Rusia acuerda con Venezuela reestructuración de su deuda a diez años

Nicolás Maduro y Vladimir Putín. Foto de archivo: telesurtv.net

HAVANA TIMES – Rusia anunció hoy la firma de un acuerdo de reestructuración de la deuda venezolana por 3.150 millones de dólares (unos 2.700 millones de euros), dando un pequeño balón de oxígeno a la golpeada economía del país latinoamericano, reportó dpa.

La restructuración retrasa el pago en un periodo de diez años y prevé en los primeros años únicamente pagos “mínimos” por parte de Venezuela, según anunció hoy el Ministerio de Finanzas en Moscú, que pretende proporcionar un salvavidas y aumentar las opciones de que Venezuela pueda pagar a sus acreedores.

Rusia es considerado un estrecho aliado del Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, un país que lleva años inmerso en una profunda crisis económica -entre otras cosas con una altísima inflación-  que lo ha puesto al borde de la bancarrota.

Rusia y Venezuela tienen además estrechas relaciones económicas. El consorcio energético ruso Rosneft tiene una fuerte presencia en negocios en el país rico en petróleo. La caída de los precios de crudo puso en dificultades a los dos países en los últimos años.

El acuerdo con Rusia podría suponer algo de alivio a la situación de Venezuela, pese a que la deuda con Rusia supone sólo una pequeña parte de la total de la nación sudamericana.

El monto a refinanciar por la deuda convertida en papeles de la república y de la petrolera estatal PDVSA es de más de 90.000 millones de dólares, alrededor de la mitad del total de la deuda externa.

Según cálculos oficiales, Venezuela tiene una deuda total cercana a los 150.000 millones de dólares, con abonos anuales cercanos a los 10.000 millones.

Pese a sus dificultades, Venezuela insistió esta semana en que seguiría cumpliendo sus obligaciones con los tenedores de deuda. Pese a ello, la agencia de rating Standard & Poor’s rebajó el lunes la credibilidad crediticia del país en moneda extranjera a “default selectivo”.

S&P cree que hay un 50 por ciento de posibilidades de que Venezuela “pueda entrar en suspensión de pagos otra vez en los próximos tres meses”, según el comunicado de la víspera.

El Gobierno de Nicolás Maduro anunció previamente que había empezado a refinanciar su deuda externa en una primera reunión con sus acreedores que no arrojó resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *