salirse de los tratados de libre comercio y traer de vuelta a las empresas para que ofrescan mas empleos en el pais. Y es curioso que en Cuba no se hable de esto ultimo cuando se han pasado 50 años criticando la globalizacion neoliberal y los TLC.

    El socialismo de papel aguanta lo que le escriban pero lo cierto es que cada vez que un socialista agarra el poder pone de cabeza al pais. Ni aplica el manual socialista y se dedica a destruir todo lo alcanzado en el sistema capitalista, especialmente los derechos economicos, politicos y sociales.

    Respuesta
    • Bobo de Abela: no me sorprendió tu respuesta porque la esperaba. También te disculpo los adjetivos apasionados. Sí, veo el noticiero parcializado de TVC y Telesur; pero también descargo en internet los más importantes periodicos del mundo, recibo boletines digitales, leo y me instruyo desde niño; converso además con extranjeros e indago mucho, y no estoy recluido en Mayarí como crees, mucho menos mi cerebro, que puede viajar mucho más que yo. Bobo, ya no hay exclusividad para obtener el conocimiento y ni siquiera en un país como Cuba, viviendo en un barrio rural como el mío, de un municipio al extremo del país, se está aislado si no quieres estar aislado.
      Para que sepas un poco más, es cierto, solo he salido de Cuba una sola vez, fue a España. Pude haberlo hecho a otros países del área, pero estoy “inhabilitado” por escribir para medios alternativos, como ya sabes. En la Madre Patria mientras otro hubiese aprovechado la televisión por cable para otras cosas, yo prioricé noticieros variados. Salí a la calle a intercambiar con gente de todas las edades, a entender, a constatar. No solo a impresionarme con las bellezas de ese país. Nada distaba significativamente de lo que pensaba ya. Claro que es poquísima experiencia, pero he notado que los conocimientos no dependen casi nunca de en dónde estés ni de a dónde vayas, sino mucho más de la voluntad del aprendiz.
      Y sobre lo que opinas, sería maravilloso poder creer, como tú, que ya está escrita la fórmula para solucionar los problemas del mundo, y de Cuba de paso. Quisiera creer que las cosas son como lo reflejan esas estadísticas frías que expones (hay otras que dicen lo contrario), similares a las que muestran en Cuba y Venezuela y que sobre el papel reflejan el espejismo de un bienestar y progreso virtual, netamente estadístico. ¡Cuántos problemas inmensos se esconden tras esas estadísticas! Qué bueno sería creer que toda la lucha social que existe hasta hoy es pura estupidez de cientos de millones de personas que no acaban de descubrir que con capitalismo y democracia manipulada por el dinero el mundo conquistó ya la justicia que necesita, que son gerreros sin causa. Sería estupendo. Ve a ver tú quién es el ingenuo en esta historia, estimado compatriota,

      Respuesta
      • Insisto en el maniqueo de la informacion que recibes y como la proyectas. En Honduras los que estan incendiando las calles para no reconocer la derrota electoral son los partidarios izquierdistas del destituido Celaya, a pesar que se volvieron a recontar los votos frente a ellos. En Argentina la izquiera peronista maquillo las estadisticas de pobreza brutalmente a punto de decir publicamente que habian reducido la pobreza a tal punto que tenian menos pobres que en Alemania. La realidad es que del 5% que decian realmente habia 33% es decir 1/3 de toda la poblacion. En Venezuela hace 4 años que no se publican las estadisticas de ningun tipo a pesar que tienen la mayor inflacion del mundo y han retornado enfermedades de la epoca colonial que supuestamente estaban erradicadas.

        En Cuba no estan informando de todas las causas de corrupcion de los caudillos de la nueva izquierda del siglo 21. Lula condenado a 9 años, el vice de Ecuador condenado a 6 años y Cristina y su vice a punto de estarlo. Chavez y Maduro en Venezuela han consolidado un narcoestado que es la envidia de Pablo Escobar y las FARC en Colombia. Evo Morales pasandose por el forro la consulta popular que le nego la reeleccion. En Nicaragua un pedofilo serial que ha secuestrado la democracia y que no se atreve a salirse del TLC aunque pertenece a la contraparte que es el ALBA. Por Dios Osmel, aqui no hay fanatismo ninguno, la realidad es tan clara y evidente que solo un pais como Cuba puede taparla con su inmenza mordaza. No creas que no te entiendo, yo tambien estuve en tu posicion y tampoco podia ver nada mas alla de las cuatro esquinas de mi barrio.

        Respuesta
    • Bobo descalificar la opinión de alguien por no haber salido d emayarí es demasiado reduccionista, es como descalificar al departamento de antigüedades de la Sorbona porque ninguno de esos científicos vivió en Egipto. La información llega de muchas maneras, eso no quita q conocerla de primera mano es la mejor de todas, pero no es la única.

      Respuesta
  • Osmel, buena suerte en tu lucha contra los molinos de viento

    Respuesta
    • Atanasio: gracias amigo por desearme suerte. Necesito, más que suerte, mucha voluntad para resistir las embestidas de ambos lados y aún así continuar sembrando ideas. Es que son los viejos paradigmas impregnados en el cerebro que no se ajustan a estos tiempos de cambios y es común que lleven a la mayoría a posiciones extremas, de atrincheramiento. Yo mismo pasé trabajo para aceptar cosas que hoy veo con claridad y me hacen entender mucho mejor nuestro tiempo, por culpa de esos viejos paradigmas. Pero es un proceso de aprendizaje permanente en estos intercambios, que son siempre fecundos.

      Respuesta
  • Jorge Alejandro: yo más arriba de tu cita reconozco que EUA es junto a pocos países una especie de paradigma, por tener desde la colonia el modo de producción capitalista y desde su independencia una democracia, la mejor de su época, que conservan hasta hoy. Pero ya desde aquellos tiempos Martí criticó lo que vio, la dictadura solapada del dinero. Sé de esa enmienda y del juicio político, pero me refiero a “posibilidades reales” del pueblo, no de las élites. Ahora mismo nuestra querida patria no tiene nada que se asemeje a una democracia, y ojalá tuviésemos una, aunque fuese prostituida por el dinero. Pero eso no impide que podamos aspirar a una mejor aún, más participativa y más representativa de todos los sectores sociales: más funcional.

    Respuesta
  • Repatriado: olfateo en tu cometario la influencia irresistible del best seller “El gen egoísta”, o una gran coincidencia. Seguro lo leíste. Me gustó que acudieras a la evolución porque muchas de las cosas que hoy hacemos inconsciente e incongruentemente con nuestra realidad social se deben a que nuestros genes son “extraños”, pues responden a otro hábitat.
    Sobre el capitalismo, lo entiendo más o menos como tú, a pesar de ser socialista. Creo que es tarea actual del socialismo verdadero reconocer que la batalla por la justicia social no tiene sus bases en la lucha a muerte entre las clases, ni en la destrucción del capitalismo como garantía del triunfo. Porque ni es necesario ni es buena idea, ya lo demostró tristemente la historia. Yo, particularmente, creo que el camino es el “equilibrio social”. Se puede, no es una utopía y donde hay un poquito nada más se nota que es bueno para el progreso económico y social.
    El “egoísmo” es tan bueno y útil como el altruismo, solo hay que equilibrarlos, lo cual es tarea de la sociedad, no de cada cual a su libre voluntad, solamente. Martí criticó el socialismo marxista y el anarquismo por ir en contra de ese “egoísmo” natural, que él veía al igual que nosotros, fecundo. Pero al mismo tiempo dijo “el dinerismo nos pudre”. Yo apruebo el capitalismo pero no el laissez faire o liberalismo exacerbado. (Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même; «Dejen hacer, dejen pasar, el mundo va solo»). Solo quiere decir, de manos del capital. Sería una moderna ley de la selva. Si el mundo pudiera ir solo, sin regulación social, entonces hubiésemos seguido en hordas aniquilándonos mutuamente.

    Respuesta
  • no he leido el gen egoista, sé q existe pero no lo he tenido nunca en mis manos, eso sí me encanta el debate entre innatistas y ambientalistas y como sicólogo he leido bastante sicologia evolutiva y cada vez hay más acuerdo y descubrimientos en cuanto a que el “caracter” humano fué forjado en la prehistoria y cada vez se explican mejor tendencias muy humanas actuales, muchas de ellas patológicas como la ambición desmedida, el gusto por el otro, la obesidad, la infidelidad, el egoismo como adaptaciones a un habitat que como bien dices es otro ahora mismo. te recomiendo un libro de jared diamond q cuando recuerde el nombre te diré.

    yo quiero resumirte una idea de este modo, la competencia es la base del desarrollo, europa ha dominado al mundo y no china que tenia más papeletas para hacerlo precisamente por la fragmentación y la competición, es el mayor motor para el progreso, creo q el capitalismo como sistema se ha adaptado demasiado bien al “caracter” humano y de ahí la eclosión increible de los últimos 200 años, pero se nos ha ido de las manos y vamos a destruir la tierra, así de simple, lamentablemente no creo q como seres humanos estemos listos para un autocontrol suficiente q revierta el efecto desastroso de la economía moderna sobre el planeta, por eso aunque el capitalismo ha sido causa de este problema, solo en el veo la solución pues esta ha de venir desde el perfeccionamiento científico y este perfeccionamiento solo mantendrá el paso que lleva, y q me da esperanzas, mientras conviva dentro del capitalismo.

    Como tu soy partidario de una economia intervenida, como la europea por ejemplo, q mantiene la dinámica científica y productiva a la par q tiene una red social inmensa, opto también por reguladores financieros potentes si vamos a seguir como especie dinerada. No estoy en contra de la finanzas, al contrario son el motor de todo lo demás, pero todo en demasía es malo y se ha ido demasiado lejos en ese tema, pero para mi el dinero es una mercancia como otra cualquiera y como tal lo trata las finanzas, no quiero q volvamos a dejar en mano de shilos el crédito.

    Respuesta
    • El dinero no es una mercancia como otra cualquiera. Es medio de pago, medida de valor y vehiculo de atesoramiento.

      Respuesta
      • Tomo Uno. Del Capital.
        Macroeconomia elemental
        No es solo una question semantica. Ejemplo: La abundancia desmedida de mandarinas reduce sus precios y perjudicaria a sus productores y en menor medida a quienes cultivan otros citricos. La abundancia desmedida de dinero crea una hiperinflacion como deberia entender Nicolas Maduro.

        Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *