La traición de Maduro a Chávez y al Socialismo del Siglo XXI

Por Pedro Campos

Heinz Dieterich Steffan. Foto/archivo: cubaencuentro.com

HAVANA TIMES — Porque se ha hecho costumbre llamar al desastre implantado en Venezuela, Socialismo del Siglo XXI, se hace indispensable recordar que las ideas originales con ese nombre no corresponden a Chávez, mucho menos a Maduro, sino que fueron expuestas por el alemán Heiz Dieterich, quien fuera asesor de Chávez y terminó separándose de él, precisamente porque lo que este venía haciendo, se distanciaba cada vez más de aquellas ideas.

Ya he escrito otras veces sobre el tema, con conocimiento de causa, pues tuve la oportunidad de relacionarme con aquel movimiento y conocer personalmente a Dieterich, discutir esas ideas y sus basamentos científicos y participar junto a él en  dos eventos internacionales en el 2006 y en el 2007, en Bolivia y en Ecuador, respectivamente, donde expusimos y debatimos publicamente las esencias del Socialismo del Siglo XXI.

Tales eran tres: 1-la democracia participativa y decisoria, con presupuestos participativos locales, cada vez más directa gracias al desarrollo  de Internet, con respeto a las libertades y derechos civiles, elecciones periódicas, y referendos revocatorios y para las leyes principales; 2-el estímulo al desarrollo de las formas  asociativas, autogestionarias, cooperativas de produccion, y 3-el intercambio de equivalenes en el mercado, tratando de minimizar los efectos de la Ley de Oferta y Demanda.

Chávez inicialmente gustó del nombre de Socialismo del Siglo XXI, se asesoró unos años con Dieterich, generó la Constitución democrática bolivariana de 1999, con garantías para los derechos civiles y los tres poderes independientes, en la que se establecían prinicipios básicos de la democracia participativa directa, y empezó a estimular el desarrollo de cooperativas de todo tipo, ofreciendo financiamiento, igualmente apoyó el establecimientos de procesos autogestionarios bajo control de los trabajadores en algunas empresas estatales.

Ni Fidel Castro ni su hermano apoyaron jamás esas ideas y nunca mencionaron las palabras Socialismo del Siglo XXI. Foto/archivo: cubadebate.cu

Ni Fidel Castro ni su hermano apoyaron jamás esas ideas y nunca mencionaron las palabras Socialismo del Siglo XXI. En el 2007 personalmente dejé en las oficinas de ambos un CD con un conjunto de trabajos e investigaciones realizados junto con otros compañeros sobre la necesidad de desestatizar la sociedad y especialmente la economía, con el fomento del cooperativismo y  la autogestión empresarial. Nunca recibí siquiera acuse de recibo. Siempre supe de la oposición castrista al poder del pueblo y los trabajadores, pero entonces intentábamos influir desde dentro, aprovechando el auge de aquella ideas impulsadas por el líder venezolano, con la esperanza de que podrían lograr simpatías en Cuba.

Pero fue al revés. Chávez, bajo la influjo de Fidel se fue separando cada vez más de las ideas del Socialismo del Siglo XXI, pero siguió usando el nombre, -como mismo han hecho los Castro con el vocablo socialismo- mientras las cooperativas que financiaban se convirtieron en fuentes de corrupción, las empresas inicialmente  convertidas a la cogestión fueron totalmente estatizadas, y se impuso la idea general del estatalismo asalariado, característico del estalinismo y el castrismo.

A pesar de lo incómoda, por lo democrática, el entonces presidente de Venezuela se mantuvo fiel a los  principios de la Constitución bolivariana que enarbolaba constantemente, demostrativa de la legitimidad de su gobierno.

Sin embargo, luego de su muerte, ya el chavismo en decadencia como se mostró en su intento reeleccionista, el poder fue traspasado a Maduro, un procastrista empedernido, que ganó la primera elección por una diferencia que siempre trajo suspicacias, pero en vez de tener en cuenta la correlación de fuerzas,  todo cuanto hizo después solo sirvió para acrecentar el desastre económico, aumentar la oposición y profundizar la división del chavismo, trayendo como consecuencia la pérdida en elecciones, de  la mayoría en la Asamblea Nacional.

