author photo

Armando Chaguaceda: Mi currículo vitae me presenta como historiador y cientista político...yo prefiero insistir en que soy, además, activista, escritor y amante de los tostones, el congrí y el casino mal bailado....tengo dependencia de mar y los amigos, y la ausencia prolongada de ambos me provocan crisis periódicas de "tristalgia"...soy de una generación inclasificable, que recogió todas las frustraciones y promesas de la Revolución...y que hoy resiste en la isla o se abre camino por mil sitios de este mundo, llevando a Cuba en el corazón y tratando de seguir siendo humanos sin morir en el intento.

El ejemplo mexicano y la democratización cubana

julio 26, 2014 | | |

Armando Chaguaceda

mexico-cuba-banderasHAVANA TIMES — En un texto reciente -que en otro momento y lugar comentaré por sus trasfondos-, el politólogo Arturo López Levy identifica a la transición mexicana como un caso digno de tomarse en cuenta para el caso cubano. En su post, el autor exhorta a que “la oposición, marxista revolucionaria o no, se centrara en ganar elecciones municipales y mostrar que puede gobernar algo con eficiencia, como lo hicieron en México el PAN y el PRD

Lo primero a señalar es que, en sus palabras, López Levy parece reducir las dinámicas del cambio político a dimensiones y movidas legales-institucionales: orden y paciencia, en el gobierno y la oposición, parecen ser sus mantras reformistas. Haciendo caso omiso a la obra de autores por él conocidos -como Alberto Melucci, Charles Tilly o Guillermo O´Donnell- que reconocen en el fenómeno democrático el resultado de una interacción dinámica entre la acción ciudadana -incluidas las movilizaciones y demandas por reconocimiento y derecho- y las políticas estatales tendientes a garantizar la participación y representación políticas y la inclusión social.

El propio caso mexicano no sería entendible sin las multitudinarias marchas y movilizaciones sociales que, in crescendo, tuvieron lugar en diversas ciudades y regiones de México a lo largo de las últimas décadas de gobierno del PRI. Acciones donde, a despecho de las diferencias programáticas y los reclamos oficiales de respeto a la “soberanía nacional” y al “partido de la Revolución” -algunos de cuyos portavoces, en sintonía con el actual discurso de López Levy, también (des)calificaron como desleales y antipatrióticos a sus oponentes- millones de militantes de izquierda, activistas católicos, profesionistas liberales, estudiantes, amas de casa, campesinos y obreros se fundieron en un reclamo: fin del autoritarismo y reconocimiento de la demanda ciudadana por un cambio democrático.

No obstante -y he ahí la importancia de desterrar la simplificación del análisis histórico y político- tal presión y reclamo no halló, como regla, la total cerrazón oficial. Poco a poco -pese a la triste recurrencia de actos represivos del régimen como los ocurridos en las elecciones locales de San Luis Potosí y León o en las manifestaciones del 68 en México DF- se fueron abriendo canales de interlocución política desplegados por miembros reformistas desde el aparato estatal.

Mirando atrás

Para entender como ello fue posible hagamos un poco de historia. En el México posrevolucionario, pese a que prevalecieron tendencias autoritarias, se aprobó una Constitución Política (1917) que reconocía las instituciones y derechos de un régimen político formalmente democrático. El largo periodo de hegemonía priista –y presidencialismo reforzado- se caracterizó por el predominio de gobiernos autoritarios pero civiles, con una dirección institucionalizada y una limitación sexenal de mandatos. Todo ello dentro de un permanente recambio generacional de sus élites, en un marco -contradictorio pero real- de reconocimiento legal de la oposición política y de la autonomía de actores económicos y sociales.

En 1946 se expidió una Ley Federal Electoral, que propició la creación de partidos políticos nacionales, a los que les otorgó personalidad jurídica y exclusividad -previo registro- para participar en las elecciones.[i] En los años 1962-1963 se produjo una nueva apertura -esta vez en la Cámara de Diputados- al crear los llamados diputados de partido. Lo que permitía que partidos que no habían logrado obtener curules por el principio de mayoría relativa, lograran representación en el legislativo, dando voz a minorías políticas hasta entonces ignoradas.

Teniendo como antecedente la represión de 1968 y la manifiesta inconformidad de amplios sectores sociales -en particular de clases medias y trabajadores organizados- con el orden político dominante, durante los años 70 sectores reformistas de la élite priista -con especial protagonismo del brillante político e intelectual Jesús Reyes Heroles- propiciaron desde arriba y adentro una serie de cambios y ajustes en el sistema. En 1973, la Ley Electoral otorgó mayores prerrogativas para que los partidos se agenciaran recursos económicos y rebajó el número total de afiliados exigidos. En 1977, la nueva Ley Federal de Organizaciones Políticas y Procesos Electorales, entre otros avances, reconocía la existencia de partidos antes proscritos -como el Comunista-, les garantizó cobertura en los medios y amplió el numero de los diputados, ahora electos a partir de distritos uninominales y de circunscripciones plurinominales.

Se trató, en todos los casos, de importantes reformas pensadas desde el poder. Con el objetivo de disminuir los riesgos de nuevas crisis políticas y contener la presión que empujaba desde abajo, orientadas a proveer nuevas fuentes de legitimación del cuestionado régimen autoritario. Pero que, a la postre, permitieron la paulatina pluralización de la representación política y la inclusión efectiva -dentro del marco institucional vigente – de los partidos opositores y/o minoritarios en la vida política nacional.

En la etapa de desmontaje del régimen priista -que abarca el ciclo de luchas por la democracia electoral, con gran protagonismo civil, va de 1986 al año 2000- emergieron dos vertientes de oposición: una de derecha liberal, con una agenda limitada de democratización electoral y construcción de un Estado de Derecho, y una nacionalista-populista con ribetes de izquierda, dotada de una agenda restauradora de un pasado nacionalista. Ambas coincidieron en movilizaciones y reclamos al poder, ante fraudes en elecciones municipales, estaduales y, en 1988, al nivel federal.

