Cuba: Militares a sus cuarteles

julio 3, 2014 | | |

“Un pueblo no se funda, General, como se manda un campamento” -José Martí

Por Pedro Campos

Altos oficiales. Foto: AIN

HAVANA TIMES — No pasa un día sin que aparezca en la prensa alternativa cubana y a veces en la oficial, alguna información dando cuenta de importantes decisiones y acciones desafortunadas de funcionarios de alto o intermedio nivel, en cualquier ámbito de la sociedad, sea económico, político o social, detrás de la cual siempre encontramos un militar o ex-militar, desde luego, designado.

Baste señalar el conjunto de incongruencias que descomponen la “actualización” del modelo económico decididas todas por el General y Presidente Raúl Castro y los militares que lo rodean.

Lo mismo reparten tierras sin garantías de futuro para los agricultores, que emiten una ley laboral legalizando la explotación asalariada en violación de la Constitución vigente, que organizan planes económicos sobre la base de la disciplina militar, que liberan la venta estatal de autos a precios galácticos, que organizan “cooperativas” desde el estado, que emiten una ley de la inversión extranjera que luce destinada a vender el país al capital internacional o que firman un tratado de In-seguridad con una potencia imperialista envuelta en luchas territoriales.

Todo un contrasentido. Disparate tras disparate.

Especialistas y cubanólogos del establishment norteamericanos esperaban mucho de Raúl Castro, sus militares y su “mano fuerte” (1) a fin de “evitar un caos” a la desaparición de Fidel Castro, promover una “transición pacífica”, “impedir una crisis migratoria y “desarrollar una economía de mercado”. La “actualización” y sus medidas, particularmente la ley de inversiones extranjeras y la ley laboral que la complementan, deben complacer a aquellos iodos. Y desde luego no estoy insinuando ni acusando a nadie de estar haciendo lo que desea el imperialismo. Expongo hechos.

Hoy por hoy, los que no vemos salida alguna para nuestras aspiraciones somos los desposeídos cubanos de a pie.

El más reciente infortunio ocasionado por los militares al pueblo, nos lo relata el prestigioso intelectual Esteban Morales, cuando nos narra las arbitrariedades en torno a los visitantes a la Terminal no. 3 de vuelos internacionales del aeropuerto José Martí en la capital habanera. Nadie responde por las estupideces, pero todo el mundo sabe que la IACC, el aeropuerto y sus inmediaciones están bajo control de los militares, como casi todo lo que alguna importancia tiene en este país.

Ciertamente, la causa principal de todo este desastre es el modelo económico y político de tipo estatalista, burocratizado e híper centralizado, implantado en Cuba en nombre del socialismo, que concentra todas las decisiones importantes del país en un grupito de personas, donde el pueblo y los trabajadores estamos para cumplir las determinaciones de esa alta burocracia y nunca para decidir qué hacer, cómo hacerlo, ni con qué recursos, ni desde luego para elegir los cargos públicos en ningún nivel.

Pero en todo este desbarajuste “socialista” mucho ha tenido que ver el papel de los militares y sus métodos de ordeno y mando trasladados a la política y la economía.

Soldados.  Foto: cubadebate.cu

Soldados. Foto: cubadebate.cu

Algo, desgraciadamente, bastante presente en la historia de Cuba, desde las guerras de independencia en el Siglo XIX, cuando los militares siempre quisieron controlar el poder político, en contra de la opinión de los más lúcidos cubanos como el Mayor General Ignacio Agramonte y el más grande, José Martí, ambos intelectuales amantes de la libertad, la justicia y la democracia, antes que militares.

Nunca estará de más recordar algunos renglones de la carta de Martí a Gómez el 20 de Octubre de 1884. “Un pueblo no se funda, General, como se manda un campamento;… ¿Qué garantías puede haber de que las libertades públicas, único objeto digno de lanzar un país a la lucha, sean mejor respetadas mañana? ¿Qué somos, General? ¿los servidores heroicos y modestos de una idea que nos calienta el corazón, los amigos leales de un pueblo en desventura, o los caudillos valientes y afortunados que con el látigo en la mano y la espuela en el tacón se disponen a llevar la guerra a un pueblo, para enseñorearse después de él? ¿La fama que ganaron Uds. en una empresa, la fama de valor, lealtad y prudencia, van a perderla en otra?”

Con gran pesar, los que nos empeñamos en hacer de Cuba un paraíso de la libertad, la justicia, la democracia y el socialismo, bajo la dirección del siempre mismo gobierno de los históricos guerrilleros de la Sierra, hoy constatamos cuánta razón tenía Martí en tratar de impedir el control de los militares sobre los asuntos públicos y de gobierno.

El militarismo, se irguió sobre la muerte de Martí y alcanzada la independencia de España, en los primeros 30 años de República mediatizada, la mayoría de los Presidentes habían sido generales de aquellas guerras. Después continuó el papel de los militares, con Fulgencio Batista en la revolución del 30, su primer gobierno constitucional en 1940 y luego su dictadura a partir de 1952.

Finalmente la lucha por medios militares contra aquel gobierno anticonstitucional, llevó al poder al grupo de militares que hasta hoy detenta el poder en Cuba en nombre del socialismo. Y los medios, una vez más, se impusieron a los fines.

De una u otra forma todos estos militares empezaron por defender un régimen constitucional y democrático que terminaron negando e imponiendo su autoridad por la fuerza de las armas.

La revolución del 59 que unió al pueblo de Cuba en la lucha contra Batista por la restauración del sistema democrático y la Constitución del 40, acabó frustrando aquellos objetivos en el mismo 1959, cuando Fidel y sus muchachos de la Sierra decidieron mantenerse en el poder, suprimir toda oposición, postergar indefinidamente hasta hoy las elecciones generales y poner en marcha un sistema de gobierno personalista y partidocrático, refrendado en la constitución de 1976.

¿Hasta cuándo los cubanos vamos a vivir bajo égidas militares? No equivocarse: no estoy llamando a revueltas, desórdenes, violencias ni nada por el estilo. Ya nos cansamos de todo eso. La violencia engendra más violencia. No más violencia de ningún tipo en la sociedad cubana.

Es hora ya de acabar de poner nuestra casa en orden, de democratizar la vida política y económica del país, de que tengamos plena libertad de expresión y asociación.

¿Cómo lo vamos a lograr? Hay propuestas de una nueva Constitución, de democratizar el sistema político y económico, liberar internet, que el gobierno respete la libertad de expresión y asociación, que todos los cargos públicos sean sometidos a elección popular, que exista renovación y revocación, etc. Es tarea de todos los cubanos de buena voluntad, de todas las filiaciones políticas.

Pero de algo si no tengo duda alguna. Cualquiera que sea la solución, implicará el regreso de los militares a sus cuarteles, obra a la que ellos deberán contribuir por el bien de todos, y de ellos mismos.
—–

1- Ver artículos y publicaciones de Soren Triff en el Nuevo Herald del 18 de enero de 2007, de Alejandro Armengol en el Miami Herald sobre el tema, donde llega a calificar a Raúl como el “hombre de Washington”, así como las valoraciones de Brian Lattel sobre Raúl Castro y lo que esperaban de su gobierno en EEUU.

(pedrocampos313@yahoo.es)

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

36 respuestas a “Cuba: Militares a sus cuarteles”

  1. El mayor dice:

    Consecuencia de la libertad de pensar es la de hablar. ¿De qué servirían nuestros pensamientos, nuestras meditaciones, si no pudiéramos comunicarlos a nuestros semejantes? ¿Cómo adquirir los conocimientos de los demás? El desarrollo de la vida intelectual y moral de la sociedad sería detenido en medio de su marcha.
    Ignacio Agramonte y Loynaz

  2. 100 % Gusan@ dice:

    En vez de mandar a los militares a los cuarteles, simplemente, sería mejor eliminar a los militares que ninguna falta hacen al país y representan un alto gasto público. Total, si algún enemigo nos invadiera el ejército cubano no tendría mucho que hacer.

    Costa Rica está muy bien sin ejército.

    • Pedro Campos dice:

      Gusana. Por si no lo sabes esa es una aspiración del socialismo original histórico, la eliminación del Ejército y la formación de milicias de autodefensa. Cuando Fidel habló de la guerra de todo el pueblo y las de las Milicias de Tropas Territoriales, muchos lo apoyamos porque creiamos que podria ser un camino más seguro para garantizar la independencia de Cuba y para disminuir el sigificado del Ejérito profesional. Hoy sigo convencido de que en caso de una agresión extranjera, lo unico capaz de derrotarla, sería esa milicia popular. Pero todo aquello se convirtió en sal y agua y Raúl y sus militares jamas desarrollaron en verdad las MTT y las concepciones de la guerra de todo el pueblo, que se sustentaban en la experiencia vietnamita. Creo que le cogieron miedo al pueblo armado. Un gobierno verdaderamente socialista, tendería como expresa Marx a la paulatina extinción del estado y particularmente del ejercito burocrático permanente. Ahora bien en las condiciones concretas de Cuba hoy, el planteamiento no puede ser así, sencillamente porque nos guste o disguste los militares tienen el poder y hay que lograr cambiar la situación en forma pacífica si no queremos un bano de sangre. Lo primero sería lograr que los militares se cinan a sus funciones, que la sociedad se democratice, que el pueblo sea armado para garantizar la defensa de la nación, pero sobre todo, entender la seguridad nacional más alla del aspecto militar, como un conjunto de politicas internas y externas que garanticen su soberanía. En esta tarea hay que conseguir el concurso, comprensión y cooperación de los militares, que ellos entiendan que es por el bien de Cuba toda y de ellos mismos.

      • 100 % Gusan@ dice:

        Tengo mis dudas con las autodefensas y el pueblo armado. Allí donde eso existe se prestan a ejecuciones extrajudiciales.

        No hay autodefensa ni pueblo armado que pueda con drones. Lo mejor, meterse a pacifista, resolver por vías diplomáticas y evitar la generalización de las armas como potencial forma de resolver problemas, en general desestimular lo que implique matar.

  3. El mayor dice:

    Pedro desde la primera constitución estamos arrastrando este problema pero no aprendemos es como sí pensáramos que Céspedes era el que tenía la razón .

    • Pedro Campos dice:

      Esimado Mayor. Siempre dieron la razón a Céspedes los paridarios de la unificación del poder y el mando único. Pero al MAYOR muchos le reconocemos el mérito político mayor. De hecho lo hago en este artículo. Los buenos juristas e historiadores cubanos conocemos muy bien aquellos intringulis y otros mucho que están por abordarse ampliamente en la historiografía cubana, simper sesgada por los intereses de los poderes fácticos. Hace ya algun tiempo, septimbre de 2012, esribí un articulo sobre los Derechos Humanos en Cuba, donde presente una recopilación de los articulos de todas las constituciones cubanas que abordaban el tema, bajo el título “Derechos humanos, socialismo y nación cubana”. (www.havanatimes.org/sp/?p=71923)

  4. El bobo de Abela dice:

    Campos ¿conoces alguna dictadura que no sea gobernada por militares? Son imprescindibles para gobernar con impunidad y sin rendir cuenta a la sociedad. Muy bien traer a Marti opinando sobre el tema, pues con su gran vision politica, supo predecir lo que sufriria Cuba con tantos “generales y doctores” medrando de las mieles del poder hasta nuestros dias.

  5. Esopó dice:

    Pedro pienso que tu articulo debe de ser una reflexión para los militares cubanos y para el castrismo en general, y a partir de ahí como se trata de un ejército que inicien la operación salida para sus cuarteles de forma organizada, no sin prisa pero sin pausa como diría el general\ presidente pero si paso a paso que de forma operativa generalizada, primer paso legalización de los partidos políticos de oposición, segundo paso convocatoria a una asamblea constituyente, tercer paso creación del estado de derecho con sus poderes independiente del estado, quinto paso elecciones multipartidistas municipales, provinciales y nacionales y de hecho cumplido esos 5 pasos los militares estarían ya en sus cuarteles como tú has vaticinado, sin traumas, sin sobresalto y fundamentalmente en paz.

    • Pedro Campos dice:

      Esopo. Propones una hoja de ruta que es todo un programa preciso hacia la democratización, el que suscribo plenamente. Quizás habría que agregar la libertad de expresión, junto con la de asociación en el punto primero. Y también agregaría paralelamente la plena liberación del trabajo libre individual o asociado, que permita a todos trabajar de la forma que lo estime pertienente. Permiteme ponerlo por separado para que se vea y entienda mejor:
      1- legalización de los partidos políticos de oposición,
      2-convocatoria a una asamblea constituyente.
      3-creación del estado de derecho con sus poderes independiente del estado,
      4-elecciones multipartidistas municipales, provinciales y nacionales

      • Miranda dice:

        Ok, esos cuatro pasos que los entiende hasta un niño de pre-escolar, ESTÁN ENTENDIDOS y ACEPTADOS por todos nosotros y hasta quizás el 99% de la nación.
        Como hacer que lo entiendan, “los que lo tienen que entender?”, por favor hasta cuando vamos a seguir haciendo propuestas, cuando es que se va a poner en practica “la tarea para conseguir la compression y cooperacion de estos militares?”, ya todo esta puesto en papel claramente, cuando es que viene la accion para poner orden en nuestro casa?, “sin revueltas, ni violencias, ni desordenes”, Vaya, ya me trance en pactar con los militares, Ahora quiero ver que acaben de llevarle estas “propuestas” a ellos. Cuando es que se les va a dejar saber?

        • Pedro Campos dice:

          Miranda de lo que se trata es de irganando conciencia y crear un frente amplio de todos los que estan de acuerdo con esto para presionar como mayoría en todas partes, en todas las reuniones, en todos los barros en todos los centros de trabajo y estudio, en todas partes. Y desde luego el gobierno sabe todo esto, lee igual que tú todo lo que escribimos. El primer paso es la comprensión de lo que debemos y podemos hacer y buscar concertar ese frente amplio, donde esten los de dentro, los de fuera, los de diferentes ideologías pero con objetivos tácticos a corto plazo en los que estamos de acuerdo. Sin mucho ruido está caminando esa concertación. Ayuda en esa dirección lo que puedas. Una cosa importante es no canivalearnos entre los que estamos de acuerdo en trabajar por cambios basicos concertados democrática y pacíficamente. Cuando nos apoyemos entre todos nos vamos a sentir mas fuertes para actuar.

          • Miranda dice:

            Campos, estoy de acuerdo en lo que plantea, y si ya todas estas propuestas se les estan dando a conocer a la población, en centros de trabajos, en barrios y en reuniones, si se les está haciendo consciencia de lo que verdaderamente es democracia y un estado de derecho, vale la pena intentarlo, quien mejor que un socialista para llevarles el mensaje del gran fraude que han cometido con ellos. En todo lo que se refiera a la democracia en Cuba tendrá nuestro más sincero apoyo.

            Saludos.

          • atanasio dice:

            Lo apoyo totalmente

  6. Isidro dice:

    Pedro, los militares deberán volver algún día a los cuarteles, eso queda claro. Pero a mi modo de ver eso sólo ocurrirá como parte de una “normalización” de la situación cubana, tanto en el frente doméstico como en el internacional. Y en la llegada y circunstancias en que se producirá esa “normalización” es donde identifico la demora y los altibajos del camino. En lo personal, no percibo que el estamento castrense hará mutis por el foro mientras perciba la menor sombra de amenaza externa al actual ordenamiento socio-político. Incluso los posibles candidatos a ejercer los principales puestos políticos en un futuro inmediato y mediato, tendrán cuando menos un “expediente” militar calzándole el ejercicio del puesto. No creo que en el período descrito surja un nuevo presidente o vicepresiente que no ostente cuando menos los galones de teniente coronel, activo o de la reserva. La realpolitik tiene la cabeza dura.

    • Esopo dice:

      Isidro para que los militares salgan de los cuarteles hay que concientizar a toda la población cubana incluyéndolos a ellos mismos, porque en Cuba la gran mayoría de la población no sabe que es democracia, porque lleva casi 70 años sin ella, teniendo en cuenta la dictadura de Batista y esta larga noche de más de 55 años de castrismo. Por otro lado las Fuerzas Armadas Cubanas no son un ejército constitucional que asumieron el poder por un golpe de estado o por la entrada en la política alguno del generalato como las dictaduras clásicas de latinoamericanas, sino que son clasistas donde sus miembros son integrantes del partido único, incluso son los jefes del partido y ocupan los cargos supremos en el buró político del PCC además en su nomenclatura de mando existe la Dirección Política que es parte del PCC, todos esos militares que ocupan cargos en las empresas civiles tienen doble subordinación hacen vida partidista en los núcleos del PCC de los centros de trabajos y también en la DP de las FAR. Por eso es imperiosa la necesidad de concientizar a la nación cubana de lo que resolverá la gran crisis nacional es la democracia hasta que cuando los perros ladren pidan democracia.

