author photo

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.

Dos exposiciones para no perder en La Habana Vieja

agosto 14, 2014 | | |

Yanelys Nuñez Leyva

Seiichi Hayashi en la inaguración de la muestra.

Seiichi Hayashi en la inaguración de la muestra.

HAVANA TIMES — De camino a la exposición que inauguraba la Fototeca de Cuba, en la tarde del pasado viernes 8 de agosto, me enteré por un conocido de otra muestra a la misma hora, en la propia Habana Vieja: la de un ilustrador japonés llamado Seiichi Hayashi.

Esta se realizaría en la galería-biblioteca Rubén Martínez Villena y como la ruta del ómnibus P–5 me deja muy cerca de este lugar, decidí pasar primero a ver esta expo.

Portadas de revistas de comics, animaciones, paquetes de caramelos, bolsas de papel y gráfica digital, constituyeron un pequeño fragmento de la labor de este creador, quien fuese el autor de Elegía Roja, “una de las obras representativas del manga japonés”.[1]

Seiichi-1Titulada Bellas Japonesas – que nació de un comercial de televisión que Hayashi realizara para la empresa de confitería Hagi no Tsuki cuando presentó su producto koume – esta exposición se dedicó al 400 Aniversario de la llegada del primer japonés a Cuba y por supuesto, a la mujer japonesa.

Por otro lado, la Fototeca de Cuba traía en esta ocasión, dieciséis imágenes de cuatro fotógrafos diferentes. A saber: Nadal Antelmo, Néstor Arenas, José Luis Díaz Montero y Daylene Rodríguez Moreno.

La Fototeca de Cuba

La Fototeca de Cuba

Desde estilos bien distintos, estos creadores, se asociaron bajo el título: Cuatro veces cuatro, una imagen que les permitió desandar diferentes rumbos discursivos sin incoherencias curatoriales.

En la mayoría de estas fotografías, el objeto cobra un protagonismo simbólico, donde el gesto irónico, lúdico, y reflexivo, vienen a reforzar ese sistema metafórico que lo hace vincularse estrechamente a la experiencia humana.

Si durante este caluroso mes caminan un poco por la plaza Vieja o por la de Armas, no duden en pasarse por algunas de estas instituciones que acogen dichas exhibiciones, para que vean por sí mismo lo que les pudiese aportar cada una de estas muestras transitorias.
—–
[1] Masaki, Motoi. Bellas japonesas. Catálogo. Galería-biblioteca Rubén Martínez Villena. En Cuba, agosto 2014.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

Escriba una respuesta