Cafetería La Luz en CUC

por Elio Delgado Valdés

 

HAVANA TIMES — La cafetería La Luz, situada en la calle Obispo, en las cercanías del hotel Ambos Mundos, en la Habana Vieja, cerró sus puertas en el mes de diciembre; esta era el único lugar que existía cuyos servicios se ofertaban en pesos cubanos (CUP).

Allí, los trabajadores de la Oficina del Historiador, de La Habana, transeúntes y el público participante en eventos científicos en el Colegio Universitario San Gerónimo o los Círculos de Abuelos, de visita en el centro histórico, acudían a tomar café, a un precio de 1.00 CUP, a comerse un pan con jamón, pasta o atún, otros iban a almorzar.

En el mes de enero, para sorpresa de todos, el lugar reabrió sus puertas transformado completamente, servilletas, mesas en la calle, paraguas, ahora  sus ofertas son en CUC (la otra moneda dura), de manera que el rico café, vicio de todos los cubanos, ahora cuesta 0.75 CUC (equivalente a 18 pesos cubanos).

La salida de estos establecimientos de la Empresa Habaguanex (antes bajo la oficina del historiador de La Habana) y su paso a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), demuestra una vez más el irrespeto al pueblo.

 

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería

5 comentarios sobre “Cafetería La Luz en CUC

  • “Irrespeto al pueblo”.. Y el pueblo que ha hecho?. Cuantos se han quejado? y cuantos ahora pagan en CUC?.

    Respuesta
  • Esa es la respuesta gubernamental a la “sociedad de obreros y campesinos”, donde estos no son más que un cero a la izquierda; y un par de palabras vacías en la propaganda del régimen. Nadie respeta a quien no se da a respetar, ni se respeta a sí mismo.

    Respuesta
  • Ya no queda en La Habana Vieja un lugarcito para los pobres de bolsillo, solo les interesa el CUC, tremenda injusticia, otra más de la larga lista.

    Respuesta
  • “para sorpresa de todos” (Los ingenuos)

    Respuesta
  • ¡A joderse! Ya no queda casi nada para los excluidos. Dentro de poco la única opción será salir de Cuba en cualquier cosa que flote y vivir como indocumentados en cualquier país de nuestra periferia.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *