La igualdad y la justicia social entre los cubanos

junio 19, 2014 | | |

Fernando Ravsberg*

Hace apenas unos años atrás los peloteros cubanos no soñaban que podrían jugar en ligas profesionales con permiso de Cuba.

HAVANA TIMES — Los peloteros que jugarán en el extranjero con contratos millonarios no son los únicos cubanos que ganan semejantes cantidades de dinero se suman a otros sectores que ya lo hacen dentro de la legalidad y sin tener que emigrar de forma definitiva.

La autorización es una buena noticia porque fue una de las demandas de la gente durante los debates previos al Congreso del Partido Comunista. A pesar de que en una de las asambleas donde estuve rechazaron las propuestas de la población.

No hay de que asustarse, en realidad no habrá mayores diferencias sociales de las que ya existen entre el cubano de a pie y los músicos de las grandes orquestas, los pintores más reconocidos o algunos representantes de empresas extranjeras.

Abrirles la puerta a los deportistas es una buena forma de evitar que salten la cerca. Medio siglo intentando contenerlos solo ha servido para convertir los equipos cubanos en centros gratuitos de entrenamiento para las Grandes Ligas estadounidenses.

Ahora es Washington quien les niega el derecho de jugar en EEUU, autorizándolos solo si abandonan Cuba definitivamente. Y aplican esa política también de forma extraterritorial, presionando a la Liga Mexicana para que exija lo mismo.

Los deportistas no son los primeros cubanos en ganar mucho dinero, antes que ellos lo hicieron los músicos, pintores y actores.

Así, por mucha apertura migratoria que haya en la isla, para poder jugar en Grandes Ligas habrá que seguir “huyendo” del comunismo, escapando en un viaje, abordando una lancha rápida o atravesando los puentes de la frontera.

Los cubanos y la negación de la negación

La actual política cubana podría resultar más efectiva para insertarse en el mundo. Por muy loable que sea el deporte amateur, lo cierto es que seguir negándose a participar en el boxeo, el vóleibol o el beisbol profesional aísla a la nación y frustra a los deportistas.

Y no ocurre solamente en el deporte, la estrategia cubana ha dejado de estructurarse en contraposición a la de EEUU. Parecen elaborarla pensando más en lo interno, sin darle tanta importancia a las coincidencias con las políticas del “enemigo”.

Es que negarse a todo lo que utiliza Washington como tácticas para acabar con la revolución implicaría cerrar la migración, impedir el desarrollo de la sociedad civil, prohibir las cooperativas urbanas, negar el acceso a Internet y limitar los viajes de los estadounidenses.

Ignorar a un vecino tan poderoso y con tanto rencor sería un acto suicida, cuando desde marzo de 1959 intenta derrocar al gobierno cubano por diferentes vías, incluyendo el asesinato, la organización de una invasión y un bloqueo económico de medio siglo.

Con la apertura migratoria muchos creyeron que los médicos cubanos se irían del país con sus familias, sin embargo decenas de miles siguen sumándose a las misiones de Cuba en otros países.

Con la apertura migratoria muchos creyeron que los médicos cubanos se irían del país con sus familias, sin embargo decenas de miles siguen sumándose a las misiones de Cuba en otros países

Pero actuar en contraposición a sus estrategias puede llevar a una parálisis no menos suicida pues para el país es vital el acceso a internet aunque Washington use la red en sus planes contra La Habana, como recientemente reveló la agencia AP.

Y al final resulta que las cosas no ocurren como previó EEUU ni como temió Cuba. La apertura migratoria no provocó una salida en masa, el acceso de los cubanos a internet no hizo crecer la disidencia ni los contratos de los deportistas en el extranjero aumentan las “deserciones”.

Cuando se informó que los médicos también podrían salir libremente del país pensé que muchos se irían en busca de mejores ingresos, sin embargo no ha pasado. Por el contrario más de 11 mil fueron en misión a Brasil y solo una decena la abandonaron.

Ahora Gourriel y Cepeda podrán jugar en Japón y ganar cientos de miles de dólares, tantos que hasta podrían comprarse un automóvil 0 km en Cuba. Ellos ratifican que no todos los ciudadanos son iguales, algo que la mayoría de los cubanos ya saben desde hace tiempo.

La preocupación por la justicia social no debería añorar el igualitarismo paralizante de antaño sino velar por una igualdad de oportunidades que les permita a todos los cubanos labrarse un futuro en base a su esfuerzo y sus habilidades.
—–
Visita el blog de Fernando Ravsberg.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

5 respuestas a “La igualdad y la justicia social entre los cubanos”

  1. Javier dice:

    La realidad ha mostrado que el haber mantenido prohibiciones y restricciones rayando con lo absurdo ha sido mas contraproducente que beneficioso.. Aun tienen que seguir eliminando y haciendole la vida menos dificil a mis compatriotas. Si en algun momento el gobierno temio que el levantamiento de algunas restricciones significaria el caos, pues nada de eso. Los que antes podian salir, han seguido viajando, algunos regresan y otros no (como sucedia antes) y los que antes no podian, pues tal vez ahora tampoco por razones de Visas y de pe$$$o$. Que si el Internet va abrirle los ojos a los cubanos? Hace rato que los tienen abiertos, y si no, preguntenle a los que reciban los paquetes todas las semanas, ademas de los miles que vienen de visita y traen lo que sea en los discos duros y memorias USB, etc. Que si los cuenta propistas seran la quinta columna que va a derrocar el regimen? Claro que prefieran trabajar para ellos mismos que recibir los salaries pauperrimos del gobierno y demas, pero eso no significa que vayan a derrocar el gobierno (aunque el gobierno no pueda controlarlos tanto como a un trabajador estatal, por lo menos no le puede exigir “obediencia” ideological.

  2. Luis dice:

    Para jugar en gl no tienen q huir de cuba, solamente tendria q negociarse con un “pais hermano” como vzla, darle residencia en ese pais a los mejores peloteros y mediante um agente vzlno luchar la contratacion de los mismos; una parte para cuba, una para vzla, una para el agente y la mayor parte para el pelotero, resuelto el problema, to er mundo happy y de paso hacer lo mismo con los boxeadores.

    Saludos, Luis

    • Miranda dice:

      Lo que pasa es que el pelotero cubano jamás podrá quedarse con con la mayor parte, las ofertas multimillonarias de ellos, no son las mismas que las que por ejemplo recoge Silvio, o Chucho o las que recogía Juan Formell cuando salían de tour , que la mitad era por debajo de la mesa y la otra le pagaban algo al gobierno por dejarlos salir. El contrato de grandes ligas no entra en este relajo, hasta los peloteros de los países hermanos tienen su residencia en los USA, donde separan sus ganancias de su querida hermandad con nadie, Ellos ganan su dinero, y le pagan a su agente el porciento que le corresponde a los representantes, pagan el mismo impuesto que paga Donald Trump o el que vende coco frío en las esquinas, según su ingreso y el resto va de paticas pa’sus bancos, ah, y bancos-americanos, para asegurarse que sus hermanos Maduro ni Ortega y mucho menos un Castro un día se vuelvan locos y les roben su dinero.
      Luis, usted sabe que con el dinero hay que andar claro, hasta con los hermanos de sangre.

      • luis v dice:

        Yo , el otro luis, que me pongan mi dinero en bank of america, y despues yo decido cuando y como pagar los impuestos, eso de que el gobierno cobra y despues decide si te paga o no, es un chiste de mal gusto.

  3. 100 % Gusan@ dice:

    Pues digo lo mismo de siempre: si no pueden contratárse en los USA que luchen contratos en otro lado.

Escriba una respuesta