author photo

Verónica Vega: Por años me fue difícil elegir entre escribir, pintar o danzar. Escribir resultó lo más rentable e inmediato. Vivo en Alamar, un proyecto de ciudad abortado, que sólo respira por lo que queda de la naturaleza, por la alternatividad cultural, y sobre todo, por la voluntad infinita del alma humana. No me considero periodista. Escribir en Havana Times ha sido sólo una oportunidad para decir lo que creo que se puede mejorar en Cuba.

El precio de la uniformidad

mayo 28, 2014 | | |

Verónica Vega

Pre-universitarioHAVANA TIMES — Por mi limitadísimo acceso a internet, leo los comentarios en HT gracias a que me los envía el editor y, (misterios de la conexión cubana), muchas veces me llegan recortados así que solo puedo leer los enunciados. Esto desestimula mi interés y anula mi presencia en cualquier debate.

Pero el que desató el post “Uniformefobia”, me ha motivado a participar tardíamente por medio de este artículo. No tanto porque el autor de ese post es mi hijo, (que puede responder por sí mismo), sino por la crítica que hace un lector a sus padres.

Primero quisiera decir que es fácil atacar a quien tiene el valor de exponer parte de su vida y sus sentimientos, pues quienes critican están a la sombra, (muchos bajo seudónimos), con sus vidas y errores muy a salvo. La mayoría no viven en Cuba, así que ni siquiera padecen lo que juzgan, y sucede que en este caso denotan también desconocer aspectos de lo que someten a juicio.

Por esto voy a tratar de hacer una síntesis de los sucesos que llevaron a Kabir a dejar el pre universitario, cosa difícil porque la historia es larga y evocarla no me es agradable.

Desde que mi hijo estaba aproximadamente en segundo grado, me preguntaba por qué tenía que cortarse el pelo. Muchos de mis amigos llevaban el pelo largo y el padre de un compañero de aula usaba una trenza muy larga. Cada vez que le tocaba pelarse y se resistía, yo le decía que en la escuela lo exigían así, pero con el paso del tiempo, me di cuenta de que no tenía ningún argumento propio. Mientras tanto, sus preguntas se volvían cada vez más precisas:

“¿Por qué es malo tener el pelo largo si mi pelo no hace daño a nadie? ¿Por qué las niñas sí pueden? ¿Por qué en ellas no es una indisciplina incluso si lo tienen suelto?”

A alguien que se le intentan inculcar valores de igualdad, libertad, sinceridad, ¿cómo responderle honestamente? Le dije: Tienes razón, voy a preguntarle a la maestra (para entonces ya estaba en tercer grado).

La maestra, que no parecía preparada para semejante pregunta, habló de un reglamento escolar que no pudo mostrar ni citar textualmente, y terminó aceptando, así pasó el tercero y el cuarto grados, que fueron los últimos años de una excelente pedagoga, y se retiró de la enseñanza.

La maestra que le tocó a Kabir en quinto empezó a mostrar una intolerancia cada vez más visible, y luego de varios incidentes, pedí en la dirección que cambiaran a mi hijo de aula.

Pero ya la “estigmatización” parecía hecha, y la situación no mejoró con una segunda y tercera maestras. Lo curioso es que ante la pregunta de que si Kabir tenía problemas académicos o de disciplina, las tres maestras lo negaban rotundamente.

Consulté a una psicóloga y me sugirió que cambiara al niño de escuela. Lo hice y funcionó, pudo terminar el quinto grado y hacer el sexto como un niño “normal”, a pesar de su larga trenza. Una queja presentada en el municipio de educación sólo sirvió para que enviaran a una inspectora, quien me dijo que las maestras del conflicto “estaban en observación”, y firmó una autorización para retirar la caracterización espuria que habían intentado colocar en su expediente.

La nueva maestra se asombraba de que hubieran podido considerar a Kabir (con sus propias palabras),” tan inteligente y respetuoso”, como un niño conflictivo. Esa joven y el maestro que tuvo en sexto grado, le tomaron un cariño especial, pero la experiencia pasada había sido tan amarga que cuando otros me preguntaban si mi hijo tenía una promesa, (religiosa), terminé diciendo que sí. Esta mentira nos trajo una paz inesperada, se convirtió en un argumento mucho más aceptable que cualquier insinuación sobre la verdad o el respeto a la identidad.

También, en los tres años de secundaria, donde la directora, con quien me había sincerado, lo apoyó incondicionalmente.

Para el primer año de pre universitario la política con respecto al pelado masculino se había recrudecido. La directora del pre “Lázaro Peña”, en Alamar, dijo tajantemente que sin pelarse no podía entrar. Kabir, que estaba muy entusiasmado con los profesores y el nuevo programa de estudios, se vio una vez más ante el viejo dilema. Yo tenía que viajar a Francia, a promover mi primera novela, y los trámites no me permitían volcarme en otra maraña de reclamaciones.

El accedió a pelarse sin ninguna alegría y continuó sus clases, pero la madre de un estudiante que había conocido en la secundaria y había defendido la misma causa con su hijo en varias escuelas del país, nos dijo que la ley estaba de parte de los muchachos. Ella, por su carrera de marxismo, había estudiado Derecho Cubano. Para ese momento el pelo de Kabir había crecido unos pocos centímetros, y ya exigían que el pelado fuera prácticamente “a lo militar”. Estando yo en Francia supe que Educación Provincial había admitido que no tenía autoridad jurídica para negarles a los dos adolescentes el derecho a asistir a su escuela, y así pudieron cursar el décimo grado.

A inicios de onceno se repitió la misma actitud por parte de la directora del pre, que ahora sí enarbolaba un reglamento escolar donde se exigía a los varones presentarse a la escuela “correctamente pelados y afeitados”. Que el término “correcto” sea relativo, no era un problema por el acuerdo tácito que ha establecido oficialmente la tradición machista. Los cuatro padres iniciamos una demanda legal, donde, entre otras razones, se señalaba que:

“La Constitución de la República, en su capítulo VI Igualdad, establece en su artículo 42 que la discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscrita y es sancionada por la ley.

Y en su artículo 43: El Estado consagra el derecho conquistado por la Revolución de que los ciudadanos, sin distinción de raza, color de la piel, sexo, creencias religiosas, origen nacional y cualquier otra lesiva a la dignidad humana: disfrutan de la enseñanza en todas las instituciones docentes del país, desde la escuela primaria hasta las universidades, que son las mismas para todos.

Y la convención de los Derechos del Niño, de la que Cuba es firmante (sin reservas) desde el año 1991, establece: Los Estados Partes adoptarán cuantas medidas sean adecuadas para velar porque la disciplina escolar se administre de modo compatible con la dignidad humana del niño y de conformidad con la presente convención”.

En opinión de la Fiscalía General de la República, donde fuimos citados, la argumentación anterior no demostraba que se violaba la Constitución y era sólo “una interpretación personal”. Entre tanto, ambos adolescentes habían asistido día a día a su escuela solo para ser expulsados una y otra vez. Ya la dirección del pre había generado un ambiente de rechazo hacia los dos “diferentes”, que amenazaba convertirse en un acto de repudio. Y ahí fue que ambos decidieron abandonar el curso, del que no les dejaron recibir ni una clase, y donde les habían negado hasta los libros de texto.

Quisiera señalar que durante el décimo grado pude ver que la enseñanza en el pre no era mejor que la secundaria: había déficit de profesores, exceso de matrícula, la diferencia entre el programa y las clases aplicadas, era abismal. El aula de Kabir quedaba justo al lado de un baño cuyas emanaciones eran irrespirables. Lo vivíamos los padres en las reuniones y se presentaron quejas que jamás fructificaron. Siempre me resultó absurdo que en un ambiente tan caótico, la estética del cabello masculino concentrara tanta atención y energía.

A lo largo de nuestra extraña travesía conocí a jóvenes que me confesaban su deseo de tener el pelo largo, pero sus padres no los defendían, algunos eran obligados a pelarse bajo amenazas, incluso golpes. Estos se volvían rebeldes, rechazaban la escuela y hasta sus hogares. Otro muchacho tuvo que recurrir a un papel firmado por un psiquiatra para justificar su melena con la que disimulaba un defecto en las orejas.

Que el pelado masculino sea obligatorio y un aspecto de la “disciplina escolar”, en Cuba o en cualquier país, es una negación a los principios que hoy se defienden como extensión del derecho a la libertad de pensamiento. Es paradójico que ya se hable de cambio de sexo, (lo que implica operaciones e implantes) y persista el tabú con el pelo largo en los varones, que, dicho sea de paso, crece de forma absolutamente natural. La pluralidad se extiende a la imagen, y es parte de la búsqueda de la identidad.

Entre los mismos que defendieron ese derecho están Karl Marx, José Martí, y Antón Makarenko. Es una batalla que se ganará, tarde o temprano, como ganaron los Testigos de Jehová que se aceptara su negativa a que sus hijos saludaran la bandera o portaran una pañoleta, después de una larga tradición de prejuicio y discriminación.

La “uniformidad” sólo se logra con el sacrificio de parte de la vida, porque lo natural es la diversidad.

Por último, quisiera aclarar que Kabir nunca renunció a estudiar, pero la matrícula de once en la facultad no abre hasta agosto de este año. Otras consideraciones malintencionadas no valen ni el intento de responderlas.

Y, al lector que firma EDUARDO: He leído tus comentarios y llegué a la conclusión de que tus intervenciones no son honestas, así que es inútil aspirar a un debate serio contigo.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

33 respuestas a “El precio de la uniformidad”

  1. Marlene Azor dice:

    Excelente tu explicación Verónica, gracias.
    Coincido contigo en que hay comentarios que no valen la pena responder.
    Me ha dado alegría conocer que eres la mamá de Kabir. Es un joven con la cabeza muy bien puesta!!!!

  2. jorgealejandro1 dice:

    “es fácil atacar a quien tiene el valor de exponer parte de su vida y sus sentimientos, pues quienes critican están a la sombra, (muchos bajo seudónimos), con sus vidas y errores muy a salvo. La mayoría no viven en Cuba, así que ni siquiera padecen lo que juzgan, y sucede que en este caso denotan también desconocer aspectos de lo que someten a juicio.”

    Algunas precisiones.

    1- Nadie le ha puesto una pistola en la sien para que exponga, ni su vida, ni sus sentimientos: Lo ha hecho libremente. Lo anterior no la exime de que se pueda estar en desacuerdo con lo que Ud diga, mas si lo expone en un foro publico. Me parece muy irrespetuosa con la inteligencia ajena, la forma en que ud se dirige a los comentaristas. Conclusion: Si no le gustan las criticas, no cuelgue u n post en un espacio publico de comentario y debate. Tan sencillo como eso.

    2-El hecho de que se use o no un seudonimo, no le anade ni le resta credibilidad o certeza a lo que se diga: El mensaje tiene validez en si mismo.

    3- En mi caso le digo que, a pesar de que no vivo ahora en Cuba, lo padeci por mas de 4 decadas, incluso la epoca en que te botaban de la escuela por oir musica americana o ponerte jeans, sin contar las llamadas “depuraciones” epoca que no vivio su hijo. Calcule ud, si vivi o no cosas peores que una llamada de atencion por un pelado.

    4- La educacion de un individuo no empieza en la escuela: Empieza en el hogar, donde los valores que se inculquen; y, sobre todo, los ejemplos que vea el educando, son fundamentales. Ningun muchacho nace con inclinaciones por el pelo corto o largo. Eso lo adquiera a partir de patrones de dentro o fuera del hogar. Raro es el muchacho de segundo grado que se preocupa por el largo de su pelo: eso no suele entrar dentro de las prioridades de esa edad..

    5- Todo lo que ha dicho aqui no es mas que una justificacion de una perreta que no se supo manejar y se le fue de las manos. Lo siento, mama, pero ud tiene parte de la culpa. El decir que exigir el cumplimiento del reglamento sobre el uniforme es una violacion de los derechos del menor, es una majaderia. “Ni tan calvo, ni con dos pelucas, como se dice en Venezuela”

    6- Se preocupa porque le dicen que debe ir pelado de una manera; y no se preocupa de que, desde que empieza le inculcan a la fuerza una ideologia que quizas no sea la que ud comparte; y pretende que creamos que por lo primero se acaba el mundo. Calcule racionalmente cual de las dos cosas es mas perjudicial.

    7- Con todo lo que ha dicho por si mismo, me mantengo en mi criterio de que su hijo es un bitongo y un malcriado; y ud debio ser un poco mas firme cuando era el momento. Ahora quizas la cosa ya no tiene remedio. La educacion de un hijo es una asignatura que se pasa una vez y no tiene revalida.

    • Cubanito_soy dice:

      Y tu en donde quiera que estes siempre seras el mismo intransigente y extremista que crearon en CUBA, si vives fuera metete a MUSULMAN EXTREMISTA, que es donde mejor encajas, eres una pena de ser humano, HONESTAMENTE

      • jorgealejandroy dice:

        cubanito;

        Si, ya se: la verdad molesta, pero,…. que le vamos a hacer, Eso te lo tiene que resolver tu psicologo, no yo

  3. Isidro dice:

    Hola, Vero:

    Va y me toca ser el primero en comentar este post. Nada, cosas de vivir del otro lado del planeta.

    Te confieso que es la primera vez que comento un texto tuyo – los cuales suelo disfrutar como esencia de guayaba en la distancia – con una cierta dosis de sobresalto revoloteándome el cacumen. Y es inevitable que así sea, porque es también la primera ocasión en que me sorprendes plantándote a la defensiva. Con un escudo en la mano izquierda, y quizás menos visible, pero listo para la batalla, un garrotico en la diestra. Eso es lo que me inquieta. Eso, y la realidad inapelable de conocerte en persona, lo que implica que, al menos de mi parte, siempre me dirija a ti desde las premisas de cierta afinidad y simpatía.

    Según leo, estás respondiendo a todos los que opinamos sobre el post de Kabir “ Uniformefobia”, muy en especial al que ubicó en sus padres la responsabilidad por la actual situación del muchacho. Como no soy de andarme con rodeos, entiendo que te refieres a Jorgealejandro, cuando dijo: “el principal culpable no eres tú: Son tus padres, quienes te han criado muy requetemal…”

    Por mi parte, al opinar en esa ocasión y antes, nunca hice referencia a ti, ni al padre de Kabir, porque entiendo que él por sí mismo es capaz de dialogar con adultos. De lo contrario, Circles Robinson no le hubiera dado cabida en este sitio. ¿Voy bien?

    Ahora, no estaría de más que notes algo curioso respecto a las entradas de Kabir Vega. Sus textos son una de las contadas ocasiones en que los que debatimos en Havana Times, y que con frecuencia nos despedazamos unos a los otros, lanzándonos verbos, adjetivos y los conceptos más conflictuados a la cabeza – a fuerza de defender nuestras posturas respectivas -, casi en bloque coincidimos en que el muchacho no anda muy bien encaminado que digamos. Y conste, nadie tiene la razón absoluta, la verdad irrebatible a su servicio, pero como bien decimos en nuestra amada islita, “más sabe el Diablo por viejo que por diablo”…Desde mi modesto punto de vista, en mi ánimo y en el del propio Jorgealejandro, de Gusan@, de Julio de la Yncera (en otras ocasiones), de Atanasio, de Luis, de Miranda, del capitán Nemo, y hasta del EDUARDO cuyas frases te suenan deshonestas, ha estado ante todo aconsejar a Kabir. Hacerle recapacitar en lo posible, porque, amiga mía, de mi propia experiencia te afirmo a pie juntillas que si algo no se recupera en esta vida es el tiempo perdido.

    Pero además, tu hijo debe estar asimismo muy consciente de que al exponerse al público como lo hace él, debe afrontar con la mayor hidalguía las flechas que le puedan a lanzar, y que hasta ahora son básicamente positivas. Ese es el precio de bloguear.

    Tengo más que decirte, pero por ahora dejo espacio libre para que se sumen otros. Luego retomaré. Por lo pronto, un gran abrazo, ungido de la constancia de mi mayor aprecio hacia ti y los mejores deseos para tu Kabir.

  4. EDUARDO dice:

    …y me alegro por eso…me imagino que consideras que mis intervenciones no son honestas porque son de las pocas que no siguen la linea general de los comentarios….tu que te quejas de la “uniformidad” deberias considerar un poco mejor mis comentarios entre tanto comentario “uniforme”…muchisimos otros comentaristas opinaron sobre el pelo de tu hijo y te señalaron que la “dictadura” cubana no es la unica que tiene reglamentos de uniforme y pelado para los estudiantes ….pero me alegro de que pienses asi ..no me gustaria debatir con alguien que dedica tanto tiempo y esfuerzo a alentar y justificar el capricho y la malcriadez de un hijo…si,malcriadez y capricho por mucho que lo quieras tapar con la constitucion de la republica y la convencion de los derechos del niño que ,por cierto,no dicen nada sobre el pelo de los estudiantes…

  5. Querida Veronica,
    Creo que el argumento mas fuerte es aquel de la igualdad entre varones y hembras. Por que esta bien para una nina el cabello largo y no para un nino? No debe ser en principio si consideramos la igualdad. Ya antes escribi sobre esto en respuesta a algo que Erasmo o Kabir escribio por aca.
    En lo personal me hubiera gustado tener el valor de Kabir cuando chico y que me lo hubieran permitido. Pero en mi casa era el primer lugar donde me enviaban a pelar y yo respetaba mucho y aun respeto a todos los mayores en mi familia asi que a reganadientes obedecia. Ademas dada la opcion de estudios o pelo largo mi elecion era obviamente aprender.

    Creo que entiendo perfectamente a Kabir y creo tambien entenderte pero me parece que el sacrificio que Kabir ha hecho es muy grande. Kabir por lo que escribe se ve que es muy inteligente y es una pena que no pueda estudiar en la universidad. Claro que existen otros caminos para educarse y debe perseverar en ellos.

  6. 100 % Gusan@ dice:

    Con lo único que estoy de acuerdo es con que el término “correctamente pelado” puede tener múltiples interpretaciones. Para mi es que no queden cucarachas, por ejemplo. El reglamento de la escuela de mi hijo es muy preciso: el pelo no puede llegar a las cejas ni caer sobre las orejas y el cuello debe quedar descubierto, no se permite gel ni doble tono (corte en varios tamaños)

    Todo lo demás es justificar la flojera y usted me persona pero no está preparando a su hijo para vivir en una sociedad donde se imponen normas que la mayoría de las veces no nos gustan ni les vemos sentido. El mío quiere pelo largo también pero lo arrastro llorando a la barbería para que se vaya acostumbrando que eso es sólo para las vacaciones.

    Le conviene a usted y a su hijo leerse ese escrito que anda por ahí de las cosas que no aprenderás en la escuela, según Bill Gates o Steve Jobs, no estoy segura. Que la vida no es justa, acostúmbrate. Que sí tu profesor te parece malo espera a tener un jefe. Que ese niño estudioso del que hoy te burlas mañana puede ser tu jefe. Que freír hamburguesas no es motivo de vergüenza y que no vas a recibir oficina, buen salario y carro solo por graduarte. Lo más importante, a la sociedad no le importa ni tu identidad ni tu personalidad, la sociedad espera que LOGRES algo.

    No obstante, existe el libre albedrío y cada cual puede negociar entre perder el pelo o perder la escuela. Todo es cuestión de prioridades. Ahora bien, si usted hace pública su decisión y no recibe el apoyo esperado, no se ponga bravo.

    Y para que quede claro, soy de las personas que no creen que el éxito o la felicidad vengan de la mano de una carrera universitaria, aunque no está de más. Creo en las diferentes opciones educativas, a nivel de técnicos, calificación laboral, oficios, me gusta creer en la creatividad individual.

    PERO soy fuertemente anti NINI y veo a este muchacho por más de un año justificando el abandono escolar, dando lecciones de videojuegos, quejándose de las guaguas y no lo veo hablando de a donde quiere llegar, que quiere ser cuando sea grande, donde quiere estar en dos o cinco años y que está haciendo hoy para llegar allá.

    Voy a ser cruda, no parecen temas de un joven que debe tener sueños, metas, fuerzas, energía y ganas de salir a comerse el mundo.

  7. luis v dice:

    Veronica, usted acaba de hacer una confesion sobre una larga cadena de errores y me temo que solo usted no se da cuenta de ello, e incluso este post es un grave error. No se debe enseñar a nadie a salirse con la suya, y mucho menos contraponer un pelo del muchacho con los conocimientos acumulados por la humanidad durante siglos y que le serviran mas de ayuda que la peluca. Ademas el no es Sanson Melena.

  8. Miranda dice:

    El argumento aquí es que cada cual es un individuo y como tal hay que respetar sus derechos, Entiendo perfectamente que en las leyes hay que respetarlas, pero ese sometimiento TOTAL es el que a mi también me fastidia, la falta de democraciia , será que a eso es a lo que estoy acostumbrada y por eso opino así. Todos los que viven en EU saben que si vas a escuela privada, te tienes que regir por sus regulaciones, pero no las públicas, ahora es que han puesto el uniforme en las escuelas públicas y solo para los grados de primaria, pero aún con uniformes, ni se meten como llevas el pelo, ni si vas con los labios pintados, con un mechón de pelo verde, o con un arete en la nariz, porque?, porque eso no tiene que ver con tu rendimiento academico. Yo tuve compañeros de aula que con los pelos paradados son graduados de Brown University y grandes attorneys hoy, y muchachos súper rebeldes que según la opinión de ” los correctos” , no iban a llegar a nada y ya quisieran los que iban “correctamente” vestidos tener el éxito que tienen hoy esos que fueron siempre “a su manera”.
    No hace mucho vi un programa de madres y padres con hijos varones que desde los cinco años pataleaban por vestirse como niñas, resulta que los psicólogos dicen que cada cual es mundo al que hay que respetar y es que desde chiquitos ya Ellos iban a ser gays, y gracias a las libertades de este país, Nadie les prohibe que siendo varones hayan podido cursar Todos sus estudios vestidos de hembras. Hoy son personas merecedoras de que se les siga respetando como son. Entiendo que esas libertades sólo se ven aquí, como también entiendo porque allá se prohibió oír música americana, y que no se les pueda contar en un censo como padres homosexuales, como todo lo que prohíben con la enfermiza obsesión de que todo sea exactamente igual. Me gustaría saber si los padres de Kabir, por ejemplo, ya que damos por sentado que ni le gusta la escuela ni el trabajo, les da su real gana de darle cierta cantidad de dinero para que monte su negocio de vídeo juegos, Podria convertirse en un empresario? O tendría que regirse por la ley de uniformidad que existe para los cubanos solos?. Señores no todo el mundo nació para ser cordero ni aunque sea por un minuto y en Cuba existen miles de Kabir, solo espero que sus padres lo sigan apoyando y protegiendo hasta que en Cuba reine la democracia y El pueda hacer lo que le venga en ganas por Dios.

    • jorgealejandro1 dice:

      Miranda:

      El Westland Senior High, que está en la 18 del West es público y tiene unifrome (Rojo y negro, por más señas). Lo sé porque está a una cuadra de donde vivo, y todos los días paso frente a él camino al trabajo.

      • Miranda dice:

        Ah No jorgealejandro, creo que no se capta la idea, no te discuto el detalle, vivo en Miami Shores, en la parte del NE de Miami y nunca voy por ahí, pueden tener uniforme hasta en la Universidad de Miami, el punto es que no sólo el uniforme, que dicho sea de paso, estoy mil veces de acuerdo en que se implemente, creo que es una forma de disciplina, el caso es que no me puedes negar que los ves uniformados, pero los ves con la libertad de llevar el pelo largo o rapados, o nos vamos a ir por la tangente por tal de no aceptar que en Cuba no hay libertades y te sofocan desde chiquitos, o es que NO OYEN que están jodiendo por algo que en realidad no le hace daño a nadie, como jodieron en su tiempo a tantos por la misma cosa y total, que?. Mi comentario al primer post de Kabir (léase) comente que lo que tenía que hacer era largarse del infierno, me di cuenta que no sólo era el pelo, ni el uniforme, sino el teléfono, las atrocidades del transporte para llegar a la escuela, el de ver que algunos se pueden tomar un miserable jugo y El no, salieron a decir que si venía para acá, por el hecho de no tener un título vendría a freír hamburgers y, uniformado. Respondí que si se tenía que poner uniforme, esa sería la única “imposición” que tendría porque con su pelo no se iban a meter. En ningún momento yo fomento Ningún tipo de indisciplina social, al contrario soy extremadamente recta, con lo que no puedo es con las intransigencias absurdas y que personas criadas bajo tantos acosos sin sentidos, no se den cuenta que su disgusto es Total y que no se entienda que NO Todos los seres humanos pensamos uniformemente, mi madre cuando fue al colegio a decirle a la maestra que No nos pusieran la pañoleta, le dieron el mismo argumento, “Sra. es para que todos se vean igual” y mi mama le dijo que precisamente “sus hijos no eran igual”, como tampoco fueron igual los hijos de los Testigos, ni los hijos del padre que aquí contó que fue a exigirle al maestro que rompiera “la uniformidad” de llevar a sus hijos a los actos de repudio, ni porque cientos de cubanos uniformemente hayan aceptado la imposición de un dictador de sacar pasaporte del país donde naciste, yo tenga que hacerlo, infinidades de gente que me dicen, “imagínate si hay que hacerlo, hay que hacerlo”, yo digo “que no hay que hacerlo’. Al Cesar lo que es del Cesar, pero mis derechos nadie me los violenta, aunque sean los mas minimos, y por eso es que en Cuba se llego a poner a los cubanos a comer con el Plato en el piso, porque han sido muy pocos los que han reclamado que se les respete hasta sus más mínimos derechos, cuando a Fidel le dio la gana de decir, NO PUEDEN SER RELIGIOSOS, y ahi to’elmundo dejo de bautizar, hacer la comunion y de ir a la iglesia, ahora les dice a una pareja de homosexuales Ustedes NO CUENTAN en un censo y se tienen que quedar sin ser contados. Y a eso es a lo que yo me refiero jorgealejandro, que una cosa es ir al colegio con las tetas afuera y otra es que te retuerzan la vida por como llevas tu pelo en una escuela pública. Vamos que por eso se hizo revolución, peor ha sido romper el protocolo de el Señor /Señora por el de Compañero/a !

        • jorgealejandroy dice:

          Miranda:

          En las escuelas que llevan uniforme, los muchachos no van con el pelo como les da la gana, al menos hastsa donde yo se.

          No confundamos conceptos: No cojamos el reglamento escolar para hacer agitacion politica sobre la falta de libertades en Cuba: Motivos son los que sobran para ello para evitarnos caer en esa simpleza. por otra parte, me parece que tu has leido suficientes comentarios mios comno para saber que pienso al respecto. No quieras ser mas papista que el Papa, que, en definitiva tu nunca viviste en Cuba, ni la mitad de lo que vivimos y enfrentamos algunos aqui (Y no me reffiero a periodos de tiempo) Tu no sabes como reacciono nadie aqui, ni que acepto o dejo de aceptar.

          No generralices en algunas cosas, que todos los cubanos, ni somos, ni fuimos iguales.

          • Miranda dice:

            jorgealejandro y a que viene eso de decirme que yo quiera ser mas papista que el Papa?. Que mi punto no te cuadra?, tienes todo el derecho del mundo.
            jorgealejandro , en el Wesland Senior High, los muchachos no van con el pelo como les da la gana?
            Por favor jorgealejandro , que en las escuelas publicas y mas en un Senior High, no existe eso, o si no, preguntaselo a tu hijo, ni siguiera hay codigos para los zapatos y ves tenis de todos los colores, no como en los privados que Si tienen todo el derecho como institución privada de decir Como quieren que vayan los estudiantes, en las publicas no.
            Precisamente como conozco tu manera de pensar , me asombras que no entiendas que lo del pelo de Kabir, no tiene nada que ver ni con civilization, ni con reglas morales, ni la cabeza de un guanajo, porque ninguna de las dos cosas el gobierno las promueve, por eso no tiene sentido de que te jodan con el pelo de tu hijo por un lado y por el otro, en la más burda y grosera manera social te lo lleven a agredir a otra persona.
            Si tiene que ver con las libertades trocadas de Cuba, y mis conceptos están súper claros, y no estoy haciendo ninguna agitación política, y si bien No se como reacciono nadie de aquí cuando vivía en Cuba , SI se como reacciono la Gran mayoría, como? Pues que simplemente lo ha aceptado todo, como se sigue aceptando todo lo que vemos, y oímos, sin tener que estar allí, ni haberlo vivido. Así es que ese statement no procede.

          • jorgealejandro1 dice:

            Miranda:

            Horacio Quiroga, el grancuentista uruguayo decia que, si lo que quieres decir es “del río soplaba un viento frio”, las mejores palabras para decirlo son “del rio soplaba un viento frio”. Así que, cuando algo no me gusta, lo digo con todas las letras: “No me gusta”. No es exactamente el caso.Lo del Westland Senior High te lo digo, porque soy maestro: Lo fui por más de 20 años en Cuba, y lo soy hace 9 de los diez años que estoy aquí. Trabajo en una charter que sí tiene código de uniforme, pelado, etc, que es donde está mi hijo. el Westand Senior High tiene una dirección que no se anda con chiquitas, y, cuando es necesario, no deja títere con cabeza, y bota a quien sea. Tengo buenos amigos en el claustro de allí.

            Miranda: Y como maestro te digo que, si bien es condición indispensable que, para el desarrollo armónico de un individuo y para su educación, los derechos y libertades fundamentales que nos tocan a todos, también es cierto que, por si solas estas libertades no lo garantizan necesariamente, pues el proceso de educación es más complejo qque eso.

            Y la prueba palpable de eso es que yo nunca he visto tanto muchacho bitongo, malcriado, petulante e irrespetuoso con los maestros como en este (No digo “país”, porque no conozco a fondo el tema en otros estados) estado de la florida. Este es el estado de los muchachos malcriados. Te digo más, con todos y los problemas que hay en el sistema educativo cubano (Que sí conozco más que a fondo, y a todos los niveles, porque los he impartido todos.), por lo menos hasta que yo me fui, el alumno promedio cubano era más respetuoso, más cortés y apreciaba más al maestro que el alumno de aquí. Y la relación hogar-escuela, y el respeto y la consideración de los padres hacia los maestros era mucho mayor que aquí, incluso en la universidad. Aquí es penoso como apañan los padres a los hijos, y cómo pretenden tirarte encima su saco de problemas, como si el rol de maestro no incluyera suficiente trabajo, y tuvieras que hacer también el de padre. Y yo lo sostengo, gústele a quien le guste: Los roles de maestro y padre, no son iguales. de las faltas de respeto de los alumnos hacia los maestros, Tú sabes tanto como yo, que eso es una epidemia aquí.

            Si el reconocimiento de libertades y derechos garantizara por si solo una buena educación, los EEUU, que es el país de la libertad, y el que más dinero gasta por educando, fuera el país con los mejores estudiantes del mundo. No lo es. Y el lugar que ocupa en ese sentido es decepcionante. Si en algún lugar he visto yo ejemplificado de manera casi perfectaen los padres, el dicho de que “si el alumno aprueba, el alumno es bueno, y, si el alumno suspende, el maestro es malo”, es en este Miami.

            Muchachos buenos, regulares y malos hay en todos lados, pero también te digo, desde mi experiencia, una cosa que es una ley: El muchacho sabe con quién se tira. el alumno sabe con qué maestreo puede coger mango bajito, y con cual no se puede hacer el chistoso. Y los padres también. ¿Sabes cuál es mi experiencia aquí al respecto? Apoyo total de los padres, que dicen que yo soy un maestro “a la antigua”, parecido a los que les dieron clases a ellos. Y no le regalo una nota, ni al pinto de la paloma. y, aunque siempre hay el muchacho equivocado que te pide la cabeza, la inmensa mayoría de los alumnos me aprecia mucho; y lo más importante, reconoce que mi clase les enseña; y que aprenden en ella. (Cosa que no ocurre en otras clases, me han llegado a decir también).

            El caso de este muchacho es el del típico muchacho malcriado que se le ha ido de la mano a los padres, igualito que muchos de los de aquí. Lo que pasa es que en Cuba no te cita una corte, si tu hijo deja de ir un año a la escuela, como pasa aquí. Si eso pasara, la misma madre es la que lo pela y lo lleva, y no le admite una perreta, ni que le haga crisis por dos o tres pulgadas de pelo de más o se menos..

  9. Irina Pino dice:

    Verónica, también sufro eso con el pelo de mi hijo, a él tampoco le gusta estar pelado a lo militar, cada muchacho tiene su propia particularidad, y es su derecho defenderla. Sin embargo a las niñas se les permite estar peladas o no, incluso usan minifaldas muy apretadas que marcan sus formas. Todas las reglas en alguna medida tienden a la tiranía, y cuando se intentan romper, entonces hay una hecatombe y suelen estigmatizar. Yo también viví una situación similar cuando tuve que dejar el tecnológico por las vejaciones a que fui sometida. Entiendo todo lo que escribiste y te apoyo. A veces es mejor estudiar de forma autodidacta, porque en las escuelas hay programas con muchos defectos. Lo que pasa es que donde quiera que vas te exigen un diploma, que en muchos casos puede llegar a ser falso. Al maestro Leo Brouwer no lo dejaban dar clases porque no tenía diploma académico y mira quien es ahora.

  10. jorgealejandro1 dice:

    “Que el pelado masculino sea obligatorio y un aspecto de la “disciplina escolar”, en Cuba o en cualquier país, es una negación a los principios que hoy se defienden como extensión del derecho a la libertad de pensamiento. Es paradójico que ya se hable de cambio de sexo, (lo que implica operaciones e implantes) y persista el tabú con el pelo largo en los varones, que, dicho sea de paso, crece de forma absolutamente natural. ”

    Si el respeto a las normas sociales se fuera a tomar como irrespeto a la individualidad y a la dignidad humana, entonces tendría mos que admitir que las muchachas fueran a la escuela con los senos fuera: En definitiva ¿No crecen también “de forma absolutamente natural”? Es exactamente el mismo principio.

    El muchacho lleva cualquier cantidad de tiempo sin estudiar, y hecho una veleta ¿Y la preocupaciómn principal es el pelo?

    ¡ Ay, por dios!

    ¿También está en desacuerdo con el código de vestimenta para los educadores? ¿Está de acuerdo que algunas maestras (Como sucede en algunos casos) vayan a dar clases como si acabaran de salir de un gogó? También es exactamente el mismo principio, si nos guiamos por su concepto de libertad de pensamiento”. También lo sería el poder ir vestido a un restaurante de categoría, en short y chancletas, y si sigo, no paro de citar ejemplos ni mañana.

    Si de verdad no se quiere caer en un extremo, lo mejor que se puede hacer es salir de él, no caer en el opuesto.

  11. Pepe Pan dice:

    Lo principal es ser una persona íntegra, algo que por experiencia sé -sabemos- no se enseña en ningún pre de Cuba -más bien lo contrario- sino ante todo en casa. Cualquier persona autodidacta y despierta puede aprender mas en casa que en esos antros que en Cuba llaman “pre”. ¿Vale la pena pasar por el aro por un papel? Que cada cual decida para sí y sus hijos.

    Personalmente creo que para realizarse como persona no es indispensable título alguno, sí lo es ser honesto y consecuente, ante todo con uno mismo. Kabir y su madre lo han sido, ¡bravo!

    ¡Gracias Fidel!

  12. jose ignacio González dice:

    Increible!
    Una larga cadena de justificaciones y aluciones a documentos universales sobre libertades del individuo siendo el pelo largo de un chico el centro del debate!
    Independientemente q este de acuerdo o no con lo q expone verónica, siempre considere a este muchacho(su hijo),un inadaptado social más como cualquier otro. Y como parece q no tuvo o no tiene elementos suficientes para defenderse de las críticas de los comentaristas, su mamá de una manera elegante y discreta ha salido en su” defensa”

    • luis dice:

      Increible Jose Ignacio , de la manera que lo han trocado todo . Dentro de las libertades y derechos individuales , colocar el pelo largo por encima del derecho a la educacion , a beneficiarse de lo acumulado en conocimientos por el hombre durante siglos es una barbaridad. El aprendizaje es una obligacion , un sacrificio, la escuela no es el lugar para ir a expresar cuan libertino tu eres o cuan sofisticado usted es, ni tampoco es una pasarela, la escuela sienta las bases de tu potencialidad futura; si , han habido autodidactas ; pero la mayoria de ellos lo fueron porque no tuvieron la posibilidad de ir a la escuela y hay que hacer el doble de esfuerzo que el que va a la escuela . Te puedo asegurar que el 99% de las personas que abandonan la escuela , no estudian jamas. Todo lo que yo veo aqui es parte de la nueva moralidad que hay en Cuba, cada cual salirse con la suya a como de lugar.

  13. jorgealejandroy dice:

    Hay cosas que se ignoran olimpicarnte en este post; y que estan mas que demostrada p-or la psicologia infantil y la psicologia de las edades. Una es que , en ciertas edades, el muchacho no tiene, ni la madurez psicologica, ni la experiencia, ni el conocimiento para asumir libremente cualquier decision o postura, por lo cual la guia del adulto es crucial. dicho como lo diria mi abuela: “El muchacho no se malcria solo”

    Por otro lado no se pueden obviar siglos de experiencia pedagogica mas que validada en la realidad; ni hacer, de las excepciones, reglas. Tampoco, formar la clasica tormenta en un vaso de agua. En toda sociedad hay reglas, la mayoria de las cuales tiene un motivo y un sentido. Eso forma parte de lo que llamamos “civilizacion”. y esta mas que demostrado por la experiencia de muchisimos siglos, que, mas que al atraso y al retroceso, han servido para el desarrolo y el avance de las sociedades y de los individuos No se puede ser transgresor por el solo hecho de ser transgresor (Eso no es mas que snobismo idiota); y ya esta. Un viejo axioma reza que, cuando vayas a quitar algo, tienes que tener muy claro de antemano lo que tienes que poner en su lugar; y de ser asi, lo que pongas tiene que ser lo suficientemente bueno como para justificar la abolicion de lo anterior.

    • luis dice:

      Exacto, en las escuelas , hospitales, aviones y barcos, centros de trabajos , ejercito y policia, en todos lados existen reglas, que estan ahi para el buen funcionamiento de las cosas y salieron de la experiencia de muchas generaciones, y en este post se esta contraponiendo la regla de no usar el pelo largo contra el derecho a recibir educacion (ese si es un derecho). Para recibir ese sagrado derecho que es educarse , usted debe cumplir normas y reglas , y sus padres, ayudar a la escuela a que usted las cumpla.

  14. Capitán Nemo dice:

    El post de la madre despeja cualquier duda sobre el hijo. Poniendo toda la energía del mundo en la búsqueda de no se qué convención o de la inexistencia de prohibiciones de pelo largo, tratando de demostrar la arbitrariedad de la directora del pre y ….por qué no le insistió al hijo que después del pre y un año de servicio (2 si no coge carrera) puede hacer lo que le dé su reverenda gana con el pelo?

    Si no fuera porque la historia fue publicada aquí costaría trabajo creer que es real. El comentario de la peste del baño es infantil. No minimiza para nada la soberana tontería de abandonar una escuela por una perreta. Sí, sí, la facultad. Cuando de cualquier pre se salía bien instruído la calidad de la ensennanza en la facultad era deficiente. Imaginemos ahora. Y todo parece indicar que Verónica nunca se enteró de eso.

    Bueno, suerte para el muchacho. Si es inteligente pronto se dará cuenta de su tontería.

    PD. Verónica: trata de imprimir el comentario de la lectora Gusa y pégalo en una pared de tu casa.

  15. jorgealejandro1 dice:

    Aquí están los postulados de Bill Gates;

    Regla 1
    La vida no es fácil, acostúmbrate a ello.

    Regla 2
    El mundo no está preocupado por tu autoestima. El mundo espera que hagas algo útil por él antes de sentirte bien contigo mismo.

    Regla 3
    No ganarás $ 20.000 al mes nada más por salir de la escuela. No serás vicepresidente de una empresa con coche y teléfono a tu disposición, hasta que con tu esfuerzo hayas conseguido comprar tu propio coche y teléfono.

    Regla 4
    Si crees que tu profesor es duro, espera a tener un jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida.

    Regla 5
    Vender papel usado o trabajar los días festivos no es ser lo último en la escala social. Tus abuelos tenían una palabra diferente para eso: lo llamaban oportunidad.

    Regla 6
    Si te equivocas, no le eches la culpa a tus padres o a la mala suerte. Por lo tanto no llores por tus errores, aprende de ellos.

    Regla 7
    Antes de nacer tú, tus padres no eran tan críticos como ahora. Ellos se volvieron así por pagar tus cuentas, lavar tus ropas y oírte decir que son “ridículos”. Por tanto, antes de salvar el planeta para la próxima generación, queriendo remediar los errores de la generación de tus padres, comienza limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación.

    Regla 8
    La escuela puede haber eliminado la distinción entre excelentes, buenos y regulares, pero la vida no es así. En muchas escuelas hoy no repites el curso, hacen que tus tareas sean cada vez más fáciles y tienes las oportunidades que necesites hasta aprobar. Esto no se parece en nada a la vida real. Si fallas, estás despedido. Así que
    acierta a la primera.

    Regla 9
    La vida no está dividida en bimestres. Tú no tendrás largas vacaciones de verano y no encontrarás quien te ayude a cumplir con tus tareas, ni jefes que se interesen en ayudarte para que te encuentres a ti mismo. Todo esto y mucho más, tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.

    Regla 10
    La televisión NO es la vida real. En la vida real, las personas tienen que dejar los juegos, el bar, los bailes o los amigos, para irse a trabajar.

    Regla 11

    Sé amable con los compañeros estudiosos (aquellos estudiantes que tú y muchos otros juzgan que son “nerds”). Existen muchas probabilidades de que termines trabajando PARA uno de ellos.

  16. 100 % Gusan@ dice:

    Y sí, hay su par de gente que no estudiaron y terminaron siendo ricos. Pero por cada uno de ellos hay millones que se quedaron atrás. Lo que sí es seguro es que por cada cien que aprovecharon el tiempo y estudiaron hay 80 o 90 que mejoraron su calidad de vida.

  17. luis dice:

    Si manana , a cualquiera de los que aqui escribimos le dicen , tienes el puesto de manager general de Orlando resort por 80 dolares la hora ; pero hay que pelarse y vestirse de traje , estoy seguro que nos afeitamos la cabeza. y se va abolina el famoso derecho del pelo largo , que al final no es tan derecho , ni siquiera jorobado.

  18. 100 % Gusan@ dice:

    Jajaja, Luis, me acabas de recordar que en un trabajo que tuve aquí me tuve que dejar hacer antes de entrar prueba de embarazo y de enfermedades de transmisión sexual y tuve que firmar un reglamento que, entre otras cosas, prohibía las relaciones amorosas y/o sexuales entre colaboradores y te comprometías a nunca llevar tatuajes o piercing visibles, las uñas se podían pintar de rojo o francesa, ni un color más, y así por el estilo.

    Y pagaban muuuuuuucho menos de 80 la hora.

    • luis v dice:

      Y si no las cumples gusana, entonces se perjudican las relaciones laborales, la productividad y las ventas, y todos se perjudican al final, pero en Cuba las personas no estan acostumbradas a pensar en esos terminos, no les importa que su empresa quiebre o su escuela sea un relajo donde en el famoso televisor ven reggeton en vez de clases, no les importa que el mundo se caiga , pero al chiquito, ni me lo toques, ni me le contradigas ni me le des malas notas.

      • EDUARDO dice:

        …te falto que si no las cumples te botan…o no???

        • luis dice:

          Como debe ser, – A vaguear a Cuba.

        • 100 % Gusan@ dice:

          EDUARDO: si no las aceptaba firmando el reglamento interno, no entraba al trabajo, simple. Reglamento interno que obligatoriamente tiene que estar registrado en el Ministerio de Trabajo y no contravenir el Código laboral.

          Una vez adentro, suponiendo que fuera buenísima y trajera muchísimo dinero a la empresa, quizás me dejaran pasar una que otra. Generalmente, es mejor evitar la prueba. Si eres un bulto, y no le aportas gran valor a la empresa o si das pérdida, te van armando un expediente hasta reunirte una causal de despido documentada y sí, te botan, y además sin indemnización ni pre aviso.

  19. Havano dice:

    Verónica en todas partes hay normas empezando por el hogar donde vives, siento mucho que no seas capaz del daño irreparable que está sufriendo Kabir por ideas que probablemente no sean suyas.

Escriba una respuesta