Al haber dos oposiciones, el régimen autoritario tuvo que negociar con el PAN para la implantación de las reformas neoliberales, mientras cedía parcialmente a la presión de la oposición de izquierda y a la amplia movilización civil -incluidos sectores del panismo- con la realización de sucesivas reformas electorales y el reconocimiento de los triunfos de la oposición en elecciones estatales y municipales. Nuevamente, presión, apertura y negociación coinciden en una acelerada dinámica política, con sus propios acontecimientos y actores.

En resumen: movilización desde abajo y negociación por arriba confluyeron, dando cuerpo al accidentado proceso de la transición mexicana. Este proceso se salió de control del gobierno después de la reforma electoral de 1996 y de la creación de un Instituto Federal Electoral realmente autónomo, perdiendo el PRI las elecciones presidenciales en 2000. Así, en tanto el proceso de lucha y construcción democráticos mexicanos incluyó oportunas iniciativas políticas reformistas desde el régimen y sostenidas presiones desde abajo, mi pregunta es: ¿donde hemos visto eso en la Cuba postrevolucionaria?

En el México postrevolucionario -a diferencia de nuestro país- se estableció un partido hegemónico pero no se prohibieron legalmente los otros: a partir de 1946 la cantidad de diputados opositores creció lenta pero inexorablemente. Asediada y trabajosamente, las oposiciones liberal y de izquierdas lograron conquistar algunos municipios y escaños en los legislativos regionales y la Cámara Baja Federal. ¿Acaso la experiencia de la delegada campesina Sirley Ávila -víctima de acoso gubernamental por denunciar, desde su afiliación revolucionaria, la falta de escuelas en su territorio- y el ritmo monocorde de nuestra Asamblea Nacional sugieren alguna posibilidad, por minúscula que fuese, para emular con el precedente mexicano?

El poderoso estado priista controló grandes parcelas de la economía pero no estatizó hasta el último timbiriche: las patronales y los pequeños propietarios tenían sus propias instancias de diálogo y demandas para con el resto de la sociedad y el gobierno. Se expandió un esquema corporativo que garantizaba lealtades básicas al régimen pero los trabajadores podrían expresar quejas y reclamos frente a sus líderes sindicales y negociar, con estos, beneficios laborales frente a la burocracia desarrollista. ¿Acaso la CTC, la Cámara de Comercio y los trabajadores por cuenta propia poseen en Cuba tales capacidades y prerrogativas?

En cuanto a la libertad de prensa e información, desde Los Pinos se establecieron inequívocos mecanismos de censura -mediante el control del papel y el acoso a los medios críticos- pero no existió nada parecido al Departamento de Orientación Revolucionaria del Comité Central. Y en el país se publicaban -y circulaban- libros críticos de las prácticas del régimen y hasta de su sacrosanta institución presidencial. La simple y llana diferencia del trato dispensado a los autores -críticos pero no radicales- de un ensayo político como “El estilo personal de gobernar” y un poemario como “Fuera de Juego” por parte de Luis Echeverría y Fidel Castro revela, en ambos contextos, tipos de relacionamientos- y márgenes de autonomía- diferentes entre los intelectuales de México y Cuba y sus respectivos regímenes postrevolucionarios.

En México, las principales universidades del país gozaron de una autonomía –fundada desde etapas tempranas del régimen postrevolucionario- , cuyos asedios por parte del poder central fueron siempre correspondidos por una solidaridad de sectores sociales, de prensa y de la propia clase política que les permitió sobrevivir. Las mentes más brillantes (y críticas) desde el catolicismo -Gómez Morín-, el liberalismo -Cosío Villegas- y las diversas visiones del marxismo -Lombardo Toledano y Adolfo Gilly- dispusieron, no sin sobresaltos, de la libertad de cátedra para impulsar los debates y luchas políticas del momento. ¿Tiene eso algo que ver con la idea de “Universidad para los Revolucionarios” que han aplicado, hasta el presente, los funcionarios cubanos formados en la ortodoxia estalinista?

Ello no significa que de la experiencia vecina no puedan extraerse importantes experiencias para el caso cubano. Nos alerta sobre la necesidad de no acotar la democratización a la simple alternancia electoral, de no desmontar el reclamo y organización civiles, de no descuidar la justicia social por el logro de derechos civiles y políticos. También nos permite apostar -como he hecho anteriormente- a que gobiernos de izquierda abracen la agenda de los Derechos Humanos, cómo han hecho funcionarios, legislaciones y organismos afines en las administraciones perredistas en el Distrito Federal mexicano.

Con los déficits de la inconclusa democratización mexicana hemos sido severos en análisis anteriores; empero si tales cosas pudieron suceder en el último cuarto del siglo XX, se debe a la naturaleza autoritaria -y no totalitaria o postotalitaria- del modelo priista. Por ello, sostener que el cambio en Cuba deberá operarse como si sus actores más débiles -la oposición- vivieran en el México de Miguel Alemán o Salinas de Gortari es, cuando menos, académicamente impreciso y políticamente irresponsable. Si de algo sirve mirar el caso mexicano es no para indicar a los opositores que hagan lo que su actual contexto no les permite, sino para sugerir a los dirigentes cubanos que muestren la vocación reformista de sus pares aztecas. Aunque solo sirva para ahorrar, a la ciudadanía y a sus propios herederos, dolores innecesarios dentro de una transición inevitable.
—–

[i] Ciertamente, dicha legislación resultó insuficiente para construir las instituciones democráticas que el país demandaba. Pero hay que considerar que ello era entonces la regla en prácticamente todos los países en vías de desarrollo, particularmente en nuestra región. Cosa claramente opuesta a la anomalía institucional cubana en la Latinoamérica actual.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

36 respuestas a “El ejemplo mexicano y la democratización cubana”

  1. jorgealejandro1 dice:

    Realmente hacen mucha falta que post como este abunden más en Ht. Muy interesante, muy bien fundamentado, y muy instructivo, para desmontar los inventos de los castrorreformistas que quieren “cambiarlo todo para que nada cambie”, como decía “De Lampedusa.

  2. EDUARDO dice:

    ….desgraciadamente una supuesta cuba “democratica” se parecera mas a mexico y otros paises latinoamericanos que a los usa o los paises europeos….yo creo que la situacion de mexico se debe tener en cuenta para ver los males que nos vienen y que ojala pudieramos evitar….la supuesta transicion democratica que se menciona es una muestra de que la politiqueria ,los partidos politicos,los procesos electorales no son la solucion magica que muchos pretenden….a pesar de movilizaciones populares y el apoyo que reciben ciertas tendencias y partidos el PRI,el PAN y el PRD han demostrado que son todos igual de corruptos e incapaces de resolver los grandes problemas del pais….un pais con enormes recursos,relaciones excelentes y dependientes con su vecino del norte,con enormes gastos para mantener casi 10 partidos politicos y con unos procesos electorales de los mas caros del mundo pero que tiene alrededor de la mitad de la poblacion en la pobreza,alto indice de migracion hacia los usa,violencia extrema producto del narcotrafico y la delincuencia organizada que incluye crimenes,secuestros ,extorsiones,robos con violencia y etc,etc…extensas zonas del territorio mexicano estan bajo control del narcotrafico a pesar de que el gobierno envio al ejercito y la marina a combatirlos…desempleo,salarios insuficientes,sistemas de educacion y salud deficientes y etc,etc….en que puede ayudar el ejemplo de la supuesta “transicion” mexicana a la “democratizacion” cubana????….

  3. Humberto Herrera Carles dice:

    Armando te faltaron decir varias cosas:
    1- En Mexico los sindicatos que hablas son las cuna de la corrupcion, son los autorizados por ley a violar el fisco, baste mencionar los casos de Elba Esteher Gordillo, Romero de Champs, o el de sindicato de los electricista. ¿ ese el ejemplo para Cuba?.
    2- Durante el sexenio de Calderon los priista boicotearon cualquier iniciativa de gran calado del PAN que no era mayoria, para si retornaban al poder los PRI con la” dictadura perfecta” , proponerlas politiqueramente, como efectivamente esta ocurriendo en estos momentos, pero no les importo demorar 6 años a pesar de tener 61 millones de pobres.
    3- El pluripartidismo, que lo mantiene el contribuyente mexicano, es la pluriporqueria, con salarios que exceden varias veces lo de un diputado europeo. La creacion de Partidos en Mexico hoy es un negocio que financió PEMEX que ahora casi privatizaran en lapractica, y que seguiran manteniendo para garantizar la “democracia”.
    4- La elecciones la decide el dinero, EE.UU les da de facto el visto bueno a los candidatos presidenciables, en la ultima vino a Mexico el vicepresidente Biden para ver sus agendas y se reunio con los punteros en las encuestas, mismas que las televisoras y encuestadoras manipulan, sutil y subliminalmente.
    5- El partido que sale electo en Mexico es que mas negocio deja a EE.UU, asi de sencillo. Lo otro es teatro. El PRI compro votos con la miseria de los mexicanos , con el ejemplo publico de Soriana.
    6- Mexico es el mejor ejemplo de que los miles de millones que financia el contribuyente mexicano para mantener a los Partidos no sirven para nada.
    7- El pacto por Mexico que hizo Peña Nieto con los demás partidos, sin necesidad, represento lo mas democrático que entre fuerzas opositoras podia alcanzarse, pero no hay que engañarse, detrás de todos los pactos y acuerdos para gobernar entre Partidos, hay intereses monetarios de grupos y personas, donde la poblacion no pinta nada.

    Si me preguntan que sirve de todo el sistema de pluripatidismo Mexicano para Cuba, puede decir con absoluta conviccion : NADA.
    La Democracia es el gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, lo otro es diletar sobre teorias de moda y de turno, para justificar otros fines, casi siempre mezquinos y alejados de la gran mayoria.

    • jose dario sanchez dice:

      como siempre senor carles todo el desastre mexicano es producto de que??: DE UNA REVOLUCION.Al lado de mexico esta EEUU que hizo su revolucion DISTINTA en 1776 y despues ha vivido desarrollandose bajo leyes,bajo derechos y mire que diferencia?? no me hable de los territios ex-mexicanos,por favor!!!que eso es baba!!!Cada vez que hay una revolucion,para deshacer sus estragos hacen falta decenos y decenios….y cuba no se podra escapar de ese designio……se trata de que mexico al menos ha empezado su tarea y Cuba esta por comenzar.Lo que esta claro es que menos a un grupito muy caracterizado,a las prsonas no les gusta vivir en una carcel y lo otro es sencillamente ver como se puede vivir en libertad,que no es tarea facil,pero como diria el himno,es tarea de seres valientes,bravos.No de mediocres que le atemoriza enfrentarse a la vida.Fijese la juventud de los anos 50 s y la juventud actual…no nos da pena!!!??? ese es el precio de la perdida de la libertad!!!!de vivir como seres manipulados por el poder totalitario

  4. Samu dice:

    La democratización cubana… bueno, con los mismos argumentos, que regalas en tu texto, claro que se puede implementar algo similar al sistema de partidos en México. Por supuesto, entendida la democratización como el fenómeno multipartidista, única y exclusivamente; positivamente es así, es lo que se aplica y nada más, cualquier otra acepción difícilmente se encuentra aplicada a este término en los llamados países emergentes. Que ese puede ser el camino que siga Cuba, sí, es totalmente posible, otra vía por la que puede continuar es olvidando totalmente el sentido que eso guarda en el ámbito de la política interna, como hasta ahora, y continuar exclusivamente en su actividad al exterior buscando pepenar en aquello que dejen rezagado los BRICS.

  5. Isidro dice:

    Cuba es Cuba, y en esencia a nadie se parece. Entiendo que nada tiene que copiar de México. Y ojalá tampoco hubiera copiado nunca de otros más alejados, como de hecho se hizo en demasiados órdenes de la vida nacional hasta hace apenas unos lustros. La actual coyuntura que vive la Isla, en medio de tanto desbarajuste y desafíos (o lo jodidos que estamos, para decirlo claramente), invita a pensar un poco sobre qué hacer con ese territorio que nos sigue convocando no importa donde estemos. Y lo primero es que hablemos todos los que allí nacimos. Pero sobre todo que hablemos allí, no de lejos. Porque, para empezar, , hay que lograr que HT no sea un periódico virtual alojado en el extranjero, sino un banquito en el Parque Central de La Habana, una tertulia en el Parque Céspedes de Santiago de Cuba, o mejor aún, algún día, una tribuna del Parlamento cubano.

    • jose dario sanchez dice:

      isidro,veo que el mensaje chovinista enviado por el cro.fidel y su deparamento ideologico como parte de la idiotizacion para el pueblo cubano a fin de llevarlos a ser lo que en gran parte son en la actualidad,ha calado profundo en ti y en varios comentaristas.Que usredes piensan que es cuba hoy?? Pues a pesar de lo que se creen usted y los otros,Cuba es sencuillamente una carcel dominada por un grupo de autocratas dispatateros,que se han servido del pais para promover politicas aventureras,llevados por sus suenos delirantes y contando para ello de una masa de personas que,desde hace 40 anos han podiso dominar a su antojo.LLenos de miseria,incultos funcionalmente y crteyendose cosas como que en mexico hay mas corrupcion que en cuba,que en mexico los sindicatos son peores que en cuba,que en cuba no hay trafico de drogas y drogadictos,que en cuba no hay inmigrantes que en mexico,que cuba no vive de las remesas,etc,etc.Despierte isidro,mejor que cuba es cualquier cosa!!!

      • luis v dice:

        Dario las proporciones de la corrupcion y el poder del crimen organizado que hay en Mexico no tiene comparacion a no ser con Nigeria , todo ello favorecido por los caudillos politicos enquistados en las gobernaciones y el pobre trabajo de las agencias federales.Una sociedad puede acogerse al sistema democratico de la noche a la manana ; pero ajustar la conciencia social a ese sistema lleva tiempo , esfuerzo e implementacion de leyes e instituciones que la refuercen. Ahora bien , la clase politica dirigente de nuestros paises de america latina han abusado mucho del pretexto de echarle la culpa , primero a Espana y despues a USA, ademas de provocar el asesinato durante mas de un siglo de cuanto periodista , politico, abogado, sindicalero o activista que haya querido hacer cambios sociales ; con ello lo unico que lograron fue fragiles democracias y una devaluacion de las fuerzas productivas que la ha hecho incompetente y subdesarrollada. Democracia , mas que elecciones libres y pluripartidismo , es que nadie esta por encima de la ley, ni nadie puede hacer uso particular de los aparatos del estado , sea democratico o no el estado, y el poder politico es una unidad por persona, a nadie le toca dos, democracia es que si la realidad me afecta a mi distinto que a ti , entonces mi palabra tiene tanto valor como la de los demas. Esta arenga es para hacerte ver que la democracia , al igual que el comunismo , tambien tiene una ideologia que hay que implementar en la conciencia de las personas , sin ello, es solo un formalismo, quien gobierna tiene que hacer tambien la tarea ideologica, y el PRI no la hizo.

      • Isidro dice:

        José Darío:

        Déjame ver si entiendo, simplificando:

        Vas a bajarte en Rancho Boyeros con sombrero, zarape y aires de mariachi, gritando: “¡A ver, pendejos, que llegó la democracia, Viva Pancho Villa!”. Y un millón de cubanitos se postrarán ante ti, para amanecer al día siguiente como los demócratas por excelencia en las Américas.

        Tu invectiva, que incluso se torna personal, no provoca reacción inmediata más seria de mi parte. Para empezar, creo que ni me leíste bien. Mucho menos me entendiste.

        No retiro una sílaba de lo que dije: Cuba no tiene que copiar a nadie. Bastante mal que nos ha ido copiando a otros en el siglo y pico transcurrido desde que el último soldado español embarcó de vuelta a su tierra.

        Y eso no me lo enseñó Fidel Castro, ya que te interesas por mi derrotero académico. Cuando ni siquiera acudía a la primaria, mi abuelo paterno se empeñaba enseñarme de historia y política, muy a mi pesar, pues a tan temprana edad no estaba para aquellos teques, pero hoy agradezco sobremanera lo que me transmitió, y que pudiera resumirse en ese escurridizo vocablo que denominamos “civismo”.

        De torcedor de tabaco en su natal Mantua, mi abuelo se fue politizando y auto superando hasta convertirse en miembro del Partido Conservador a principios del siglo XX. Llegó a ser el delegado del Partido por Pinar del Río en 1924. Pero sobre todo atestiguó y sufrió – y me transmitió – los males que aquejaban a nuestra naciente democracia, que aunque algunos traten de disfrazarlo ahora, nació torcida por las manipulaciones del ejército interventor norteamericano y los políticos que detrás de ellos movían los hilos desde el Norte, además de prohijar una clase gobernante que muy rápido aprendió que usar el erario de la República en su beneficio no estaba reñido con el ejercicio democrático.

        ¿Te suena de algo que esos militares interventores y sus jefes políticos le aplicaron al Ejército mambí, y por extensión a toda la población cubana de entonces, incluida la élite dominante, las prácticas segregacionistas que ellos tenían como comunes en su país, en especial en los estados del Sur? Y que en atención a ese modelo implantado a la cañona, miles de negros y mestizos cubanos se sublevaron en 1912 y murieron por cientos en Oriente?

        O sea, nacimos con fórceps, con modelos ajenos. Y ya por ahí empezamos mal.

        Y después de 1959, llegó el ejército de “comisarios rojos”, que en cierto momento consultaban la hora de Moscú antes de sincronizar sus relojes en la Isla. Otra copia que ya sabemos cómo terminó.

        • Isidro dice:

          Así las cosas, ¿a qué nueva copia vamos a apostar?

          Deja a los mexicanos con sus asuntos y trata de pensar “en cubano”.

          • Pepe Pan dice:

            De acuerdo en que no hay que copiar a nadie, pero de ahí a decir que las experiencias ajenas no tienen nada que aportarnos hay un largo trecho. Tampoco estoy de acuerdo con que “Cuba a nadie se parece”, ni que fuéramos marcianos. Y de ser así más nos valdría parecernos porque toda la tan cacareada especificidad cubana, que no es más que un trasnochado ombliguismo, en la realidad se reduce a que somos los que más jodidos estamos se mire donde se mire.

            ¡Gracias Fidel!

          • Samu dice:

            Esa aseveración se puede hacer a partir del índice de desarrollo que recién en el 2013 se publicó y del cuál a todos los países latinoamericanos se les pone por encima de Cuba, así de llano. ¿Para dónde va a caminar esto si esta mierda sigue así sin pies ni cabeza? ¿sin involucrar mas que a un mínimo sector de privilegiados? ¿el sectarismo en pleno? sí, sí está del carajo, tal vez no al grado de asegurar lo que uno de los comentaristas señala, que mejor que Cuba cualquier cosa, pero sí es de gravedad el padecer.

          • Isidro dice:

            Bueno, Pepe:

            Armate de paciencia y ayúdame a buscar dónde hay otro país de América Latina (y de Occidente) en el cual su gobierno se declare socialista-comunista-marxista-leninista, y a 22 años de la desaparición del Campo Socialista; donde su jefe de Estado haya sido designado por sustitución ante el impedimento físico su predecesor, quien por su parte ocupó las principales responsabilidades políticas y castrenses de la Nación por 47 años; donde el estamento militar tiene y tendrá por un buen tiempo la última palabra en casi todos los órdenes de la vida nacional; donde la oposición, ya sea “leal”, “deleal”, “aunténtica” o “inventada” no tiene a plazo inmediato ninguna posibilidad de trascender; donde todos los planes de cambio socio-político que no bajen de las altas esferas son puro humo, o cuando más planes de café con leche promovidos en raquíticos conciliábulos, o en el espacio virtual; y al cual EEUU, la mayor potencia de todos los tiempos, le aplica una empedernida persecución financiera y polítca de tiempos de la Guerra Fría, que raya en la insanidad, y a contrapelo de la opinión generalizada de la comunidad internacional…

            Como que Cuba tiene muchos referentes a su alrededor, ¿verdad?

  6. jorgealejandro1 dice:

    1- En Cuba, el único sindicato autorizado, funciona como cualquier cosa, menos como un sindicato, y, por supuesto, sus máximos dirigentes son unos peleles corruptos y sumisos al gobierno.

    2- En Cuba el monopartidismo, mantenido por los contribuyentes, cuya aportación al fisco desconocen exactamente, ha sido la monoporquería del siglo y la ruina de la nación. El PCC no ha demostrado, ni de lejos tener las cualidades para ser el único partido gobernante; y mucho menos para ser la “vanguardia de nada”, a no ser que sea de la ineptitud, de la corrupción, del acomodamiento a costa de los sufrimientos de la población.En Cuba jamás ha habido socialismo, ni sociedad de obreros y campesinos, ni nada que se parezca; la clase obrera nunca ha decidido nada, es más, el PCC tampoco. En Cuba ha habido y hay una dictadura que, con el apellido que sea, no cambia su esencia represiva ni su objetivo fundamental: El poder a toda costa y hacer su voluntad, aunque tenga que pasarle por encima a quien sea, y sacrificar lo que sea. Si alguien se creyó que los Castro y su camarilla eran auténcticos marxistas? Tanto peor para él. nada más hay que preguntarse honestamente, si el modo de vida de alguno de esos dirigentes está a la altura de los sacrificios que le han pedido y que le han hecho pasar al pueblo, la mayoría inmensa de las veces, sin contar con él; o si, simplemente, se puede decir si en este último medio siglo, lo que en Cuba ha predominado es la soberanía popular, o la voluntad y los criterios de un sujeto con poder de convertir sus caprichos en decisiones de estado . Lo que estamos viendo ahora no es más que la misma vieja dictadura quitándose la careta: Ya la baba del marxismo no le funciona, porque le es cada día más difícil seguir su política de parásita y de mendicante, y se han dado cuenta de que tienen que sobrevivir. Ahora se van a poner otro ropaje; y, si tienen que vivir en una eterna fiesta de disfraces lo van a hacer mientras mantengan el trono.

    3- Cuba es una trista muestra de que todos los sacrificios impuestop al pueblo no han servido más que para quye la partida de rateros que ha desbaratado el país, se crea dueña de él; y respete tan poco al pueblo, que hasta se llenan la boca para tildarlos de delincuentes , pichones, chusmas cagones y vagos. A eso ha llegado el “gobierno del pueblo”; y la “sociedad de obrewros y campesinos”

    4- En Cuba loa democracia y el estado de derecho brillan por su ausencia, toda vez que el que debiera ser guardián de las leyes, es el primero que las viola a conveniencia; que no hay separación de poderes y que la soberanía popular es totalmente inexistente. la situación del ciudadano cubano ante el gobierno es de total indefensión. Se criminaliza el disenso y se persigue, se agrade y se difama de ciudadanos, sin apoortar una sola prueba y sin darles el derecho a defenderse.

    No hay más que mirar el estado en que está la nación; el desencanto de la población, el bajo nivel de vida, la improductividad, la gente escapándose cada vez que pueda; la miseria material, las leyes cada vez más absurdas; la crisis descomunal de valores, para darse cuenta de que han convertido a Cuba en una cuchufleta kafkiana. Es el antipaís, una deformación de la lógica, un desastre flotante..

    • Pepe Pan dice:

      Exactamente, eso es Cuba.

      En otras palabras: un régimen premoderno, pre-ilustraciòn, ancien régime, pre-republicano, un caso único en el hemisferio occidental de país sin ciudadanos sino súbditos sin derechos ni soberanía, hasta hace pocos meses hasta presos físicamente dentro de los confines del feudo, tal cual siervos de la gleba medievales.

      Y aún así hay quien se llena la boca diciendo que no tenemos NADA que aprender de la experiencia mexicana, o de cualquiera de nuestros vecinos, cuando TODOS sin excepción, sin ser ninguna maravilla, se encuentran en una fase de evolución social, política y económica más avanzada que la nuestra pues al menos son, con todos sus defectos y virtudes, repúblicas como lo fue Cuba, hoy simple feudo arruinado diezmado por el cólera de
      los barracones. Pero nada, siguen atracándose con el mojòn, con perdón, de la exclusividad cubana y el mirar por encima del hombro hundido hasta el cuello en la mierda.

      En 1958 Cuba exportó exactamente lo mismo que México, un país diez veces más grande y poblado. Fueron unos 800 mill de $ de la época. Vayan y miren el dato actual y vuelvan a decir que no hay NADA que aprender sin que se les caiga la cara.

      ¡Gracias Fidel!

      • EDUARDO dice:

        …en 1958 cuba exportó lo mismo que mexico porque en esa epoca cuba ocupaba el papel “preferencial” como patio trasero del vecino “bondadoso y benefactor” del norte…ese papel ahora lo ocupa mexico y no creo que tenga mucho que presumir por esa relacion como antes le pasaba a cuba….

        • Pepe Pan dice:

          Cuba exportó eso primeramente porque era capaz de producirlo. Segundo porque efectivamente tiene el privilegio de ser vecino del mayor y más desarrollado mercado del mundo. Tercero porque tuvo, como nación, la habilidad y la suerte de aprovechar esa ventajosa geografía, a diferencia de otros que no la aprovecharon debidamente. Todo eso es lo que Vd llama “ser patio trasero”.

          Ese inmenso patrimonio que la nación amasó en 58 años Fidel Castro lo dilapidó sin contar con nadie en su proyecto estúpido y criminal, para lo cual convirtió a Cuba en patio trasero de otro imperio, pero este lejano y miserable, y a los cubanos en esclavos y mendigos,.

          La historia de éxito de los primeros 58 años, que llevó a Cuba a la cabeza de América Latina, se trocó en una pesadilla que la ha arrastrado a las cloacas del continente, y todo sin dejar de ser “patio trasero”… ¿qué le parece?

          ¡Gracias Fidel!

          • EDUARDO dice:

            …”ese inmenso patrimonio que la nacion amaso en 58 años” no se repartia y beneficiaba solo a unos cuantos…fue por eso que fidel y unos cuantos millones de cubanos decidieron que eso tenia que cambiar…y como al dueño del patio trasero no le gusto que la situacion cambiara,y menos sin su permiso y bendicion,nos encontramos en la situacion en que estamos ahora…que te parece???…

    • Debe actualizarse Cuba lugar 44 en el mundo en el IDH que acaba de publicar el PNUD:

  7. EDUARDO dice:

    ….los analistas politicos, politologos ,o como quieran llamarles,y sus seguidores son como los videntes de la tv…con sus predicciones,analisis y pronosticos unas veces adivinan pero la gran mayoria de las veces fallan y siguen tan campantes …un caso famoso es el de un tal oppenheimer que ,hace ya como 20 años,escribio hasta un libro creo que titulado “la hora final de fidel castro”…fallo rotundamente en su pronostico pero todavia sigue haciendo analisis y pronosticos parecidos en importantes canales de tv como si tal cosa….otros analistas como el lopez levy y seguidores como armando nos disparan un ladrillo con muchas palabras bonitas ,sofisticadas e inteligentes sobre la maravilla que sera para cuba el multipartidismo ,las elecciones y todo esa parafernalia democratica…todos tratan de convencernos de que esto sera la salvacion de cuba y la felicidad para todos los cubanos….ninguno incluye la cuestion economica ni como se resolveran graves problemas como el empleo para todos,el salario suficiente ,el mejoramiento de los sistemas de salud y de educacion,el aumento de las pensiones y la seguridad social y etc,etc que son los que de verdad preocupan al cubano de a pie…la democracia sera muy buena pero ella sola no resuelve los problemas economicos…estuve viendo que mexico gasta millones y millones del presupuesto para mantener su sistema electoral y los partidos politicos,que algunos de esos partidos politicos no obtienen ni el 2% de votos pero que hacen alianzas con partidos mayores para mantenerse recibiendo dinero del presupuesto,que ahora se van a autorizar 3 partidos politicos mas que se mantendran del presupuesto del sistema electoral…el presidente,diputados,senadores y todos los puestos politicos mexicanos reciben sueldos mayores a los de sus homologos de los usa mientras que el sueldo basico varias veces mas bajo que el de los usa….trabajo dificil tiene cuba al buscar un camino propio pero es la unica solucion y debe ser la decision de los cubanos sin imposiciones ni ayudas o consejos precondicionados…

    • Marlene Azor dice:

      Eduardo, creo que tienes un fuerte desconocimientos de las demandas ciudadanas en Cuba. Si escuchas todos los programas de Estado de SATS, Razones ciudadanas, los dossiers de Espacio Laical, los debates de Observatorio Crítico, tienes todas las propuestas económicas, políticas, jurídicas, sociales y sobre cada tema y política pública cubana.
      Pero si quieres propuestas en agrupaciones políticas te sugiero las de Arco Progresista, las del Socialismo Participativo y Democrático pero también las de las agrupaciones políticas Partido Renovación Ortodoxa( continuación del ideario del partido ortodoxo dirigido por Chibás) y también el programa de Cuba Independiente y Democrática. Tienes propuestas de todo el espectro político nacional, hecho por cubanos y desde las condiciones actuales del país.
      Si esperas encontrar todas estas propuestas concretas y profundas publicadas por Granma, seguro que no te enteras, pero deja de decir que no hay propuestas coherentes y viables. Es sólo tu desconocimiento por las condiciones de censura y represión que campean en el país. Pero hay más, hay una serie de campañas ciudadanas para reformar las leyes, desde la Constitución, hasta la política exterior e interior del país.
      Seguir diciendo que no hay alternativas viables económicas planteadas por los ciudadanos es simple desconocimiento, y reducirse a la lectura de lo que publica la prensa nacional que ya sabemos que es otro eufemismo. No hay peor ciego que el que no quiere ver ni peor sordo que el que no quiere oír.

      • EDUARDO dice:

        …ahi esta el detalle….fijate,en tan poco espacio,cuantos grupos ,agrupaciones,organizaciones has mencionado…y te faltan muchisimas mas en cuba y fuera de cuba…cuantos de todos esos se convertiran o trataran de convertirse en partidos politicos….he visto algunas de las propuestas que mencionas….trabajo para todos ,digno y bien pagado…educacion libre y de calidad …servicios de salud de calidad….aumentar las pensiones y la seguridad social….y etc,etc….todas maravillosas y necesarias propuestas pero no dicen como lograrlas y si alcanzaran para todos….

        • Marlene Azor dice:

          Bueno Eduardo discrepamos en eso de que no dicen cómo hacer los cambios. Al contrario, aparecen en detalle todo lo que hay que cambiar y en cual dirección, y la mayoría dice además como hacerlo para beneficiar a todos y cada uno. Hay políticas sociales muy superiores a las planteadas por el gobierno hasta hoy, hay políticas institucionales mucho más viables y superiores que las que existen hasta hoy, pero si no te quieres enterar porque es mucha la información y te interesa sobre todo la política económica y social, la puedes encontrar en un sólo libro magnífico de Carmelo Mesa Lago, “Cuba en la era de Raúl Castro” Editorial Colibrí, 2012. Tiene 6 capítulos y si te quieres ahorrar la lectura de los seis, vas a sólo ese capítulo y tienes todas las propuestas de políticas económicas y sociales y cómo hacerlas, con un magistral análisis y una sensibilidad social mucho mayor que las políticas sociales y económicas en curso. En otras palabras si Carmelo Mesa Lago se postulara como presidente de la república no sólo mi voto estaría con él sino que iría a Cuba a ayudar en su campaña presidencial. Pero por ahora tendría que ocupar el puesto de Marino Murillo, que entre disparates tonterías y prepotencia no pone una. ¿Cuál es la postura del gobierno cubano frente a este riguroso académico cubano? No lo dejan ni entrar al país. Ya eso te dice la falta de voluntad política del gobierno cubano para hacer cambios que beneficien a todos. Lo único que demuestran es una incapacidad sorprendente para hacer medidas contradictorias y a medias tintas, cuyo actor beneficiario es sólo la nomenclatura y al mas alto nivel, me refiero al resguardo de los intereses de la élite militar, política y estatal actual parasitaria de todos los recursos- incluyendo los recursos humanos- que produce el país. Si hay una política económica y social disparatera e incapaz además de totalmente excluyente es la del gobierno.
          No vuelvas a decir que no hay alternativas económicas viables y que no son políticas incluyentes, porque entonces te estas refiriendo al gobierno cubano y no a las demandas ciudadanas ni a los académicos cubanos. Las propuestas de estos últimos están diseñadas hasta el detalle, el pequeño problema es que no pueden ni dejarse oír ni proponerse como alternativa al poder actual.

  8. lareevolucion dice:

    Veo los comentarios de varios usuarios aqui .. y lo que saco de conclusiones es que no se pueden opiar a los mexicanos en su democracia porque son unos traficantes de droga.. porque tantos partidos son malos.. porque etc etc … Entonces no.. lo bueno es copiar de los rusos.. copiar a unas personas que a pesar de haber luchado contra los alemanes son mas racistas que los mismos alemanes.. donde las protestas son controladas con una inteligencia que nadie es capaz de creer… Entonces.. te vienes.. te lees el discurso “La historia me absolvera” y te das cuenta entonces que se prometieron muchas cosas … que se prometio democracia y se dio dictadura.. fui ingenuo al pensar una vez que no era una dictadura.. pero la realidad me ha demostrado que claramente lo es.. Y el que no ha tenido la oportunidad de salir de Cuba, se cree todo lo que le dicen .. o hoy quizas solo la mitad y aun asi no tienen idea…. A nuestro gobierno en Cuba y a nuestros policias hay que darles un curso de Democracia y no clases y tutoriales sobre como controlar mejor internet y eliminar los derechos personales de cada persona que vivimos en este pais y a todos nos corresponde..

  9. Marlene Azor dice:

    Creo que el texto de Armando Chaguaceda es excelente y parte de responder la irresponsable y superficial exhortación de López Levy a la oposición de todos los signos cubana: “la oposición, marxista revolucionaria o no, se centrara en ganar elecciones municipales y mostrar que puede gobernar algo con eficiencia, como lo hicieron en México el PAN y el PRD”. Es a partir de esta exhortación repito irresponsable y superficial de López Levy, que Armando nos ofrece una comparación entre las condiciones de posibilidad de la democracia en México y en Cuba.
    Lo que llama la atención es la diferencia entre un régimen autoritario como el de México y el totalitario como el cubano. Una diferencia abismal entre México y Cuba para la agregación de demandas ciudadanas a través de la prensa, de la academia por los intelectuales, de los trabajadores, por los sindicatos, de las numerosas reformas de leyes en México para la ampliación democrática, de la autonomía universitaria que sí se ejerce en México y que no existe en Cuba. Es decir no es sólo el pluripartidismo y las elecciones, sino una sociedad civil que demanda, se expresa y negocia con el estado y los partidos y sobre todo de un Estado que sí acepta esa negociación y amplía históricamente y paulatinamente los márgenes de actuación democrática.
    No veo en ningún momento del artículo, loas a la situación democrática en México. De lo que se trata es que en la comparación, el estado totalitario cubano prohíbe los derechos más elementales de la vida democrática: libertad de expresión y prensa, libertad de asociación, de movilidad, de autonomía universitaria, de imprenta, prohíbe los sindicatos independientes y mantiene un parlamento de ficción que se reúne dos o tres veces al año a aceptar políticas erráticas sobre las cuales no tienen el mínimo control. La represión sistemática a las demandas populares y la criminalización de la protesta social en las calles, además de la demonización de todos los opositores abiertos, impide la exhortación superficial y lunática de López Levy de que los opositores cubanos lo único que tienen que hacer es ganar las elecciones municipales. En mi artículo publicado en CE, “Los cerrojos del sistema electoral cubano” se puede entender la imposibilidad de la propuesta superficial e irresponsable de López Levy. El artículo de Armando es excelente porque demuestra la imposibilidad de que en Cuba se amplíe la democracia sin que el estado cambie su actual política con relación a todos los opositores de todos los signos ideológicos.

  10. EDUARDO dice:

    ….aqui,cuando no se conoce el tema del que se esta hablando,con solo decir que los castro son el diablo,que cuba es un pais miserable habitado por esclavos que sufren esa situacion por no querer irse como la mayoria de los que aqui escriben y otros lemas anticastristas ya repetidos muchas veces, ya te libras de quedar como ignorante pues vas a recibir aplausos y felicitaciones por tu “patriotismo intransigente” contra la dictadura …con solo repetir la cantaleta anticastrista ya quedas bien en cualquier situacion,hablese de politica,deportes,astronomia,literatura,dibujos animados o lo que sea….

