Antonio Ledezma, un irreductible opositor de Maduro en fuga

Antonio Ledezma

HAVANA TIMES – El ex alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma estaba anulado en su lucha política contra el presidente venezolano Nicolás Maduro desde que fue sometido a un arresto domiciliario.

Estuvo preso más de 1.000 días sin ser imputado por el cargo de conspiración, lo que lo redujo a un silencio obligado.

Ledezma, de 62 años, fue arrestado por agentes de la Policía el 18 de febrero de 2015 en sus oficinas en Caracas y acusado de conspiración, aunque nunca fue llevado a juicio en los tribunales.

Su paciencia llegó a un límite y retornó a las primeras páginas. El dirigente apareció hoy en Colombia, después de fugarse de su arresto domiciliario, una acción, que según dijo, solo consultó con su conciencia y lo mantuvo oculto a su esposa Mitzy.

Se desconocen detalles del escape y lo que se supo vino de él mismo: Dijo que pasó más 20 puntos de control de policías y militares hasta la frontera.

Nunca dejó de ser una figura incómoda para Maduro, que aprovechaba cada aparición para acusarlo de ser un “vampiro” conspirador que buscaba derrocarlo.

El cargo de conspiración en su contra fue promovido después de que publicara en la prensa, los primeros días de 2015, junto con la ex diputada María Corina Machado, un manifiesto llamando a una transición y a una hoja de ruta para salir del Gobierno de Maduro.

Siendo un adolescente, Ledezma comenzó su lucha política en el partido Acción Democrática (AD), en el que llegó a ocupar cargos en el Senado y en la Cámara de Diputados y más tarde se convirtió en gobernador del Distrito Federal y en alcalde de Caracas.

Tras dejar las filas de AD creó el partido Alianza Bravo Pueblo, con el que ganó la alcaldía metropolitana de Caracas en 2008 y luego obtuvo una reelección en 2013.

En ese cargo no solo fue despojado de sus atribuciones, sino que el presidente Hugo Chávez, primero, y Maduro, después, lo arrinconaron creando la llamada Gobernación del Distrito Capital.

Los primeros meses de su detención los pasó en la cárcel para procesados militares de Ramo Verde y luego fue llevado al arresto domiciliario para que se recuperara de una operación de hernia.

El pasado 1 de agosto fue sacado a empujones de su casa por agentes de la Policía y llevado a Ramo Verde, después de haber difundido un video en el que criticaba los errores de sus compañeros de la alianza Mesa de Unidad Democrática (MUD) y pedía sinceridad en sus acciones.

Después de eso fue devuelto al arresto domiciliario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *