author photo

Francisco Castro: Nací en Santiago de Cuba y vivo en La Habana desde que ingresé en el Instituto Superior de Arte en el 2004. Ser homosexual en una sociedad tradicionalmente homofóbica, y no esconderlo, me convierte automáticamente en un revolucionario. Ser un joven que vive convencido de que el otro siempre puede ser mejor me hace vivir en medio de un jardín espinoso, en el que me he lastimado mucho, así que decidí buscar un machete y cortar cada una de esas ramas, y hacerlo aquí, directamente en el jardín, el que me tocó, el que amo cada vez más por elección, porque es mío. Vivo dedicado a esa búsqueda, la del machete, y también busco ayuda, para encontrarlo y para limpiar el jardín.

¿Se conecta Cuba?

abril 14, 2014 | | |

Francisco Castro

El cable de fibra óptica llegó a Cuba hace 3 años.

HAVANA TIMES — La noticia serpentea por los medios digitales cubanos, y de boca en boca. Unos dicen que sí y otros que no. Que si este año…; que si hay planes…; que quizás…; que ya veremos. Y entre balbuceos y noticias contradictorias (“Nota aclaratoria sobre la conexion a Internet desde los hogares”  y  “Etecsa ampliará servicio de internet en Cuba“), se entrevé en el horizonte la llegada de INTERNET a los simples mortales cubanos –porque hay cubanos que no son simples mortales…, y no solo porque tienen INTERNET en sus casas…

Yo doy brincos de alegría. Después de todo, tengo las condiciones para ser un usuario potencial. Pero enseguida el bombillo rojo de alerta comienza a flashear. Y no precisamente para especular acerca de los precios posibles, teniendo en cuenta la florida historia del “progreso en Cuba”; sino sobre la calidad del servicio.

Claro, estoy más que de acuerdo con que se informatice todo, y se elimine el papeleo, entre otras facilidades. Pero en este país, lo bueno de los adelantos viene acompañado de la chapucería, el desconocimiento, y el conformismo/tremendismo que toda acción realizada por un cubano conlleva.

Dos ejemplos rápidos:

1- En las farmacias del municipio Cotorro, en La Habana, se instalaron cajas registradoras digitales. Ahora, las vendedoras solo tienen que pasar una lucecita sobre un código de barras, y el medicamento queda registrado, acelerando de forma exponencial la atención a los clientes.

Pero…: ¿qué pasa cuando… se cae la conexión…?

Pues que las vendedoras tienen que buscar métodos alternativos para registrar los medicamentos que venden, retardando exponencialmente la atención a los clientes.

2- Las oficinas de registro de población y carné de identidad están informatizadas. Ahora, las huellas dactilares se toman con un aparatico óptico, y las fotografías son digitales. De esta forma, si alguien necesita obtener un carné de identidad nuevo, lo tiene en sus manos ¡el mismo día en que realiza el trámite!

Pero…: ¿qué pasa cuando… se cae la conexión…?

Pues, sencillamente todo se detiene. Y después de haber hecho una cola enorme, desde muy temprano en la mañana, hay que escuchar, además, la noticia en tono casi perentorio, de que no se sabe cuándo se reanudará la conexión. Lo que equivale a todo un día perdido.

Y todos seríamos felices si estos fueran casos aislados.

Lo que quiero decir con todo esto, es que si se pretende llevar adelante una “revolución tecnológica”, lo mínimo que habría que tener asegurado es una infraestructura que responda a esos cambios tan elementales y necesarios en la sociedad moderna.

De lo contrario, solo estaríamos repitiendo las historias de intentos fallidos y bochornos que pueblan la Historia de este país. Y de esas, y otras barrabasadas, estamos más que hartos los cubanos.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

5 respuestas a “¿Se conecta Cuba?”

  1. tony dice:

    Francisco, otro buen articulo después del de la papas. No solo la electricidad sino las lineas telefónicas son grandes problemas en Cuba para la Internet. A pesar de eso, !Juegatela al Canelo que la Internet VA! Nos conviene a todos, incluyendo al gobierno. Espero que sea a precios asequibles y rápida. Me han dicho que han mejorado, pero la ultima vez que estuve en Cuba, ( hace ya años ), vi cables de teléfonos de antes de la revolución en los postes. Según la antigua Compañía de Teléfono, ( la americana ), los cables tenían que renovarse cada 20 años. Con razón llamaba al Vedado y me salia una vieja en la Lisa.
    La mejor solución seria utilizar la tecnología WIFI. Es mas barata, fácil de instalar y no necesariamente tiene que utilizar la linea de teléfono. Hay hasta proyectos hechos por departamentos de Universidades en América latina de telefonía y por lo tanto también de Internet donde se han logrado buena cobertura en zona rurales, y se han hecho con poco presupuesto. No crean eso de las “grandes inversiones”.

  2. El bobo de Abela dice:

    Pancho, a ti que no te gustan las colas, imagina un suprmercado por Internet donde selecciones los productos (incluyendo las papas que tanto te gustan), pagas y te lo llevan a la puerta de tu casa. Te cuento que ya eso es normal en muchas ciudades del mundo. Ademas de pagos de servicios basicos, declaraciones de impuestos, tramites burocraticos, la necesaria y tan costosa comunicacion nacional e internacional esta resuelta y gratis con internet, etc, etc. El panico del gobierno al “caballo de troya” esta saliendo demasiado caro al desarrollo y el bienestar de Cuba y los cubanos donde quiera que esten..

  3. jorgealejandro1 dice:

    Me asombra la pregunta que da título al post:

    ¿Pero acaso ya no tienen el famoso cable?

  4. tony dice:

    Bobo de Abela, ese servicio se esta instalando en EEUU. El año pasado en California tuve una conversación con un matrimonio que utilizaba este servicio. Había dos posiciones. El marido decía que era tremenda ventaja. No solo comprabas por Internet. Ibas y recogías la mercancía, sino que el programa llevaba una cuenta personal de tu consumo. Cuando conectas al sistema no solo tienes acceso a lo que has comprado en el pasado, sino también el programa te anuncia las rebajas que hay en los artículos que tu consumes regularmente, etc. Ademas, a los usuarios del servicio le dan un 20% de descuento sobre la compra. Ese es el gancho comercial. Es un ahorro sustancial.

    Sin embargo la mujer decía que no. Que ella no usaba el sistema. Que no quería que nadie supiera lo que ella compraba, sobre todo los artículos de uso personal como Kotex, medicamentos para problemas de estómagos, etc. Prefería pagar mas y no tener las ventajas del sistema. Sus argumentos se basaban en querer mantener su intimidad.

    Cuando iba a la Universidad en una clase de sociología sobre métodos de investigación había uno con un nombre muy simpático; “Garbology”. Yo la llamaría la Ciencia de la Basura. Nace de la Arqueología. La Ciencia consistía mediante el estudio de lo que la gente votaba en la basura, desechos que tenían en el garage de la casa, productos consumidos, marcas utilizadas, etc, sacar un perfil de la persona. En una sociedad tan consumista como la americana el método era muy eficiente. Ha pasado algo de moda, pero todavía se usa en muchos Departamentos de Policía para indagar sobre la vida de los candidatos a policía en la ciudad. Si consumen muchas bebidas alcohólicas, drogas, etc. Este servicio de los supermercados americanos tiene mucho de Garbology.
    Mi opinión fue mixta. Tiene sus ventajas y desventajas. “Food for Thought”

  5. cesar dice:

    yo me sentare bien cómodo a esperar que llegue el Internet a todos en cuba por que la mal llamada etecsa lo mismo da un mitin relámpago diciendo que no hay condiciones técnicas para crear el servicio que al doblar la esquina te sale con otro petate de que a pesar de zunzuneo y bla bla bla el país llevara el Internet a todos asi que un dia te dan esperanza y al otro te lanzan un cubo de agua fría y como tienen el monopolio nos toca jodernos y reirle la gracia

Escriba una respuesta