  11. jorgealejandro1 dice:

    eduardo:

    Creo que el comentario de Marlene merece una mucho mmejor respuesta que ese. pero, como te empeñas en ponerte así, vale decirte que también otros se la pasan repitiendo la misma cantaleta de la barricada y de David contra Goliat, solo porque no hay otra cosa que ofrecer que discursos. de resultados, nada de nada, pues todo va “cuesta abajo en la rodada”, como decía Gardel.

    • EDUARDO dice:

      …mi comentario iba mas dirigido a contestar el tuyo que el de marlene…segun parece ella si sabe de lo que habla,estemos de acuerdo o no…..

  12. 1- En EE.UU solo el 9 % de las trabajadores tiene sindicato, al resto los dueño sencillamente los desaparecieron.
    2- El PCC se mantiene con la cuota de sus afiliados en lo fundamental.
    3- Cuba esta en el lugar 44 en el IDH .
    4- En Cuba en sus elecciones, perfectibles predomina la voluntad popular de sus votantes, no hay dinero de por medio.
    5- En Mexico existen figuras como secuestros de personas, capos de drogas, amplias zonas dominadas por el narco, asesinatos de periodistas , fuera del DF es en muchas zonas un Oeste, etc, al gobierno no le queda de otra que abrir “válvulas de escapes”.

    • Samu dice:

      5- En Cuba existe la figura de secuestro de estado, la policía, muchas veces no identificable como tal, arresta y desaparece a quien se le haya puesto el dedo y se le apresa bajo cualquier fundamento, hay leyes penales no escritas(palabras más-menos de una jueza de la Habana); en Playa, Centro Habana y Regla están identificados con claridad los traficantes menudistas y actúan bajo total impunidad, los que distribuyen en “las casas de la música” y otras discotecas, y hoteles trabajan bajo mando identificado y de cierto peso en la estructura gubernamental. Acá toda la isla, no sólo amplias zonas, está dominada por el mismo cártel, y no son de reciente creación, cuéntale nada más del 59 para acá. Los periodistas pueden cobrar en el estado y vivírsela soñando que harán periodismo serio, no los matan realmente, tampoco los dejan vivir. En muchas zonas, incluyendo la periferia de la Habana la situación toma tintes similares a Somalia. Numeralia y letras no matan la realidad vivida desde aquí y también vivida desde aquel lado del Golfo.

    • jorgealejandro1 dice:

      Decir que en Cuba predomina la voluntad popular en lo que sea, es llevar la cara de palo a su máxima expresión.

  13. Esopo dice:

    Chaguaceda muy instructivo tu articulo sobre el devenir político de México, estoy totalmente de acuerdo contigo que hay que tener en cuenta la experiencia mexicana, pero que el proceso actual, me refiero al castrismo se diferencia mucho, incluso iba a utilizar diametralmente opuesto pero sería inexacto por el componente autoritario del PRI, pero que está muy lejano del totalitarismo castrista, no voy abundar sobre lo que tú tan también has explicado, prefiero reservar mis energías porque muy posible que López Levy replique tus planteamientos y por mi parte pienso salirle al paso, hoy fue que entre a Havana Times porque estuve concentrado en otros foros y además tengo que luchar por mi sustento también, es posible que más adelante tenga algún comentario después que lea los comentarios que son abundantes y a ojos vista parecen ser de gran contenido. No obstante sigo insistiendo en un aspecto fundamental sobre la transición de Cuba a la democracia. Cito: “Nosotros somos gente del pueblo, que habla lo que el pueblo siente. Tal vez pudiéramos dar una solución pero no tenemos toda la información o todo el conocimiento como para decir, ‘esto es lo que necesitamos’. Sí podemos dar ideas pero yo no puedo decir ‘Cuba debe ser así”. Esto fue dicho en una entrevista por El Bi del grupo artístico contestatario, Los Aldeanos en El Nuevo Herald. Si el Bi tiene esta opinión de la problemática cubana, entonces la mayoría, los de a pie, no tienen ninguna opinión al respecto, lo equivalentes a ceros a la izquierda en cifras enteras, por eso se hace necesario que se hagan campañas de concientización, en el interior de Cuba, para la transición democrática y de cómo alcanzar ese objetivo, por eso es importante la Hoja de Ruta de Cuesta Morúa, que establece una solución para la problemática cubana. No obstante yo como gente de pueblo también, un poco más informado El Bi, voy a seguir insistiendo en los cuatros puntos fundamentales para la transición ORDENADA a la democracia de Cuba: 1) Legalización de los partidos políticos de oposición. 2) Convocación a una Asamblea Constituyente Democrática Multipartidista. 3) Inicio de la instauración de un estado de derecho con la independencia de sus poderes. 4) Elecciones libres multipartidistas municipales, provinciales y nacionales.

  14. Esopo dice:

    Chaguaceda, me estuve informando sobre el proyecto de municipalización propuesto por unas de las corrientes de la nueva izquierda cubana, pienso que NO es una idea descabellada, pero lo más importante además del proyecto, es que eso no se quede en el tintero de las elites proponentes, sino que lo den a conocer y fundamentalmente que procuren aliados que los puedan apoyar, independientemente, de las orientaciones políticas, he aprendido en todo este tiempo de convivencia en una democracia en desarrollo que los intereses comunes tienen más fuerzas para la concertación que las propias ideologías, más, tu sabes lo difícil que somos nosotros los izquierdosos “democráticos” para las concertaciones puse democráticos entre comillas para incluir diferentes corrientes de izquierdas.

  15. Kamikaze dice:

    Realmente me parece que el ejemplo mexicano es uno de los perores a seguir. México es un país con un nivel de corrupción generalizado, allí son corruptos desde los sindicatos hasta la policía (de lo cual pueden dar fe los utilizan el territorio mexicano como uente para cruzar a USA y son extorsionados por la policía). No, no creo que los cubanos debemos copiar de México, ni de ningún otro país latinoamericano, los cubanos tenemos que trazar nuestro rumbo por nosotros mismos, en Cuba hay suficiente potencial intelectual para eso.

Escriba una respuesta