El presidente Venezolano Nicolás Maduro y un retrato de Hugo Chávez. Maduro se considera hijo de Chávez.

El “Socialismo del Siglo XXI” defendido por Maduro no estaba siendo más que una versión venezolana del estatal socialismo voluntarista cubano, con todas sus desastrosas consecuencias en la economía y  en la sociedad. Su posterior oposición al constitucional referendo revocatorio, el precipitado movimiento para controlar el tribunal supremo de justicia antes de que tomara posesión la nueva Asamblea de mayoría opositora y los intentos de desconocerla, vienen a coronarse con su reciente llamado a una nueva Constitución, a todas luces, destinada a excluir de la Asamblea a la oposición y evitar la convocatoria a elecciones presidenciales.

En fin tratar de garantizar el control del poder por el grupo madurista, que declarándose heredero del chavismo y el socialismo del siglo XX, pretende echar por tierra lo mejor que dejó Chávez: la Constitución bolivariana del 99.

De esa manera Maduro y su grupo,  evidentemente asesorado por La Habana y tratando de repetir la esencia antidemocrática de la Constitución “socialista” castrista de 1976,  traicionan definitivamente el legado de Chávez y las ideas originales del Socialismo del Siglo XXI que  siguen enarbolando  con el mismo descaro que los Castro han hablado de socialismo en todos estos años.

Ese paso, junto a la salida de Venezuela de la OEA y la intención de armas a miles de chavistas, en una sociedad muy dividida, marcada por la violencia y los asesinatos, se perfila como el preámbulo de una agudización de las contradicciones en Venezuela y en la región de consecuencias terribles, no solo para los venezolanos.

Se trataría, a la vez de un intento por frenar, a la fuerza, la caída en picada de la ola populista estatalista, -incluida la debacle del gobierno castrista-,  iniciada con la llegada de Chávez al poder y el estímulo de Fidel Castro a una segunda intentona de establecer en la región, esta vez por vía democrática,  un polo de poder antiestadounidense, supuestamente antimperialista y socialista, sustentado en el poder económico derivado del petróleo venezolano y apoyado por potencias europeas.

Pero el mundo ha cambiado, la contradicción fundamental que lo mueve hoy no es izquierda-derecha ni capitalismo-supuesto socialismo, sino democracia-dictadura.  Los que no se percaten de ello y pretendan seguir imponiendo dictaduras descubiertas o disfrazadas, pagarán las consecuencias, más temprano que tarde.

18 comentarios sobre “La traición de Maduro a Chávez y al Socialismo del Siglo XXI

  • Pedro:

    Vamos a hacer un poco de memoria, Chávez no fue un inocente que se dejó engañar por los Castro. Chávez fue, en primer lugar, un golpista, pura soldadesca de barraca. Eso sí, supo manipular el innegable descontento de los venezolanos con los partidos políticos y con la situación general; supo ganar unas elecciones limpias, y ya en el poder, se erigió como una caudillo más de los que, desgraciadamente pueblan la historia de A. L. Si bien , por un lado, trató de implementar todo eso que a Ud le gusta, por el otro era un corrupto que ha dejado millonarios a todos los miembros de su familia, que eran bien pobres.

    Respuesta
    • Lo cortes no quita lo valiente. Aquí no se defiende a Chavez ni al chavismo, se acusa con toda claridad a Maduro de traicionar a Chàvez y al enunciado Socialismo del Siglo XXI, tratando de cambiar la constitución democrática del 99, que no por gusto defiende la oposición ahora mismo en las calles.

      Respuesta
  • Hugo Chavez tampoco fue un santo aunque ahora hasta en las Iglesias se le ruega.. Con mucha constitucion aprobada el fue el iniciador de tanto desastre en Venezuela. Maduro sencillamente le toco lidiar con la fruta “Madura”.

    Respuesta
    • En el escrito queda claro que Chàvez se distanciò del S-XXI y que finalmente terminò aplicando la receta castro-estalinista.

      Respuesta
  • Con el “socialismo del siglo XXI” pasa lo mismo que con el socialcosadesa cubano; y con Chávez exactamente lo mismo que con el difunto, que se cansó de decir que no era comunista. el desastre empezó con Chávez, no con Maduro. Maduro no traicionó a nadie. solo que él está recogiendo lo que Chávez sembró, y él se encargo de continuar: una dictadura procastrista fracasada y en agonía. Y, ojo, que en Venezuela todavía queda sociedad civil, partidos políticos y gente que se lanza a la calle a defender sus derechos. En eso todavía están mejor que los cubanos, a pesar de Chávez y Maduro.

    Respuesta
  • Pedro, el gran error de Dieterich, y posiblemente tuyo también es poner a disposición de un caudillo o hasta tres o cuatro, el socialismo del Siglo 21, no tengo ninguna simpatía por el alemán porque lo considero un aventurero irresponsable, porque lo que está pasando hoy en Venezuela, él tiene una gran responsabilidad intelectual, por eso en el caso de Cuba lo que tenemos luz larga para vislumbrar la Cuba que aspiramos, no nos podemos confiar de encantadores de serpientes como Dieterich, y mucho menos por ningún otro caudillo sea del patio o fuera, para por ejemplo, ponerle a su disposición el SPD para que lo usen a su imagen y semejanza como lo hizo Chávez & Cía., soy y seré totalmente irreverente con Dieterich porque a estas alturas en vez de ver un traidor en Chávez y Maduro debería pedirle perdón al pueblo venezolano por todo el daño que le ha hecho su tal “Socialismo del Siglo XXI”.

    Pedro disculpa porque te haya tratado con rudesa por carácter transitivo, pero Dieterich me recuerda a muchos frustrados que al principio de la “revolución cubana” fueron a Cuba a proponerle a Fidel Castro sus proyectos técnicos que no pudieron desarrollar en sus países de origen como el del Profesor Wuazan en la ganadería y como en ese tiempo se invirtieron recurso infructuosos en eso, por orden del hoy habitante de la piedra de Santa Ifigenia, mucho más reciente unos ambientalistas, si mal no recuerdo americanos, se enteraron que en la Habana se estaba proyectando un Metro, viajaron a Cuba y se reunieron con el “caudillo en jefe” y le presentaron un proyecto alternativo para el uso masivo de bicicleta, el viejo diablo le dijo que lo iba a estudiar y resulta ser que al inicio de periodo especial saco de debajo de la manga el uso masivo de bicicletas y compro la vieja Forever china y puso a los cubanos(as) a montar bicicletas, estas son pequeñeces comparado con el experimento social diabólico de Socialismo del Siglo XXI de Dieterich, pero es para que te des cuenta del oportunismo caudillista de tales personajes. Sigo con Venezuela, las famosas Comunas de Chávez tampoco es idea del, sino de un canadiense, ahora resulta que Maduro en su convocatoria a su constituyente personal quiere usar como célula base las susodichas comunas para implantar el castrismo en Venezuela a su imagen y semejanza y según tengo entendido que le dio esa tarea al “comunero” Jua actual ministro de educación.

    Respuesta
  • Hno Esopo. En el artículo explico q Dieterich se separó de Chavez y por qué v todo el mundo sabe que después se ha sido muy crítico con Chavez y con Maduro. No fue el S21 de Dieterich lo q jodido a Vezuela, fue el abandono de esas ideas. Que Chávez se apropiada del vocablo y se limpiará el fondo llorar con el, no es culpa del Aleman.

    Respuesta
  • Esopo : si me permite un consejo : cuando trate con personas altamente ideologizadas ,no intente razonamientos basados en la realidad. Siempre dirán como el Gran Incrédulo : usted ha visto a Dios ? y…se acaba la discusión. A las personas criadas en regimens totalitarios de Izquierda,asi como a los intelectuales que creen en su mision “salvadora ” de la humanidad, no le basta con los descalabros de la izquierda revolucionaria…aun quieren mas y culpan al Imperio,a la izquierda burguesa a los católicos de Torquemada ,al ratón miquito, en fin a cualquiera y lo acusan de enemigo, falsificador,de malinterpretar las palabras de Marx, Mao de Stalin de fidel…etc, etc…..en fin, no hay rectificación posible !! Gracias por leerme ( si me lee, claro ) !!

    Respuesta
  • En verdad con la cantidad de dinero que manejo Chavez y el resultado que obtuvo, lo hacen clasificar como uno de los mandatarios mas ineptos del Mundo…comparable con Fidel y en las antípodas de Pinochet !! Para eso quedan los izquierdoso inteligentes !

    Respuesta
  • El chavismo nació al igual que el fidelismo con la misma idea, nada loable por cierto, de por medio de la baba y el cuento de “del pueblo y para el pueblo” perpetuarse en el poder y de paso hacerse ricos. Si a Chávez no se lo hubiera llevado la pelona, hoy Venezuela bajo su mando, estaría en las mismas condiciones que está con Maduro.

    Respuesta
  • Todos los socialismos del siglo XX y del XXI fracasan porque son atajos que conducen a la sociedad a un retroceso en su normal evolucion al desarrollo y el bienestar de las mayorias. Son 100 años viendo todo tipo de socialismo que al final terminan siendo vulgares fascismos populistas que empobrecen al pais y le roban las libertades a todo el pueblo. Ya no sigan intentando reclicar y cambiar de envoltura un sistema inviable.

    Respuesta
  • Pedro, un precepto de la filosofía oriental asevera: “el conocimiento es un obstáculo, a no ser, que se trasmute en sabiduría, a más sabiduría más libertad, pero mayor responsabilidad”. Tu amigo, el alemán, fue muy irresponsable al entregarle una teoría social con fundamentación tan compleja el (SSXXI) al paracaidista de Sabaneta, un ignorante castrense convertido al castrismo, encumbrado de poderes militares, políticos e económicos, con ambiciones hegemónicas nacionales e internacionales, fue como entregarle una bomba atómica a tan desdeñable e irresponsable personaje y ahí están los resultados a 18 años de asumir el poder en la Venezuela que todo el mundo sabe. Sigo insistiendo en que Dieterich, al igual que como hizo el Papa Juan Pablo II que le pidió perdón a la humanidad por todos los desmanes cometidos por su iglesia en si 2000 años, más por un problema ético y que religioso, debería pedirle disculpas al pueblo venezolano por su parte de responsabilidad por el descalabro de la Venezuela actual.
    Pienso que tu presente artículo, además de sacarle las castañas del fuego a tu amigo alemán, contribuye a esclarecerle a la Venezuela Chavista los graves errores históricos cometidos por Chávez, Maduro y por el chavismo\madurismo que son cruciales conocer y reflexionar sobre los mismos, para hallen el rumbo que lo lleve a un puerto seguro y los alejen del mar de tempestades permanentes en que tienen sumida a Venezuela con los venezolanos dentro.

    Respuesta
  • Para Dario, el bobo y los otros que no acaban de comprender las ideas esenciales del socialismo que defendemos que nada tiene que ver con el llamado socialismo impuesto. Lo hemos escrito mil veces. No se trata de imponer nada. Simple, en su propia evolución el capitalismo va generando, como está ocurriendo en la practica, nuevas y superiores formas de producción sus tentadas en el trabajo libre, asociado o privado. Esas formas solo pueden desarrollarse en democracia y libertad, en medio del mercado libre. Esas formas llegaran a predominar inevitablemente. De hecho está ocurriendo sin que muchos se vayan dando cuenta, cuando suman las gentes que trabajan en empresas por acciones, empresas de tipo cooperativo, empresas de capital asociado diverso, empresas de tipo mutuales,empresas personales, trabajos individuales, ya hoy en EEUU posiblemente sean más que los trabajadores asalariados. Para nosotros el socialismo no se impone, pero incuestionablemente mientras más democracia, m´s libertad, mas desarrollo de las tecnologías y las comunicaciones, más se avanza hacia esa sociedad poscapitalista, donde cada vez más la explotacion asalariada será minoritaria. Hoy hay mucho estados en EU que apoyan el trabajo libre, dan creditos para pequeños negocios y sin saberlo favorecen esa nueva sociedad. Que, si quiren, pongale otro nombre. En Cuba el socialismo Democratico que defendemos, que no es otro que ese del que acabo de escribir, paso por la defensa de la democracia, de la libertad y del mercado libre. Espero que lo entiendan, por eso para nosotros la prioridad es la democracia y la libertad y no pretendemos imponer nada y por supuesto con el menos estado posible.

    Respuesta
    • Este comentario de Pedro responde también a un comentario hecho a un artículo de mi autoría en Cuba Encuentro que a continuación trascribo:
      “Miren, en los países desarrollados la izquierda de hoy se parece a Podemos y a Mélenchon, un partido español y una especie de nuevo primer secretario del PCUS (pero francés) que no han cambiado ni una jota del proyecto y agenda dictatorial y totalitaria de la “izquierda” del siglo XX. Están condenados al fracaso. ¿El autor creerá sinceramente que esa izquierda “democrática” cubana va a comportarse mejor que la que está en el poder si tuviera un chance de llegar allí? En el siglo XXI lo que muestran las experiencias recientes es que los partidos políticos tradicionales no van a ninguna parte, tienen los días contados. Los movimientos sociales que devuelven cierta cantidad de poder a la sociedad civil son los que van ganando terreno. Esa es la tendencia, ya vieron lo que pasó en Francia, bueno, pues eso tiene muy asustada a esa “izquierda” europea y criolla, pues se les acaba el cocinao…a buena hora”.
      http://www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/democratizacion-de-cuba-vs-izquierda-democratica-329306
      Este señor no sabe nada de la izquierda democrática cubana ni de los movimientos sociales modernos que en gran medida coinciden sus aspiraciones con la izquierda democrática cubana, a diferencia que los movimientos sociales modernos desarrollan sus actividades en países democráticos y la izquierda democrática cubana está luchando por la democratización en las entrañas del totalitarismo castrista.

      Respuesta
    • Campos por una simple lógica, si todas esas transformaciones que reconoces y que las estoy viendo personalmente a diario ocurren como natural evolución en las sociedades capitalistas actuales, por que los socialistas con el apellido que se quieran poner, se atribuyen como socialistas?

      Respuesta
      • Bobo, primero para diferenciarnos de todo “socialismo” impuesto, segundo porque queremos contribuir a facilitar más ese desarrollo y porque queremos que se manifieste tambien politicamente con una profundizacion de la democracia, que no se quede en la representativa, que dé más poder a los ciudadanos y a los municipios en el control de los presupuestos. Hay que seguir luchando por la libertad, por la eliminacion de restricciones al trabajo libre. Esas transformaciones conducen inevitablmente a una sociedad superior cuando predominen esas formas y hay fuerzas que se oponen que quieren mantener los monopolios y tienen dinero para seguir haciendo politica. El ideal liberal, si es consecuente, termina en libertario.

        Respuesta
        • Cito: “El ideal liberal, si es consecuente, termina en libertario”. Por esa razón abogamos por que el modelo económico de la Cuba que aspiramos sea constituido por componentes del liberalismo económico (capitalismo) y componentes de la autogestión socialista, ciertamente el capitalismo en democracia evoluciona del ideal liberal al libertario. Pero téngase en cuenta que Cuba actual se encuentra por casi 60 años estacionada en el estatismo, que para mí es sencilla y llanamente estalinismo castrista, es por eso que lucharemos para que en nuestra futura constitución democrática quede plasmada en su parte económica la coexistencia del liberalismo económico y la autogestión socialista, por lo que no podemos dejarle al libre albedrio esa dos cuestiones, y sea el estado democrático de derecho, emanado de dicha constitución, el garante del desarrollo armonioso del capitalismo y la autogestión.

          Respuesta
  • Con la bonanza petrolera que tuvo Chávez, Venezuela pudiera tener hoy en día estándares de vida comparables al de los países escandinavos. Pero los desastres de regímenes comunistas hay que cuantificarlos exponencialmente. En Cuba no se han retrocedido solamente 60 años por culpa de la dinastía Castro (ya quisiera la isla que el castrismo la dejara en la misma situación económica que Fidel Castro la encontró en 1959). Sumando lo que se ha dejado de avanzar más lo que se ha retrocedido, por lo menos 100 años y esto sin tener en cuenta el daño antropológico que mete miedo, y va a ser el más difícil de revertir si es que alguna vez se logra.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *