author photo

Graham Sowa: He vivido en Cuba durante tres años. Me gustaría achacar la pérdida de cabello, que se ve claramente en esta foto actual, a los rigores de la vida aquí y a la escuela de medicina, pero probablemente se deba a cuestiones genéticas. Las amistades más fuertes que he hecho durante mi estancia en Cuba han sido con otros autores de este sitio web. La fuerza de esas amistades casi ha restaurado mi fe de que el mundo en la red puede traer cambios tanto fuera de esta como en la vida real. Me he ajustado a utilizar Internet una o dos horas al mes. Mientras tanto he redescubierto cosas tales como pasar páginas de libros, escribir cosas a mano alzada, y tener que admitir que no sé algo en vez de buscar rápidamente la respuesta en Google mientras el profesor no está mirando.

Lo que significa el virus Chikungunya para Cuba

mayo 14, 2014 | | |

Graham Sowa

HAVANA TIMES – Después de saltar durante meses de una isla del Caribe a otra, el virus chikungunya llegó a unos 50 kilómetros de las costas cubanas. Con casos confirmados en la vecina Haití, esta enfermedad tiene implicaciones para el sistema de Salud cubano, la campaña antivectorial y la industria turística.

Este virus es transmitido por el mosquito Aedes aegypti, el mismo vector que propaga el dengue, endémico de Cuba, así como la fiebre amarilla, que fue erradicada de la Isla.

Uno o dos días después de ser picado la víctima presenta fiebre y dolor en las articulaciones, que puede incluir dolor de cabeza, erupción cutánea, dolor muscular y / o hinchazón de las articulaciones. Aunque raras veces tiene un desenlace fatal, los síntomas son suficientemente importantes como para arruinar unas vacaciones de siete días en el Caribe o perder una semana o más de trabajo.

La presentación clínica y curso de la enfermedad son tan similares al dengue que solo es posible distinguir entre los dos mediante la realización de costosas pruebas de laboratorio, tales como el aislamiento del virus o de reacción en cadena de la polimerasa.

Como estudiante de Medicina en el hospital de referencia epidemiológica de La Habana, el Salvador Allende, he visto mi cuota de dengue… además de algunas cosas más.

Hace unas semanas nos mostraron el Chikungunya a través de una presentación en el Hospital Pediátrico del Cerro donde estoy rotando. Un epidemiólogo nos dijo que debemos tener en cuenta este virus en nuestro diagnóstico diferencial de casos sospechosos de dengue. Hasta ahora no ha habido casos confirmados de Chikungunya originados en Cuba.

Probablemente el Ministerio de Salud Pública se esté preparando para cuando el Chikungunya aparezca con más admisiones hospitalarias con fiebre aguda.

La política que usan actualmente plantea que todos los pacientes sospechosos de contraer dengue sean ingresados en el hospital hasta que se le completen los estudios serológicos en el séptimo día de la enfermedad clínica. Como la presentación de Chikungunya es tan similar al dengue, los hospitales, especialmente los urbanos, tendrán que lidiar con el incremento del número de pacientes. Para complicar aún más la situación tenemos el hecho de que entre la población cubana no existe inmunidad a la Chikungunya, lo que significa que todo el mundo tiene una oportunidad teórica para infectarse.

Por supuesto, la campaña cubana contra el Aedes aegypti continuará, para tratar de evitar la propagación de la enfermedad y el estrés relacionado con el sistema de salud pública.

Como participante de primera mano en la campaña anti-vectorial tengo sentimientos encontrados acerca de cómo se maneja esta sobre el terreno. Parece que cada año, no importa cuántas veces, salimos a los barrios a promover la educación pública, o llamamos a las puertas preguntando a la gente si tiene fiebre, o somos sacados de las casas, de los negocios o incluso de las habitaciones clínicas por el escuadrón de fumigación, el dengue todavía llena nuestro hospital.

Preveo que duplicaremos nuestros esfuerzos una vez chikungunya aparezca. Sin embargo, con la falta de importantes mejorías en la infraestructura habanera para acabar con el agua estancada y una mayor calidad de las viviendas, no creo que la erradicación del Aedes sea probable. Y mientras el Aedes se encuentre en los alrededores, también lo estará el dengue, y muy pronto se añadirá chikungunya.

Junto a Salud, el sector turístico está a la espera de la llegada de Chikungunya.

Cuba cuenta con al menos dos millones de dólares al año provenientes del turismo para mantener su crecimiento económico apenas positivo. Después del susto del cólera el año pasado el turismo cubano ha demostrado ser bastante resistente a los nuevos problemas de salud. Sin embargo, cualquier nueva enfermedad, y alertas de viaje emitidas por otros países o la Organización Mundial de la Salud, tendrán un impacto negativo en la industria turística.

Al menos Cuba no estará solo en el sufrimiento, ya que toda la región caribeña, y, finalmente, toda el área continental de América donde vuela el Aedes, se convertirán en sede de chikungunya. Esperemos que la aparición de la enfermedad en el mundo occidental estimule la investigación hacia una vacuna, o en el menor de los casos invite a una mayor cooperación regional en materia de salud pública.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

2 respuestas a “Lo que significa el virus Chikungunya para Cuba”

  1. Cubaverdad dice:

    mas sobre el chikungunya en Cuba:
    http://chikungunyacuba.impela.net/

  2. 100 % Gusan@ dice:

    No conozco ningún país del área que haya logrado eliminar el mosquito.

    No obstante, no es solo que la gente guarde agua porque no viene todos los días, también hay basura en la calle sin recoger que acumula agua de la lluvia, no fumigan tan seguido como se necesita, no hay productos repelentes o mosquiteros o mallas que las familias puedan usar para protegerse.

Escriba una respuesta