Nosotros

HT rumbo a su sexto aniversario

Por Circles Robinson, editor

HAVANA TIMES – ​​Cuando Havana Times comenzó en octubre de 2008 en La Habana, se esperaba actualizar una vez por semana y sólo publicábamos en Inglés. Menos de un año más tarde ya éramos una publicación con actualización diaria, con una edición en inglés y otra en español.

Desde entonces ha crecido gradualmente, tanto en número de lectores, como en escritores y fotógrafos y temas abordados. La contribución de nuestros traductores también ha ayudado a que esto sea posible.

Según Google Analytics recibimos actualmente un promedio de tres mil visitas al día, con entradas a 7.500 artículos en el sitio. Nuestras principales fuentes para atraer lectores son los motores de búsqueda, las entradas directas y Facebook.

Después de un año de fundado, y hasta ahora, la publicación se edita desde Nicaragua, mientras la mayoría de los escritores y fotógrafos viven en La Habana, Santiago de Cuba y Guantánamo. También contamos con colaboradores cubanos en Venezuela, República Dominicana, Ecuador y México, y traductores voluntarios en Holanda, Estados Unidos e Inglaterra.

Seguimos esforzándonos para proporcionar al lector un espacio amistoso que sea visualmente atractivo para el intercambio de opinión y debate sobre una variedad de temas relacionados con Cuba.

Cuando las personas leen a HT en su conjunto, esperamos que vean la Cuba que han conocido, vivido o visitado en toda su diversidad. Para aquellos que nunca han estado en La Habana, o que se fueron hace mucho tiempo, esperamos que sirva como una introducción valiosa para un viaje futuro.

En cuanto a la producción del sitio, la mayor dificultad operativa para alcanzar todo nuestro potencial continúa siendo la incapacidad de casi todos los participantes de ver el sitio, debido a la falta de conexiones a Internet o la casi prohibición en algunos centros de trabajo para acceder a HT. Por supuesto, esto ocurre igualmente con la población cubana en general.

Los colaboradores, y muchos lectores de la Isla, ven los posts a través de los textos que reciben por correo electrónico, ya sea directa o indirectamente en el caso de los que no tienen su propio correo. Por supuesto que no reciben las maravillosas fotografías que los lectores fuera del país pueden apreciar.

Y si quieren poner un comentario en algún trabajo tienen que enviármelo para que este pueda ser publicado, lo que, por supuesto, está muy lejos de la inmediatez que ofrece Internet a aquellos que sí la tenemos.

La reciente llegada de Internet a 4,50 CUC (5,00 USD) por hora en las instituciones informáticas estatales ha tenido poco impacto en esta situación, pues nuestros escritores no tienen esa cantidad de dinero. Una hora de conexión es aproximadamente el salario de una semana de un profesional cubano.

HT se mantiene como una publicación autofinanciada, aunque en el futuro esperamos ofrecer publicidad selectiva y dar oportunidad a los lectores para donar al trabajo. Para lograr esto todavía debemos superar algunos obstáculos legales.

¿Qué hay de nuevo?

Comenzamos en Octubre a publicar vídeos en el sitio, por primera vez. Pedimos a los jóvenes y nuevos realizadores cubanos, así como a los extranjeros que han realizado cortometrajes en Cuba, que nos den la autorización para publicar sus trabajos para nuestros lectores.

Hasta ahora la respuesta ha sido buena y esperamos publicar un nuevo video, al menos, una vez por semana, con un enlace a la página principal donde se podrán encontrar todos los videos publicados en HT. El formato de la publicación permitirá a los lectores colgar sus comentarios como retroalimentación con los realizadores.

Por otro lado, acabamos de anunciar los ganadores del quinto Concurso de Fotografía de Havana Times.  El jurado compuesto por 20 miembros de 10 países realizó tres rondas de selección. Vea los ganadores aquí.

—–

Alfredo Fernandez Rodriguez: Hola gente, soy Alfredo Fernández miembro de Havana Times, escribo aquí, porque este deviene un espacio de realización para mí. Sí, aquí interactuó con personas que sin mayores tapujos expresan sus gusto o desavenencias por mi mirada de Cuba y eso me gusta. Pues mi Cuba, necesariamente no tiene que ser la de todos. Ya dijo el escritor Reinaldo Arenas “Yo tengo otra Cuba, la de mí sueños”, y esta es la que comparto. No tengo otros  pretextos para escribir en Havana Times, aunque otro pudiera  ser que me caen geniales los muchachos del blog y esa sería una respuesta más humana. Al menos eso creo. Los quiero de cualquier manera.

alfredo-rightAlfredo Prieto: Me incorporé desde temprano al Havana Times, una idea que me pareció sumamente interesante por una variedad de razones. Los límites de espacio me impiden relacionarlas todas, por lo que aquí apenas puedo mencionar una: y es que muy a menudo en los Estados Unidos (y más allá) a los cubanos se nos pinta como los norcoreanos del Caribe, una formulación que sin embargo no concuerda con la evidencia, porque no es consistente ni con nuestras raíces identitario-culturales, ni con la idiosincrasia nacional, ni con el hecho de que a menudo no nos ponemos de acuerdo ni para retratarnos, excepto cuando se trata de la independencia y la soberanía nacionales –un explosivo binomio que, por cierto, fue inventado por Fidel Castro. Por eso, y porque desde que leí por primera vez a José Martí distingo entre Lincoln y Cutting, y luego entre Richard Nixon y Martin Luther King, Jr., colaboro en este proyecto.

Armando Chaguaceda: En 1989, tras caer el Muro,  casi nadie apostaba que Cuba sobreviviría;  así maduró mi generación poblada de heridas y sueños. Han pasado veinte años y, frente a los acosos,  mantenemos nuestras trincheras de equidad y soberanía anticapitalista y nuestra lucha contra las estructuras burocráticas que ahogan la iniciativa ciudadana. Al sumarme a HT he encontrado un foro donde dialogar, un sitio de encuentro con viejos y nuevos amigos,  un reto  desarrollador de recursos profesionales, fuente de praxis y afectos necesarios que solo nacen desde lo colectivo y lo  autónomo. Y siento que somos, además, otro testimonio quienes creemos que “Otra Cuba mejor es posible”.

Caridad: La imagen de una ciudad no se capta en un día. Es un proceso lento, de acercamiento a las ilusiones de su gente, a sus deseos, a sus necesidades.  Si alguna palabra o acción definiera mi trabajo es la búsqueda. Havana Times me da la posibilidad de mostrar esa búsqueda constante de la luz, de la realidad, de los paisajes, de las aves, de la relación entre las personas.

Ser fotógrafa me obliga a acumular imágenes en la mente y en algunos discos.  Compartirlas con otras personas, ayudar a los demás a que conozcan el país en que vivo, es una gran oportunidad. Las cubanas y cubanos somos gente espontánea, así son mis fotos.  Seguiré buscando la mejor para Havana Times.

Daisy Valera: Por la diversidad de criterios, por crecimiento personal, por  permitir abrir un espacio para gente común, defender la libertad de pensamientos y, aunque todavía no llene mis expectativas dado la poca cantidad de gente participa en Cuba en el proyecto y no recibir el apoyo necesario, ha abierto un camino nuevo de expresión que estoy dispuesto a defender y ayudar ampliar, tanto en el marco internacional como nacional, este ultimo el mas retrasado ya que la pagina solo se lee en ingles y pocos tienen accesibilidad a Internet en Cuba. Por todo esto soy Havana Times.

Dmitri Prieto: Mi idea es anunciar lo que se siente al vivir en Cuba, sobre todo las esperanzas y expectaciones en este momento de cambios. Cambios no sólo en Cuba; pero acá adquieren un relieve, una refracción especial. Casi desde mi época de estudiante de preuniversitario, he tratado de seguir el modo en que la gente vive su realidad y aceptan o rechazan cada nueva vibración. Pero nunca tuve ni siquiera un diario de papel. Han pasado años y ahora tengo un diario digital. Agradezco a HT la oportunidad de compartir mis reflexiones y sentimientos con los internautas que leen inglés. Conozco la avidez de los angloparlantes hacia las noticias de Cuba, así como los malentendidos que rutinariamente nos separan. Me interesa poder contribuir con informaciones y apreciaciones certeras, que creo que es la única forma de que haya paz y  afecto entre los pueblos.

elioElio Delgado: De niño, siempre tuve la oportunidad de recorrer nuestro país y de regreso a la escuela, eran muchos y diversos los cuentos que tenía; no siempre podía demostrar la veracidad de estos  hasta  que un día  tuve la oportunidad de hacer  fotografías y de contar  mis cuentos con imágenes. Desde entonces, esta es mi forma de expresión.

Sigo recorriendo el país y, con mis imágenes, puedo hacer que  esas personas, dueñas  de su historia, tan valedera como cualquier otra, pertenecientes a  los lugares más remotos, desconocidas por unos y  olvidadas por otros, que parecen no tener una meta o aspiración en la vida ni mucho menos dejar reflejado su paso por este mundo y que sólo son un número en el olvido, se conviertan en protagonistas de mucho más que su propia historia y puedan, un día, ser (re)conocidas en el mundo entero.

Esteban Díaz: Havana Times es un sitio que me ayuda a replantearme cada día, con mayor objetividad la sociedad en que vivo, sus bondades y dificultades, todo lo que le faltaría para ser mejor. Sabiendo siempre que mis puntos de vista llegaran a personas que pueden tener criterios parecidos o no a los míos. Pero con esa interacción logramos conocernos y aportarnos cosas que quizás no conocíamos.

erasmoErasmo Calzadilla: El Havana Times se ha hecho parte de mi vida en los últimos tiempos. Este diario digital me sacó de la cueva donde me encerraba con mis libros y mi PC y me obligó a mirar más de cerca mi realidad, digamos que he aprendido a valorarla con más justicia. Antes tendía a patalear y a quejarme sin muchas cuitas, más ahora pataleo con un poco más de seriedad.

El Havana Times me ha hecho conocer y estar cerca de gente buena, rara y loca, gente un tanto parecida a mí; es decir: me ha hecho sentirme en familia. Y no solo con los de adentro, sino también con los que apoyan el proyecto desde lejos, y especialmente con aquellos que se han instalado a base de buenos comentarios: Mark, Robert, Landis y otros, ya son casi como viejos conocidos, y siempre hablamos de ellos en nuestras reuniones.

Francisco Castro: Pocas veces podemos ser capaces de decir con toda la sinceridad del mundo que en nuestra isla hablamos en público con libertad, me refiero a un público masivo, no a dos o tres personas que en el momento escuchen la descarga de cualquier amargado, o la justa de quien se ha pasado gran parte de su tiempo luchando contra el flagelo de nuestra sociedad para hacer una gestión: el burocratismo.

Muy cerca de lo que significa libertad de expresión se encuentra Havana Times, una revista gestada en Cuba, para un público angloparlante, un buen ejemplo de lo que debería ser la prensa diaria cubana. Siento un gran orgullo al ser parte de este honesto proyecto cultural, pero también me invade una sensación de impotencia por no contar con una publicación de este tipo para los lectores cubanos.

Irina Echarry: De niña reflejaba en una libreta lo que pasaba por mi mente, luego la escondía para que nadie pudiera leerla. Ahora comparto mis vivencias. Hasta que apareció Havana Times escribía ficción. Tomaba aspectos de la realidad y la recreaba, disfrazaba un poco las cosas. El sitio me ha dado la oportunidad de saber que todo lo que me ocurra, por insignificante que parezca, puede ser de interés para otras personas. Puedo contar mi vida y la de la gente que conozco. Aportar nuevas visiones sobre mi país, el real, del que se habla muy poco en otros medios. Pero sobre todo puedo expresarme sin censura, sin miedo, sin preocupaciones. Por eso escribo para Havana Times, porque me ayuda a aligerar la carga, siento menos tensión en la mente y en el alma.

Jorge Milanes: Hace algún tiempo un amigo mío me propuso escribir para un sitio digital en el cual él es colaborador. Le pregunte: ¿Cuál sitio?  Havana Times, me contestó.  Me quedé indeciso, no estaba seguro si podía, porque sería la primera vez que escribiría para una página digital internacional.  Al día siguiente me mostró la página, me interesó y empecé a escribir sin decir nada, luego se lo mostré y me dijo: “Está bien, enviaremos estos a la redacción de Havana Times.”  Aceptaron mi propuesta y hoy escribo mis artículos y diarios. Estoy muy contento porque muchas personas pueden conocer un poco sobre nosotros los cubanos.


Leonid Lopez: Yo creo en lo terapéutico de expresarse. Creo que no se puede escapar al lenguaje, así que quiero liberarlo. También quiero liberarme yo, así que por ahí empiezo. Havana Times es un pequeño puerto desde donde comienza el viaje de mi voz y ya desde hace mucho necesito hablar de lo que vivo.

Havana Times no se viste para la fiesta de la disidencia, ni del traje ya roído de lo oficial. Prefiero pecar de ingenuo, o del que nada entre dos aguas, que caer en la ira de los ocultos tiranos que se cobijan en los extremos, hasta que encuentre otro buen puerto. Ojalá alguna de mis palabras lleguen a tu oído.

Mavis Álvarez: Comunicarme con gente de otros lugares del mundo a través de HT me anima y revitaliza. Es más que todo, un acto de vida. Cuando escribo mis diarios me abro a la gente y digo estoy aquí, digo más, soy cubana y tengo muchas cosas que decir.

Y me alegra hacerlo, disfruto cuando escribo de lo que observo, siento y pienso a mis años, en un quehacer del día a día que, como todas las cotidianidades, es la epopeya personal de cada ser humano. HT es uno de los escenarios donde sigo viviendo, como siempre, intensa y profundamente la vida que elegí vivir.

Osmel Almaguer: Este es un sitio para la expresión individual, espontánea, vivencial, pero no por ello menos objetivo en su labor informativa. Cuando me hablaron de este proyecto acepté inmediatamente, porque escasean estas oportunidades.

No conozco, al menos en el periodismo revolucionario, un órgano de prensa que haya tenido esta concepción de incluir “los diarios” en su agenda. Por eso me parece muy provechoso, profesionalmente hablando. Tiene muchas potencialidades, podría hacer historia, y si es así, no me gustaría ser un simple observador, sino ser parte de la misma.

Regina Cano: Vivir en Cuba; ser una cubana; para mí se hace increíble. Tal vez esta sensación la tengan algunos de ustedes perteneciendo al país y a la sociedad donde viven  Esto es lo que me hace escribir este  blog, porque amo mi país y he vivido en los tiempos buenos y tiempos malos.

Es decir, las buenas y malas experiencias hacen siempre la vida del humano completa, sobre todo en esta Era que hemos construido todos, los que no están y los que aún luchamos por estar aquí. Y una cosa principal es que desgraciadamente y por suerte cuando contamos las malas, reservamos para nosotros las mejores. Hablo de equilibrio, porque uno siente que de alguna manera lo compensa. Y quiero decir con esto, que a pesar de todo, me he quedado en Cuba, viviendo en ella con todo lo que contiene. Hablar sobre esta Isla me hace sentir que en algo me ayudo y ayudo a otros que como yo piensan en mejorar siempre sus vidas.

Verónica Fernandez: Te diré que me gusta escribir para Havana Times porque es una publicación totalmente atípica en cuanto a lenguaje, contenido y estructura se refiere. Esta publicación, como te darás cuenta, se genera en Cuba y es sobre Cuba y por Cuba; lo mismo aparece la reflexión o el punto de vista de la generación más joven, que de un adulto o jubilado.

Desde hace tiempo estaba buscando y necesitando una publicación para poder verter mis criterios generacionales sobre aspectos de la vida cotidiana o vivencias que merecen ser reflejadas y puedan tener un espacio permanente y oportuno para ello. Es Havana Times, a mi juicio, centro de debate, reflexión, análisis, criterios e información actualizada. Es hablar de Cuba con lente amplio y preciso, pero también en busca de soluciones, de apoyatura y de amigos.