¡A refrescar!

Fotorreportaje por Ivett de las Mercedes

HAVANA TIMES – Es normal escuchar la frase: ¡qué calor! Y es que las altas temperaturas nos están golpeando fuertemente desde hace algunos años, sobre todo en este 2017.

Los medios de comunicación no hacen mucho énfasis en la ingestión de líquidos, pero es muy importante, sobre todo cuando salimos de casa. A veces es una odisea comprar algo en la calle, así que lo mejor es llevar un pomo de agua en el bolso. Los meses de julio y agosto conforman el binomio más caluroso del año.

El portal cubadebate publicó que el mes pasado se rompieron tres records de temperatura máxima en las localidades de Güira de Melena con 35,6 grados, Florida 36,8 y Esmeralda 37,00, temperaturas que en años anteriores en este mismo mes se comportaron en 35 grados Celsius.

Sucede que nuestro mecanismo de refrigeración radica en la piel, sudamos y cuando se evapora ese sudor baja la temperatura de la piel y así nos refrescamos. Cuando hay mucha humedad no ocurre esa evaporación y por eso sentimos más calor.

Los médicos aconsejan tomar mucha agua en todo momento del día porque así se eliminan los residuos y se evita la deshidratación. Es posible sobrevivir sin alimento varios días pero no sin agua, la pérdida de un 20% de agua en el cuerpo podría causar la muerte. Con tanto calor, en pleno período vacacional, las bebidas escasean en el mercado, las playas se repletan y la gente busca alternativas.

El agua es importante no solo para ingerirla, algunos la buscan para refrescar… Aquí un ejemplo en un parque de la Habana Vieja.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería

2 comentarios sobre “¡A refrescar!

  • Está bien que el señor se refresque del inmenso calor a falta de una buena bañadera y -probablemente- de agua permanente en las tuberías de su casa -si la tiene-, pero vayamos a la realidad; observen el nivel de moho verde de esa fuente y dada la mala calidad reciente de las aguas del acueducto de La Habana, lo más probable es que haya contraído una serie de estafilococos, cuyas secuelas las sentirá en breve. !Pobre desgraciado! !Ojalá el “bañito” no le salga caro!

    Respuesta
    • Y si le sumas que despues anda descalso por donde tanta gente camina…. No importa, la atencion medica es gratis.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *