Yuliesky Gourriel, el novato campeón

Por José A. Rodríguez

Yulieski Gourriel logra un anillo de Serie Mundial en su primer año completo con Houston.

HAVANA TIMES – Durante 13 temporadas estuvo Yuliesky Gurriel buscando infructuosamente la corona en las Series Nacionales de béisbol de Cuba. Sin embargo, en su primera campaña completa en las Grandes Ligas de Estados Unidos se llevó el anillo de campeón con los Astros de Houston.

Para ser sinceros, casi siempre rindió, pues en esos años promedió para .332 de average, con 288 dobles, 62 triples y 258 jonrones, 138 bases robadas y más de mil impulsadas, OBP de .416, Sluggin de .585 y OPS de 1.001. Además, estuvo en nóminas cuajadas de estrellas, pero por una razón o por otra, nunca alzó la corona. Sin embargo, en suelo norteamericano parece haber desterrado su maldición.

Desempeñándose en la primera base, donde nunca jugó en Cuba, el Yuly sentó cátedra en las filas del conjunto texano, al punto de que terminó colocado en el quinto orden al bate y fue muy importante en la primera coronación de ese plantel, que archivaba en su historia solamente otra comparecencia en Serie Mundial, cuando fueron barridos por los Medias Blancas de Chicago del lanzador José Ariel Contreras.

Gurriel se convierte así en el primer jugador cubano de posición que actuando como regular se lleva el título más codiciado de la pelota mundial en más de tres décadas, desde que lo consiguiera Bárbaro Garbey con los Tigres Detroit en 1984.

El año pasado Jorge Soler se coronó con los Cachorros, pero era suplente, y cuando Kendrys Morales ganó hace dos años con los Reales de Kansas City, alineaba como designado, o sea, no en todos los desafíos.

Su desempeño fue notable, pues luego de firmar una buena campaña regular, como ya expusimos en estas mismas páginas, cerró la postemporada con promedio ofensivo de .304, siete tubeyes, un tribey, dos cuadrangulares y ocho remolcadas, con OBP de.342, Sluggin de .522 y OPS de .864.

“Sencillamente es algo increíble lo que he vivido, jugar mi primer año completo como profesional y tener ya un título de la Serie Mundial, es un sueño”, declaró Gurriel al concluir la Serie Mundial con el triunfo de los Astros 5×1 ante los Dodgers de Los Ángeles.

Yuliesky dando disculpas.

Yuly reconoció que su experiencia con la selección de Cuba le ayudó muchísimo, pero a diferencia de su misión en ese equipo y los otros en los que jugó en la mayor de las Antillas, no era él el principal protagonista, por lo que pudo jugar con menos presión.

“Dentro del equipo es como una familia, muy similar a lo que viví en Cuba, por lo que mi felicidad es completa”, agregó el flamante antesalista, que poco después de finalizado el choque salió a celebrar con una bandera de su país natal.

No todo fue felicidad para el hijo pródigo del legendario Lourdes Gurriel, pues en medio de la Serie Mundial protagonizó un polémico incidente, al celebrar en el banco inapropiadamente un batazo de cuatro bases logrado contra el abridor japonés Yu Darvish. El cubano se rasgó los ojos al estilo oriental, y eso le acarreó una sanción por comportamiento racista.

Afortunadamente para él, los cinco partidos de suspensión no los cumplió durante el Clásico de Otoño, sino que los purgará al inicio de la venidera campaña, sin derecho a pago, por lo que perdería la suma de 322,581 dólares, los cuales serán donados a la Astros Foundation y a una entidad que realiza esfuerzos en apoyo a diversos grupos.

“Me disculpé ante todo su público y ante él para que todo quedase aclarado”, destacó Gurriel en el sexto choque, que trajo de regreso el duelo al estadio de los Dodgers.

La suya se suma a las de otros coterráneos que también fueron sancionados sin derecho a paga, como Yunel Escobar, quien en 2012 se perdió tres juegos por un mensaje homofóbico y fue privado de 30 000 dólares.

Asimismo, el lanzador Aroldis Chapman recibió en 2016 30 juegos de suspensión por violencia doméstica y dejó de cobrar 1.7 millones de dólares que se utilizaron en donaciones a organizaciones que protegen derechos de abuso doméstico. Ese mismo año el jugador de cuadro Héctor Olivera también fue castigado por abuso doméstico. En su caso fueron 82 desafíos, que le reportaron pérdidas de 2.03 millones de los cuatro que tenía planeado recibir ese año.

En el caso de Yuly, el propio Darvish no quiso ser demasiado drástico. “Nadie es perfecto. Eso te incluye a ti y a mí. Lo que él hizo hoy no estuvo correcto pero creo que podemos enfocar nuestros esfuerzos en aprender y no en acusarlo. Si tomamos algo de esto, será un paso muy grande para la humanidad. Como vivimos en un mundo tan maravilloso, mantengámonos positivos y sigamos adelante en vez de enfocarnos en estar enfadados. Me encanta verlo jugar y siempre espero enfrentarlo”, escribió el lanzador de los Dodgers en su cuenta de Twitter.

Yasiel Puig con el equipo sub-campeón de la Serie Mundial 2017.

Pero Yuliesky no fue el único cubano en la lucha por el trono, ya que en el bando contrario estaba Yasiel Puig, famoso precisamente por sus actitudes polémicas. Sin embargo, esta vez el jardinero se mantuvo en sus cabales y tuvo números decentes con los perdedores (.286 de average, don dos dobles, un triple y tres bambinazos, .365 de OBP, .518 de Sluggin y .883  de OPS, con 10 remolques).

Para la historia quedarán las fraternales charlas que sostuvieron en la primera almohadilla cuando Puig se embasaba, como muestra de camaradería entre compatriotas.

Con unas horas de diferencia, pero todos los cubanos residentes en la Isla pudieron apreciarlas, porque al final se pasó íntegramente la Serie Mundial y apenas se cubrieron en la pantalla algunos momentos de publicidad. ¿Será eso un indicio de que el año que viene podremos ver las Grandes Ligas en vivo? Ojalá.

4 comentarios sobre “Yuliesky Gourriel, el novato campeón

  • yo vi la serie mundial en 1957 en cuba,claro…ja,ja…que logro de la revolucion !!!!!

    Respuesta
  • FELICIDADES HERMANOS A TODOS LOS QUE VISTE EL UNIFORME DE LAS GRANDE LIGA Y PONE NUESTRA BENDERA EN ALTO.

    Respuesta
  • con saber un poquito de béisbol, es suficiente para conocer que en este deporte, ganar un campeonato no representa para nada la calidad que pueda tener un atleta, no vale la pena empezar a poner ejemplos de los que nunca ganaron una serie mundial y fueron grandes en la pelota, en la pelota cubana, Sancti Spiritus no ha sido un equipo ganador, una de las mas pequeñas en las nuevas provincias, no puede comparar su desarrollo con equipos de La Habana que tiene 10 veces mas habitantes, historicamente, pertenecer a la nómina de los Yankees siempre es una buena posibilidad de ganar un anillo de serie mundial, siempre hay sus excepciones como ha sido el caso de los Marlins. El Yuli Gurriel es un ídolo en Sancti Spiritus y también ya lo es en toda Cuba, con Yasiel Puig y Yasmany Grandal, han levantado pasiones en esta serie como hacía ratos no se veía en Cuba, gracias a ellos los cubanos estuvieron a un tilín de ver en tiempo real la serie, se dijo que sería con media hora de retraso, en definitiva se transmitió con 24 horas de diferencia, las serie de 1957 y 1958 se transmitieron en vivo por la TV, Yankees vs Milwaukee Braves las dos, los duelos de Whitey Ford contra Warren Spahn, y ver a jugar entre otros a Mickey Mantle, “Yogi” Berra y los comienzas de Hank Aaron, fueron experiencias inolvidables para los amantes de la pelota en Cuba.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *