Crecen las remesas a Cuba vía Internet

Vicente Morín Aguado

Extraer dinero de un cajero automático.

HAVANA TIMES – Sin la posibilidad de una entrevista formal, dado el periodismo que hacemos fuera del Partido-Estado, al experimentar la realidad puede decirse sin temor a equivocarse que está creciendo el envío de dinero a los cubanos vía Internet, así lo corroboró un empleado de Fincimex en su oficina central de calle 3ra, entre 6 y 8, reparto Casalta, de La Habana.

En una mañana lluviosa—viernes pasado 6 de octubre—, aún así habían unas diez personas solicitando la imprescindible tarjeta AIS (American International Service s.a) que ofrece la corporación cubana para la recepción de las remesas y su posterior extracción en cualquier cajero automático del país o directamente en los bancos.

“Todos los días no paran de llegar clientes—dice el empleado de la recepción y agrega—las solicitudes crecen, las personas confían en nuestra empresa.” Debemos aclarar que no hay propaganda comercial al respecto, el asunto se trasmite de boca a boca, aunque en Internet sí es posible acceder al sitio www.aisremesascuba.com.

De hecho, varias empresas están compitiendo a favor de los ciudadanos radicados en el mayor archipiélago del Caribe, se destacan Fonmoney con tal vez la mejor tasa a favor del remitente pues al enviar 100 euros solamente se depositan 107,50. Otras igualmente fiables son Small Word,  Cash2Cuban y Sendvalu, esta última con un servicio personalizado, pues notifica al beneficiario la trasferencia con un correo electrónico y generalmente lo hace antes de 24 horas.

Preguntando en la calle, al salir la gente de las oficinas de Fincimex, se recopilaron algunas opiniones:

Tarjeta AIS de Fincimex

“Lo prefiero a Western Union, ya que es directo a mi tarjeta, no tengo que hacer la molesta cola en las cabinas de entrega de dinero de  la famosa empresa estadounidense.”

“Tengo la ventaja de que no hay descuento alguno, cuando me envían el dinero puedo extraer hasta el último centavo.”

“Me sirve en toda Cuba, puedo ahorrar, acumular en la tarjeta sin problemas.”

Desde la otra parte, más allá de nuestro país, la ventaja es hacer el envío monetario sentado en casa, no es preciso irse a una oficina y depositar dinero en efectivo. En Cuba las tarjetas AIS se obtienen gratis, si sucede un problema por pérdida o desmagnetización, Fincimex repone la tarjeta a los tres días sin costo alguno para el cliente, conservando el mismo número.

Las remesas desde el exterior se han convertido en el alimento primero de la ineficiente economía cubana, empresas especializadas como The Havana Consulting Group consideran que la cifra anual supera los 3500 millones de dólares solamente desde los Estados Unidos, debe sumarse la diáspora extendida por Europa y el resto del mundo.

Al paso del huracán Irma las dificultades son mayores, el abastecimiento interno de alimentos ha disminuido y las pérdidas de equipos domésticos por las inundaciones, junto a los techos de las viviendas,  requieren urgente ayuda que el Gobierno ofrece en límites reducidos, inclusive cobrándolos. Crece la corrupción relacionada con esas desventuras. Urge a los cubanos la solidaridad de familiares y amigos desde el exterior.

Vicente Morin Aguado: ememultiplicada@nauta.cu

4 comentarios sobre “Crecen las remesas a Cuba vía Internet

  • a juzgar por la foto, los dos que estan en la cola, el militar y el de adelante no tienen ni idea de que van a “sacar” del ATM… o es que hay que hacer la cola con una mano en la cabeza para que no te roben telepaticamente el pin de la tarjeta..????

    Respuesta
  • Es natural que las remezas crezcan, la gente después de Irma necesitan dinero para comprar comida de verdad en el mercado en Cuc o en los mercados de oferta y demanda.

    Respuesta
  • Muchas gracias por su profesional artículo. Toda divulgación es poca cuando se trata de darle al pueblo cubano la oportunidad de recibir ayuda por parte de sus familiares en el extranjero. ¡Felicidades!

    Respuesta
  • Meresbala, los dos tipos (el militar y el otro) están realizando un complejísima operación matemática (álgebra incluida) para repartir la remesa y que les “dé la cuenta” al final. Puede que el aguerrildo combatiente vaya simplemente a sacar su salario en CUP (dinero común) y esté pensando:-“Coj…., que bien me vendrían 50 “fulitas” ahora mismo!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *