Con la unificación de la moneda

mayo 23, 2014 | | |

Dariela Aquique

Supermercado en CUP. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Hace ya varios meses, se anunció de manera oficial que comenzaría el paulatino proceso de unificación de la moneda en Cuba. Desde entonces, muchas han sido las expectativas y conjeturaciones que al respecto ha hecho la población.

El CUC (peso convertible) tiene un valor actual de 1 x 25 (venta) y de 1 x 24 (compra), con respecto al CUP (moneda nacional), lo que ha sido bastante fastidioso para la mayoría de los ciudadanos, cuyos ingresos monetarios son solo en pesos (MN).

Durante mucho tiempo, miles de personas en Cuba tuvieron que vivir comprando divisas para poder obtener artículos e insumos de primera necesidad: jabón, pasta dental, papel higiénico, aceite, máquinas de afeitar, etc., etc…

Hasta que hace solo unos años se abrieron los llamados Mercados Industriales que venden algunos de estos productos en moneda nacional pero que no tienen para nada la misma calidad de los expendidos en CUC, aunque la equivalencia según el cambio sea la misma.

Siempre imaginé que esto tenía por objetivo vender la imagen de: Existen mercados con precios diferenciados, según los ingresos o posibilidades económicas de las personas. ¡Falso!, porque los precios son los mismos, lo que cambia es el tipo de moneda. Así que no hay tal diferenciación.

La única diferencia es la factura estética de las instalaciones. Los sitios que venden o prestan servicios en CUC, son casi siempre confortables y glamorosos. Mientras los que lo hacen en moneda nacional, dejan mucho que desear.

La existencia de las dos monedas marcó diferencias acentuadas de quienes podían ir o consumir en tal o más cual lugar, y quienes, no.

Me pregunto, una vez que exista una sola moneda, que será el CUP, ¿Habrá que hacer una inversión capital en la restauración, rediseño y confortabilidad de muchos lugares como restaurantes, farmacias, cafeterías, tiendas, etc.?

¿Se diferenciarán realmente los precios según las categorías de los lugares? O ¿empezaremos a ver como muchos sitios empiezan a ser presa del deterioro, el abandono administrativo o peor aún del maltrato y el vandalismo de cierta clientela que ya podrá comprar o consumir en estos lugares?

La unificación de la moneda no solo necesita de un estudio para fijar precios, o de cambiar la tarifa de cambio de las monedas extranjeras. También trae aparejada otras logísticas de índole social que habrá que replantearse.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

7 respuestas a “Con la unificación de la moneda”

  1. Gabriel dice:

    Dariela,

    En Europa se implantó el euro simultáneamente en doce países, desde Portugal hasta Finlandia en cuestión de días. Simplemente a partir del 1 de enero del 2001 te pagaban el salario en euros, mientras que podías comprar cosas tanto en euros como en las otras monedas nacionales. En España, al cabo de un par de meses ya casi no quedaban pesetas en circulación. Simplemente no había de donde quitarlas ya que los bancos ingresaban pesetas y devolvían euros, mientras las pesetas se mandaban a destruir.

    No hay que darle más vueltas al asunto. Se saca una ley fijando el cambio de ambas moneda, se permite comprar todo con ambas y se pagan los salarios solo en una de ellas. A los pocos meses ya solo hay una moneda.

    • Janis dice:

      Gabriel, eso fue en España y el resto de Europa, y no creo que hubiera que darle vueltas al asunto. Pero… en España y el resto de Europa no creo que hayan comercios con niveles diferenciados según el tipo de moneda que usen o que los salarios no te permitan comprar un par de zapatos sin quedarte sin un peso o que un televisor tuviera precios prohibitivos para la mayoría trabajadora.
      Ah, señores, por favor, ¿han visto ustedes uno de estos mercados industriales en donde venden en moneda nacional?

  2. eduardo dice:

    El cambio de moneda ya se hizo porque lo que se oferta en moneda nacional es a 20 por 1 o más. Cuando circule una sola moneda todo se deteriorará aún más. Cuando en la shopping compraban solamente extranjeros el trato era bueno, cuando se permitió la entrada a todos, entonces se generalizó el maltrato. Cuando dejaron de vender en dólares se perdieron muchos productos porque ya no es negocio importar en dólares para vender en CUC. Cuando todo sea en CUP las tiendas pasarán a comercio interior, no habrá TRD porque no hay que recaudar divisas y no creo que inviertan en aires acondicionados ni nada más.

  3. jorgealejandro1 dice:

    eduardo:

    Vamos kamarada, sin llantos, por favor. ¡Tú no quieres socialcosedesa? ¡Coge socialcosadesa !.. Agua y ajo.

  4. Isidro dice:

    A China le tomó 14 años dar el salto, desde que en diciembre de 1979, el Partido Comunista anunció que el país se embarcaba en la “Política de Reforma y Apertura”, con la cual la China que pasaba hambre se convirtió en segunda economía del mundo, no sin antes recorrer un complicado y con frecuencia traumático “via crucis”. Para 1993, el país declaraba que el renminbi o yuan gozaba de fuerza liberadora para compras de todo tipo en todo el territorio nacional, y ajustaba el tipo de cambio contra el dólar en 8,3. De modo simultáneo, pasaban a mejor vida los FEC (equivalentes a los CUC) y se derogaban los cupones (equivalentes a la libreta de racionamiento cubana). Hoy la moneda china apunta a ubicarse en cualquier momento en la canasta de divisas mundiales, a la par del dólar, la libra, el euro y otros primos…Queda por ver cómo se logra algo similar en la islita.

  5. Markus Wolf dice:

    Hasta donde yo se, la unificación monetaria no conllevará un ajuste salarial. Por tanto, no veo por qué has de suponer que ciertos establecimientos, de repente, tendrán un influjo mayor de clientela o algo por el estilo.

Escriba una respuesta