      • Esopo dice:

        Otra cuestión Isidro los demócratas cubanos no podemos ser ni ingenuos, ni presas del desaliento, desde una compañías hasta cada cadena superior de mando, los militares cubanos tienen un comisario político que desarrolla el trabajo de agitación y propaganda, entonces los demócratas cubanos tenemos que ser como esos comisarios políticos concientizando tanto a la población cubana como a los propios militares de la necesidad de la democratización de Cuba y otra cuestión, los militares cubanos son muy disciplinados y cuando el mando superior decida sobre el llamado de Pedro para que regresen a sus cuarteles no habrá ninguna insubordinación al respecto, en contraposición esos que le piden a los militares que se revelen o que den un golpe de estado tampoco lo encontraran, esos no saben nada de la conciencia clasista de los miembros de las Fuerzas Armadas Cubanas.

      • Miranda dice:

        Esopo, please!, no cuente los 7años? (En realidad no se cuantos fueron) que Batista fue dictador, que la dictadura que conocen los cubanos es la dictadura revolucionaria, y es la que hay que combatir, Y los viejos que vivieron la de Batista, juran y perjuran que cienmillones de veces la prefieren a esta que están pasando, sólo el señor Elio y unos cuantos más dirían lo contrario.

    • Miranda dice:

      En eso te doy la razón Isidro. No creo que el “estamento castrense” permita otro orden socio-político que no sea otro que el de Ellos, pero el intento merece la pena, y creo que el pueblo es quien decidira si seguir con el miedo a la “sombra de la amenaza externa” con el que Castro ha inoculado a tantos, ya vemos que casi la totalidad de la población ha comprobado que “el monstruo” no es tan monstruo, la gran mayoría lo conoce hasta en persona, y les encanta, y también han comprobado que se les ha ido la vida temiendole a una sombra y a un coco que nunca llego, que sólo se usó como manipulación. No conozco a un sólo cubano que sea consciente y que aborrezca este hecho, el haber desperdiciado su niñez con el adoctrinamiento de “seremos como el Che” y de toda su adultes con el teque del miedo a la invasión yankee.

      Ya esos tiempos han pasado y el mismo régimen se ha encargado en demostrarle al pueblo lo hipócritas que han sido, que si su comandante en jefe horondamente usa Adidas y que si sus hijos y nietos vienen de shopping y de vacaciones y que ya hasta tienen residencias aseguradas en el mismísimo monstruo, es porque ni tan malo ni monstruo es, que todo ha sido un cuento y una burda manipulacion. Así es que merece la pena dar la batalla, acuérdate que dictadores con cabezas tan duras como las que tienen estos tiranosauros de Cuba han tenido que soltar el trono.

  7. jscaries@yahoo.es dice:

    Ahora a las dictaduras les dicen “realpolitik”. Mejor di: “mientras se sientan amenazados en su parte del jamón y en sus privilegios. La nación les importa un carajo, si no,. no la tuvieran como la tienen. La principal amenaza a la que le tienen terror, no es a los de afuera, sino a su propio pueblo.

    El gobierno cubano da verguenza, y no sirve para nada que no sea reprimir y vivir del cuento. Así de simple.

    Yo, que de socialista no tengo un pelo, ni quiero tenerlo (Al menos de lo que hoy conocemos por “socialismo”), le doy a Pedro absolutamente toda la razón.

    • isidro dice:

      …pero son el Gobierno, al menos hasta el día de hoy (¿o es que hay otro?). Si tu respuesta es negativa entonces ya estamos de acuerdo en lo que significa “realpolitik…”

      • jorgealejandro1 dice:

        O sea, contra el gobierno no se puede hacer nada

        • Isidro dice:

          Claro que se puede, bastaría una votación masiva contraria en las elecciones del Poder Popular…hasta ahora no la ha habido…O medio millón de cubanos protestando masivamente en la calle…hasta ahora no lo ha habido…O un desembarco masivo de marines que nos lleven de vuelta a 1902..hasta ahora no lo ha habido…

  8. Humberto Herrera Carles dice:

    Los militares han demostrado en la practica ser buenos administradores, politicos y estrategas. Por cierto cuando pasan a la vida civil a dirigir en cualquier rama, excepto Fidel y Raul, ya no se rigen por el reglamento militar, y de hecho en la practica se rigen por el codigo civil.
    Los ex- militares que dirigen la economia han obtenido logros fundamentales con muchos años de experiencia en lo que se ha llamado el Perefeccionamiento Empresarial que es una obra colectiva.
    Se miente cuando se dice que las decisiones la toman unos pocos. Los cambios fundamentales en Cuba que por supuesto el articulista se abstiene de mencionar, desde el 2010 a la fecha en toda la vida economica, social y politica de Cuba, fueron el resultado de la consulta popular al VI Congreso del PCC con la participacion de mas 3 millones de cubanos¿ Hay otro pais que hago eso? Porque el nucleo de las trnasformaciones en curso son el resultados de esa consulta. Por ello en las ultimas elecciones el pueblo voto a favor de la opcion del voto UNIDO el 69.75 % de la poblacion, eso demuestra el apoyo del pueblo al gobierno que ha hecho suya, las demandas expresada por la colectividad.
    Hay fracasos y errores , pero mas son los exitos, la prueba inequivoca es que se sigue luchando por construir el socialismo, ese que no hemos alcanzado aun, a pesar de presiones externas, bloqueos, revisionistas de izquierdas aliados de la opsicion derechista y anexionista.
    Los militares son la salvaguadia de la Patria de todos, los que estan atentos ante cualquier enemigo fuera o de adentro. No necesitan acuartelazarse, necesitamos que se fundan con el pueblo y por supuesto no tratan al pais como un cuartel, sino como la sociedad compleja que constituyen las interrelaciones de los seres humanos. Lo otro es pretender debilitarnos, pero no hay que hacerle casos a los criticos, ni un tantico asi.

    • El bobo de Abela dice:

      Claro Humberto, por eso los militares ya estan anunciando que la economia cubana va a decrecer este año. El pronostico se desinflo en menos de 6 meses con Mariel y todo ¿sera una contramarcha estrategica para ganar la batalla final?

      • Humberto Herrera Carles dice:

        Ud deberia saber que tanto los cambios estructurales en la economía, como las nuevas organizaciones demoran en consolidarse en ocasiones mínimo 5 años, hay algunas que se demoran mas de 10 años. Esta es la experiencia capitalistas de un libro que se titula ” Empresas que perduran”. Y si es insuficiente el crecimiento, algunas cosas no están saliendo bien, pero confío que se remontaran.

    • jorgealejandro1 dice:

      Carlés:

      “Los cambios fundamentales en Cuba que por supuesto el articulista se abstiene de mencionar, desde el 2010 a la fecha en toda la vida economica, social y politica de Cuba, fueron el resultado de la consulta popular al VI Congreso del PCC con la participacion de mas 3 millones de cubanos ”

      Claro, porque el pueblo cubano es tan idiota y tan cretino que aprobó el anticódigo de trabajo que les sonaron; aprobó también que cualquier extranjero tenga más derecho a hacerse millonario en Cuba que él; aprobó la venta de un auto usado al precio de un Lamborghini del año; aprobó que ahora vengan los demonizados capitalistas a explotarlos para que lor cuatreros del gobierno se sigan llenando el buche.

      Hay que tener mucho, pero mucho desprecio por el pueblo para salir con este cuento. Ahí es donde se ve que tú toda la vida has sido un farsante y un oportunista de siete suelas. porque, si todavía estuvieras en Cuba comiéndote el mismo cable que cualquier cubano de a pie, todavía podía disculpársete, diciéndote que eres un idiota que no ve más allá de sus narices, pero diciéndolo desde el extranjero, donde estás libre de todo lo que los cubanos padecen, me resulta simplemente despreciable. Gente como tú son los que ha vuelto a Cuba el desastre que es hoy. Pero no te preocupes, que ya te llegará tu hora.

    • Jagger dice:

      Herrera Carles, su miopia politica lo incalifica para opinar en este sitio. Fanatismo o genuflexión, no se sabe, le nubla la vista y le da sordera a sus oidos. Salga a la calle y oiga lo que opina el pueblo, pero si fuera poco, puede leerse el discurso de fidel el 4 de enero del 1959 en la ciudad de Camaguey cuando el avance de la Caravana de la Victoria hacia La Habana. Si lo lee, corre el riesgo de pensar que Fidel es el primer contrarrevolucionario… Usted, o verdaderamente no entiende lo que nos sucede y sus causas o deliberadamente, porque no confia en su pueblo y al decir de Marti, es un hombre de 7 meses apoya a aquellos que piensan que el pueblo esta formado por pichones con el pico abierto esperando que el “Estado” los alimente y razone usted si no es justamente al reves, que quienes crean las riquezas no son precisamente los “selectos dirigentes” que si parasitan la sociedad….

  9. lareevolucion dice:

    muy buen articulo. habria que ver cuando Los militares lo entenderan. creo que somos muchos Los que entendemos que ellos no tienen que entender Nada. este es el gobierno del pueblo o el gobierno para el pueblo ? si esta es la revolucion del pueblo y para el pueblo ya hace mucho habrian entendido y sent hubieran retirado de su posicion.

  10. Esopo dice:

    El general\presidente debería de darse cuenta que no puede seguir postergando lo impostergable, la democratización de Cuba, llegado ese momento lo más posible que para que cumpla con esa inmensa y honorable misión, por la parte del castrismo, nombre a el General Andollo. Porque Andollo? Es un general relativamente joven, inteligente, que como Ingeniero Militar desde que era Teniente Coronel ha ocupado responsabilidades de mando en diferentes Direcciones de Ejércitos y en el Estado Mayor General, actualmente se está dedicando a la organización y control de la reforma empresarial en proceso, lo cual le proporciona una autoridad grande ante el estamento militar que es el dueño de los caballitos castrista. Le he insistido a Rodiles, a Juan Antonio Blanco y a otros teóricos del anticastrismo, que para la construcción de cualquier obra por muy simple que sea se necesita de un proyecto, aún más para la construcción democrática de Cuba, por eso la importancia de las propuestas de Pedro Campos y la hoja de Ruta de Cuesta Morúa, porque llegado el momento que haya que sentarse a discutir con Andollo o con cualquiera que sea el encomendado, los demócratas cubanos tienen que tener un proyecto base para iniciar cualquier tipo de iniciativa al respecto.

  11. Pedro Campos dice:

    Se acaba de publicar en Granma el discurso de Raúl en la reciente sesión de la Asamblea Nacional. Esta fue la respuesta que escribí en Granma.
    Presidente, para Ud. todo está muy bien, no creo que sea igual para millones de jubilados, discapacitados, madres solteras, ancianos y niños sin respaldo familiar y miles de trabajadores en busca de empleo. Su discurso no aborda los graves problemas de corrupción del alto rango y la generalizada que aquejan la sociedad cubana ni desde luego sus causas. Ahora nos habla de la “propiedad social”, esquivando el vocablo estatal, cuando todos sabemos de su concepción estatalista de la economía. Nos dice que las cooperativas no agropecuarias siguen en experimentación, lo que evidencia su concepción reactiva al tema y nos reitera la línea de la “autonomía empresarial” sin mencionar para nada el control de los trabajadores. Sus preocupaciones sobre el bloqueo y las inversiones extranjeras asociadas todas a las empresas estatales que deben “preparar carteras de negocio”, demuestra la línea encaminada a consolidar el capitalismo de estado en concertación con el capital extranjero, donde los trabajadores asalariados seguirán siendo los modernos esclavos. Su llamado, como parte de la CELAC a la autodeterminación de los pueblos parece referirse a los “otros pueblos”, porque Ud. no menciona una sola palabra sobre los derechos del pueblo cubano a determinar su futuro, su sistema de gobierno, una nueva constitución, quiénes ni cómo deben conducir los destino del país. Para Ud. la burocracia en el poder es la que tiene el derecho de seguir decidiendo los destinos de Cuba. Con todo el respeto que Ud. se merece: No General, no estoy de acuerdo.

Escriba una respuesta