author photo

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Manning: Bradley o Chelsea

mayo 12, 2014 | | |

Dariela Aquique

Chelsea Manning

Chelsea Manning.  Foto: wikipedia.org

HAVANA TIMES — El señor Bradley Manning, quien se convirtió en titular de casi todos los diarios del mundo hace un año atrás, vuelve a ser foco de atención de los medios.

El soldado estadounidense que cobrara renombre internacional por haber filtrado a WikiLeaks miles de documentos clasificados acerca de las guerras de Afganistán e Iraq, y por lo que fue condenado a 35 años de prisión, tiene definitivamente vocación de salmón.

Ya no es más el ciudadano que a todo riesgo ofreció información militar secreta a Wikileaks. Resulta que ahora Bradley ya no es más él sino Chelsea Elizabeth Manning, como se hace llamar desde agosto de 2013, cuando un juez del estado de Kansas le concedió la oportunidad de cambiar su nombre.

Otras agencias de noticias señalan que el ex-soldado norteamericano ha manifestado su arrepentimiento por haber filtrado la confidencial información.

¿Y es qué trata de reivindicarse convirtiéndose en otra persona? ¿O trata de ser reconocido en la persona transgénero, que es ahora de manera oficial?

Según el artículo Bradley Manning, Estados Unidos, Sexualidad, del 24 abril 2014, dos psiquiatras militares diagnosticaron al recluta con “disforia de género”, que designa a personas con identidad sexual en conflicto con su cuerpo.

A raíz de la sonada transformación, Manning ha hecho declaraciones como esta: (…) porque es un mejor, más significativo y más honesto reflejo de quién soy y de quien siempre he sido: una mujer llamada Chelsea” (…)

Y a su vez Lauren McNamara, defensora de los derechos de las personas transgénero y representante de, ha expresado: (…) ser reconocido por el nombre que se escoge para reflejar lo que uno es, es una cuestión de dignidad básica (…)

En fin, que Bradley o Chelsea parecen (o pretenden demostrar ser) dos seres en uno que enfrentan cualquier riesgo. No importa si es el escarnio o la libertad.

Este o esta Manning, ¿es una persona muy valiente? o simplemente ¿alguien que hace todo por alcanzar notoriedad pública?
Dejo abierto el debate.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

4 respuestas a “Manning: Bradley o Chelsea”

  1. Charin dice:

    Pues no hay NADA que debatir. El tono irrespetuoso e ignorante de este articulo solo sirve para disminuirlo. Chelsea Manning (y no “este o esta Manning” y mucho menos “dos seres en uno”, “ciudadano” o “señor Manning”) es un ser humano con identidad de genero femenina y doble coraje: puso al descubierto las suciedades que su gobierno barria -y barre- bajo la alfombra y tambien asumio su verdadera identidad, para lo que se requiere la valentia que pocos y pocas tienen. Mire, aprendiz de periodista, nadie hace nada para alcanzar “notoriedad” publica, sirvase buscar el significado de tal palabra y se dara cuenta de que la idea que mal trata de expresar es un contrasentido, como lo es escribir que dos psiquiatras diagnosticaron a Chelsea como alguien que sufre de disforia de genero y luego aventura que Chelsea solo busca reivindicarse convirtiendose en otra persona. Si investiga un poco mas tal vez se entere de que Chelsea ya buscaba ayuda para lidiar con su disforia de genero ANTES de adquir la fama que le dio la revelacion de secretos de estado. “Notoriedad” para algunos…

  2. Ricardo dice:

    No se por que cuando un cubano se aventura a escribir sobre los mas controvertidos temas de sexualidad lo hace desde la perspectiva del prejuicio y la ignorancia; mezclar politica con sexualidad es vergonzoso, solo hay que ver a la infanta Mariela autoerigida lider de los grupos LGBT de Cuba sin ser miembro (hasta donde se sabe) de ninguna minoria sexual, lidereando congas por la rampa mas para pedir libertad de espias en suelo extranjero que cordura en suelo propio. Jugando a la democracia y la archiconocida estrategia del palo y la zanahoria con una supuesta propuesta ante el parlamento de focas unanimes amaestradas que por una vez se niega a discutir el matrimonio homosexual.

    Chelsea ha sido demonizada por el gobierno de EE.UU. y aplaudida por muchos sus enemigos, es sintomatico que desde esta plataforma se rompan lanzas en contra de ella esgrimiendo su identidad de genero como un handicap, sera que se teme a quienes tienen tal valor, a cualquier sistema le puede surgir una Chelsea, algo que horroriza a los que desgobiernan la isla.

    Estoy con Charin, este articulo no tiene coherencia alguna, no aporta absolutamente ningun elemento serio. Una mirada a la red le da la razon a Charin, la disforia de genero de Chelsea ya era del dominio del ejercito de USA desde antes del episodio que la catapulteo a la prensa internacional y no se trata de un intento de ella para ganar “notoriedad” termino negativo infelizmente utilizado por la periodista de marras a quien exhorto a salir del closet: Niña, eres transfobica, estas con los indios o con los cowboys?

  3. jorgealejando1 dice:

    A mi me da lo mismo que quiera ser Chelsea, o Tamacun el vengador errante, pero, aqui y donde quiera, es un TRAIDOR a su pais. Y dejemonos de cuentos, que por mucho menos que lo que el hizo fusilan a cualquiera en Cuba.

    Lo que hizo hubiera tenido algun valor si hubiera tenido lo que hay que tener y lo hubiera colgado en una red social bajo su nombre; y hubiera asumido lo que viniera: hubiera sido un traidor igual, pero con mucha menos indignidad, Pero darselo a Julian Assange, por favor. harian bien en leerse “Desmontando Wikileaks”, de Daniel stulin, a quien nadie puede acusar ni de proyankee, ni de reaccionario. Quiza se lleven algunas sorpresas.

  4. El antiimperialista dice:

    Jorge, los traidores son los Bush, Clinton y Obama y una pila más de pudientes que han vendido su alma al mundo corporativo y que son los últimamente responsables de muchos miles de muertos en los países que atacan y ocupan, y de sus propios ciudadanos que participan en sus guerras. Yo considero a Manning como un héroe y un modelo de valentía para los jóvenes de hoy, igual que Daniel Elsberg de ayer. Usted estará de fiesta si hubiera unos Manning-Assange revelando informaciones y comunicaciones secretas del gobierno de Cuba sobre sus aventuras pasadas en África y América Latina. Seguramente serían sus héroes y no traidores. ¿O no?

Escriba una respuesta