Fallas técnicas en el 39 Festival de Cine de La Habana

Paula Henríquez

HAVANA TIMES – Muchos sabemos que el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano ha gozado, desde su fundación en el año 1979, de un excelente prestigio. De hecho es uno de los eventos de la cinematografía más importantes a nivel internacional. De ello da fe la calidad de las producciones que se reciben cada año y el número de países de la región y de otros lares del mundo que participan en este.

Pero no es menos cierto, y lo dicho aquí no es solo opinión personal, sino también de muchos aficionados al medio, que cada vez se siente menos el espíritu que se solía sentir en ediciones pasadas. Aun cuando las filas para entrar a los cines siguen siendo interminables, muchos coinciden en que no se pueden comparar con la de años anteriores, que el ambiente estaba en todas partes.

Esta 39 versión no comenzó del todo mal, hasta que tuvieron que suspender en el cine Charles Chaplin, uno de los más importantes dentro del circuito del Festival, y a dos días de comenzado el certamen, la proyección de una de las películas más importantes por parte de nuestro país que competía por el Coral: Sergio y Serguei. Aunque en realidad fueron dos las que suspendieron por fallos técnicos. Junto a esta, se canceló, además, la presentación de otro documental cubano.

La pregunta que cualquiera se haría es si no probaron los filmes antes de la proyección. La respuesta es no. Resulta que ahora no se pueden poner hasta su proyección programada, tratando de evitar evidentemente que se divulguen fuera de los espacios del Festival. El caso es que hubo muchas molestias debido a ese desperfecto técnico, además de que es un suceso que desprestigia la importante cita.

Yo, como otros tantos, sugeriría buscar algún método que permita probar las muestras y comprobar que no existan fallas técnicas a la hora de la exhibición, porque si bien no es culpa de nadie que el proyector o el reproductor no funcionen a la hora debida, tampoco se le puede pedir al público que no se moleste o se enfade si acuden a la sala a ver una cinta que ya no se podrá exhibir.

Por otra parte, ese tipo de dificultades le quitan mérito al certamen, rompen con una programación que ya estaba establecida y constituye una falta de respeto del público, al cual no se le ha dado hasta el momento la más mínima explicación. Solo se publicó en la cartelera de hoy lo que ya todos sabemos.

 

Paula Henriquez

Paula Henríquez: Desde pequeña me han dicho que debo tener cuidado con lo que digo en público. “Piensa antes de hablar, sobre todo delante de los demás”, me decía mi mamá y, entonces, resultaba más un ruego que un regaño. Aún hoy la escucho… y la cumplo, solo que no hablo… escribo. Las letras, las palabras son mi escape, mi salida y las catarsis diarias, las que imprimo en el papel, me reavivan. Y esta foto… me refugia.

2 comentarios sobre “Fallas técnicas en el 39 Festival de Cine de La Habana

  • el problema es que el mecanico del proyector es el mismo mecanico del jeepe WAZ que transportaba las cenizas del comediante en polvo… pero no se preocupen que ya los innovadores y racionalizadores estan poniendo el ingenio a funcionar y al compañero que dijo que hacia falta un proyector nuevo ya lo sancionaron y fue puesto en plan pijama…

    en cuanto a la falla tecnica de Nauta, creo que fue una mata de moringa o de marabu que nacio dentro del servidor de etecsa pero ya lo estamos solucionando, si es moringa se servira en el almuerzo de etecsa y si es marabu se hace carbon y se le vende a los americanos…

    Respuesta
  • ?Qué? ?El Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano es uno de los eventos de la cinematografía más importantes a nivel internacional? ?Quién dijo eso? A lo sumo… de América Latina. ?Por qué los cubanos siempre nos creemos ser el ombligo del mundo?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *