Miguel Arias Sanchez

Miguel Arias Sánchez: Nací en Regla, en el año 1949. Allí hice mis estudios primarios y secundarios. Luego me incorporé a los cursos de maestros populares y ejercí varios años. Pasé el Servicio Militar y enseguida que me desmovilicé estudié, ya de manera oficial, el magisterio; después la Licenciatura en la Universidad de la Habana. Por casi veinte años ejercí en las aulas de la Habana. Luego tuve la suerte de viajar y conocer otra realidad. Regresé, y actualmente realizo distintas actividades por cuenta propia.

Reunión en el barrio

Miguel Arias Sanchez

Ilustración por Carlos

HAVANA TIMES – En estos días tuvo lugar la reunión para elegir candidatos al delegado de mi circunscripción, en mi barrio de Guanabacoa.

Pocas personas acudieron a esa hora de la noche, unas veinte  más o menos. La telenovela es más atractiva que una convocatoria cederista. Nadie quería ser electo, las personas proponían y esos elegidos rechazaban uno tras otro la propuesta. Todos alegaban fuertes razones personales para no acceder al cargo. Dada esa situación, se seleccionó a la misma persona que lo viene realizando desde hace muchos años, un miliar retirado.

En el momento en que la enviada por el Partido para presidir la reunión daba las conclusiones, algo cayó del cielo, y fue a parar a su cuerpo.  La peste inundó el lugar y aplacó los aplausos de felicitación al único candidato para delegado.

Yo estaba en el baño, los gritos me hicieron reaccionar; me envolví en una toalla, fui corriendo hasta la ventana y fui testigo de la histeria: ¡Traidor! ¡Traidora! El que hizo esto es un traidor o una traidora,  no van a destruir la Revolución ni van a conseguir nada, solo el repudio…

La llevaron para una casa hasta que salió más calmada y más limpia. La reunión había terminado, al fin y al cabo, ya estaba cumplida la misión, el mismo delegado seguiría sus funciones.

Fueron detenidos varios sospechosos, al día siguiente los soltaron porque en las averiguaciones y hasta el día de hoy, no se pudo comprobar quién lanzó el huevo culeco.

3 comentarios sobre “Reunión en el barrio

  • Me ha dado mucha risa esta anécdota.Me parece muy bien el huevo culeco.Con algo hay que expresar lo que los ciudadanos consideran una farsa y tienen razón.

    Respuesta
  • jajajaja la proxima esa compañerita tiene que ir en su PCCmovil y no bajarse para que este protegida de las agresiones del imperio…

    Respuesta
  • “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida” (Ruben Blades en Pedro Navajas); quien podría decir que 38 años después (desde el Mariel), le iban a “sonar” un huevazo a alguien en Cuba (y para mayor sorpresa a una representante partidista)

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *