Lo que pasa con los agromercados a la libre

Mayo 2, 2014 | | |

Fernando Ravsberg*

Los precios en los agromercados son 3 o 4 veces superiores a los de los mercados mayoristas.

Los precios en los agromercados son 3 o 4 veces superiores a los de los mercados mayoristas.

HAVANA TIMES — La semana pasada fui al mercado mayorista “El Trigal” y volví a casa cargado de comida y de asombro. Los precios de los productos agrícolas son vergonzosamente más baratos que en los agro-mercados, donde compran la mayoría de los cubanos.

Un racimo de platanitos cuesta $ 25 (U$D 1), un saco grande de pimientos $130, mientras que por un cajón repleto de tomates de primera calidad pagué $150. Esto es menos de la tercera parte de lo que valen en las tarimas de los mercados minoristas.

“El Trigal” está ubicado dentro de La Habana a pesar de lo cual el valor de los productos se triplica cuando llegan a los agros y lo hacen parejito, a cualquier tarima que acuda el cliente encontrará irremediablemente los mismos precios.

Es decir que el intermediario se lo vende al público ganando el doble que el campesino y el transportista juntos, a pesar de que son ellos quienes producen los alimentos y los trasladan del campo, a veces incluso desde otras provincias.

¿Precios por oferta y demanda?

El problema es que para la mayoría de los cubanos resulta imposible beneficiarse de los precios de los mercados mayoristas.

El problema es que para la mayoría de los cubanos resulta imposible beneficiarse de los precios de los mercados mayoristas.

Hoy no es la oferta de los productores ni la demanda de los consumidores lo que determina los precios de los alimentos agropecuarios sino la labor especulativa de los vendedores. ¿No es en esos casos cuando el Estado tendría que intervenir?

Por el funcionamiento de los agros no se puede culpar a la economía de mercado porque estos son apenas una caricatura que remarca el peor de sus rasgos: un tráfico de alimentos donde se explota por igual al que trabaja y al consumidor.

Es cierto que cualquiera puede comprar en “El Trigal”, que a nadie se le impide el acceso, pero es una verdad a medias, la única forma de llegar es en automóvil y allí hay que adquirir los productos al por mayor, por sacos y cajas.

El General Libertador Máximo Gómez decía que los cubanos se quedan cortos o se pasan. Hoy el Estado ejerce un férreo control sobre algunos aspectos de la economía a la vez que deja en manos del mercado los precios del transporte y los alimentos.

El péndulo no tiene por qué irse al otro extremo, en el mundo existen experiencias de Estados fuertes conduciendo con éxito economías bastante más complejas. Y en Cuba sobran economistas que conocen estos ejemplos.

El Estado pasa de estipular el peso exacto que debe tener un plato de espaguetis a dejar libres los precios de los artículos de primer necesidad.

El Estado pasa de estipular el peso exacto que debe tener un plato de espaguetis a dejar libres los precios de los artículos de primer necesidad.

La apertura de espacios al mercado es imprescindible pero también se necesitan reglas claras para la actividad comercial, que impidan la especulación y la usura, especialmente en todo lo que tenga que ver con la canasta básica de la población.

Podrían empezar por dar el ejemplo frenando en las tiendas estatales de divisas los constantes aumentos de precios en los alimentos de primera necesidad, subiéndole el valor a productos menos esenciales para la gente, como el ron, el tabaco o la cerveza.

Tampoco estaría mal intervenir de alguna forma en los mercados agropecuarios, para frenar la actividad especulativa, estableciendo precios justos para los productores, asequibles al bolsillo del consumidor y con ganancias razonables para los intermediarios.

En California han apostado por acercar los productores a la gente, recurren al sistema de ferias callejeras y se saltan las redes comerciales. Así se produce un acto mágico, los campesinos ganan más y los consumidores pagan menos.
——
(*) Visita el blog de Fernando Ravsberg.

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

10 respuestas a “Lo que pasa con los agromercados a la libre”

  1. El bobo de Abela dice:

    Fernando, en el mundo entero los precios de los alimentos en ventas al detalle son mucho mas caros que los mayoristas. Es utopica la idea que el productor sea el vendedor para bajar los precios, pues necesita tiempo para producir los alimentos. Las ferias de venta directa puede ser una vez al mes o semanalmente que esta bien, pero ¿y el resto de dias del mes. Y la lejania del lugar de las ferias para un anciano por ejemplo?

    El precio de los alimentos del mercado agropecuario en Cuba no son tan altos respecto a los precios de la region latinoamericana, lo que dice que los costos de la produccion y la comercializacion son similares (a pesar de que no reciben ningun tipo de subsidios del gobierno) .

    A mi entender el grave problema esta en los bajisimos salarios en Cuba que no tienen nada que ver con el costo de la canasta basica. Son salarios de esclavos y generan al empleador la mayor plusvalia que jamas soñaron los capitalistas en toda la historia. Por muy improductivo que sea un trabajador en Cuba tiene que generar productos y servicios con valores muy superiores a los 20 dolares o menos que recibe.

  2. toyo dice:

    “Un racimo de platanitos cuesta $ 25 (U$D 1), un saco grande de pimientos $130, mientras que por un cajón repleto de tomates de primera calidad pagué $150”. Abrira Fernando un paladar?..No pienso que pueda comerse todo eso ..

  3. 100 % Gusan@ dice:

    La mayoría de la gente no va a comprar un racimo de plátano ni una caja de tomates sino 4-5 plátanos y 1-2 libras de tomate. Y la mayoría compra cerca de su ruta habitual, camino de su casa o trabajo.
    Si el agricultor sale de la finca para vender así se mete una semana para vaciar el camión de tomate, y se tiene que comer la merma.
    El intermediario siempre va a existir, y como todo, si fueran muchos más intermediarios tendrían mucho menos poder de controlar los precios.

  4. jose dario sanchez dice:

    ustedes estan inventando el capitalismo,el socialismo o que cosa?? si la economia cubana es un desastre,cualquier rama de la economia lo sera tambien,esto es un todo.Tienen que decidir que tipo de economia van a desarrollar: de timbiriche,capitalista,socialista,anarquista,etc.Luego trabajar y crear riqueza.Las normas,trabas,impuestos,etc…eso despues.Si todo el mundo esta pobre nada funcionara bien.Una cosa es estar en la pobreza y otra que hayan sectores pobres,cuba tiene que partir de cero,no se dan cuenta? dejen a la gente trabajar al capital crear trabajo,venga del estado o de particulares.En el siglo XXI ya se conocen algunas cosas acerca de la economia.Que pretenden inventar??

  5. jose dario sanchez dice:

    este blog esta igual que el de iroel sanchez.Todo esta pendiente a moderacion!!!

    • Circles Robinson dice:

      Para nosotros es necesario la moderación porque un sin número de personas utilizan el insulto e irresepeto y nosotros queremos comentarios con respeto y que suman al debate sobre X tema en vez de restar. El otro motivo es la presencia de los spam que no coge el programa. Por lo tanto, hacemos lo que podemos para agilizar la moderación, esperando la comprensión de los lectores. El editor.

      • Jagger dice:

        Circles, aunque ya han pasado varios dias desde que usted hizo la necesaria acotación ante el infundio del tal jose dario sanchez, me parece necesario respaldar su acotación y la actuación diáfana de ustedes en la moderación necesaria, porque sucede que hay muchas personas que a falta de argumentos, conocimientos o cultura, acuden al insulto, ofensa personal y hasta la difamación con tal de propiciar una mala opinión sobre la persona que ofenden o insultan. Esas mismas personas, de tener poder, actuarían MUY REPRESIVAMENTE CONTRA AQUELLOS que discrepen respecto a la forma de pensar que tienen o la forma como responden o reaccionan ante planteamientos con los que no están de acuerdo.
        También sucede que la más de las veces, es el odio o el deseo de venganza, transformado en rabieta lo que impulsa la grafía de estos comentaristas…
        Me recuerdan a la anterior oposición pro Comunidad Europea en Ucrania, cuyas barricadas nunca fueron barridas por el ejército ucraniano bajo las órdenes de Lukasevich y no fueron objeto de incendios o asesinatos y sin embargo, después de que se hicieron del poder, entonces SI que han reprimido a sangre y fuego a los que disienten de su política pro OTAN, como es el caso del incendio en la Casa de los Sindicatos de Odesa…

        • Circles Robinson dice:

          No es fácil una moderación buscando que los comentaristas mantengan un tono civíl sin insultos y ofensas. Fuera ideal que cada quien aproveche este foro para debatir temas de interés y dejar los ataques personales afuera. Poco a poco voy editando más, quitando las peores ofensas. También esta el problema de las personas que insisten en repetir y repetir hasta la saciedad, menospreciando a la capacidad de los de más de pensar y opinar. Estoy de acuerdo que el odio ciega y también aburre y hace demasiado predecible a las personas cuando ponen un comentario. Espero que vayamos mejorando el tono, buscando como argumentar y escuchar a los demás.

  6. Carlos dice:

    Fernando decidió hacer puré de tomate ya que lo del “periodismo” ya no le da. Y seguro que le saca mucho más que los $150 que le costó la caja…

  7. mambí dice:

    Fenando que alegría ver que reaparecen tus articulos despues del cierre de tu blog, gracias

Escriba una respuesta