Maduro rechaza nacionalidad de EEUU de gerentes petroleros detenidos

Por Néstor Rojas Mavares

Nicolás Maduro. Foto: lapatilla.com

HAVANA TIMES – El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó hoy que cinco de seis directivos de la empresa petrolera Citgo, filial en Estados Unidos de la estatal PDVSA, que fueron detenidos por cargos de corrupción, deban ser liberados ante el argumento de que también tienen la nacionalidad estadounidense, reportó dpa.

“Ahora la embajada de Estados Unidos (en Caracas) dijo hoy que cinco de los seis detenidos son ciudadanos de Estados Unidos y como ciudadanos de Estados Unidos exige que sean puestos en libertad. ¿En libertad? Hablé con el fiscal general (Tarek William Saab) y esa gente es nacida en Venezuela, son venezolanos y van a ser juzgado por corruptos y traición a la patria. Bien presos están”, aseveró en un acto oficial en Caracas.

Maduro se refirió a las investigaciones sobre el caso de corrupción en Citgo, que es una filial de PDVSA que opera en Estados Unidos, en el que están involucrados su presidente, José Pereira, y otros cinco gerentes.

Saab dijo que el grupo intentó firmar un acuerdo comercial para refinanciar el pago de la deuda de PDVSA de bonos 2014 y 2015 por un monto de 4.000 millones de dólares, sin autorización del Ejecutivo.

Maduro dijo que los gerentes fueron detenidos ayer en Venezuela y los acusó de haber cometido “delitos graves de traición, corrupción, ladronismo y entrega de valores de la patria”.

“La Fiscalía hizo una investigación y concluyó que había graves delitos y ayer, mientras se realizaba una reunión y estaban en Venezuela, los directivos venezolanos fueron capturados por el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) por orden del Ministerio Público, a partir de la denuncia que yo hice”, explicó.

Recalcó que los acusados son venezolanos y le deseó que terminen en la “peor cárcel de Venezuela”. Agregó que cuando hizo la denuncia estaba “indignado” por los contratos que estaban tramitando para “robar y entregar a Citgo”.

“No sabía que tenían la ciudadanía estadounidense, aunque son nacidos en Venezuela, son venezolanos y cometieron delitos contra la patria.

No sabía que habían sido denunciados como colaboradores de departamento de inteligencia de Estados Unidos, la CIA. ¡Qué vergüenza! Son unos verdaderos hijos de… la traición”, aseveró.

Maduro anunció que nombró como presidente de Citgo, al ex ministro de Petróleo y primo de fallecido mandatario Hugo Chávez, Asdrúbal Chávez, para que encabece el proceso de reestructuración.

“Citgo es una empresa nuestra en Estados Unidos, de capital venezolano. Chávez va a asumir la reestructuración. Se descubrió que algunos de estos funcionarios estaban haciendo contratos para robar Citgo”, alegó.

Asimismo, dijo que un dirigente de la oposición era el enlace de los jefes de Citgo para “robar” a la empresa.

Mientras, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, afirmó que los acusados están comprometidos también en acciones de sabotaje y espionaje contra la industria petrolera.

Rodríguez dijo tener información de que quien fungía como presidente interino de Citgo pasaba información confidencial de la empresa a agencias financieras y a empresas petroleras norteamericanas.

Rodríguez señaló que a los acusados les espera la cárcel por traicionar la confianza del Ejecutivo y montar una “patraña financiera”, a través de una firma asentada en Florida.

El pasado 15 de julio los directivos de Citgo firmaron un acuerdo con dos empresas financieras para un supuesto refinanciamiento de los programas de deuda en bonos de PDVSA.

La Fiscalía General dijo que los imputará por los cargos de peculado, acuerdo de funcionarios públicos con contratistas, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

Algunas versiones dijeron que las investigaciones van contra funcionarios del círculo del ex presidente de PDVSA y embajador de Venezuela en la ONU, Rafael Ramírez, quien asumió el cargo diplomático desde 2014 luego de proponer sin éxito cambios en la política económica de Maduro.

Los involucrados, señaló Saab, firmaron un acuerdo para refinanciar los programas de pagos de los bonos de 2014 y 2015 de la petrolera.

“El contrato permitía un financiamiento por un monto de hasta 4.000 millones de dólares”, explicó. Indicó que el contrato establecía condiciones de préstamos “leoninas y desfavorables” para PDVSA.

Venezuela es uno de los principales productores de petróleo del mundo. La industria genera alrededor del 95 por ciento de los ingresos en divisas del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *