En Cuba una gran puerta al mundo para la danza

mayo 6, 2014 | | |

Helson Hernandez

Paul Seaquist y Vladimir Malakhov

HAVANA TIMES — Entrevista con Paul Seaquist, Manager del gran bailarín Vladmimir Malakhov, quien nos ofrece todos los detalles de un gran acontecimiento que desarrollará su primera edición este año.

HT: ¿Cómo surge la iniciativa?

Paul Seaquist: La iniciativa del Concurso de Danza del Atlántico Norte Gran Prix Vladimir Malakhov, se gesta por dos partes diferentes pero complementarias durante nuestras últimas funciones de “Un Regalo de Malakhov” realizadas en Holguín durante el mes de diciembre pasado. Durante nuestra estadía en La Habana, antes de salir al oriente del país, tuvimos una reunión con el Ministro de Cultura y la Presidencia del Consejo de las Artes Escénicas en la que se tocó la idea de fomentar, por un lado la educación en el área de la danza, y por otro lado la marca o el concepto “Caribe” en la isla. Al terminar la reunión me quedó dando vueltas el “cómo” de estas dos ideas y la forma de “cómo llevarlas a cabo” en la realidad de la Cuba del siglo XXI y al más corto plazo.

Un par de días más tarde ya instalados en Holguín y abrumados por el éxito sin precedentes de las funciones “Un Regalo de Malakhov” además del cariño que nos entregó todo el público de la ciudad, nos reunimos con Maricel Godoy, directora de la compañía Codanza, y definimos que sería una excelente idea la de crear un concurso de danza y coreografía en Holguín. Desde ese día hemos estado trabajando para que este nuevo proyecto se hiciera realidad. Recuerdo esa misma tarde haberla compartido con Vladimir Malakhov a quien le fascinó, ordenamos nuestros horarios, demás compromisos del año y propusimos una fecha. Esa misma noche recuerdo lo que dije al publico al terminar la función: “estamos muy tristes por irnos y dejar Holguín, pero me alegra el poder decirles que estaremos de regreso con una sorpresa en Septiembre!”.

HT: ¿Tiene algún propósito especial Malakov con este evento en Cuba?

PS: El propósito es y ha sido sólo uno, desde que comenzamos esta odisea en Cuba hace algo más de dos años atrás, y es sencillamente DAR. Lo he dicho en otras entrevistas y lo vuelvo a decir, el ballet nos ha dado todo lo que tenemos tanto a Vladimir como a mí, y nos dimos cuenta que era un buen momento para reciprocar y entregar nuestro arte y lo que somos a quienes puedan necesitarlo. Nuestro propósito es 100% altruista, lo que nos pone en una posición muy especial y a veces incomprendida o controversial, especialmente en la sociedad de hoy, y es que no estamos pidiendo nada a cambio: ni remuneraciones ni favores. No perseguimos más que poder ayudar a cumplir metas y sueños a quienes los tengan y no teman por intentar hacerlos realidad.

Nos dimos cuenta que la cantidad de jóvenes que tienen un talento excepcional pero no tuvieron las suerte de nacer en las grandes capitales de la danza, muchas veces se pierden por falta de escuela o por falta de estímulos reales para poder salir adelante. Los estímulos son esenciales para la motivación y la motivación es el motor de todo progreso y desarrollo. Qué cantidad de jóvenes talentos, no solo en el mundo de la danza, sino en el del deporte, letras o ciencias se van poco a poco apagando por la escasez o la monotonía de un día a día mal enfocado o falto de metas.

HT: ¿Por qué Holguín, siendo La Habana capital de la isla y mayor centro de atención cultural?

PS: Muchas veces el destino te pone en el lugar donde tienes que estar. Nosotros nos entendimos desde un comienzo con la gente de Holguín. Por otro lado me parece que por la misma razón de ser La Habana un mayor centro cultural, nos motiva aún más el propósito de poder dar dónde más se necesita. Habiendo dicho esto, es importante decir y recalcarlo que Holguín es la sede del Concurso de Danza del Atlántico Norte Gran Prix Vladimir Malakhov, pero este no es un concurso y un certamen que le pertenezca sólo a Holguín. Esta es una convocatoria que le pertenece a toda Cuba y a América Latina entera también. Este es un proyecto que busca incluir no excluir. Por lo tanto nos entregamos y nos ponemos al servicio, de todas las ciudades, bailarines y coreógrafos de la isla. Del mismo modo, mirando un poco más lejos, nos ponemos al servicio de Chile, Argentina, Brasil, Méjico, Paraguay…, sólo por nombrar algunos.

HT: ¿A quiénes va dirigida la convocatoria?

PS: La convocatoria va dirigida y apuntada a Cuba, Latinoamérica y el Caribe. Es importante recordar que el Concurso está destinado a premiar tanto coreógrafos como bailarines. En el caso de los coreógrafos es para mayores de 18 años sin límite de edad; en el caso de los bailarines será para aquellos entre los 18 y 30 años de edad. Me gustaría insistir en que están todos invitados a tomar parte de esta iniciativa. Todos serán bienvenidos. Ojalá lleguen bailarines y coreógrafos desde tan lejos como el Ballet de Santiago de Chile, del Teatro Colón, ojalá de Brasil, República Dominicana o del Ballet Nacional de Cuba. El 1er Concurso de Danza del Atlántico Norte Gran Prix Vladimir Malakhov, busca llegar a ser esa semilla que eventualmente se transforme en frutos y flores frescas.

Paul Seaquist

HT: ¿Sobre los premios?

PS: Los premios están divididos en dos. Por una parte los participantes al Gran Premio Codanza, que es el premio de coreografía, será el de montar o su obra ganadora o hacer una creación con esta prestigiosa compañía durante su próxima temporada. Por supuesto, el montar esta obra con Codanza conlleva sus respectivos pagos de derechos de autor y demás. Estamos buscando que el premio a los creadores sea justamente el poder crear y el poder mostrar lo que están creando. Qué mejor vitrina para un coreógrafo que poder montar su trabajo en uno de los escenarios más importantes de Cuba, el teatro Edy Suñol. En el caso de “El Gran Prix Vladimir Malakhov”, el premio será para un bailarín o bailarina elegido por el jurado y constará de 1000€ y una escultura del Maestro Cosme Proenza, que es uno de los más reconocidos artistas plásticos de Cuba y el mundo. Cosme Proenza ha mostrado un cariño y solidaridad exquisita con nuestros proyectos.

HT: Contactos para los interesados en participar.

PS: A la siguiente dirección: Martí # 111 (altos), entre Libertad y Maceo, CP: 80100, Holguín, Cuba. Teléfono: (24) 421-522, ó también a Rochstr #9 (suite 2201), 10178, Berlín, Alemania, y el E-mail: info@seaquistdancemarketing.com

HT: ¿Bailará esta vez Malakhov en el certamen?

PS: Sí, Vladimir volverá a bailar en Cuba, en la gala de premiación del concurso, el día 18 de septiembre. Estamos decidiendo qué llevar en esta oportunidad a Holguín. Estamos debatiendo entre llevar un solo nuevo que le acaba de hacer el gran coreógrafo belga Sidi Larbi Cherkaoui que se llama “Ícaro”, lo estrenamos hace dos meses en las funciones de “Malakhov & Friends” en Berlín, o un dúo llamado “Old Man and Me” de Hans Van Mannen, que toca el tema del amor de pareja y qué hace el paso del tiempo en él.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

2 respuestas a “En Cuba una gran puerta al mundo para la danza”

  1. Paul Seaquist dice:

    Muchas gracias a Havana Times y a Helson Hernández por el apoyo incondicional que siempre nos han demostrado…
    Cordialmente,
    Paul Seaquist y Vladimir Malakhov

  2. Estimados amigos Paul Y Vladimir

    Mis respetos y admiraciòn incondicional a ese hermoso gesto que han tenido hacia Holguín, el arte y la gente esa ciudad que un dia de 1966 me vio nacer. Allí crecí y me eduquè, di mis primeros pasos como artista y recibí mi parte de mi educaciòn de la mano de muy lindos maestros, de los cuales aùn guardo en mi corazòn los mas hermosos recuerdos.
    Soy Bailarín, maestro y Director Artístico, y también informalmente suelo ser coreògrafo. Vivo en USA desde 1993, pero fuì solista del Ballet Nacional de Cuba hasta 1992.
    Me gustarìa ser parte de ese generoso gesto de amor de alguna forma. Soy muy orgulloso de ser Holguinero, y tambièn he dejado allì mi granito de arena cada vèz que me ha sido posible, en mis viajes de recreo a ver a mi ciudad y mi famìlia. Allí se bailan algunas de mis coreografìas y siempre que el tiempo me lo permite voy a impartir clases a los bailarines de la ciudad. A pesar de que desertè de Cuba hace mas de 20 años, siempre he tenido el mismo amor y respeto hacia Cuba y los cubanos, que son mis compatriotas. Y asi serà sièmpre.
    Soy un admirador de Malakov y un fervoroso enamorado de Holguìn, por lo cual todo lo que tenga que ver con el èxito cultural de mi ciudad me incumbe.
    Pongo a su disposiciòn todo mi apoyo y respeto.
    Me gustarìa mucho saber si esxìste alguna forma de ser parte de esta hermosa labor.
    Sinceramente
    Roberto Almaguer

Escriba una respuesta